«Siempre llevo a Riotinto por bandera»

El hostelero Carmelo Rufo valora su nombramiento como Hijo Adoptivo en una entrevista concedida a Tinto Noticias

El nervense Carmelo Rufo Fernández será nombrado Hijo Adoptivo de Minas de Riotinto por su labor y desempeño en el municipio, tal y como TINTO NOTICIAS dio a conocer a través de esta publicación, en la que se hacía eco del Pleno conmemorativo del 180 aniversario de la constitución de Riotinto como municipio independiente, un Pleno donde se aprobó el futuro nombramiento como Hijos Adoptivos tanto de Rufo como del médico nervense Antonio Cornejo Castro.

Al igual que este periódico hiciese con Cornejo Castro, que valoró su nombramiento a través de esta entrevista concedida a TINTO NOTICIAS, esta redacción también ha querido contactar con Rufo Fernández para conocer su trayectoria y cómo se siente por ese reconocimiento, que recibe con mucha felicidad y alegría, ya que “he llevado siempre al pueblo por bandera y me siento muy acogido por los vecinos”, afirma.

Carmelo Rufo, cuya trayectoria ya fue abordada por TINTO NOTICIAS a través de esta publicación, ha dedicado casi toda su vida a Minas del Riotinto y es por ello que este nombramiento tiene como objetivo agradecer y reconocer todo lo que ha hecho por el municipio.

Rufo Fernández nació el 26 de noviembre de 1960 en Nerva, donde, con tanto solo 10 años, empieza a trabajar en el mundo de la hostelería. No es hasta los 17 años cuando se traslada a Riotinto para comenzar a trabajar en el Bar ‘El Canito’, donde va creciendo hasta que en 1995 inaugura su propio restaurante, el ‘Época’, junto a su mujer.

Para él, Minas de Riotinto es un pueblo muy especial, ya que desde que llegó se sintió muy acogido por la gente. Nos cuenta que “mi pasión por Riotinto es muy grande, porque es el pueblo que me está dando de comer y quiero luchar por él”, por lo que, cada vez que ha salido y ha recibido premios por su cocina, ha promocionado a Riotinto.

Este hostelero nervense ha sido pionero en muchas iniciativas que se han llevado a cabo en el municipio. La Feria de la Tapa Tradicional de la localidad fue invención suya y, además, ha recuperado tapas antiguas que se hacían en el pueblo para que los vecinos las pudieran disfrutar. También fue el creador de las quedadas moteras conocidas de Minas de Riotinto, así como de varias campañas navideñas, al tiempo que fue el fundador de la Asociación de Consumidores y Usuarios y de la Asociación de Comerciantes Industriales de Riotinto.

No solo eso. Rufo Fernández ha escrito además dos libros. El primero de ellos, publicado en 2018, es ‘Nunca faltaron flores’, del que acaba de salir publicada la séptima edición, de la que TINTO NOTICIAS informó a través de esta publicación. El segundo, por su parte, es una autobiografía que está a punto de salir a la luz y que se titulará ‘El niño sin cazones’.

Carmelo Rufo no ha parado de trabajar e innovar en el pueblo minero. También nos cuenta que introdujo una nueva moda en el municipio que bautizó con el nombre de “épocamanía”, que consiste en colocar fotos antiguas de la Cuenca Minera como decoración de su restaurante. Tras él, muchos sitios públicos han tomado esta idea.

La alcaldesa de Minas de Riotinto, Rocío Díaz Cano, asevera que el nombramiento de Carmelo Rufo Fernández es debido a todos los años de dedicación que ha tenido éste hacia el pueblo de Riotinto. Además, nos dice que “ha sido una persona muy comprometida con todas las personas del pueblo”, por lo que el Ayuntamiento ha decidido que era necesario nombrarlo Hijo Adoptivo.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS, nada más aprobarse su nombramiento, Carmelo Rufo Fernández señaló, durante el Pleno conmemorativo del 180 aniversario de Riotinto, que «siempre he querido a este pueblo y nunca he esperado nada a cambio», declaró visiblemente emocionado, tras lo que dio las «gracias a la Corporación Municipal» por este reconocimiento.