Vázquez Lazo se estrena como novelista con una obra llena de pasiones, costumbrismo y suspense

El historiador zalameño publica con Pábilo Editorial ‘En el Páramo susurran los fresnos’, que será presentada en Zalamea este viernes

“El idilio romántico de la joven Adela sirve como excusa para crear una historia de personajes en la que estos son protagonistas sobre la propia acción central. Así, a través de ellos, se tratan temas universales como el amor, la muerte, lo celos o la venganza en el contexto de un pequeño pueblo rural en el que todos sus habitantes están conectados por marañas de hilos pasados, presentes y futuros. El lector recorrerá el Páramo, la Plaza de las Acacias y el casino de Orencio como uno más de los vecinos de este municipio, adentrándose en una narración de apariencia sencilla y de sutil complejidad”. Es la sinopsis de ‘En el Páramo susurran los fresnos’, la primera novela del historiador de Zalamea la Real José Manuel Vázquez Lazo, quien ha logrado la elaboración de una adictiva trama a la altura de los mejores del género.

Así, a través de sus 182 páginas, el lector podrá conocer a personajes tan variopintos como Adela, Edelmira Buonanotte, Filiberto Pantaleón, don Federico Salmerón o don Leandro, el cura, entre otros, personajes entrelazados en una historia en la que el autor zalameño hace conjugar con maestría la novela costumbrista con altas dosis de suspense.

Vázquez Lazo logra atrapar al lector gracias a sus sobresalientes descripciones de personajes y espacios en una población rural innominada de la España de principios del siglo XX. Y como resultado, una historia redonda de principio a fin tanto en lo estético como en el contenido de una novela que esconde con maestría hasta sus últimas páginas el desenlace de una dramática trama en la que florecen lo mejor y lo peor de las pasiones humanas, y en la que el lector también esbozará sonrisas gracias a las dosis de humor y cierto surrealismo que el escritor zalameño sabe colocar con sutileza.

La puesta de largo de ‘En el Páramo susurran los fresnos’ será este viernes 15 de marzo en el Teatro Ruiz Tatay de Zalamea la Real, donde a partir de las siete de la tarde José Manuel Vázquez Lazo desgranará para sus vecinos los entresijos de su debut novelístico. El autor estará acompañado por Antonio Conejo, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zalamea la Real, y por Joaquín Cabanillas, director de Pábilo Editorial.

El periplo de presentaciones de esta fantástica novela continuará el 25 de abril en la Semana del Libro de Lepe y unos días después, el 28 de abril, será una de las actividades que darán forma a la Feria del Libro de Huelva. También hará parada en el Patio de la Letras de Punta Umbría, donde el autor la presentará el próximo 9 de agosto.

José Manuel Vázquez Lazo nació en Zalamea la Real en 1977. Es Licenciado en Historia por la Universidad de Huelva y Especialista Universitario en Archivística por la UNED, dedicando la mayor parte de su vida profesional a este ámbito. Tiene en su haber diferentes publicaciones, entre las que destacan Zalamea Republicana (Diputación de Huelva 2003), el volumen dedicado a Zalamea la Real en la colección La provincia de Huelva, historia de sus villas y ciudades (Diputación de Huelva, 2014) o Zalamea. Del Señorío jurisdiccional del Arzobispado de Sevilla a la incorporación a la Corona de Felipe II (1579-1592) (Diputación de Huelva, 2021). Es además coautor de El Campillo. De la independencia a la democracia (UHU, 2007) junto a Cristóbal García García y María Dolores Ferrero Blanco; y también coautor de Don Felipe Segundo 1592. Libro de los Privilegios de Zalamea la Real. (Ayuntamiento de Zalamea la Real y Asociación Cistus Jara, 2017). Con En el Páramo susurran los fresnos hace su debut en el género de la novela.

‘En el Páramo susurran los fresnos’ está disponible en librerías de toda España, en la plataforma Todos tus libros y en la tienda online www.pabiloeditorial.com.

