Niños de Riotinto participan en una reforestación para recordar ‘El año de los tiros’

Alumnos del Virgen del Rosario también han participado en una visita al Museo del Pueblo y el barrio de Bellavista

Los alumnos del CEIP ‘Virgen del Rosario’ de Minas de Riotinto han realizado este jueves un carrusel de actividades para conmemorar y estudiar la historia de ‘El año de los Tiros’ del que se cumplen 134 años mañana día 4 de febrero.

La primera actividad ha consistido en la reforestación de una zona que han llevado a cabo alumnos de 5º y 6º de Primero. Los ‘Niños Piñoneros’ como se han hecho llamar han llevado a cabo esta actividad para crear conciencia con el medioambiente y volverán a sembrar estas zonas verdes afectadas por incendios ocasionados años atrás en La Dehesa.

El alumnado de 6° de Primaria del CEIP ‘Virgen del Rosario’ ha continuado la conmemoración descubriendo los entresijos de la Exposición Permanente ‘Museo del Pueblo’ de la mano de sus artesanos. Los alumnos han podido descubrir el antiguo pueblo de Riotinto, su historia, sus curiosidades y sus fieles maquetas «para que el presente y futuro se interese por el pasado del municipio» han señalado desde el Ayuntamiento de Minas de Riotinto. Tras ellos, también pasaron por allí los alumnos de Bachillerato del ÍES ‘Cuenca Minera’.

Para terminar este popurrí de visitas y actividades municipales para conmemorar el 134 aniversario del ‘Año de los Tiros’, los pequeños han visitado el barrio inglés de Bella Vista, recorriendo sus históricas calles.

Riotinto rinde honores a la Virgen del Rosario con un amplio programa de actos religiosos

Se desarrollarán entre el 29 de septiembre y el 7 de octubre

Los riotinteños tendrán la ocasión de demostrar su devoción a la Virgen del Rosario gracias a un completo programa de actos organizado para las próximas fiestas, todos ellos de carácter religioso.

Este año, tras tomar esta unánime decisión junto a la Hermandad de Sacramental de Nuestra Señora del Rosario y los miembros de La Esquila, el Ayuntamiento de Riotinto ha presentado un programa que se se sucederán entre el 29 de septiembre y el 7 de octubre.

Por motivos de la pandemia de Covid-19, las citas se han visto reducidas con respecto a lo que representa nuestra tradición. Desde el Ayuntamiento de Riotinto han solicitado a todas aquellas personas que asistan que se guíen por la concienciación y la responsabilidad individual para afrontar con total garantías una de las fiestas más señeras del municipio.

El miércoles 29 de septiembre a las 23:30 horas tendrá lugar la presentación de La Esquila ante la Santísima Virgen. Salida desde la Plaza del Minero. Entrarán en el Templo sólo los componentes del grupo.

Los días 30 de septiembre, 1 y 2 de octubre a las 06:30 horas tendrá lugar el tradicional rosario de Aurora por las calles y posterior misa. Por las tardes, a las 20.00 horas, tendrá lugar el Triduo a nuestra Madre del Rosario.

Primer domingo de octubre, día 3 a las 07:30 horas también se desarrollará el rosario de Aurora con la Sagrada Imagen de la Virgen, que saldrá acompañada desde el Templo hacia el Paseo del Chocolate acompañados por La Esquila para la celebración de la solemne misa.

Por último, el jueves 7 de septiembre se lleva a cabo la festividad de la Patrona que se homenajeará con una solemne misa a la Santísima Virgen del Rosario a las 20:00 horas en la parroquia Santa Bárbara

Cartaya presenta el cartel y los actos en honor a su Patrona, la Virgen del Rosario

Se desarrollarán entre el 18 de septiembre y el 7 de octubre

La Hermandad de Nuestra Señora del Rosario ha presentado hoy en el Ayuntamiento de Cartaya el cartel que anuncia los actos religiosos en honor a la Patrona de la localidad, que, como han destacado la alcaldesa, Pepa González Bayo, y el hermano mayor, Manuel Luis Morales Romero, se desarrollarán con las medidas de seguridad establecidas ante la situación actual de la pandemia.

El cartel es un montaje fotográfico, obra de José María Palma, en el que aparece la Imagen de la Virgen sobre un marco ovalado, del que sobresale, en la parte inferior, la mano derecha de la Patrona sosteniendo un Rosario que cae sobre una imagen del municipio. El fondo de la composición está inspirado en las flores de lis del camarín y en una de las sayas de la Virgen, explicó el hermano mayor.

