Migrantes de Lepe reclaman un hospedaje temporal tras la inundación de sus chabolas

Se ven obligados a dormir en tiendas de campaña tras perder sus «colchones, sábanas, mantas y ropa de trabajo»

Las alrededor de 30 personas que hasta ahora vivían en un asentamiento chabolista de Lepe se ven obligados a dormir en tiendas de campaña desde este pasado domingo como consecuencia del temporal que afecta al litoral onubense y especialmente al municipio lepero, que ha provocado la inundación de este asentamiento situado detrás del nuevo estadio de fútbol de la localidad.

Tras la jornada de lluvia de este domingo, «hemos perdido colchones, sábanas, mantas, ropa de trabajo e incluso las bombonas de butano», lamenta uno de los migrantes afectados, tras lo que critica que «no nos han dado ningún tipo de solución», por lo que «dormiremos en la calle», pues las chabolas «están mojadas», ha proseguido.

Por este motivo y en nombre de todas las personas afectadas, este mismo migrante ha pedido al Ayuntamiento de Lepe que habilite un lugar «para poder hospedarnos de forma temporal hasta que consigamos una alternativa habitacional», pues «se ha demostrado que las chabolas no son dignas», señala este migrante a través de unas declaraciones trasladadas a TINTO NOTICIAS desde la Asociación Multicultural de Mazagón.

Cartaya suspende las actividades de feria y donará el dinero a afectados por el temporal

Se han contabilizado daños en más de 700 inmuebles y numerosas explotaciones agrícolas

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cartaya ha acordado suspender las actividades culturales y lúdicas previstas con motivo de las Fiestas Patronales.

Estas actividades se habían programado como alternativa tras la suspensión de la Feria por la pandemia, pero ante la situación derivada de la DANA que ha azotado a la localidad, ocasionando numerosos destrozos en viviendas, vehículos e infraestructuras, los responsables municipales han considerado «absolutamente prioritario ayudar a los cartayeros que lo han perdido todo».

En una primera estimación, de momento se han contabilizado daños importantes en más de 700 inmuebles, entre viviendas, comercios y garajes, según ha indicado el Consistorio en un comunicado. A todo ello hay que sumar daños en fincas y explotaciones agrícolas, en infraestructuras (carreteras, carril bici, caminos rurales, el colector de El Rompido o el Paseo Marítimo del núcleo costero, entre otras); y en edificios públicos: desde colegios y centros educativos hasta el centro cultural y el teatro, el mercado de abastos, el archivo municipal, el pabellón de exposiciones o varias instalaciones municipales.

La alcaldesa de Cartaya, Pepa González Bayo, una primera estimación, ha explicado que «a buen seguro va a aumentar en su cuantía conforme se vaya realizando una evaluación más completa y exhaustiva en los próximos días». Ante esta situación, «tenemos que destinar el dinero público a restablecer todo lo dañado y a ayudar a nuestros vecinos y vecinas, que es lo primero para este equipo de gobierno», ha asegurado la regidora.

Los afectados por la riada de Nerva alertan de que el pueblo «sigue en peligro»

Un año después de las graves inundaciones, la plataforma convoca un paro total en el municipio para este viernes con el objetivo de reclamar las actuaciones necesarias que eviten que se repita la tragedia

Los afectados por la inundación de Nerva del pasado 19 de diciembre de 2019, que asoló gran parte de la localidad y provocó cuantiosos daños en viviendas y comercios del municipio, consideran que los vecinos y vecinas del pueblo «seguimos en peligro», al entender que, un año después de aquella riada, aún no se han llevado a cabo las actuaciones necesarias para evitar nuevas inundaciones en días de intensas lluvias, motivo por el que han convocado un paro en el municipio durante este viernes 18 de diciembre.

