Los alcaldes se unen en defensa de la plantilla de Organic Citrus

Amenazan con llevar a cabo movilizaciones y acciones legales para defender el empleo

Los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca Minera de Riotinto se han unido este lunes en defensa de la plantilla Organic Citruz, antigua Riotinto Fruit, empresa que desde hace semanas deriva parte de su producción de El Campillo a un centro de Valencia, tal y como TINTO NOTICIAS informó a través de esta publicación.

En concreto, los munícipes de la comarca han mantenido un encuentro de carácter urgente con el responsable del Sector Agroalimentario de UGT-FICA en Andalucía, Emilio Terrón, el secretario general de UGT-FICA en Huelva, Luciano Gómez, el secretario general de UGT-Huelva, Sebastián Donaire, y el presidente del Comité de Empresa de Organic Citrus, Carmelo Conde, para mostrar su «preocupación real» y trasladar el «apoyo» de los máximos responsables de estos municipios a los trabajadores y trabajadoras de esta empresa hortofrutícola.

Tanto los regidores y regidoras como los representantes sindicales referidos han mostrado su «más absoluto» a las últimas y «desafortunadas» decisiones de Organic Citrus de derivar gran parte de la producción de naranja ecológica del centro onubense a otro centro en Valencia, una práctica que, a su juicio, «supone perjuicios tanto laborales como económicos, sumados a una deslocalización y disminución del trabajo en nuestra comarca, ya que el número de peonadas trabajadas se ve bastante reducido», han advertido.

La posición es muy clara: «defender y luchar con todos los medios posibles por los empleos, las condiciones y los derechos de los trabajadores y trabajadoras de nuestra tierra, llevando a cabo movilizaciones o cualquier acción legal que fuera necesaria», han manifestado.

En la reunión, que se ha celebrado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Mina de Riotinto, los máximos mandatarios locales han ratificado que “siempre hemos estado del lado de los que se ganan a diario el pan con sudor y esfuerzos a pesar de sueldos precarios y una inestabilidad laboral.” Además, han anunciado que solicitarán una reunión a los máximos dirigentes de la empresa para “exigir explicaciones y soluciones ante el problema que nos ocupa.”

Organic Citrus deriva parte de su producción de El Campillo a un centro de Valencia

Los trabajadores alertan de la pérdida de empleo en la Cuenca Minera y emprenderán movilizaciones si la empresa no rectifica

La empresa productora de cítricos Organic Citrus, más conocida en la Cuenca Minera por su nombre anterior, Riotinto Fruit, está derivando parte de su producción de naranja ecológica cultivada en El Campillo, donde se asienta la compañía desde hace más de 20 años, a un centro de Valencia, tal y como un grupo de empleados y empleadas ha comunicado a TINTO NOTICIAS y ha confirmado después la propia compañía.

En una respuesta realizada al Comité de Empresa, la dirección de Organic Citrus ha comunicado que se trata de un asunto «transitorio» y que la decisión está «basada en querer dar puntualmente clientes a la nave de Valencia», si bien los datos aportados por la compañía son cuestionados por los representantes de los trabajadores, que han manifestado su «disconformidad» con los mismos.

«La realidad es que la plantilla en general ha ganado menos y por lo tanto ha trabajado menos peonadas y, en consecuencia, no debería derivarse producción a otra zona perjudicando gravemente los salarios de los trabajadores de Huelva», han manifestado desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva.

El secretario general de la referida federación ugetista onubense, Luciano Gómez, ha mostrado además la «desconfianza» del Comité con el proceder de la empresa, a la que atribuye «una estrategia de deslocalización de la actividad que repercute muy negativamente en las perspectivas de futuro del empleo comarcal», ha apostillado.

Ante ello, los representantes de la plantilla han emplazado a la compañía a rectificar y han anunciado que, «de no corregirse este atentado contra la estabilidad de nuestros empleos, procederemos a iniciar las movilizaciones que sean necesarias para conseguir que la carga de trabajo garantice los puestos de trabajo directos e indirectos de nuestra comarca y provincia».