Vázquez Lazo desvela el proceso de conversión de Zalamea como villa de pleno derecho

El historiador zalameño saca a la luz el libro ‘Zalamea. Del Señorío Jurisdiccional del Arzobispado de Sevilla a su incorporación a la Corona de Felipe II (1579-1592)’, publicado por la Diputación de Huelva

El Servicio de Cultura de la Diputación de Huelva ha publicado el libro ‘Zalamea. Del Señorío Jurisdiccional del Arzobispado de Sevilla a su incorporación a la Corona de Felipe II (1579-1592)’, de José Manuel Vázquez Lazo. Según ha señalado el vicepresidente de la institución provincial, Juan Antonio García, en este año tan difícil de pandemia, la Diputación ha realizado un esfuerzo para aumentar el número de libros de autores y temática onubenses, «editando esta obra de gran rigor científico, dentro de la colección Investigación, serie Historia».

El libro narra cómo después de tres siglos bajo la jurisdicción de la mitra arzobispal de Sevilla, la villa de Zalamea, junto a la de Almonaster, inició un complejo proceso para desvincularse de su antiguo señorío eclesiástico, y comenzar con ello una nueva etapa histórica como villa de pleno derecho, bajo el reinado de Felipe II.

Junto al vicepresidente, en la presentación han participado con el alcalde de Zalamea la Real, Diego Rodríguez, quien ha afirmado que para el municipio es «un orgullo» tener a un vecino como José Manuel Vázquez, autor del libro, de quien ha dicho que es «un gran historiador» que ha dedicado toda su trayectoria de investigación a Zalamea, «y que lucha para que la historia del pueblo sea contada y todos podamos conocerla».

El autor ha agradecido a la Diputación de Huelva «su interés en los autores onubenses y en los pueblos de nuestra provincia, porque es una labor imprescindible para darle difusión a estos estudios que los historiadores hacemos de nuestras localidades». Según ha explicado, Zalamea tiene varios momentos importantes en su historia y la obra publicada aborda uno de ellos, «un punto de inflexión, cuando pasa de depender del Arzobispado de Sevilla a incorporarse a la nómina de villas libres independientes pertenecientes en este caso al antiguo Reino de Castilla bajo el reinado de Felipe II». La publicación narra de forma pormenorizada un proceso que marcaría definitivamente el futuro inmediato de la comarca, y lo trata de hacer desde varios puntos de vista: el político, social y sobre todo, desde el papel económico.

Entre 1579 y 1592 Zalamea pasó de ser Zalamea la del señor Arzobispo de Sevilla a Zalamea la Real. Trece intensos años que el autor relata a propios y extraños, extendiendo las conclusiones hasta finales del siglo XVIII, cuando se redimieron los últimos censos sobre los bienes de propios zalameños con los que se abonaron a la Corona una libertad que marcó el devenir de todos sus vecinos.

Para José Manuel Vázquez, «en ocasiones, en los pueblos los vacíos históricos que no encuentran una análisis científico de su propio pasado, se cubren con teorías, leyendas y romanticismo que hacen que se tergiverse el tema real de nuestro pasado». En este sentido, ha subrayado la complejidad de la investigación para esta obra, ya el autor ha consultado muchas fuentes y mucha documentación, «lo que ha permitido llenar la obra de detalles, exprimiendo al máximo la documentación para poder llegar a las conclusiones de este trabajo».

El autor ha indicado que el «proceso que recoge la obra se extiende hasta inicios del siglo XIX, con la pérdida de derechos desde el siglo XVI en el reinado de Fernando VII, y que junto a esta parte de la historia de Zalamea transcurre también la de Almosnater la Real, «ya que viven el proceso en el mismo año y el proceso de emancipación también lo van a hacer juntas». José Manuel Vázquez, que es archivero del Archivo Municipal de Zalamea, ha agradecido la labor de los archiveros municipales «cuyo trabajo mantiene viva la historia de la provincia de Huelva».