«Un año después de las peores inundaciones que hemos sufrido en Nerva seguimos viviendo día a día atenazados por el pánico que aflora entre la población cada vez que se anuncian unas lluvias un poco más intensas de lo habitual», han denunciado desde la Plataforma Ciudadana de Afectados por las Inundaciones de Nerva, que considera que ahora «es más necesario que nunca enfatizar que el peligro sigue acechante», así como que, «si bien se han llevado a cabo labores de limpieza, no tenemos la más mínima noticia sobre unas actuaciones que palien de una vez por todas este peligro», advierten.

Por todo ello, «hoy toca decidles a los líderes autonómicos y muy especialmente a los responsables de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible que tienen abandonada a su suerte a la población de Nerva y que nuestra seguridad, si de verdad les importa, debe depender de bastante más que de la virulencia que alcancen las precipitaciones», por lo que «los afectados por la inundación de Nerva les pedimos que se remanguen, les decimos, con las pocas fuerzas que nos quedan, que se ha acabado el tiempo de las palabras y que es el momento de pasar a los hechos. Lo contrario solo puede traducirse como un enorme desprecio a esta tierra y su gente», apostillan.

A ello hay que sumar «una senda infinita de desagravios que sin embargo podrían despistarnos de lo que nos ocupa», añaden desde la plataforma, que cita como ejemplo que «las ayudas del Estado han supuesto un auténtico fiasco y han demostrado ser una herramienta ineficaz para paliar los daños materiales y morales de los damnificados por las desgracias y los desastres provocados por la naturaleza». «También sería procedente denunciar el excesivo celo con que se manifiesta el consorcio de seguros, dejando muy claro desde el primer momento que lo material está muy por encima de lo humano», añaden, tras lo que señalan que, «por poner el dedo en las múltiples yagas que venimos soportando, podríamos decir que aún no hemos tenido noticias de la Diputación y de su ampliación de ayudas».

En base a todo ello, con el objetivo de «visualizar este terrible peligro que nos sigue amenazando», desde la plataforma han convocado un paro total de cinco minutos en el municipio que tendrá lugar a las 12.00 horas de este viernes 18 de diciembre, al tiempo que instan a todo el pueblo de Nerva a que secunden esta iniciativa. «Son apenas cinco minutos, 300 segundos de esfuerzo, tampoco podemos pedirle demasiado más a unos sectores tan castigados por la pandemia, aunque estamos seguros que nos lo hubiesen dado», indican.

«Durante esos cinco minutos se detendrá Nerva, parará su comercio, parará su hostelería, parará su industria, sus administraciones y gran parte de su comunidad educativa», destacan desde el colectivo, al tiempo que anuncia «con enorme alegría» que ha tenido conocimiento de la suma del Comité de Empresa de Atalaya Minning, del personal laboral y docente de Aspromin y de todos los ayuntamientos de la Cuenca Minera de Riotinto. El acto central se desarrollará en la puerta del Ayuntamiento con el paro de los trabajadores del mismo y una representación simbólica, debido a la pandemia, de los afectados y los partidos políticos de la localidad.

De otra parte, desde la plataforma no han querido dejar pasar este día «sin dar las gracias una vez más a aquellos hombres y mujeres anónimos que con su solidaridad, su sacrificio y su altruismo demostraron que, a día de hoy, la conciencia y la bondad humana están muy por encima del compromiso demostrado por las distintas administraciones. Han sido tantos los ejemplos de empatía, cercanía y colaboración desinteresada que no es posible nombrarlos, primero porque seguro que se nos olvidaría alguien y segundo porque ninguno de ellos pretendió, con su gesto, alcanzar la más mínima notoriedad o relevancia», concluyen.

Nerva pide a la Junta que actúe para evitar nuevas inundaciones

El alcalde reclama las actuaciones comprometidas en el cauce del arroyo Santa María

El temporal de lluvia que afecta estos días a la provincia de Huelva no ha provocado daños en la localidad de Nerva, pero los vecinos y afectados por la riada del pasado 19 de diciembre de 2019 sí han pasado «miedo» ante la posibilidad de que se repita la tragedia del año pasado.