De momento, la primera medida que ya han puesto en marcha ha sido solicitar una reunión «urgente» con todos los alcaldes y alcaldesa de la comarca «a fin de establecer un frente común en defensa del empleo que ya se está perdiendo y el que se pueda perder próximamente», ha proseguido el propio Gómez.

La información comunicada al Comité por parte de la empresa ha sido trasladada por los representantes de la plantilla en una primera asamblea de trabajadoras y trabajadores que ha tenido lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Minas de Riotinto.

Comienza la peor temporada de caza para la Cuenca Minera

Riotinto Fruit deja tirados a los 600 cazadores de la comarca, que temen que la empresa quiera conceder sus cotos a sociedades foráneas

Los alrededor de 600 cazadores de la Cuenca Minera de Riotinto se enfrentan desde este domingo a la peor temporada de caza que recuerdan. La empresa Organic Citrus (antigua Riotinto Fruit) sigue en sus trece y no ha dado marcha atrás a la decisión que adoptó el pasado mes de julio: suspender la concesión de sus terrenos a las seis sociedades de caza de la comarca, que venían desarrollado su actividad cinegética en estos espacios desde mucho tiempo atrás, cuando los terrenos pertenecían a la compañía minera de Riotinto.

Los cazadores de la zona confiaban en que finalmente podría producirse una rectificación por parte de la empresa, pero la temporada andaluza de caza comenzó este pasado domingo y, al menos de momento, Organic Citrus no han movido ficha, así que ninguno de los aproximadamente 600 cazadores que pertenecen a estas sociedades han podido desarrollar su actividad en estos terrenos durante el inicio de la temporada.

Representantes del colectivo se han puesto en contacto con TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- para mostrar su malestar con la decisión de la empresa hortofrutícola, una decisión que atribuyen directamente al director de la compañía, Antonio Martínez Pereña, a quien acusan de incumplir su palabra. «Se comprometió con los alcaldes de la comarca a presentar un borrador y no lo ha presentado. Ni siquiera nos atienden, ni a nosotros ni a los alcaldes», señalan.

Las sociedades de cazadores de la Cuenca Minera temen que el director de la empresa quiera conceder estos cotos de caza a sociedades de fuera de la comarca, ya que la compañía no ha puesto aún encima de la mesa «ningún argumento» para quitarles los terrenos, aseguran. Además, «cuando la empresa necesitaba conceder permisos extraordinarios de caza para evitar daños a sus productos, se los concedía a cazadores de fuera, una situación que se dio hasta hace tres años, cuando la Junta de Andalucía le dijo que los permisos tenían que ser para los titulares de los cotos», añaden.

Representantes del colectivo inciden además en las facilidades que la empresa ha recibido de la comarca desde que se implantó en la zona, cuando, «gracias a los acuerdos de diversificación económica de la Cuenca, la antigua compañía minera, Ercross, le vendió los terrenos a un precio muy por debajo del valor de mercado», señalan. Además, recuerdan que, tras el incendio que calcinó la antigua nave de la empresa, la Administración pública costeó el 100 por 100 de la nueva central hortofrutícula, situada en El Campillo, lo que supuso una inversión de «unos 2.000 millones de las antiguas pesetas», explican.

Ante ello, los cazadores de la Cuenca Minera hacen una llamada a la empresa para «que dé marcha atrás antes de que se inicien otro tipo de acciones. La responsabilidad social de la empresa se tiene que dejar sentir en la comarca y, sin embargo, esta es la compañía que menos deja de todas y, con esta decisión, aun menos», agregan.

Los cotos de Organic Citrus representan más del 50 por ciento de los terrenos de caza de que hasta ahora disponían las seis sociedades de la comarca: una de Nerva (Sociedad de Cazadores de Nerva), una de Zalamea la Real (Sociedad de Cazadores de Zalamea), dos de Minas de Riotinto (Sociedad de Cazadores de Riotinto y Sociedad de Cazadores La Dehesa) y dos de El Campillo (Sociedad de Cazadores Salvochea y Sociedad de Cazadores Traslasierra). Algunas de ellas pierden entre el 80 y el 100 por 100 de sus cotos, mientras que otras pierden un 30 por ciento, explican desde el colectivo.