En el transcurso del acto, la Hermandad del Rosario ha dado a conocer el programa de cultos previsto, que comienza con la Novena en honor a la Patrona, entre el viernes 18 y el domingo 26 de septiembre. Tras la suspensión de las Fiestas Patronales y la Feria de Octubre, se mantiene como principal acto institucional, la ofrenda de la Corporación Municipal, presidida por la alcaldesa, el miércoles 29 de septiembre.

Los actos religiosos se retoman el domingo 3 de octubre, con la celebración de la Solemne Función Principal de Instituto, a las doce del mediodía. Esa misma tarde la Virgen quedará expuesta para su veneración en la Iglesia Parroquial de San Pedro, entre las 17:00 y las 22:00 horas.

El miércoles 6 de octubre se celebrará un Rosario Extraordinario y el 7, día de la onomástica de la Virgen, tendrá lugar la celebración de la tradicional misa en su honor, a las 20:30 horas.

Todos ellos se desarrollarán siguiendo las medidas de seguridad y prevención ante el COVID-19, según destacó la alcaldesa, que señaló que “será nuevamente un año especial ante las circunstancias excepcionales en las que nos encontramos y que aconsejan extremar la precaución”.

El acto, que se ha desarrollado en el Salón de Plenos del Consistorio, ha estado presidido por la alcaldesa y el hermano mayor de la Hermandad del Rosario. Ha contado también con la asistencia del Cura Párroco de la localidad, Manuel Domínguez Lepe, y la concejala de Festejos, Saray Oria, además del segundo teniente de alcaldesa, Israel Medina; la concejala de Cultura, María Dolores Carro otros miembros del Equipo de Gobierno y representantes del resto de hermandades de la localidad.

virgen del rosario

Huelga en 5º del Virgen del Rosario por la ausencia de profesor de música y tutor

El Ayuntamiento de Riotinto ha apoyado una protesta para exigir «soluciones inmediatas»

 
Los padres y madres del 5º curso de Educación Primaria del CEIP ‘Virgen del Rosario’ de Minas de Riotinto, respaldados por la dirección del centro y el Ayuntamiento con la presencia de la edil de Educación, Azahara González y la alcaldesa del Consistorio riotinteño, Rocío Díaz, han hecho un llamamiento público esta mañana a la Junta de Andalucía para exigir una respuesta inmediata a la ausencia de una docente que decidió ponerse en huelga a principios del año académico y que, más de cuatro meses después, aún no ha regresado a las aulas. Hoy han sido los propios alumnos de 5º los que han estado en huelga como medida de protesta.
 
No sólo hablamos de que todos los alumnos no cuentan con la responsable de impartir la asignatura de Música, sino que los niños y niñas de 5º ‘A’ tampoco disponen de una tutora que les impartan las materias troncales de Lengua y Matemáticas.
 
Para los padres de estos estudiantes, representados por Beatriz Márquez, “esta situación está repercutiendo en la educación de nuestros hijos, e incluso lo hemos visto reflejado en las notas del primer trimestre, donde se ha reflejado un nivel más bajo con respecto a la otra clase de 5º de Primaria. Además, a nuestros pequeños les falta la motivación y la falta de ayuda que siempre proporciona un tutor.”
 
Desde el propio colegio también lamentan las carencias educativas en lo que a la materia de Música se refiere. Para Fernando Suárez, su director, “ha supuesto un problema en cuanto a la organización del curso, ya que la parte horaria de la docente en huelga ha tenido que ser cubierta por otros compañeros.” Una solución forzada que ha hecho que “haya aspectos que no se están trabajando bien.”
 
La autoridad competente es la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía. Tanto desde el ‘Virgen del Rosario’ como del propio Ayuntamiento de Riotinto ya le han hecho llegar, en varias ocasiones, esta problemática a la delegación correspondiente.
 
La edil del ramo, Azahara González, “lamenta que no hayan obtenido ninguna respuesta en un tema que compromete el derecho a la educación de estos niños y niñas en una etapa tan crucial como lo es el tercer ciclo de Primaria.”
 
La alcaldesa del municipio minero, Rocío Díaz, ha secundado estas súplicas a quien debe mover cartas en el asunto. La regidora riotinteña ruega “soluciones y no oídos sordos” ya que “está en juego el futuro de los menores de nuestro pueblo, cuya educación están mermando”.
 