Así lo advirtieron desde la Plataforma de Afectados por la Inundación de Nerva, tal y como informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- a través de esta información, y así lo ha ratificado este miércoles el propio alcalde del municipio, José Antonio Ayala, que ha destacado que la localidad vive con «zozobra» los días de intensas lluvias.

El motivo es que no se han llevada a cabo las actuaciones necesarias para evitar nuevas inundaciones, según alertaron desde la plataforma y sostiene también el primer edil, que ha pedido por ello a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía que «actúe» en el cauce del Arroyo de Santa María y en la zona afectada por el incendio de agosto de 2018.

Lo único que se hizo, explica Ayala, es una limpieza de emergencia en el cauce del arroyo. Sin embargo, continúa pendiente el estudio sobre las alternativas al que se comprometió la Junta de Andalucía, ha proseguido el alcalde, que considera que esa acción es necesaria como consecuencia de que, debido al incendio de 2018, Nerva ya no cuenta con la cubierta vegetal que servía para frenar el agua.

Los afectados por la riada de Nerva temen que se repitan las inundaciones del año pasado

Ante las lluvias anunciadas para este martes, lamentan que, 10 meses después de la gran riada, no se hayan ejecutado las obras necesarias para evitar que se repita la «pesadilla»

Los afectados por la gran riada de Nerva, que asoló gran parte del municipio el pasado 19 de diciembre de 2019, temen que, con motivo de las lluvias anunciadas para los próximos días, se repita la «pesadilla» que les tocó vivir durante aquella jornada.

Así lo han manifestado los propios afectados a través de un comunicado en el que, además, critican que, justo cuando se cumplen 1o meses de aquella catástrofe, aún no se han ejecutado las obras que, a su juicio, evitarían inundaciones como las de aquel día.

Los afectados no entienden que «tengan que volver a vivir una noche de miedos en la que no serán capaces de pegar ojo, contando cada una de las gotas de lluvia que desprende el cielo, esperando angustiados que no vuelva a repetirse la tragedia sobrevenida», lamentan.

Durante estos 10 meses, añaden, lo único positivo ha sido la «ola de solidaridad que recorrió toda la provincia» y que «hizo que recuperasen la fe en las personas, relegando a una insignificancia ganada a pulso a esos políticos a los que no le reconocen rostro», añaden desde el colectivo de afectados.

Comunicado completo

Hoy, 19 de octubre de 2020, se cumplen diez meses desde aquel fatídico 19 de diciembre en que unas espeluznantes inundaciones asolaron Nerva provocando escenas dantescas, ocasionando terribles pérdidas, cuantiosos daños y sobre todo, instalando para siempre el miedo en la vida de cada uno de los vecinos que tenga su vivienda, su comercio, su vehículo o cualquier otra pertenencia o afectividad en esa línea que atraviesa de norte a sur el corazón de esta villa, ese paseo mágico, escenario de tantas reivindicaciones, de tantas fiestas, que por unos días mostró una cara tan espantosa como desconocida por estos lares.

Desde entonces, los afectados, como si se tratase de un pueblo maldito sobre el que han de caer las siete plagas de Egipto, han sufrido todas las adversidades del mundo. Trabas por parte del Consorcio, insuficiente respuesta desde la Subdelegación del Gobierno, indiferencia de aquellos que desde el Gobierno autonómico debían acometer unas obras que evitasen la repetición de la pesadilla e, incluso, minimización de sus daños por parte de algunos vecinos y autoridades, pasando por la irrupción de una pandemia que inició su confinamiento en España el mismo día en que los afectados comenzaban sus actividades recaudatorias lúdicas y culturales.

Podríamos decir, rememorando al mismísimo Gary Cooper, que han estado solos ante el peligro, si no fuese porque la ola de solidaridad que recorrió toda la provincia hizo que recuperasen la fe en las personas, relegando a una insignificancia ganada a pulso a esos políticos a los que no le reconocen rostro, a fuerzas de sentir, como tantas veces, que les daban la espalda.