Riotinto Fruit deja sin terrenos a las sociedades de caza de la Cuenca Minera

Los alcaldes apoyan al colectivo y arremeten contra la empresa

La empresa Organis Citrus (antigua Riotinto Fruit) ha comenzado la segregación de los terrenos de las sociedades de cazadores de la Cuenca Minera de Riotinto, con lo que la actividad cinegética que hasta ahora venían desarrollando en estos espacios se verá paralizada «en gran medida».

Así lo han comunicado los alcaldes de la comarca, que han mostrado su apoyo a las seis sociedades de caza afectadas y han criticado la decisión de la empresa, que no tiene «ningún tipo de antecedente», ya que la actividad cinegética «se lleva conciliando durante bastante tiempo sin que genere ningún conflicto anterior», han argumentado.

Los alcaldes han apoyado a los cotos de caza y han resaltado la «falta de palabra» del director de la empresa con los propios regidores, al tiempo que han mostrado su «enfado» con la empresa, que «desde que se instaló se ha beneficiado todo lo posible de la comarca», agregan.

Los munícipes explican que, tras la decisión de la empresa, algunas sociedades se quedan sin poder cazar, ya que su superficie es «muy insuficiente», como es el caso de la sociedad de Zalamea la Real, mientras que otras pierden más de un 25 por ciento de la superficie aprovechable, como es el caso de la de Nerva.

No obstante, los alcaldes sostienen que se puede llegar a un consenso con la empresa y confían en un «buen término de este problema».

La Inspección de Trabajo da la razón a los trabajadores de Riotinto Fruit

Responde al comité con un informe en el que sitúa el salario en 45,95 euros por jornada de trabajo

La Inspección de Trabajo de Huelva ha dado la razón a los trabajadores de Organic Citrus (antigua Riotinto Fruit) en el conflicto mantenido este año con la empresa hortofrutícola situada en El Campillo por la aplicación del nuevo Real Decreto del Gobierno sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), un conflicto que desembocó en una convocatoria de huelga indefinida que finalmente se retiró tras alcanzarse un acuerdo in extremis.

Tras una consulta realizada en los primeros meses del año por el Comité de Empresa, la Inspección de Trabajo ha respondido ahora a través de un informe en el que «deja claro que los cálculos para establecer el SMI son como desde la UGT FICA venimos demandando», han explicado desde el sindicato mayoritario en el comité.

Es concreto, «la Inspección manifiesta que es independiente el tiempo de prestación de servicios, toda vez que los cálculos se han de realizar conforme al límite mínimo absoluto de 12.600 euros en cómputo anual, incluidos todos los conceptos (descansos semanales, festivos, gratificaciones extraordinarias y vacaciones)», explica el secretario general de UGT-FICA Huelva, Luciano Gómez.

El representante sindical explica que, según la respuesta de la Inspección, «se debe dividir el límite mínimo anual del SMI, 12.600 euros, por el número máximo de horas ordinarias que permite el Convenio Colectivo del Campo de Huelva (39 horas semanales)», así como que, «ante la ausencia en el Convenio del número máximo de horas ordinarias de trabajo que se pueden realizar en el campo, se debe tomar como referencia la jornada máxima anual establecida judicialmente para un trabajador a jornada completa de 40 horas semanales, esto es, 1.826 horas y 27 minutos», por lo que «si hacemos una regla de tres, resulta que para una jornada de 39 horas semanales la jornada máxima anual es de 1.780 horas», añade.

Con estos parámetros, continúa Gómez, la Inspección hace las siguientes operaciones: «12.600 entre 1.780 es igual a 7,07 euros la hora», tras lo que se multiplica este precio hora por la jornada máxima diaria del Convenio (6,5 horas/día)», de modo que «7,07 por 6,5 es igual a 45,95 euros por jornada de trabajo», añade.

De otra parte, Luciano Gómez señala que, «en relación a aquellos trabajadores que presten servicio menos de 120 días para una misma empresa, la Inspección manifiesta también que se podría aceptar el abono de 42,62 euros diarios, siempre y cuando se abonen las vacaciones al finalizar la relación laboral. Para ello establece el procedimiento de que, una vez finalizada la misma, la empresa debe comunicar esta situación a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), de  forma que el trabajador permanece en lo que se denomina situación adicional al alta, presentar los boletines y cotizar las vacaciones (modelo L13), al margen de retribuirlas al trabajador», agrega.