Sobre el autor

José Manuel Vázquez Lazo es Licenciado en Historia por la Universidad de Huelva, y Experto Universitario en Archivística por la UNED. Ha publicado diferentes obras que son fundamentales para la historia y el patrimonio de la provincia de Huelva, entre ellas Z’alamea Republicana’ (Diputación de Huelva, 2003); ‘El Campillo. De la independencia a la democracia’, junto a María Dolores Ferrero y Cristóbal García (Universidad de Huelva, 2007); y el volumen dedicado a Zalamea la Real en la serie ‘La provincia de Huelva. Historia de sus villas y ciudades’ (Diputación de Huelva, 2014). Además tiene varios artículos en prensa y en revistas especializadas. Su experiencia laboral ha estado siempre ligada al mundo de la Historia y en la actualidad ejerce como archivero del Archivo Municipal de Zalamea la Real.

La represión en Zalamea llegó al asesinato del alcalde Manuel Molina

La investigación de José Manuel Vázquez Lazo reconstruye la trayectoria de un gran demócrata

Mucho se ha escrito sobre la represión franquista en la provincia de Huelva tras el golpe de Estado de 1936. Sin embargo, investigaciones locales y nuevos datos afloran cada vez más la necesidad de continuar trabajando por la restauración de la dignidad de los represaliados.

Uno de estos trabajos es el de José Manuel Vázquez Lazo, historiador y escritor zalameño que ya tiene una amplia trayectoria divulgativa, tanto en el archivo de Zalamea la Real como en diversas publicaciones.

Los últimos datos que ha aportado se refieren a Manuel Molina Lancha, médico que llegó a ser alcalde de la villa y que fue asesinado por las tropas franquistas poco después de iniciada la rebelión militar.

Manuel Molina había nacido en 1877 en la villa de Aroche, desde donde llegó a Zalamea para ejercer su profesión de médico. Allí se casó con Adelaida Pérez de León Romero, una hacendada zalameña, y pronto se codeó con los grandes terratenientes del lugar, convirtiéndose incluso en uno de los socios fundadores de la Asociación Agropecuaria de Zalamea la Real, a inicios de los años 30 del siglo pasado.

De ideas conservadoras, consiguió el acta de concejal como integrante de la Agrupación Monárquica en las elecciones de abril de 1931, siendo nombrado poco después Primer Teniente de Alcalde del socialista David Vázquez. De su labor municipal se puede destacar su empeño en dotar al municipio de seis escuelas, cuatro para Zalamea y dos para El Campillo, siendo vocal de la Junta Local de Instrucción Pública.

Tras la dimisión del alcalde Manuel Domínguez de la Banda, fue elegido alcalde de Zalamea en enero de 1934, cuando ya militaba en el Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux, donde ostentó el cargo de vocal a nivel provincial.

Vázquez Lazo incorpora a su narración recuerdos de infancia, como los que le contaba su abuela, respecto a que Molina “había sido un hombre bueno, que dejaba dinero bajo la almohada a aquellos enfermos cuya situación económica era calamitosa”. Otros testigos del momento indican que era protector de mucha gente pobre y que repartía limosnas entre las casas más necesitadas cada quince días, gestos caritativos que nunca fueron aceptados por otros miembros de la clase acomodada zalameña, en opinión del investigador.

El caso es que, aun siendo de ideas conservadoras, habiendo defendido la causa monárquica a inicios de la II República, y pertenecer a la élite terrateniente de la localidad, el día 28 de agosto de 1936, dos días después de ser ocupada Zalamea por las tropas nacionales, Manuel Molina Lancha fue asesinado. Según Vázquez Lazo, a pesar de que se encontraba enfermo en su cama, fue sacado de ella por la fuerza, llevado en un camión al cementerio y fusilado tras serle aplicado el Bando de Guerra por parte de las tropas franquistas.

Estas investigaciones sirven para aflorar las aportaciones de cientos de onubenses cuyas vidas fueron segadas tan sólo por su compromiso con la Democracia y las libertades.

Vázquez Lazo prepara un estudio sobre la emancipación de Zalamea del señorío de Sevilla

El proceso de emancipación de Zalamea la Real del Arzobispado de Sevilla y su anexión a la Corona es uno de los acontecimientos históricos que más interés generan en esta localidad onubense, dado que fue muy significativo que fueran los propios zalameños los que compraron su libertad, después de que una bula del Papa Gregorio XIII permitiera al rey tomar algunos bienes en poder de la Iglesia.

