La Junta aplaude la revocación del permiso por los residuos de Montenegro pero tensa la cuerda con el Gobierno

Bendodo asegura que esto demuestra que «el Gobierno ha vuelto a mentir» pese a que lo considera una «magnífica noticia»

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha dicho este lunes que es «una magnífica noticia» la revocación por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) de una de las autorizaciones de traslado de residuos procedentes de Montenegro con destino al vertedero de Nerva , al tiempo que ha señalado que esto «demuestra que el Gobierno ha vuelto a mentir» y que es «el que tiene la posibilidad de autorizar el traslado».

Así lo ha indicado Bendodo tras la reunión del Consejo de Gobierno en el Palacio de San Telmo en Sevilla, reseñando que es el Gobierno «el que tiene la autoridad también para denegarlo tal y como lo acaban de demostrar» y que «una vez más acierta cuando rectifica».

En este sentido, ha reseñado que «el traslado de residuos peligrosos de terceros países lo autoriza el Gobierno de España y no la Junta de Andalucía», porque «así lo dice la Ley», lo que considera que «queda perfectamente reflejado en la autorización del Ministerio».

«Nosotros nos limitamos como Gobierno andaluz a responder si el vertedero está autorizado o para recoger este tipo de residuos y si hay espacio para recogerlos», ha añadido.

Asimismo, ha reiterado que la Junta ha defendido «desde el minuto uno un cierre ordenado del vertedero», toda vez que ha pedido «que se trabaje ya en un cierre ordenado», al tiempo que ha recordado que «quien amplió hasta ocho veces el vertedero fue el anterior gobierno de la Junta del PSOE».

Finalmente, Bendodo ha apuntado que el alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, «ha dicho ahora que fue un error histórico aquello» y que, «por tanto esta es la realidad».

Ecologistas en Acción reclama que se mantengan las inspecciones de todos los residuos peligrosos

La organización conservacionista muestra su «satisfacción» por la revocación de una autorización de traslado a Nerva desde Montenegro

Ecologistas en Acción ha acogido «con satisfacción» la noticia de que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Mitma) ha revocado el permiso de importación y ha paralizado la admisión «de residuos contaminados de Montenegro» para enterrarlos en el vertedero de Nerva, al tiempo que ha pedido la «continuidad» de las inspecciones.

Se trata, según ha apuntado, «de un primer paso necesario para evitar que Andalucía se convierta en el basurero y supermercado de residuos tóxicos de Europa y de fuera de Europa», toda vez que consideran «necesario» mantener las actuaciones de inspección y control del traslado «de todos los residuos peligrosos importados que llegan por barco y por carretera con destino a los vertederos, en el marco del Plan Estatal de inspección en materia de traslados transfronterizos de residuos aprobado en 2021 vigente hasta 2026».

Asimismo, han recordado que Ecologistas en Acción denunció la semana pasada la actividad de carga y descarga «de miles de toneladas de sustancias tóxicas» en el Puerto de la ciudad de Sevilla, «con la posible doble afección a la ciudadanía sevillana por contaminación atmosférica, y a las aguas del río Guadalquivir».

Del mismo modo, la entidad solicitó hace dos semanas a las ministras para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y de Hacienda, María Jesús Montero, «que se pusieran en marcha inspecciones no programadas» y «todos los mecanismos necesarios para el control de estas mercancías, como prevé el Plan, contando con las Comunidades Autónomas, el Seprona de la Guardia Civil y otros cuerpos de seguridad del Estado y autonómicos».

«Los residuos peligrosos y no peligrosos constituyen un grave problema para los países productores, que muchos pretenden resolver con el traslado a otros países que se ocupan, bien de incorporarlos a la economía circular mediante su valorización, o bien de quemarlos o enterrarlos en depósitos permanentes», han destacado desde la organización.

De este modo, han manifestado que este último caso es «el habitual en Nerva, que tiene a 700 metros y desde hace 25 años el vertedero tóxico», que «está gestionado por DSM Soluciones Medioambientales y ha recibido desde 2019 casi 70.000 toneladas de estos residuos de Montenegro y, por ejemplo, desde 2018, más de 100.000 toneladas tóxicas de Italia».