Sin embargo, más allá de priorizar la recuperación de lo perdido y haciendo gala de una paciencia que para sí quisiese el renombrado Santo Job, no entienden cómo después de diez meses, tras haber dejado atrás 293 días y despreciar las 7.032 horas que se encierran en ellos, tengan que volver a vivir una noche de miedos en la que no serán capaces de pegar ojo, contando cada una de las gotas de lluvia que desprende el cielo, esperando angustiados que no vuelva a repetirse la tragedia sobrevenida.

Todos ellos saben que en estos tiempos que corren es moneda común que los lamentos de los perjudicados, de los más débiles, no traspasen los anchos cristales de los majestuosos despachos de unos políticos endiosados que entienden la política como un modo de vida, en vez de como una magnífica oportunidad de mejorar la vida de sus gobernados.

Para muestra, baste poner ante el foco que, a día de hoy, nadie desde la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente se haya puesto en contacto con los afectados de las inundaciones. No consta que esta situación anómala les sonroje, más al contrario lo entienden como algo normal, rememorando aquella máxima despótica de “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. Al fin y al cabo, estarán muy ocupados con otras cuestiones que incumban al medio ambiente y a nuestra tierra, pero eso, eso amigos, es ya otra historia…

Finalizan los trabajos para desatascar el canal del arroyo Santa María de Nerva

La Junta destaca que la actuación es «una medida más para tratar de evitar los episodios de inundación de la zona»

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha finalizado la actuación para desatascar el canal y el túnel histórico que encauzan el arroyo Santa María de Nerva, según han informado desde el propio Gobierno andaluz, que asegura que el taponamiento reducía drásticamente la capacidad hidráulica del canal, por lo que «era necesario realizar una limpieza y despejar el marco que estaba atascado», explican, tras lo que indican que ha contado para ello con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad.

«La actuación cumple una doble función. Por una parte, avanzamos en el proyecto de agrupación de los vertidos y depuración de aguas residuales (EDAR). Por otra, supone adoptar una medida más para tratar de evitar los episodios de inundación de la zona», ha explicado el delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Álvaro Burgos.

Desde la Junta explican que el proyecto ‘Redacción de proyecto y ejecución de obra de concentración de vertidos y EDAR conjunta Nerva-Riotinto’ contempla la recogida de tres puntos de vertido existentes junto al arroyo Santa María, así como que la obstrucción del canal y del túnel con palos y maleza en el ancho de cuatro metros impedía habilitar los accesos de mantenimiento necesarios para la obra.

La Junta de Andalucía añade que ya actuó el pasado año para hacer frente a las inundaciones de diciembre en Nerva con origen en el arroyo Santa María, también conocido como El Barranco del Romeral. Entonces, añaden, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible comenzó con una labor básicamente de limpieza: retirada de cañas, árboles adultos caídos, zarzas y restos de antiguas paredes de piedra, al tiempo que se eliminaron sedimentos de arena de algunos tramos detectados durante el estudio de una zona de irregular orografía, con difícil acceso y afección sobre huertos colindantes.

La Delegación Territorial asegura que dio prioridad a esta actuación dentro de su programa de intervenciones en puntos críticos de la red fluvial de la provincia de Huelva de la Dirección General de Planificación y Recursos Hídricos, tras lo que señala que la Junta también ha destinado en 2020 dos partidas que suman más de un millón de euros para la restauración medioambiental y reforestación en la zona afectada por el incendio de 2018 en Nerva, que contribuirán, asimismo, a prevenir inundaciones en Nerva, añaden.

En este sentido, señalan que en 2019 ya se ejecutó un proyecto de restauración relativo a 65 hectáreas con un presupuesto de medio millón de euros, una asignación a la que se suma el millón de euros que se destina este año para labores de restauración y reforestación, concluyen.