Protesta mañana en el colegio de Riotinto tras cuatro meses sin clases de música

Padres y representantes municipales exigen una solución a los problemas en el Virgen del Rosario

 
Mañana martes, 19 de enero, una representación de padres y madres de los alumnos del 5º curso de Educación Primaria del CEIP ‘Virgen del Rosario’ de Minas de Riotinto, de la mano de representantes municipales, y con las medidas de seguridad y el protocolo anti-Covid siempre en mente, harán un llamamiento a la responsabilidad y al sentido común en las puertas del centro riotinteño después de que los alumnos del centro lleven cuatro meses sin recibir clases de música y sin que la Junta de Andalucía haya puesto soluciones al respecto.
 
Esta reivindicación ante las autoridades competentes se remonta hasta principios de curso, cuando la docente encargada de impartir la asignatura de música y tutora del alumnado de 5ª de Primaria decide ponerse en huelga y ausentarse de las aulas, a las cuales aún no ha regresado.
 
Según ha informado el Ayuntamiento de Minas de Riotinto, más de cuatro meses y cientos de horas lectivas vacías después, la situación comienza a desesperar tanto a niños como a padres. Por un lado, «ningún menor ha adquirido conocimientos musicales en lo que va de curso, con las consecuencias que ello conlleva para su desarrollo estudiantil; de otro, la clase de 5º no tiene una tutora que se haga cargo de las necesidades de los estudiantes». Por no hablar de las problemáticas ocasionadas durante las horas libes que los niños y niñas no están recibiendo dicha asignatura.
 
Tanto los padres, como el Ayuntamiento, exigen una respuesta inmediata de la autoridad competente. En este caso, la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía.
 

Zalamea prepara su procesión de la Virgen del Rosario

La imagen volvió a procesionar el año pasado tras casi cuatro décadas sin hacerlo

Zalamea la Real acogerá el próximo sábado, 26 de octubre, una nueva procesión de la Virgen del Rosario, una imagen que, tras casi cuatro décadas sin procesionar, volvió a hacerlo el año pasado, una vez sometida a una importante restauración. 

Antes, desde este pasado miércoles y hasta el viernes, tiene lugar el Tríduo en honor a Nuestra Señora del Rosario, tras lo que, ya el sábado se celebrará la Función Principal (18.30 horas) y posterior procesión de la imagen, obra del imaginero Antonio Bidón y fechada en los años posteriores a la Guerra Civil.

La fiesta en honor de la Virgen del Rosario, el 7 de octubre, con el recuerdo de la batalla de Lepanto, revestía una gran solemnidad: había fuegos, misa, sermón y procesión. La festividad se denominó de ‘Nuestra Señora de la Victoria’ cuando la instituyó San Pío V en 1572, tras lo que, con Gregorio XIII, acabó con su denominación actual: Nuestra Señora del Rosario.

El 17 de abril de 1605 tuvo lugar en Zalamea la fundación de la Cofradía del Rosario por Francisco Hurtado, dominico, con licencia de fray Juan Chacón, prior del convento de Santo Domingo de Aracena, de fecha 12 de septiembre de 1604, para la que se señaló en el templo parroquial un altar en el que se colocó una imagen de Nuestra Señora del Rosario. Su culto arraigó en el pueblo y alcanzó cierta resonancia extendiéndose a algunas de sus aldeas que se independizaron posteriormente.

Manuel Palomo: «La Esquila debería fomentarse en los colegios»

Manuel Palomo Mora es el único costalero de la Virgen del Rosario de Minas de Riotinto que, durante las fiestas que acaban de terminar, ha cumplido 25 años portando a la Patrona de la localidad, por lo que la hermandad le hizo un justo reconocimiento durante el último día de la Novena, de lo que Tinto Noticias -el periódico digital de la Cuenca Minera de Riotinto- se hizo eco a través de esta información sobre el desarrollo de la fiesta. Por este motivo, este periódico ha querido ir más allá y, al igual que hiciese con la primera mujer costalera de la Virgen, Laura López, a través de esta entrevista, y con la nueva incorporación de este año, Agustín Ruiz, a través de ésta otra, ha querido entrevistar a una voz experimentada como Manuel Palomo para recoger sus impresiones sobre las Fiestas de la Virgen del Rosario de Riotinto.

– Acaba de cumplir 25 años como costalero de la Virgen del Rosario de Riotinto. ¿Cómo se siente por ello?