En este punto, desde el colectivohan aseverado que «el Gobierno andaluz quiere prolongar la vida útil de este vertedero alargando el proceso de clausura sin decretar su cierre definitivo», pero que «la población de Nerva, numerosos colectivos onubenses y Ecologistas en Acción exigen el cierre inmediato de estas instalaciones cuya gestión es riesgosa y accidentada, perjudica su salud y su convivencia, y están colmatadas desde hace años».

Colectivos antivertedero celebran el «primer paso» para el cierre de la instalación

Desde las plataformas ‘Antivertederos Nerva’ y Nerva, Salud y Dignidad muestran su satisfacción por la revocación de una autorización de traslado de residuos de Montenegro

La decisión del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) de revocar una de las autorizaciones de traslado de residuos desde Montenegro al vertedero de Nerva ha llenado de satisfacción a los colectivos antivertedo de la localidad, que esperan que esta decisión suponga un «primer paso» o «punto de inflexión» para el cierre definitivo de la instalación.

Por un lado, desde Antivertederos Nerva se han congratulado de la noticia recibida, de la que TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- se hizo eco a través de esta publicación, tras lo que han manifestado que este es «un primer paso que nos debe animar a continuar exigiendo el cierre definitivo y a la mayor brevedad de esas instalaciones que no han beneficiado a nuestro pueblo en nada», indican.

Asimismo, desde el colectivo animan a los vecinos y vecinas del municipio a «recuperar la esperanza de que haya justicia para Nerva y se cierre el vertedero, abriendo un futuro de oportunidades socioeconómicas para nuestros hijos y nietos no relacionadas con la basura, sino con el arte y la cultura, el turismo y el patrimonio y otras riquezas innegables de nuestro pueblo», defienden.

También la plataforma ‘Alternativa Ciudadana: Nerva, Salud y Dignidad’ ha trasladado su valoración sobre lo que califica como una decisión «sin precedentes en la larga historia de traslados a Nerva de residuos tóxicos procedentes de diferentes puntos de la geografía europea», por lo que la revocación de la autorización «supone una enorme satisfacción para una población humillada y vejada que hasta ahora no había sentido el calor de unas administraciones que no podían seguir ni un segundo más aparentando que aquí no sucedía nada», han indicado.

Asimismo, desde el colectivo han mostrado su agradecimiento por el «esfuerzo y compromiso» de todos los colectivos y partidos políticos implicados en «la reparación de esta injusticia histórica», al tiempo que han reivindicado el «papel fundamental» ejercido a su juicio por la ciudadanía de Nerva, «esos hombres y mujeres que, unidos, codo con codo, han decidido alzar su voz denunciando la terrible situación que venimos soportando en esta tierra desde hace más de 25 años».

El colectivo es consciente de que la revocación de la referida autorización no conlleva el cese definitivo de la acogida de residuos tóxicos en estas instalaciones, ubicadas a 700 metros de la población, si bien «anhelamos que suponga ese punto de inflexión tan necesario para su final, ese escenario al que han de unirse el resto de partidos y administraciones, ese espacio en el que a la fuerza debemos caber todos y todas y en el que nuestros gobernantes, aquellos hombres y mujeres que elegimos democráticamente para que nos representasen, demuestren de una vez por todas que están en política para defender nuestros intereses», concluyen

IU aplaude la revocación del permiso del Gobierno para el traslado de residuos a Nerva

Pedirá en el Congreso de los Diputados que la medida se extienda a todas las autorizaciones de traslado desde Montenegro

El coordinador local de Izquierda Unida (IU) en Nerva, Francisco Javier Moreno Mateo, ha celebrado la decisión del Ministerio de Transición Ecológica, hecha pública este mismo lunes, de revocar su autorización del traslado de residuos desde Montenegro al vertedero de la localidad. Asimismo, el representante local de IU ha exigido que esta revocación “se aplique de inmediato para que cese totalmente la llegada de camiones cargados con residuos peligrosos a las instalaciones del vertedero”.

Izquierda Unida en Nerva considera que inspecciones como la realizada por parte de agentes del Seprona de la Guardia Civil el pasado día 3 de febrero en el puerto de Sevilla, sobre la carga de residuos con destino Nerva, “deben extenderse” al transporte de los residuos que han llegado a las instalaciones portuarias sevillanas para impedir que sigan llegando a Nerva, cargados en camiones desde la capital andaluza.

El coordinador local de IU en Nerva constata que siguen llegando camiones cargados con residuos al vertedero, “siendo un tráfico que debe detenerse ya”, ha señalado, tras haberse comprobado por parte de las autoridades las irregularidades que afectan al mismo.