Los nayeros entregan casi 4.000 euros para ayudar a los damnificados por la riada de Nerva

La asociación de habitantes de la extinta aldea de La Naya donan la recaudación obtenida en el torneo de golf del pasado mes de febrero

La Asociación Nayeros, formada por habitantes de la extinta aldea de La Naya, situada entre Minas de Riotinto y Nerva, ha entregado este miércoles en el Ayuntamiento de Nerva más de 3.900 euros para ayudar a los damnificados por la riada de Nerva del pasado 19 de diciembre.

Esa es la cantidad que la asociación recaudó en el torneo de golf benéfico celebrado el pasado mes de febrero en las instalaciones del Club de Golf Bellavista de Aljaraque y que tenía como objetivo recaudar fondos para el citado fin.

El torneo, en el que participaron más de 50 golfistas, contó con la colaboración del Ayuntamiento de Nerva y el patrocinio de la Diputación de Huelva, así como de una treintena de empresas y entidades, entre ellas Atalaya Riotinto.

La entrega de la recaudación ha sido realizada durante un acto que ha contado con la participación del presidente de la asociación, Ernesto Moreno; el tesorero, Roberto Moreno; y el vocal José Antonio Nogales, así como el alcalde de Nerva, José Antonio Ayala.

Foto: Onda Minera RTV Nerva

Nerva se echa a la calle para pedir soluciones inmediatas a los afectados por la riada

Alrededor de 500 personas participan en una marcha reivindicativa con la que también reclaman medidas que eviten nuevas inundaciones

Unas 500 personas se echaron este sábado a las calles de Nerva para exigir soluciones que eviten inundaciones en el municipio y en apoyo a los damnificados por la riada del pasado 19 de diciembre.

Convocada por la plataforma de afectados con la colaboración del Ayuntamiento, el acto contó con la participación de hasta 50 organizaciones y entidades del municipio, que se sumaron a una marcha reivindicativa que tuvo como lema ‘Nerva solución inundaciones y atención a los afectados ya’.

El portavoz de la Plataforma de Afectados por la Inundación de Nerva, José Luis Lozano Álvez, destacó, en una entrevista concedida a TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, que con esta medida “reivindicamos una solución definitiva a las inundaciones que provoca el continuo desbordamiento del barranco de Santa María y que las administraciones activen las ayudas a los damnificados lo antes posible”.

Hasta ahora, las ayudas que han llegado son las provenientes del fondo se solidaridad que se constituyó tras la riada del pasado 19 de diciembre con objeto de socorrer a todos los afectados en sus bienes por los efectos de la inundación, lo que ha sido posible gracias a la solidaridad de particulares, administraciones públicas y entidades.

A continuación se constituyó la comisión mixta, configurada por representación política municipal y otras entidades y agrupaciones, a través de la cual se establece el reparto de las subvenciones que se destinan a ayudar a los damnificados.

La citada comisión acordó, el pasado 10 de enero, la entrega de la primera ayuda a los afectados, que en ese caso ascendió a casi 25.000 euros, concretamente a 24.950, lo que supuso el 64 por ciento de las aportaciones realizadas hasta ese momento a las cuentas solidarias de La Caixa y Caja Rural.

La segunda línea de ayudas fue aprobada a principios de febrero, tras lo que fue modificada la semana pasada, cuando la comisión mixta de gestión de los donativos amplió el objeto y el plazo de solicitud de las ayudas, entre otras mejoras.

Según informó el alcalde del municipio, José Antonio Ayala, a través de un Bando Municipal, los beneficiarios de las ayudas pasan ahora a ser todos los afectados “en alguno de sus bienes, ya sean muebles o inmuebles y sean cuales fueren los derechos que ostentes sobre los mismos”, al tiempo que se suprimen los límites establecidos sobre la cuantía de las ayudas.

Además, se amplía el plazo de presentación de las solicitudes hasta el próximo 10 de marzo y se limita la documentación a presentar, si bien no son necesarias nuevas solicitudes para aquellas personas que ya las presentaron en virtud del Bando anterior.