Así sucedió en este municipio de la Cuenca Minera, que, tras diversas vicisitudes, en 1592, dejaba de llamarse Zalamea del Arzobispo para adquirir su denominación actual de Zalamea la Real, tal y como se recoge en un documento firmado por el rey Felipe II. Un acontecimiento con el que la localidad ponía fin a una etapa y se incorporaba con pleno derecho a la Edad Moderna.

Un evento trascendental para el devenir de Zalamea que ha sido estudiado en diversas ocasiones, pero del que todavía hay muchas lagunas por descubrir. Por este motivo, el historiador zalameño José Manuel Vázquez Lazo se ha propuesto desvelar todos los detalles de este proceso de emancipación a través del estudio de ese expediente de separación, así como de la Carta de Privilegios en la que el monarca otorga al pueblo una serie de derechos con respecto a la administración del mismo.

Un trabajo bastante arduo que viene desarrollando desde hace dos años y que todavía no tiene fecha de finalización prevista, aunque le gustaría tenerlo listo lo antes posible. De hecho, a este investigador le hubiera gustado tenerlo preparado el pasado año 2017, cuando se cumplía el 425 Aniversario de la emancipación, al ser una fecha idónea. Sin embargo, le fue imposible terminarlo, una prueba de la dificultad que entraña adentrarse en estas páginas, donde la letra utilizada, a veces, es algo ilegible.

Por el momento, José Manuel resalta que “me ha llamado la atención que mucho de lo que se conoce de este proceso no es del todo cierto, además de que estoy teniendo la oportunidad de sacar a la luz muchas novedades totalmente desconocidas sobre este hecho. Eso sí, todavía no me atrevo a dar ninguna conclusión definitiva, porque me queda mucha documentación por estudiar».

«No cabe duda de que estamos hablando de un proceso bastante interesante, puesto que surge en un momento de coyuntura política importante, con una crisis estatal y entre el Estado y el papado, con prerrogativas que permitían que la Corona se emancipara de la Iglesia. Lo que sí podemos decir es que lo que sucede en Zalamea fue bastante peculiar en Andalucía Occidental, porque en 1592 se emancipan tanto Zalamea como Almonaster, dado que debían hacerlo dos localizaciones juntas, de ahí que ambos municipios onubenses se llamen ‘La Real’, al pasar a pertenecer a Felipe II», concreta José Manuel.

Un estudio, como se puede comprobar, de enorme interés al tratar numerosas cuestiones de la intrahistoria local, de ahí que haya mucha expectación de ver el resultado del trabajo de este archivero e investigador. No en vano, a Vázquez Lazo le gustaría poder publicar el estudio, una vez que lo concluya, para darle difusión a las revelaciones realizadas a lo largo de estos años.

Para este historiador, «este tema es importante, dado que hablamos de historia y de patrimonio, de ahí que sea necesario recuperarlo. No podemos dejarlo atrás, para evitar perder la visión de nuestro pasado. Sólo así podemos apostar por el futuro».

Una destacada trayectoria dedicada a la investigación

José Manuel Vázquez Lazo es Licenciado en Historia por la Universidad de Huelva. Tiene en su haber varias publicaciones, destacando Zalamea Republicana (Diputación de Huelva, 2003); El Campillo. De la independencia a la democracia (Universidad de Huelva, 2007, junto a María Dolores Ferrero Blanco y Cristóbal García García); y La provincia de Huelva. Historia de sus villas y ciudades: Zalamea la Real (Diputación de Huelva, 2014). Además de todo ello, tiene varios artículos historiográficos en prensa y en revistas especializadas. Periódicamente publica artículos sobre la historia local de Zalamea la Real en su blog www.conelrabillodelojo.blogspot.com.

Ha impartido numerosas conferencias en diferentes foros. Ha sido documentalista del Departamento de Historia II de la Universidad de Huelva, en el proyecto de investigación ‘El Tribunal de Responsabilidades Políticas en Huelva (1936-1945)’, dentro del plan de Recuperación de la Memoria Histórica de la Consejería de Justicia de la Junta de Andalucía.

Su experiencia laboral ha estado siempre ligada al mundo de la Historia. Actualmente ejerce como Archivero del Archivo Municipal de Zalamea la Real.