En base a ello, para el máximo responsable de FICA-UGT Huelva, «la Inspección también aclara de esta forma la controversia del disfrute de las vacaciones o su cobro al establecer una garantía para su disfrute una vez finalizada la relación laboral».

«Es decir, la Inspección fija el salario día en 45,95 euros incluyendo las vacaciones para el caso que no se pudiesen disfrutar durante la duración del contrato de trabajo, pero también acepta la posibilidad de aplicar el salario inferior de 42,62 euros que establece el Real Decreto siempre y cuando se garantice su disfrute y cobro con esa comunicación a la TGSS en el modelo L13, de lo que se infiere que la Inspección, ante aquellos empresarios que hayan optado por aplicar el salario de 42,62 euros día y no hayan comunicado a la TGSS la situación adicional al alta, mediante el modelo L13, se reserva un elemento de comprobación del cumplimiento de las obligaciones empresariales para con los trabajadores verdaderamente importante y determinante para evitar el fraude o los abusos que en algunas empresas pudieran estarse dando», señala Gómez.

Lo único de la respuesta de la Inspección de Trabajo en lo que no está de acuerdo el sindicato es en que realiza un redondeo de las cuentas a la baja que «perjudica a los trabajadores en tres céntimos diarios como mínimo», indica el representante sindical, por lo que ha anunciado que su sindicato pedirá una aclaración al respecto.

No obstante, «desde nuestro sindicato tenemos que manifestar nuestra satisfacción por el posicionamiento aclaratorio de la Inspección tanto en lo referente al abono del SMI como en lo referente al disfrute o abono de las vacaciones», indica Gómez, que ve en ello un «aval clarísimo a las tesis que venimos defendiendo desde nuestro sindicato» frente a las «resistencias» de los firmantes del convenio, Asaja y CCOO, a aceptarlas.

Por último, Gómez señala que, «indudablemente, todo ello, aunque nos permite seguir ofreciendo nuestra mano tendida a ASAJA y a CCOO para retomar el diálogo y cerrar la negociación del Convenio con la participación histórica de la UGT, nos otorga la capacidad de gestionar este desencuentro con mayores facilidades y garantías de poderlo hacer con una mejor defensa de los derechos e intereses de los trabajadores del sector agrario onubense».

Firmado en el Sercla el acuerdo entre Riotinto Fruit y los trabajadores

El Comité desconvoca la huelga indefinida y pide diálogo a la empresa para iniciar la próxima campaña con un nuevo convenio colectivo

El acuerdo alcanzado este martes entre los trabajadores de Organic Citrus, antigua Riotinto Fruit, y los responsables de la empresa, del que TINTO NOTICIAS -El Periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- se hizo eco a través de esta información, ha sido rubricado este jueves por ambas partes en una nueva reunión celebrada en el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), con lo que ha quedado desbloqueado el conflicto laboral desatado en la compañía en las últimas semanas y desconvocada la huelga indefinida que en un principio iba a empezar este próximo viernes 3 de mayo.

Desde FICA-UGT Huelva, sindicato mayoritario en el Comité de Empresa, han destacado que la reunión se ha celebrado «sin mayores tensiones», al tiempo que han insistido en que este acuerdo «sí respeta escrupulosamente» el Real Decreto de Salario Mínimo Interproseional (SMI), que a juicio del sindicato no se contempla correctamente en el actual convenio colectivo en vigor que hasta ahora establecía los salarios de los alrededor de 750 trabajadores y trabajadoras de esta compañía afincada en El Campillo, que fue firmado por Asaja y CCOO para toda la provincia de Huelva.

Según han informado desde FICA-UGT Huelva, el nuevo acuerdo contempla, por un lado, que la empresa abonará a los trabajadores fijos, con carácter retroactivo, desde el 1 de enero hasta el 31 de octubre, los salarios que venían percibiendo en 2018 más un 2 por ciento, de manera que nunca los empleados puedan ganar menos de 12.600 euros al año, mientras que, a los trabajadores de los almacenes, se les abonarán, también con el mismo carácter retroactivo, 42,62 euros al día o 6,55 euros a la hora más los complementos y pluses que, por diferentes conceptos, venían percibiendo en 2018.