Por su parte, el coordinador provincial de Izquierda Unida en Huelva, Marcos Toti, ha indicado que “seguiremos tomando todas las iniciativas necesarias en las instituciones y participando en cuantas movilizaciones sean necesarias para acabar con este tráfico de residuos y lograr el cierre definitivo y total del vertedero de Nerva”.

Así, Toti precisa que Unidas Podemos va a reclamar en el Congreso de los Diputados, a través de su grupo parlamentario, la revocación de todos los permisos concedidos por parte del Ministerio de Transición Ecológica “para lograr así acabar con la llegada de más residuos procedentes de Montenegro a Nerva”.

Además, Toti exige a la Junta de Andalucía que “comunique una fecha concreta para el cierre definitivo del vertedero de Nerva para que no reciba nunca más ningún residuo, proceda de donde proceda”. Además, Toti reclama al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, que “se deje de confundir con expresiones como cierre responsable, porque lo que necesita y exige Nerva y toda Huelva es una clausura definitiva y un plan para vigilar los residuos acumulados, además de medidas para que no se pierda ningún empleo”, ha concluido.

El Gobierno revoca una autorización de traslado de residuos desde Montenegro a Nerva

El Miteco detecta «incumplimientos» en envíos anteriores y pide a los responsables de la instalación que no admitan más residuos amparados en la misma

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha resuelto revocar una de las autorizaciones de traslado de residuos desde Montenegro al vertedero de Nerva al haberse detectado incumplimientos respecto a la cantidad de materiales enviados anteriormente y al barco encargado del flete.

Así lo han comunicado desde el propio Ministerio, que asegura que la decisión ha sido adoptada en el marco de lo previsto en el Reglamento comunitario Nº 1013/2006, de 14 de junio de 2006, relativo a los traslados de residuos, así como que la autorización incumplida fue la adoptada en el expediente MNE1206, que permitía el traslado de residuos identificados como “tierras y piedras que contienen sustancias peligrosas” (código LER 17.05.03*).

Las irregularidades se han constatado a raíz de la inspección documental efectuada por el Seprona de la Guardia Civil el pasado día 3 de febrero en el puerto de Sevilla, donde se encontraba depositada la carga, según han explicado desde el Ministerio, que asegura que los agentes, junto a técnicos de la Junta de Andalucía, comprobaron que la cantidad trasladada era de 7.500 toneladas, cuando el máximo autorizado por envío era de 7.000. Igualmente, certificaron que el transporte se había efectuado en un buque que no se correspondía con ninguno de los que Valgo había notificado a efectos de obtener la preceptiva autorización, añaden.

En consecuencia, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Miteco ha procedido a revocar la autorización de traslado y ha notificado de forma oficial al órgano administrativo homólogo de Montenegro que el envío es «ilegal» en los términos previstos por el Convenio de Basilea, que regula el transporte transfronterizo internacional de residuos peligrosos y su eliminación.

Asimismo, el Ministerio asegura que ha incoado un expediente sancionador por infracción grave en el marco de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados que, en caso de confirmarse las infracciones, podría acarrear una multa de entre 9.000 y 300.000 euros, al tratarse de residuos caracterizados como peligrosos.

El Miteco ha puesto estas resoluciones en conocimiento de la Junta de Andalucía e, igualmente, ha requerido por un lado a los responsables de la instalación de Nerva que no admitan aquellos residuos amparados bajo la autorización de traslado inicial que no hayan llegado todavía y, por otro, ha solicitado al Departamento de Aduanas (Agencia Estatal de Administración Tributaria) que retenga en frontera nuevos envíos que puedan arribar como parte del mismo expediente.

Ley de Residuos

Desde el Ministerio han explicado que, en la actualidad, los residuos peligrosos procedentes de Montenegro y otros países extracomunitarios pueden ser trasladados a la UE para su eliminación de conformidad con el Convenio de Basilea y el reglamento europeo de traslado de residuos, así como que, en el marco de las competencias establecidas en el artículo 12.3 de la vigente Ley 22/2011, del 28 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados, es el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, la autoridad competente para la autorización de los traslados de residuos desde o hacia terceros países no pertenecientes a la UE.

No obstante, las mismas fuentes detallan que dicha autorización se concede tras contar con el consentimiento previo de las comunidades autónomas afectadas por el traslado, en tanto que son la administración competente para la autorización, inspección y sanción de las instalaciones de tratamiento de residuos de acuerdo al artículo 12.4 de la citada ley.

