La piscina de Nerva también cierra tras otra defecación

Un día después de conocerse el cierre de la de Riotinto, el caso se repite en el municipio vecino

Sólo un día después de conocerse el cierre temporal de la piscina municipal de Minas de Riotinto tras producirse una defecación por parte de un menor en el interior de la misma, la historia se ha repetido en el municipio vecino de Nerva. El Ayuntamiento de la localidad anunciaba anoche del cierre de su instalación por un hecho similar.

«Debido a los hechos ocurridos en la tarde de hoy viernes, defecar en la piscina municipal, ésta permanecerá cerrada hasta que un laboratorio acredite el estado óptimo del agua», avisaban desde el Consistorio, al tiempo que pedía «la colaboración de todo el que pueda ayudar para denunciar actuaciones como estas que perjudican a toda la ciudadanía».

Un día antes, era el Ayuntamiento de Riotinto el que anunciaba que la piscina de esta localidad permanecerá cerrada de manera temporal mientras se realizan las labores de vaciamiento del vaso, limpieza y posterior llenado del mismo tras tener «conocimiento de que un menor ha defecado» en el interior de la piscina.

A través de una nota informativa, las mismas fuentes indicaron que, aunque «durante la tarde de ayer y la mañana de hoy se han realizado trabajos de limpieza y tratamiento del agua», tras haber «consultado con la autoridad pertinente y en aplicación de la normativa vigente, se ha decidido el cierre temporal» para la realización de los trabajos antes descritos.

Por último, desde el Ayuntamiento lamentaron «las molestias ocasionadas» y agradecieron la «comprensión» y «colaboración» de los usuarios de la piscina «para que estos hechos, que van en perjuicio de todos y que se pueden evitar con facilidad, no vuelvan a producirse», añadieron.