Asimismo, a través de un comunicado, firmado por el presidente del Comité de Empresa, Carmelo Conde, y el secretario general de FICA-UGT Huelva, Luciano Gómez, los representantes de la central sindical subrayan que, tras este acuerdo, ni la compañía ni los trabajadores «renunciamos a continuar con las medidas que se estimen convenientes para defender las interpretaciones que cada parte hace en relación al cumplimiento o no de la aplicación del SMI» establecido por el Gobierno en el citado real decreto.

Ante ello, «con estos objetivos alcanzados, se acuerda desconvocar la huelga indefinida y se pide a la empresa diálogo para que, a la finalización de este acuerdo, podamos empezar la siguiente campaña con otro acuerdo o convenio colectivo que esperemos pueda ser la solución definitiva», continúan los representantes de UGT.

Por último, desde el sindicato han mostrado su «satisfacción» por un acuerdo que, junto a la decisión de Freshuelva de aconsejar a todos sus afiliados que apliquen el real decreto en los términos de 42,62 euros al día más las vacaciones, debe marcar el camino para el resto del sector de los cítricos y para los firmantes del Convenio Provincial del Campo, ya que seguir empecinados en no cumplir el real decreto lo único que puede conllevar es a tener que realizar, más pronto que tarde, una huelga indefinida en el Sector de los cítricos», han concluido.

Foto: Rafael Carmona Bordas

Empresa y trabajadores llegan a un acuerdo y evitan la huelga en Riotinto Fruit

El documento será refrendado este jueves en el Sercla

No habrá huelga en Organic Citrus, antigua Riotinto Fruit. El Comité de Empresa y los responsables de la compañía afincada en El Campillo han cerrado un acuerdo in extremis que evita la convocatoria huelga indefinida que en un principio iba a comenzar el próximo viernes 3 de mayo.

El secretario general de FICA-UGT Huelva, Luciano Gómez, ha explicado a TINTO NOTICIAS -El Periódico de la Cuenca Minera de Riotonto- que el acuerdo contempla las reivindicaciones de la plantilla, esto es, el cumplimiento del Real Decreto del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en los términos en los que lo interpreta UGT, sindicato mayoritario en el Comité.

De esta forma, tal y como ha detallado el propio Gómez, los trabajadores cobrarán «lo mismo que percibían en enero y febrero más los complementos que se habían eliminado», esto es, 42,62 euros más las vacaciones, lo que hace un total de 45,98 euros por día de trabajo, una cantidad muy superior a la que los empleados cobraron en la nómina de marzo, que fue de 39,75 euros.

El acuerdo, no obstante, es temporal, tal y como se planteó en la pasada reunión celebrada en el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), de modo que se aplicará, en un principio, hasta el 1 de noviembre, al entenderse que en esa fecha puede haber una resolución de la autoridad laboral competente o una sentencia judicial que aclare si las tablas salariales del actual Convenio Colectivo, firmado por ASAJA y CCOO, respetan o no el real decreto del SMI.

Preguntado sobre las diferencias entre este acuerdo y el que se planteó en el Sercla, que finalmente no fue aceptado por las dos partes, el representante de UGT ha asegurado que las únicas diferencias son de «matices que no afectan al núcleo económico del acuerdo».

El nuevo acuerdo, que tendrá que ser refrendado este jueves en el Sercla, fue alcanzado este martes en Sevilla durante una reunión en la que estuvieron presente, además del citado Luciano Gómez, el presidente del Comite de Empresa y secretario del sector agrario y manipulado hortofrutícola de FICA-UGT Huelva, Carmelo Conde, el secretario general de FICA-UGT Andalucía, Manuel Jiménez Gallardo, y el secretario del sector agrario y manipulado hortofrutícola de FICA-UGT a nivel nacional, Emilio Terrón.

Tras la reunión del Sercla, el Comité de Empresa trasladará el acuerdo al conjunto de los trabajadores en una asamblea convocada para este jueves a las 18.00 horas en el Teatro Municipal de Minas de Riotinto.