Por último, desde el Ministerio explican que el nuevo proyecto de ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, que se encuentra en la última fase de tramitación parlamentaria, ha incorporado una previsión para que el Miteco pueda prohibir, de forma motivada, importaciones y exportaciones de residuos desde o hacia países terceros si hay indicios de que no se gestionarán correctamente.

Featured Video Play Icon

Otras 6.000 toneladas de arena tóxica llegan a España con destino al vertedero de Nerva

Aún quedarían por llegar otros ocho barcos con 40.000 toneladas procedentes de Montenegro


En la mañana de esta sábado ha atracado en el Puerto de Sevilla el barco de transporte a granel Shannon River, de
bandera panameña, donde va a desembarcar 6.000 nuevas toneladas de arenas tóxicas que se suman a las 12.800 llegadas la semana pasada a ese puerto desde Montenegro en dos graneleros, el Muzaffer Bey que trajo el día 31 de enero 5.300 toneladas y el Dakota que desembarcó el 3 de febrero 7.500 toneladas.


Estos residuos contaminados vienen del astillero de un pueblo del país balcánico, donde se han ido acumulando durante su funcionamiento desde 1927. En total, la empresa francesa Valgo, contratada para descontaminar el astillero ha extraído 110.000 toneladas de residuos tóxicos de diversos tipos. De ellos, casi 70.000 toneladas han sido ya traídas al Puerto de Sevilla, para ser enterradas en el vertedero de Nerva. A partir de ahora, se espera que comiencen a enviar otras 40.000 toneladas, es decir, otros ocho barcos más, de otros materiales más bastos también muy contaminados, como tierra y piedras, también por barco a Sevilla, para ser enterradas en el mismo vertedero.

Ante este hecho, Ecologistas en Acción ha denunciado las condiciones de carga y descarga de sustancias tóxicas en el Puerto de Sevilla, debido a la peligrosidad de las emanaciones y polvos derivados de estas operaciones, exigiendo que se realicen las mediciones de contaminación atmosférica que puedan repercutir en la salud de la ciudadanía; y, por otra parte, a solicitar a las dos ministras competentes en inspección de residuos peligrosos y aduanas, la puesta en marcha de los mecanismos necesarios para el control y seguimiento de todo lo que se relaciona con estos traslados de materiales tóxicos y peligrosos.


Además, la organización ecologista solicitó hace unos meses a la Junta de Andalucía la información relativa a las importaciones de residuos tóxicos con destino a estas infraestructuras de depósito definitivo, que se encuentran a 700 metros del pueblo de Nerva.


El Puerto de Sevilla, al ser un puerto fluvial de interior, debería seguir unos controles rigurosos para la protección de la sociedad sevillana, en este caso especialmente a las personas que viven en los barrios muy cercanos de Heliópolis y Los Bermejales , y para la protección del río Guadalquivir y Doñana.


El trasiego de barcos que trasladan residuos peligrosos y contaminantes por el río Guadalquivir es muy elevado. Según la información facilitada por la Junta de Andalucía las toneladas de residuos tóxicos importadas para enterrar en Nerva a través del Puerto de Sevilla en 2018 fueron 43.088 toneladas procedentes de Italia, más 1.001 toneladas recibidas de Grecia y 20 toneladas de Malta.

En 2019, los residuos tóxicos importados por el mismo puerto, para enterrar en Nerva, fueron de 34.106 toneladas procedentes de Italia y 38.420 t procedentes de Montenegro. Finalmente, en 2020 se importaron 34,659 toneladas tóxicas con el mismo destino, a través del Puerto de Sevilla.


Estos residuos fueron autorizados por la autoridad competente, la Junta de Andalucía, al tratarse de residuos de la Unión Europea, excepto los de Montenegro que requerían el consentimiento de dicha Administración para ser autorizados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al tratarse de un país extracomunitario.


A todo ello, habría que sumar las importaciones realizadas desde cualquier país con destino al enterramiento en Nerva, en barcos a través de otro Puerto de Andalucía, como el de Huelva, o transportados desde su origen por carretera. consecuencia de la participación del Estado español en el Convenio de Basilea, contando con unas
instalaciones que la Junta de Andalucía está haciendo lo que está en su mano para reactivarlas pese a las faltas de garantías y el conflicto social y de salud que crea en Nerva y en toda la Cuenca minera, donde, hasta ahora, se ha evitado hacer un estudio epidemiológico serio e independiente.


