TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

El joven artista Pedro González realiza obras pictóricas para la Iglesia de La Granada de Riotinto

Comparte nuestras noticias

Vestidor desde hace cinco años de la patrona de la localidad, Ntra. Sra. de la Granada, este estudiante de Bellas Artes nos habla de este ambicioso proyecto tras haber donado el cuadro ‘Santa Ana enseñando a leer a la Virgen’ a la parroquia de la localidad

Aunque nació en Sevilla hace 22 años, traemos a Tinto Noticias a Pedro González Vázquez porque se ha convertido en un nombre habitual en La Granada de Riotinto, una localidad a la que ya permanece unido, después de haberle regalado a su parroquia un cuadro titulado ‘Santa Ana enseñando a leer a la Virgen’, una obra que ha llamado mucho la atención y que, según nos avanza, es la primera de una serie de obras que tiene previsto realizar para este templo de la Cuenca Minera.

Una ocasión única para conocer a este joven artista, que comenzó su formación con tan sólo diez años en el estudio de la pintora Beatriz Rivas Blanco, a la que, tal y como nos cuenta, “la considero mi maestra, pues con ella he tocado todas las técnicas y ha sido una pieza fundamental en mi formación”.

Tras esta primera experiencia, con 16 años, comenzó a estudiar Bachillerato Artístico en la Escuela de Artes Aplicadas de Sevilla, una etapa en la que continuó afianzando sus conocimientos en dibujo y pintura. Fue entonces cuando empezó a realizar sus primeros encargos para particulares y hermandades sevillanas, desde carteles, orlas de culto, portadas de boletines, etcétera.

Una experiencia que ha ido incrementando con los años, especialmente ahora que se encuentra terminando la carrera de Bellas Artes en la Universidad de Sevilla. Desde allí, Pedro se ha convertido en un artista muy unido a la Cuenca Minera, a través de su colaboración con la parroquia de La Granada de Riotinto. Por este motivo, hemos querido conocerlo un poco mejor a través de esta entrevista.

-Pedro, ¿cómo surge tu interés por el arte?

-Desde muy niño he sentido un fuerte interés por las artes plásticas. Mi primer contacto con el dibujo fue a los seis años, cuando cae en mis manos el libro ‘La Saeta y la Pasión’, en el que se recogen una serie de ilustraciones realizadas por el maestro Francisco Borrás Verdera. Ese fue el verdadero impulso que me llevó a inclinarme por esta rama de las Bellas Artes.

-¿Cómo te has formado en este sector?

-Siempre he intentado investigar nuevas técnicas, autores, etcétera. Siempre digo que a pintar se aprende pintando. Yo recomendaría a todos aquellos que decidan ser creadores artísticos, que tengan una buena disposición a aprender de los buenos maestros, pero que, a su vez, sean todo lo libres que puedan ser desarrollando su estilo y técnica. Luego, está mi formación académica en los centros que he estudiado, reseñados anteriormente.

-¿Hacia qué ámbito estás dirigiendo tu carrera profesional?

-Hacia el ámbito de la pintura, aunque también barajo la posibilidad de dedicarme a la enseñanza.

-¿Algún trabajo del que te sientas más orgulloso?

-La pintura que recientemente he realizado para La Granada de Riotinto, titulada ‘Santa Ana enseñando a leer a la Virgen’.

-¿Qué ha supuesto para ti este cuadro donado a la Hermandad de Ntra. Sra. de la Granada?

-He de decir que ha sido el mayor reto artístico de mi corta trayectoria. En esa obra he puesto un cariño y una dedicación inmensa, tanto en los estudios previos, como en el proceso creativo y su presentación final. Esta pintura compendia todo lo que hasta ahora he aprendido en mis años de formación académica, tanto en el dibujo, la composición, el tratamiento de las telas, el colorido y el retrato.

Por otra parte, supone el primer ladrillo de la serie de obras que pretendo realizar para la Parroquia de Ntra. Sra. De la Granada, ya que perdió todo su patrimonio durante la Guerra Civil.

-¿Cómo surge este proyecto?

-La motivación mayor de este proyecto fue mi deseo personal de hacerle un regalo a la patrona de la localidad, Ntra. Sra. De la Granada, a la cual tengo la suerte de poder vestir desde hace 5 años. Por ello, en la composición se aprecian pequeños guiños a su advocación. En ese simbólico aprendizaje que refleja el cuadro, pretendo devolverle a la Virgen mi agradecimiento por estos fructuosos años de carrera.

-¿Alguna otra idea para el futuro?

-Además de continuar la serie de obras para la Parroquia de Ntra. Sra. de la Granada, estoy preparando mi primera exposición individual, después de haber participado en varias colectivas, como ‘Asilo y Protector’ (2018) y ‘Miradas de Silencio y Amor’ (2017).

-¿Qué es para ti La Granada de Riotinto?

-Es el lugar donde he pasado los momentos más felices de mi infancia. La Granada es el lugar de nacimiento de mi madre, mis abuelos, mis tíos…, y donde siempre encuentro a buenas y hospitalarias personas. Pero, para mí, La Granada es el lugar donde se encuentra mi Virgen, a la que tantas horas le he dedicado y seguiré dedicando mientras ella quiera y me conceda salud para poder hacerlo.

-¿Sueles venir mucho?

-Intento venir, por lo menos, dos fines de semana al mes y, prácticamente, todo el verano.

-¿Algún mensaje final para tus paisanos?

-Darles las gracias por no ponerme problemas ni cortapisas para poder desarrollar este ambicioso proyecto para el templo parroquial.