Foto: Rafael Carmona Bordas

Riotinto Fruit achaca la falta de acuerdo a los «intereses» de los dirigentes de UGT

La empresa alerta de que, si la huelga se declara ilegal, la compañía podría despedir a los participantes y reclamarles el abono de las pérdidas

La dirección de Organic Citrus, antigua Riotinto Fruit, ha respondido al comunicado enviado por el comité de empresa sobre la negociación llevada a cabo la semana pasada en el Sercla, que finalizó sin acuerdo entre las partes y, por tanto, con la convocatoria de huelga indefinida, que comenzará, si nada lo evita hasta entonces, el próximo viernes 3 de mayo.

Tras conocer la postura de los representantes de la plantilla, de la que TINTO NOTICIAS -El Periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- se hizo eco a través de esta publicación, la empresa afincada en El Campillo ha negado «rotundamente» las acusaciones vertidas en ese comunicado, al tiempo que lamenta «no haber podido cerrar un acuerdo que había alcanzado con el Comité de Empresa», asegura.

En concreto, la dirección de la compañía entiende que, «si no se firmó un acuerdo, no lo fue por la intransigencia de la empresa, como falsamente se indica en el mismo, sino porque los dirigentes de UGT antepusieron sus intereses sindicales al bienestar y la seguridad de los trabajadores», apostillan.

Los representantes de Organic Citrus señalan que, pese a que entienden que se están aplicando las tablas salariales del convenio colectivo y que este tiene en cuenta el decreto sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), la compañía, «en aras de la paz social que siempre busca Organic Citrus», fue aceptando distintas propuestas hasta llegar a un acuerdo final, que «contemplaba incrementos salariales de manera temporal, hasta el 31 de octubre, tiempo en el que se esperaba se aclarasen las diferencias de interpretación sobre el Salario Mínimo Interprofesional que hace UGT frente al resto de sindicatos que han negociado el convenio colectivo y aprobado las tablas salariales para el año 2019», añaden desde la empresa, al tiempo que indican que también se había comprometido a «seguir respetando las cantidades que abona por encima de las tablas salariales a los trabajadores fijos».

¿Por qué entonces no se firmó el acuerdo? Desde el Comité lo atribuyeron a que la empresa no quiso concretar los acuerdos alcanzados en el acta final de la reunión. Sin embargo, la compañía, a través de un comunicado remitido a este periódico, asegura que se debe a los «intereses sindicales» de UGT, sindicato mayoritario en el comité de empresa de Organic Citrus. La dirección del antigua Riotinto Fruit explica, en concreto, que no se firmó el acuerdo porque UGT se opuso a que hubiera «cualquier remisión a las tablas salariales del convenio colectivo», algo que para la empresa es «una actitud contraria a toda lógica».

La empresa lo argumenta en estos términos: «UGT podía, como ya lo ha hecho, impugnar el convenio o las tablas salariales que en él aparecen, siendo éste el problema principal y la razón por la que no pudo firmarse el acuerdo, ya que su disputa es con CCOO, el otro negociador del convenio, al oponerse a que en el acuerdo se hiciera cualquier remisión a las tablas salariales del Convenio Colectivo, pretendiendo prescindir del mismo, en una actitud contraria a toda lógica y seguridad jurídica, y contraria a la negociación colectiva».

Asimismo, la empresa se ha mostrado «preocupada por los propios trabajadores», sobre los que asegura que «están siendo utilizados sindicalmente, sin pensar en su propio bien». Además, indica que a los empleados «no se les ha advertido de las posibles consecuencias que tiene la huelga planteada».

En concreto, desde Organic Citrus insisten en que puede ser ilegal. «La huelga sólo tiene como objetivo cambiar unas tablas salariales que ya han sido negociadas y publicadas», por lo que «tiene una alta probabilidad de que sea declarada ilegal», añaden, tras lo que advierten de las consecuencias que puede tener si finalmente se da esa declaración: «la participación en la misma, en determinadas circunstancias, podría ser motivo que justificase el despido de los trabajadores, y, asimismo, aquellas pérdidas en las que incurriera la empresa a consecuencia de una huelga ilegal podrían ser reclamadas al comité de huelga y a los participantes».