Ecologistas en Acción lleva muchos años haciendo un seguimiento del funcionamiento de estas instalaciones, especialmente los incumplimientos, accidentes y mala gestión de este vertedero, por lo cual quieren transmitir a las Administraciones y a la sociedad que es urgente que el Gobierno andaluz decrete el cierre definitivo e inicie el plan de seguimiento y control que establece la Autorización Ambiental Integrada vigente, durante 20 años, previo a la ejecución del plan de restauración de la zona, y no piensan ceder ante esta vergüenza de Andalucía, que es un vertedero tóxico pegado a un pueblo, que está considerado la CLOACA DE EUROPA.

Loles López culpa al Gobierno central de la llegada de residuos de Montenegro a Nerva

La secretaria general del PP de Andalucía asegura que el único que ha empezado a actuar para el cierre «progresivo» de la instalación es el Ejecutivo de Juanma Moreno

La secretaria general del PP-A, Loles López, ha dicho este viernes que la llegada de los residuos de Montenegro al vertedero de Nerva es «competencia y responsabilidad exclusiva del Gobierno central», al tiempo que ha señalado que «el único Gobierno que ha empezado a actuar para que se lleve a cabo un cierre progresivo del vertedero es el de Juanma Moreno».

Así se ha pronunciado a preguntas de los periodistas en Huelva, donde López ha reseñado que el mismo «se abrió con el PSOE» en la Junta de Andalucía y que «lo ha mantenido vivo el partido socialista», por lo que ha criticado las declaraciones del alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, «porque ha sido el Ayuntamiento quien ha concedido licencia de apertura y quien ha concedido licencia de obra», así como ha manifestado que el alcalde actual «hace tan solo dos años, en 2020, concedió el certificado de compatibilidad urbanística al vertedero».

En este punto, la secretaria general de los populares andaluces ha enfatizado que «lo que el alcalde se trae entre manos es una actividad política», al tiempo que ha aseverado que «tiene una guerra con la empresa, que le pasa un dinero al Ayuntamiento y lo que querrá es más dinero del que le corresponde o disponer libremente y a su antojo de esos fondos».

Por ello, ha reiterado que «está haciendo una jugada partidista» cuando «él ha sido cómplice y colaborador directo de la existencia y la permanencia de ese vertedero».

Finalmente, López ha apuntado que en 2008 «se produjo una ampliación que casi duplica la que estaba autorizada en un principio» y «que hizo el partido socialista cuando era consejero de Medio Ambiente el secretario general del PSOE-A, Juan Espadas».

«Las cosas claras, de engañar al pueblo poco, y el alcalde, que habla como habla, ha sido colaborador directo de lo que ha ocurrido en el vertedero», ha dicho antes de añadir que «con respecto a los residuos que están llegando ahora, el único responsable, porque es el que tiene las competencias exclusivas es el Gobierno de España».

Featured Video Play Icon

Llegan a Sevilla otras 7.500 toneladas de residuos de Montenegro con destino a Nerva

El segundo barco que transportaba las arenas tóxicas desembarca en el puerto fluvial sevillano

El segundo de los dos barcos que transportaban las nuevas 12.000 toneladas de residuos tóxicos procedentes de Montenegro con destino al vertedero de Nerva ha llegado este jueves, 3 de febrero, al Puerto de Sevilla, desde donde las arenas tóxicas serán trasladadas hasta la instalación nervense para ser vertidas en la misma.

En concreto, el barco, de nombre Dakota, ha transportado unas 7.500 toneladas de tales residuos, que se unen a las alrededor de 5.300 que llegaron en otro barco al mismo puerto fluvial sevillano el pasado lunes y que ya están siendo depositadas el vertedero de Nerva.

Desde Ecologistas en Acción, que el pasado sábado confirmó que ambos barcos navegaban ya en dirección a Sevilla, han lamentado que estas arenas tóxicas sean depositadas en un vertedero «ya colmatado» como el de la localidad nervense, que además «realmente no gestiona estos residuos», pues «solo los depositan», han destacado desde la organización ecologista.