– Ufff… Es difícil de explicar, como casi todo lo que rodea a estas fiestas. Me siento agradecido, muy agradecido por el detalle de nuestra hermandad y su junta de gobierno. Agradecido a aquellos que fueron los primeros en comenzar a caminar con la Virgen del Rosario en sus hombros. Ellos nos mostraron el camino a los que nos quisimos unir en ese caminar.

– Precisamente por este motivo, ha recibido el agradecimiento y reconocimiento por parte de la hermandad en estas últimas fiestas que acaban de terminar. ¿Cómo vivió ese momento? ¿Qué sintió?

– Fue un momento de los que se guardan en el corazón. Al recibir los recordatorios de esta fecha sentí lo que siempre denomino como ‘la presencia de las ausencias’. En breves segundos recordé a todos y cada uno de aquellos con los que compartí alegrías, esfuerzo y lágrimas a lo largo de estos años. Especialmente recordé y sentí muy cerca al Amigo y Hermano; a nuestro Ángel Costalero… Lo cierto es que estaba tan emocionado que no me atreví a dirigirme a los asistentes para dar las gracias.

– Suponemos que, por este motivo, estas fiestas han sido especiales para usted. ¿No es así?

– ¡Por supuesto! Pero he de decirte que por uno u otro motivo cada año es especial, cada año es igual pero distinto, diferente pero igual.

– ¿Cómo ha vivido las fiestas este año? Si tuviese que quedarse con algún momento especial de los muchos que ha vivido, ¿con cuál se quedaría? ¿Por qué?

– Por motivos laborales no he podido acompañar a La Esquila como hubiese querido y como acostumbraba a hacerlo, es decir, todos los días de principio a fin, pero los escasos ratos en los que he estado han sido disfrutados, te lo aseguro. A pesar de ello, ha habido muchos momentos especiales, cada uno de ellos con su importancia para mí, y destacar alguno sería difícil. La Esquila en mi casa y mi pequeña conmigo escuchándola, el reencuentro con los amigos de siempre cuando vamos todos a una voz, el poder llevar a la Virgen junto a mis compañer@s, el poder hacerlo con mi hija en brazos, el coro cantando la salve…. Y ver a mi amigo Agustín Ruiz bajo ‘el palo’ con su camisa blanca, demostrándonos que no siempre la historia se repite, que la lucha también puede obtener recompensa… uuuufff. Siempre le agradeceré ésto a nuestra Madre del Rosario.

Ah, y también quiero destacar este año un hecho que, a buen seguro, va a marcar un antes y un después. Me refiero a la presencia e implicación de nuestro nuevo párroco, don Jesús, que con un soplo de aire fresco y tras sorprender a propios y extraños se está ganando el corazón, el respeto y el cariño de muchas personas. Basta con ver la reacción del pueblo cuando en la misa del parque lanzó un mensaje en forma de agradecimiento que emocionó a muchas personas. Vi lágrimas que se mezclaban con palabras de elogio y con un sentimiento de positividad de mucha gente. Tiene una ardua tarea por delante, pero mi humilde opinión es que la ha emprendido con muy buen pie. Que la Virgen del Rosario le ayude en esta tarea.

– ¿Qué le ha parecido el homenaje que habéis recibido con la denominación de una calle como Calle de los Costaleros?

– Un hermoso y bonito detalle que agradezco por partida triple, pues, a ser costalero de la Virgen del Rosario, le añado el llevar a Santa Bárbara y el meterme bajo el paso de nuestro Padre Jesús Cautivo cuando mi espalda me lo permite.

– En su conjunto, ¿cómo han sido este año las Fiestas? ¿Qué balance realiza de las mismas? ¿Qué es lo que más le ha gustado? ¿Y lo que menos?

– No me atrevo a dar un balance o una opinión sobre este año, pues como dije anteriormente no lo he podido vivir como otros años. En esta ocasión no me siento una voz autorizada, disculpadme tú y tus lectores.

– ¿Qué significado tienen las Fiestas de la Virgen del Rosario para usted y para el conjunto del pueblo?

– Esta sí que es difícil, ¿eh?. Creo que existen tantos sentimientos y significados como personas que lo experimentan. Cada uno experimenta emociones y sensaciones distintas pero que al final resultan ser idénticas y nos unen en un mismo punto. Me voy a tomar la libertad de recordar unas palabras que me impresionaron hace tiempo y que considero que son una verdad como la Corta Atalaya de grande. Las publicó don Francisco Gil Delgado, el Padre Gil, en ABC, el 2 de Septiembre de 1994, y creo resume la respuesta a tu pregunta. Decía el Padre Gil:

«El ser de Riotinto ha consistido siempre en ser y dejar de ser, para ser de otra manera. Pero ha tenido siempre una vértebra espiritual que lo ha cohesionado: la Virgen del Rosario con su Esquila…»
«Pero todos los riotinteños, por muy dispersos que estén, tienen conciencia de que La Esquila de la Virgen del Rosario los acuna, los mantiene y los amortaja. Siempre ha ordenado ellas las cosas».