Por todo ello, la empresa insta de nuevo a «que se replanteen las posturas y no se use a los trabajadores como escudo de reivindicaciones sindicales que están a la espera de resolverse, con una huelga que podría ser declarada ilegal, al estar pendiente de resolución judicial la impugnación que ha realizado UGT del Convenio Colectivo».

«Si es necesario modificar las tablas salariales, porque así se acuerde por los tribunales, la empresa no pondrá impedimento alguno a abonar las cantidades que resulten procedentes, como siempre ha venido haciendo, porque entiende que sus trabajadores son su principal recurso», continúan desde la dirección de Organic Citrus, tras lo que lamenta «profundamente el uso que de ellos se está haciendo por aquellos que piensan más en sus intereses personales que en el bien del conjunto de compañeros».

Foto: Rafael Carmona Bordas

 

La plantilla de Riotinto Fruit irá a la huelga tras finalizar sin acuerdo la reunión del Sercla

Los trabajadores de la empresa están llamados a secundar los paros indefinidos a partir del 3 de mayo

El Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) tampoco ha impedido la convocatoria de huelga indefinida acordada por la plantilla de Organic Citrus, antigua Riotinto Fruit, ubicada en El Campillo. El acto de conciliación solicitado por el Comité de Empresa, que se ha celebrado este jueves en las instalaciones del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), ha finalizado sin acuerdo entre los trabajadores y los responsables de la compañía, por lo que el Comité registrará este mismo viernes la convocatoria de huelga, que comenzará a partir del próximo 3 de mayo.

Así lo ha adelantado, en declaraciones a TINTO NOTICIAS -El Periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, el secretario general de FICA-UGT Huelva, Luciano Gómez, tras lo que el Comité de Empresa ha hecho público un comunicado, dirigido al conjunto de los alrededor de 750 trabajadores de la plantilla, en el que asegura que el acto de mediación se ha desarrollado con «bastantes desencuentros» y que «al final, después de más de ocho horas de negociación, se ha terminado sin avenencia».

«Desde nuestro punto de vista, a la dirección de la empresa le ha faltado valentía para cerrar un acuerdo que permitiese cumplir el Real Decreto sobre el Salario Mínimo Interprofesional y evitar la huelga indefinida, cosa que, lamentablemente y por su intransigencia, estamos abocados a realizar», remarcan desde el Comité.

Los representantes de los trabajadores explican también cuáles han sido sus propuestas. En concreto, el Comité ha planteado a los responsables de la compañía «un  acuerdo provisional hasta el 1 de noviembre», al entender que para esa fecha puede haber «una resolución de la autoridad laboral competente aclarando las malas interpretaciones del Real Decreto sobre el SMI o una sentencia judicial sobre la impugnación de las tablas salariales del Convenio Colectivo, firmado por ASAJA y CCOO, que como sabemos no respetan los importes salariales que establece el real decreto de 12.600 euros al año o 45,98 euros al día y 7,07 euros a la hora para los almacenes», explican.

Ese acuerdo provisional, añaden, pasaba por aplicar, con carácter retroactivo al 1 de enero, una serie de mejoras salariales tanto para los trabajadores fijos como para los eventuales y fijos discontinuos. Para el primer grupo, en concreto, han pedido la «actualización de todos los conceptos de 2018 con un 2 por ciento, además de abonar con el salario todos los pluses y complementos personales que se vienen percibiendo», mientras que, para el segundo grupo, han solicitado que se les abone «el mismo salario mínimo que establece el real decreto y que se abonó en las nóminas de enero y febrero, de 42,64 euros, pagándose también los complementos personales para aquellos que los tengan».

La otra propuesta ha consistido en que, «si terminada la fecha del 1 de noviembre no hubiera resolución de la autoridad laboral competente o sentencia judicial que modificase las tablas salariales del Convenio, finalizaría este acuerdo y cada una las partes tendrían la capacidad de adoptar las medidas que procediesen para mejor defender sus intereses».
Asimismo, desde el Comité han explicado que los responsables de la empresa dijeron, de palabra, que esta propuesta nos les parecía mal, si bien «cuando se fue a concretar en un acta final, se vio que no era tan así y terminamos sin acuerdo», han concluido desde el Comité, tras lo que ha anunciado que «el próximo lunes por la mañana se negociarán los servicios mínimos y por la tarde realizaremos una Asamblea General, a las 18:00 horas, en el Salón de Actos del cine de Minas de Riotinto.