A través de un vídeo, que puede verse haciendo click en la imagen que ilustra esta información, la entidad conservacionista también explica que estas arenas tóxicas son los residuos derivados del desmantelamiento de un astillero en un pueblo de Montenegro, donde van a convertir ese espacio en «un puerto de yates y megayates con inversión de 33 millones de euros por parte de Emiratos Árabes Unidos».

«No quieren los residuos. Quieren el puerto de megayates y el prestigio para la bahía de Kotor, sí, pero los residuos para Nerva», han lamentado desde Ecologistas en Acción, que calcula que, para el traslado de todos estos residuos hasta Nerva, serán necesarios casi 500 camiones.

Featured Video Play Icon

Llegan al vertedero de Nerva los primeros residuos tóxicos procedentes de Montenegro

Las arenas tóxicas llegadas este lunes en barco al Puerto de Sevilla comienzan a descargarse en las instalación nervense

El vertedero de Nerva ha recibido este martes, 1 de febrero, los primeras residuos tóxicos procedentes de Montenegro que este mismo lunes llegaban en barco al Puerto de Sevilla, desde donde son trasladados en camiones hasta las instalaciones de la localidad nervense.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS, un barco con bandera de Panamá desembarcó este lunes en el Puerto sevillano con un total de 5.300 toneladas de estos residuos, tras lo que está previsto que este miércoles o jueves llegue otro barco con otras 9.000 toneladas para su posterior traslado, igualmente, al vertedero de Nerva.

Desde Ecologistas en Acción, que el pasado sábado confirmó que ambos barcos navegaban en dirección a Sevilla, comunicaron que, para el traslado de los residuos hasta Nerva, serán necesarios casi 500 camiones, algunos de los cuales han descargado hoy estas arenas tóxicas en las instalaciones nervenses, tal y como puede apreciarse en el vídeo que ilustra esta información, facilitado por la propia organización ecologista.

La entidad conservacionista destaca además, a través de esta filmación, que durante el vertido de los residuos se ha producido una autocombustión, al detectar, indican, la presencia de humo en las instalaciones, al tiempo que han lamentado la «polvareda» que levantan estos residuos tóxicos, tal y como se aprecia en las imágenes.

Más fuerza que nunca

Tal y como informó este periódico, la llegada de este primer barco este lunes al Puerto de Sevilla coincidió con una concentración en los accesos al mismo para protestar contra el traslado de estos residuos a Nerva y reclamar el cierre definitivo del vertedero de la localidad, lo que a su vez ha provocado que la oposición a esta instalación cobre más fuerza que nunca.

No es que tenga más adeptos que hace unos meses, pues los defensores del cierre del vertedero son prácticamente los mismos, pero la repercusión de la causa ha alcanzado cotas que no se daban desde la puesta en marcha de la instalación, hace ahora 25 años, pues ha provocado también la reacción de muy diversas formaciones políticas, que han coincidido en levantar su voz en defensa del cierre del vertedero.

La repercusión ha sido tal que se han posicionado al respecto incluso desde Andaluces Levantaos, la formación andaluza del partido de Íñigo Errejón. En concreto, la coportavoz de ‘Andaluces Levantaos’, Esperanza Gómez, anunció que los representantes del Grupo Parlamentario Más País-Equo, el propio Errejón e Inés Sabanés, tramitarán una pregunta parlamentaria sobre el «estado, la actividad y los residuos que son recibidos y se procesan en Nerva».

Por su parte, desde el PSOE de Huelva se han marcado una «hoja de ruta para el cierre progresivo y responsable» de la instalación, mientras que Unidas Podemos por Huelva mostró su “rotundo rechazo” a la llegada de «ni medio kilo más de residuos tóxicos». Además, Adelante Andalucía comunicó que denunciará en el Senado la llegada de residuos tóxicos procedentes de Montenegro.

Asimismo, el conjunto de los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca Minera de Riotinto emitieron un comunicado contra el traslado de nuevos residuos tóxicos transfronterizos y extracomunitarios al vertedero de Nerva, al tiempo que anunciaron que participarán en las «acciones que sean necesarias» para mostrar su «disconformidad» y reclamaron a las administraciones que eviten estos traslados «de inmediato».

Concentración en el Puerto de Sevilla

Tal y como informó este periódico, los convocantes de la concentración realizada en el Puerto de Sevilla destacaron que, a través de esa convocatoria, «nos hemos juntado distintas asociaciones de nuestra tierra, colectivos compuestos por gente que comparte las mismas inquietudes y preocupaciones y que entienden que 25 años de injusticias ya son demasiados», difundieron a través de un comunicado.