– En los muchos años que lleva viviendo las Fiestas de la Virgen del Rosario, ¿han cambiado las Fiestas? ¿son ahora diferentes a las de antes? ¿En qué han cambiado?

– En lo referente a La Esquila, ha cambiado como la noche al día, es más, continúa cambiando. Pero eso mejor que lo conteste una voz más autorizada que la mía. Respecto a lo demás, esto es como todo, la gente acude a lo que le gusta, a lo que siente, a lo que le llama. Personalmente me gustaría ver el mismo numero de gente cantando y tocando al final de cada noche de esquila, pero ante las obligaciones de trabajo o estudios nada se puede hacer. Y me encantaría ver savia nueva en el grupo de costaleros, por supuesto. Centrándome en la experiencia en estos años te diría que podrán cambiar las calles, podrán cambiar las caras, podrán doler las ausencias, pero lo que no cambia es que ELLA está presente en el camino.

– Una vez que ya han terminado, ¿realizaría alguna recomendación para el año que viene? ¿Qué mensaje trasladaría a la hermandad y al conjunto de los riotinteños y riotinteñas?

– Para el año que viene pedir que al menos sea como éste. Animar a la gente a participar en cada acto que se organiza.
Pero no quiero dejar pasar esta oportunidad que me brindas para volver a hacer una reflexión, la misma que realicé en mi pregón en el año 2009:

Debería de fomentarse en los colegios, dentro de su asignatura de música, en las asociaciones, e incluso a nivel familiar, la enseñanza musical de los instrumentos propios de La Esquila. No nos engañemos, son pocos los nuevos esquileros que aparecen cada año. Ellos son nuestro futuro y, como tal, debemos apoyarlos y animarlos, mimarles y enseñarles.

Pero no sólo debemos cuidar el futuro, debemos afianzar y consolidar el presente. Cada uno de nosotros sale en la Esquila por diferentes motivos, cada uno de ellos propios y personales. Se es esquilero en la medida de las posibilidades de cada cual, pero no caigamos en una trampa similar a la trampa de la voluntariedad, pues todo acto, por muy voluntario o altruista que sea, conlleva un compromiso que ha de ser serio y consecuente. En este caso que nos ocupa, el compromiso es con la historia, con la tradición, con los sentimientos y, cómo no, con la Virgen del Rosario.

Muchas Gracias

Agustín Ruiz cumple su sueño en Riotinto tras una larga lucha contra el cáncer

La historia de Agustín Ruiz es un ejemplo de superación y lucha contra las adversidades. Tanto que, tras sufrir dos trasplantes de riñón y un cáncer linfático, este iliturgitano de 51 años acaba de cumplir, en Minas de Riotinto, un sueño que hasta hace poco parecía inalcanzable: volver a ser lo que siempre fue.

Lo ha logrado durante las pasadas Fiestas de la Virgen del Rosario de la localidad, en las que Agustín Ruiz ha sido la única persona que se ha incorporado a la cuadrilla de costaleros, lo que le ha permitido, tal y como él mismo destaca, «seguir siendo lo que siempre fui».

Nacido en Andújar hace ahora 51 años, su historia comienza cuando era un niño y vivía en su pueblo, donde «las advoaciones a la Virgen María son muchas y muy sentidas dentro del corazón de cada iliturgitano», sobre todo en alguien como Agustín Ruiz, para quien «Semana Santa es todo el año y no solo la fecha indicada para ello».

Comenzó a salir de costalero en su Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Socorro, donde conoció «la pasión que se puede sentir por llevar la fe a las personas que no van a una iglesia», pues eso es lo que para él significa una cofradía.

Se hizo hermano y cofrade, pero cofrade no sólo de salir en la procesión del Jueves Santo, sino cofrade «durante los 365 días del año», asegura, pues fue costalero y miembro de su junta de gobierno, desde la que trabajaba «no solo para sacar un paso a la calle, sino para ayudar a familias necesitadas», destaca.