Foto: Onda Minera RTV Nerva

Modifican la segunda línea de ayudas a los afectados por la riada

La comisión mixta amplía el número de beneficiarios y el plazo de solicitud y suprime el límite máximo de la cuantía

La comisión mixta de gestión de los donativos para los damnificados de la riada de Nerva ha modificado la segunda línea de ayudas a los afectados que fue aprobada a principios de febrero, de modo que se amplía el objeto y el plazo de solicitud de las mismas, entre otras mejoras.

Según ha informado el alcalde del municipio, José Antonio Ayala, a través de un Bando Municipal, los beneficiarios de las ayudas pasan ahora a ser todos los afectados «en alguno de sus bienes, ya sean muebles o inmuebles y sean cuales fueren los derechos que ostentes sobre los mismos», al tiempo que se suprimen los límites establecidos sobre la cuantía de las ayudas.

Además, se amplía el plazo de presentación de las solicitudes hasta el próximo 10 de marzo y se limita la documentación a presentar, si bien no son necesarias nuevas solicitudes para aquellas personas que ya las presentaron en virtud del Bando anterior.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, esta segunda línea de ayudas podía solicitarse en un principio hasta el 21 de febrero y solo tenía como beneficiarios a «todos aquellos titulares de inmuebles afectados por la inundación».

Asimismo, las ayudas eran para viviendas y locales comerciales y tenían establecidas, como cuantía máxima, 4.000 y 2.000 euros, respectivamente, tal y como se indicaba en el Bando anterior.

Cabe recordar que estas ayudas se producen a través del fondo se solidaridad que se constituyó tras la riada del pasado 19 de diciembre “con objeto de socorrer a todos los afectados en sus bienes por los efectos de la inundación”, lo que ha sido posible gracias a “la solidaridad de particulares, administraciones públicas y entidades”, se añade en el Bando.

A continuación se constituyó la citada comisión mixta, configurada por representación política municipal y otras entidades y agrupaciones, a través de la cual se establece “el reparto de las subvenciones que se destinarán a ayudar a los afectados”.

La citada comisión acordó, el pasado 10 de enero, la entrega de la primera ayuda a los afectados, que en ese caso ascendió a casi 25.000 euros, concretamente a 24.950, lo que supuso el 64 por ciento de las aportaciones realizadas hasta ese momento a las cuentas solidarias de La Caixa y Caja Rural.

Esa primera línea de ayudas tenía como objetivo “paliar gastos de emergencia”, según explicaron desde el Ayuntamiento, que detalló el sistema de reparto establecido de esos 24.950, que se destinaron principalmente a viviendas (325 euros), seguidas por locales con actividad (125 euros) y garajes independientes de las viviendas (75 euros).

Convocan una marcha reivindicativa en apoyo a los afectados por la riada

La plataforma ciudadana exige una solución inmediata al problema de las inundaciones y que se activen las ayudas a los damnificados

Nerva acogerá el próximo sábado 22 de febrero una nueva movilización para exigir soluciones que eviten inundaciones en el municipio y en apoyo a los damnificados por la riada del pasado 19 de diciembre.

Se trata de una marcha reivindicativa convocada por la plataforma de afectados con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad y que contará con la participación de hasta 50 organizaciones y entidades del municipio.

Bajo el lema ‘Nerva solución inundaciones y atención a los afectados ya’, la marcha partirá a las 12.30 horas desde el Triángulo, a donde están llamados todos los ciudadanos y ciudadanas que quieran apoyar estas reivindicaciones.

El portavoz de la Plataforma de Afectados por la Inundación de Nerva, José Luis Lozano Álvez, ha destacado, en una entrevista concedida a TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, que con esta medida «reivindicamos una solución definitiva a las inundaciones que provoca el continuo desbordamiento del barranco de Santa María y que las administraciones activen las ayudas a los damnificados lo antes posible».

«Se enmarcará dentro de un ambiente familiar», ha continuado Lozano Álvez, que espera una «afluencia masiva» a la marcha, pues «entendemos que este es un problema que nos concierne a todos y que entre todos debemos luchar para que se solucione», ha explicado.

Foto: Onda Minera RTV Nerva