Todos se unieron para denunciar lo que califican como un «nuevo ataque a la dignidad de una tierra que históricamente ha aportado tanto a Andalucía y que a cambio solo recibe el desprecio de sus gobernantes», prosiguieron las organizaciones convocantes, formadas por las plataformas Nerva Salud y Dignidad, Riotinto Salud y Dignidad, Anti Vertederos Nerva y Anti Vertederos Zalamea, Ecologistas en Acción, PSOE Nerva, Izquierda Unida Nerva; Independientes Nerva y Sentido Natural de Berrocal.

Las organizaciones convocantes se sienten «hartas de seguir soportando esta inaguantable vejación a la que estamos siendo sometidos desde hace ya más de 25 años», una situación, añadieron, que «se ve agravada con la llegada al Puerto de Sevilla de 120.000 toneladas de residuos tóxicos procedentes de Montenegro y su posterior traslado al Vertedero de Nerva», lo que es calificado por estos colectivos como nueva «humillación y «falta de respeto a una población que clama por el cierre de la instalación».

Asimismo, los convocantes se mostraron «indignados» por lo que califican como una «falta de sensibilidad» por parte del Gobierno central y la Junta de Andalucía. El Ministerio para la Transición Ecológica y la Consejería de Desarrollo Sostenible «legislan y actúan desde la cercanía a la empresa gestora y pisoteando las legítimas aspiraciones de los 18.000 habitantes de una comarca a los que se quiere obligar a vivir eternamente en un entorno al que se pretende convertir en la cloaca de Europa», apostillaron.

Los alcaldes de la Cuenca se unen contra la llegada de más residuos a Nerva desde Montenegro

Participarán en las «acciones que sean necesarias» para mostrar su «disconformidad» y piden a las administraciones que lo eviten «de inmediato»

Los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca Minera de Riotinto se han sumado este lunes al posicionamiento mostrado ayer por el Ayuntamiento de Minas de Riotinto contra el traslado de nuevos residuos tóxicos transfronterizos y extracomunitarios al vertedero de Nerva. A través de un comunicado, el resto de munícipes de la comarca han mostrado su más «absoluto rechazo» a la próxima llegada de un gran tonelaje de residuos que se trasladan en barco desde el país del sureste de Europa, al tiempo que, además, han mostrado su «apoyo y solidaridad» a la oposición a la misma que les traslada el Ayuntamiento de Nerva.

«Desde nuestra posición queremos hacer visible nuestra disconformidad ante tales actuaciones y, dejando al margen los colores políticos, pedimos responsabilidad y la anulación de estas acciones tanto a la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, que es quien ostenta las competencias en materia de residuos industriales y controla el depósito de los mismos en las instalaciones de Nerva, como al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, responsable a nivel estatal en materia de residuos industriales», han manifestado los regidores, tras lo que les piden que «actúen de inmediato y no permitan que nuestra localidad vecina y, por consiguiente, nuestra comarca, reciba este trato vergonzoso».

A continuación, los alcaldes y alcaldesas de la comarca trasladan su «apoyo y solidaridad» con la decisión del Ayuntamiento de Nerva, que «nos traslada su oposición a esta acción», tras lo que anuncian que sus ayuntamientos participarán «en las acciones que sean necesarias para mostrar el rechazo y la disconformidad con la llegada de estas toneladas de residuos».

«No podemos seguir callados y ajenos a estas acciones, que no hacen otra cosa que maltratar a nuestra comarca minera. Nuestro territorio es próspero en industrias como la extractiva, además de las cárnicas y demás productos alimenticios. Somos punteros en el sector turístico industrial y arqueológico y tenemos un importante futuro por delante que no podemos hipotecar bajo los residuos que pretenden enterrar bajo nuestros pies. Por eso y por mucho más, queremos transmitir nuestra posición ante tales acciones», prosiguen.

Asimismo, junto a ello, también quieren «dejar claro que nos da exactamente igual quienes fueron, son o serán los responsables de que ese vertedero siga recibiendo estos residuos peligrosos, ya que no todo en la vida son colores políticos», explican.

Por último, los alcaldes destacan que sus ayuntamientos tienen «criterio propio y decidimos con rotundidad nuestra posición por el bien de nuestros ciudadanos y ciudadanas, que son a los y a las que nos debemos. Dejamos las siglas a un lado cuando de nuestro bienestar se trata», agregan, tras lo que muestran «todo nuestro apoyo al pueblo de Nerva. Estamos con vosotros y vosotras y con nuestra tierra», concluyen.