Sin embargo, después de varios años, comenzó su «calvario», contra el que todavía hoy sigue luchando. «Me diagnosticaron una insuficiencia renal por la que tuve que dejar de salir bajo el paso», asegura, hasta que llegó su trasplante de riñón, que le permitió tener, durante casi 10 años, «una calidad de vida increíble, gracias a la donación de órganos y a la solidaridad de la gente».

Pero los problemas continuaron, y por dos veces más. Primero, ya viviendo en Riotinto, a donde llegó hace 10 años, le detectaron un linfoma, un cáncer del tejido linfático, tras lo que, después de un año de quimioterapia, gracias a un autotrasplante de médula y al equipo «tan profesional» de la planta de hematología del Hospital Juan Ramón Jiménez «pude salir adelante», destaca.

Y a continuación, «después de tanto padecer, me dicen que el riñón trasplantado está fallando y que es cuestión de tiempo que deje de funcionar», por lo que, «gracias a la solidaridad de la que se hace gala en Andalucía, vuelven a trasplantarme el pasado 3 de abril de este año», tras lo que Agustín Ruiz sigue «luchando y luchando por vivir, por seguir compartiendo mis sueños y por seguir soñando con mi Semana Santa».

«He sufrido lo indecible, he llorado, he gritado, me he hundido en la mas profunda oscuridad, he visto varias veces esa luz que dicen que hay cuando emprendes el último tramo del camino de la vida, pero aquí estoy, con la voz quebrada, pero el corazón latiendo y con unas ganas de vivir increíbles», confiesa este riotinteño de adopción que, tras ser costalero en las pasadas Fiestas de la Virgen del Rosario, hace un repaso de su experiencia a través de esta entrevista concedida a Tinto Noticias:

-¿Qué le ha llevado a ser este año por primera vez costalero de la Virgen del Rosario de Riotinto?

-Me ha llevado la pasión que siento por haber sido y querer seguir siendo lo que siempre fui, un costalero. Tengo que agradecérselo a mi mujer, que en cierta manera me ha enseñado La Esquila y La Virgen del Rosario, a Manuel Palomo, por hacerme sentir lo que él siente por ella, y a mi vecino Manuel Jesús Alonso,’Mani’, quien el año pasado me metió bajo el paso. Me dio un pellizco en el alma cuando me dijo ven y métete aunque sea un ratito.

-¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Qué ha sentido como costalero durante las fiestas y, sobre todo, durante las dos procesiones en las que ha actuado como tal?

-La experiencia ha sido volver a recordar lo que se siente después de haber vuelto a mis años en los que empecé a salir bajo un paso. Sentir que acercas a la gente a su Virgen del Rosario y ver cómo se humedecen los ojos de tantas personas cuando se acerca es algo que no se puede explicar pero que reconforta mucho.

-Si tuviera que quedarse con un momento único de los muchos que ha vivido estos días, ¿Con cuál se quedaría? ¿Por qué?

-Si tuviera que quedarme con un momento es cuando, en el silencio de la noche, oyes cómo se acerca la Esquila, ese tañer de su campana, esas voces rotas, ese cantar… Para alguien que como yo no es de aquí aunque ya llevo 10 años te emociona.

-¿Qué balance realiza de estas Fiestas? ¿Qué es lo que más le ha gustado de las mismas?

-El balance creo que es positivo, mucha gente en las salidas de la Esquila, muchos abrazos de gente que apenas se ve en todo el año y parece que esta fiesta los vuelve a reunir aquí, mucha gente en la calle para ver a la Virgen en la procesión tanto de la mañana como de la tarde y, en definitiva, para disfrutar de algo que estoy seguro que no se perderá con el paso de los años.

-¿Qué significan las Fiestas de la Virgen del Rosario para el conjunto del pueblo?

-Supongo que esa pregunta deberías de hacérsela a alguien de aquí, nacido y criado aquí, pero mi impresión es que a la gente le gusta y le importa. Ver a su esquila y a su Virgen del Rosario en la calle es algo que gusta a los nacidos y no nacidos aquí, sean o no creyentes.

-¿Cuántos años ha vivido estas fiestas? ¿Han cambiado mucho en los últimos años? ¿En qué?

-Llevo viviendo aquí unos 10 años y creo que ha cambiado poco. Sí que es una de las pocas fechas en que la gente se echa a la calle a disfrutar de ella.

-Piensa seguir siendo costalero en los próximos años?

-Si mi salud me lo permite (risas), sí. Ganas no me faltan.