Foto: Rafael Carmona Bordas

UGT acusa a Riotinto Fruit de pagar menos a la plantilla de El Campillo que a la de Valencia

Luciano Gómez tilda de «vergonzosas» las diferencias entre los trabajadores de la misma compañía

Tras la multitudinaria manifestación celebrada este martes en apoyo a los trabajadores de Organic Citrus, antigua Riotinto Fruit, de la que TINTO NOTICIAS -El Periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- se hizo eco a través de esta información, desde FICA UGT, el sindicato mayoritario en el comité de empresa han aportado un argumento más que a su juicio justifica aún más esta movilización: las «diferencias existentes» entre trabajadores de Organic Citrus de Huelva y Valencia, donde la compañía tiene su sede social, lo que para la central sindical es «vergonzoso».

El secretario general de FICA-UGT Huelva, Luciano Gómez, ha indicado, en un comunicado enviado a este periódico, que los trabajadores de Organic Citrus en las instalaciones onubenses de El Campillo ganan un 47,36 por ciento menos de media que los recolectores de naranjas de la comunidad valenciana, que cobran, ha indicado, durante medio año, 53,25 euros al día por cinco horas diarias, y durante los otros seis meses, los de mayor producción, 63,90 euros al día por seis horas diarias. Y todo ello, ha agregado, en declaraciones a esta periódico, pese a que la productividad de la plantilla de Huelva es un 21 por ciento mayor. 

«Por tanto, con más jornada de trabajo, 6,5 horas al día, y menos salarios 39,75 euros al día, Organic Citrus pretende seguir ninguneando los derechos de los trabajadores y trabajadoras que les otorga el Real Decreto sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) aprobado por el Gobierno y actualmente vigente», continúa Gómez, para quien «no es de recibo este agravio comparativo entre trabajadores de la misma empresa y mucho menos tratar de justificar el incumplimiento del SMI amparándose en un convenio que tampoco respeta».

En base a ello, el líder ugetista considera que son «más obligadas que nunca las necesarias movilizaciones, con huelga incluida, para conseguir que la empresa rectifique y asuma sus responsabilidades frente a sus trabajadores y trabajadoras, que hacen un trabajo de primera y se les considera de segunda», sostiene Luciano Gómez.

El secretario general de FICA UGT-Huelva ha insistido en que el empresa tiene este jueves, en el acto de conciliación previo a la convocatoria de huelga indefinida, «una oportunidad de oro para hacerlo y así cumplir además con las directrices que desde la Inspección de Trabajo de Huelva se les informó en una reunión en la FOE, donde estuvieron muchos representantes empresariales (entre ellos los de Organic Citrus) y CCOO, pero no la UGT, por no habérsenos convocado», ha añadido.

En la misma reunión, ha continuado Gómez, «los representantes empresariales y sindicales fueron informados de la aplicación del Real Decrero sobre el SMI y de la obligatoriedad del Salario Mínimo para los eventuales de 42,62 euros más las vacaciones, que haría un salario al día de 45,98 euros, y que sepamos no hubo ninguna opinión en contra», añade el representante ugetista, que considera por ello que «no se entiende que después ASAJA y CCOO se descuelguen con unas tablas salariales que modifican sustancialmente las aprobadas en el convenio y que no respetan el SMI establecido en el Real Decreto 1462/2018».

En base a ello, «esperamos un cambio en la posición de la empresa que haga posible la desconvocatoria de la huelga indefinida prevista para el próximo 3 de Mayo», ha insistido Gómez, al tiempo que ha reiterado su «satisfacción», mostrada ya este martes a TINTO NOTICIAS, por la «capacidad de respuesta que sigue teniendo una comarca minera curtida en infinidad de problemáticas laborales e industriales». «Esta movilización que han comenzado los trabajadores y trabajadoras es una más en la historia de la comarca, pero no por ello menos justa y necesaria, pues hay suficientes motivos de derechos laborales y de justicia social que la justifican», ha remarcado.

Foto: Rafael Carmona Bordas