Llegan los primeros residuos al Puerto de Sevilla

Los alcaldes han hecho público este comunicado justo el día en el que ha llegado al Puerto de Sevilla el primero de los dos barcos que transportaban las nuevas 12.000 toneladas de residuos procedentes de Montenegro con destino al vertedero de Nerva. En concreto, el barco que ha desembarcado este lunes en la capital hispalense, con bandera de Panamá, transportaba unas 5.300 toneladas de tales residuos, tras lo que aún queda por arribar un segundo barco con alrededor de 9.000 toneladas a granel, que se espera lleguen al puerto sevillano el próximo jueves 3 de febrero.

Tal y como ya ha informado TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, la llegada de este primer barco ha coincido con una concentración en los accesos al mismo Puerto de Sevilla para protestar contra el traslado de estos residuos a Nerva y reclamar el cierre definitivo del vertedero de la localidad, lo que a su vez ha provocado que la oposición a esta instalación cobre más fuerza que nunca.

No es que tenga más adeptos que hace unos meses, pues los defensores del cierre de la instalación son prácticamente los mismos, pero la repercusión de la causa ha alcanzado cotas que no se daban desde la puesta en marcha de la instalación, hace ahora 25 años, pues ha provocado también la reacción de muy diversas formaciones políticas, que han coincidido en levantar su voz en defensa del cierre del vertedero.

La repercusión ha sido tal que se han posicionado al respecto incluso desde Andaluces Levantaos, la formación andaluza del partido de Íñigo Errejón. En concreto, la coportavoz de ‘Andaluces Levantaos’, Esperanza Gómez, ha anunciado que los representantes del Grupo Parlamentario Más País-Equo, el propio Errejón e Inés Sabanés, tramitarán una pregunta parlamentaria sobre el «estado, la actividad y los residuos que son recibidos y se procesan en Nerva».

Por su parte, desde el PSOE de Huelva se han marcado una «hoja de ruta para el cierre progresivo y responsable» de la instalación, mientras que Unidas Podemos por Huelva ha mostrado su “rotundo rechazo” a la llegada de «ni medio kilo más de residuos tóxicos». Además, Adelante Andalucía ha comunicado que denunciará en el Senado la llegada de residuos tóxicos procedentes de Montenegro.

«Juntos contra un nuevo ataque a la dignidad»

Tal y como informó este periódico, los convocantes de la concentración destacaron que, con a través de esa convocatoria, «nos hemos juntado distintas asociaciones de nuestra tierra, colectivos compuestos por gente que comparte las mismas inquietudes y preocupaciones y que entienden que 25 años de injusticias ya son demasiados», difundieron a través de un comunicado.

Todos se han unido para denunciar lo que califican como un «nuevo ataque a la dignidad de una tierra que históricamente ha aportado tanto a Andalucía y que a cambio solo recibe el desprecio de sus gobernantes», prosiguieron las organizaciones convocantes, formadas por las plataformas Nerva Salud y Dignidad, Riotinto Salud y Dignidad, Anti Vertederos Nerva y Anti Vertederos Zalamea, Ecologistas en Acción, PSOE Nerva, Izquierda Unida Nerva; Independientes Nerva y Sentido Natural de Berrocal.

Las organizaciones convocantes se sienten «hartos de seguir soportando esta inaguantable vejación a la que estamos siendo sometidos desde hace ya más de 25 años», una situación, añaden, que «se ve agravada con la inminente llegada al Puerto de Sevilla de 120.000 toneladas de residuos tóxicos procedentes de Montenegro y su posterior traslado al Vertedero de Nerva», lo que es calificado por estos colectivos como nueva «humillación y «falta de respeto a una población que clama por el cierre de la instalación».

Asimismo, los convocantes se mostraron «indignados» por lo que califican como una «falta de sensibilidad» por parte del Gobierno central y la Junta de Andalucía. El Ministerio para la Transición Ecológica y la Consejería de Desarrollo Sostenible «legislan y actúan desde la cercanía a la empresa gestora y pisoteando las legítimas aspiraciones de los 18.000 habitantes de una comarca a los que se quiere obligar a vivir eternamente en un entorno al que se pretende convertir en la cloaca de Europa», apostillaron.