TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

IU pide la dimisión de Jesús Amador como concejal del Ayuntamiento de Huelva

Comparte nuestras noticias

Rafael Sánchez Rufo defiende que Podemos debe expulsarlo del grupo municipal si no deja su acta

Izquierda Unida (IU) quiere que el concejal ‘anticapitalista’ de Adelante Huelva en el Ayuntamiento de la capital onubense, Jesús Amador, dimita como edil y deje su acta de concejal para el siguiente miembro de la lista electoral de la confluencia de IU y Podemos en Huelva. Esa es la petición realizada este miércoles por el coordinador provincial de IU, Rafael Sánchez Rufo, quien además tiene claro que, si el exdirigente de Podemos no dimite, el partido de Pablo Iglesias, al que pertenecía Amador, debe expulsarlo del grupo.

El máximo responsable provincial de IU en Huelva se ha mostrado así de rotundo en una entrevista concedida a TINTO NOTICIAS en la que aborda los principales asuntos de la actualidad política onubense y nacional, como el primer año del Gobierno de coalición, la subida del precio de la luz, la crisis sanitaria del coronavirus o el proyecto de Fertiberia, entre otros asuntos abordados en esta entrevista:

Pregunta: Acaba de cumplirse el primer año del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, el primero de la historia de España en el que está Izquierda Unida. ¿Qué balance realiza de estos primeros 12 meses de gestión?

– Respuesta: Ha sido un año marcado por la pandemia, sus consecuencias sobre la salud de las personas y sus consecuencias económicas y sociales, una situación sin precedentes en la historia. Nunca hay que ser ni conformistas ni autocomplacientes pero creo que ha quedado claro que la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno ha servido para poner en marcha multitud de medidas que ayuden a amortiguar los efectos económicos y sociales de esta crisis sobre millones de familias trabajadoras. Un gobierno de coalición en el que estas en minoría te obliga a afrontar contradicciones y a no poder aplicar el 100 por 100 de tu programa, pero creo que podemos decir que ha servido para ayudar a soportar esta situación dramática a la mayoría social.

«La presencia de UP en el Gobierno ha servido para ayudar a soportar esta situación dramática a la mayoría social»

– P: La ciudadanía acaba de sufrir una fuerte subida del precio de la luz. ¿A qué se debe? ¿Qué responsabilidad tiene en ello el Gobierno central? ¿Qué está haciendo el Ejecutivo para evitar que se repita y qué quiere IU que se haga para ello?

– R: Siempre hemos denunciado que el hecho de que suministros esenciales para la vida de la gente estén en manos de un oligopolio de empresas multinacionales que priman el beneficio económico es perjudicial para las familias trabajadoras. Sabemos que toda la legislación europea y nacional apoya ese sistema y nuestra posición es y ha sido la de la nacionalización de las eléctricas. En el marco del acuerdo de gobierno hay medidas para regular el mercado e impedir que situaciones como estas hagan que el acceso al suministro eléctrico sea imposible para amplios sectores de la población. Ese acuerdo debe plasmarse y desarrollarse para que, acompañado a las otras medidas del escudo social del Gobierno, acabe con la pobreza energética en nuestro país.

«En el acuerdo de gobierno hay medidas para acabar con la pobreza energética»

– P: Otro de los asuntos que ha provocado discrepancias entre PSOE y Unidas Podemos en el Gobierno es la aprobación del proyecto de Fertiberia para la restauración de las balsas de fosfoyesos. ¿Cuál es la posición de IU y UP sobre ello? ¿Cree que aún se puede evitar? ¿Van a tomar medidas para ello? ¿Cuáles?

– R: Nuestra posición es la de siempre y la que hemos mantenido en todas las instituciones: rechazo al proyecto de Fertiberia, apuesta por el órgano de participación y el trabajo del comité de expertos y recuperación de nuestra Marisma desde una solución de máximos que permita además crear empleo en una ciudad castigada durante décadas por la contaminación. Esa va a ser nuestra línea de trabajo en todos los frentes.

– P: El primer año del Gobierno ha estado marcado principalmente por la crisis sanitaria del coronavirus. ¿Cómo valora la gestión de la crisis por parte del Ejecutivo y la actuación de la Junta de Andalucía al respecto?

– R: El Gobierno de la Junta es el de la bajada masiva de impuestos a los más ricos y el debilitamiento de servicios públicos como sanidad, educación y dependencia. El PP y Cs, secuestrados por la extrema derecha en Andalucía, ni están ni se les espera. Creo que el Gobierno central ha tenido más sensibilidad social y más determinación en su lucha contra la pandemia y sus efectos económicos y sociales.

– P: Centrándonos en Huelva, ¿Qué balance realiza de lo que va de legislatura en el Ayuntamiento de Huelva y la Diputación Provincial? ¿Cuál está siendo vuestro papel en ambas instituciones?

– R: Somos oposición en ambas instituciones y nuestra labor es la de la crítica desde la capacidad de propuestas alternativas. A la nueva presidenta de la Diputación hay que darle tiempo para comprobar si su declaración de intenciones de reforzar la ayuda a los municipios de la provincia y su apuesta por la igualdad son sinceras. En el Ayuntamiento, desgraciadamente, sufrimos a un alcalde que representa la política del periquismo 2.0. Nada nuevo, ni nada bueno para afrontar los retos de la ciudad.

«Sufrimos a un alcalde que representa la política del periquismo 2.0»

P: La crisis interna de Podemos provocó recientemente la marcha de ese partido de los llamados anticapitalistas, liderados por Teresa Rodríguez, tras lo que todos los diputados ‘anticapitalistas’ que la coalición de IU y Podemos (Adelante Andalucía) tenía en su grupo parlamentario andaluz fueron expulsados del grupo. En el Ayuntamiento de Huelva, uno de vuestros dos concejales de Adelante Huelva, Jesús Amador, también se marchó de Podemos por el mismo motivo. ¿Cree que se podría reproducir en el Consistorio onubense la misma situación que se dio en el Parlamento de Andalucía?

– R: Es legítimo en política cambiar o irse de una organización, pero cuando uno lo hace quedándose con el patrimonio político acumulado por el trabajo de cientos de hombres y mujeres y engañando a la ciudadanía que te votó como integrante de una organización a la que ya no perteneces te conviertes en un tránsfuga. Una vez ese comportamiento deshonesto se da, pierdes toda la credibilidad y contaminas todo lo que tocas. Ni la izquierda, ni el andalucismo ni Andalucía tienen nada que ver con todo eso.

– P: ¿Le pide entonces que dimita como concejal y deje su acta para el siguiente miembro de la lista electoral de Adelante Huelva?

– R: Creo que tanto él como María Gracia, que es parlamentaria andaluza, deberían dejar sus actas por honestidad política y respeto a los votantes y a las organizaciones que confiaron en ellos. Sin duda alguna.

– P:.¿Y si no dimite? ¿Le expulsarían del grupo aunque se quede como concejal no adscrito?

– R: No depende de mi, depende de Podemos, que es la formación por la que concurrió a las elecciones, pero mi opinión es que claramente así debe ser. Me gustaría que no fuera necesario por que recapacite y haga lo que corresponde, dejar su cargo.

«Jesús Amador y María Gracia deben ser expulsados del grupo si no dejan sus cargos»

– P: Siempre se ha dicho que la izquierda está muy dividida. Hasta hace poco, existían dos formaciones políticas de izquierda, el PSOE, el mayoritario, e IU, que se presentaba como «la única alternativa real de izquierda». Ahora también tenemos a Podemos, que en un principio decía que no era de izquierda, sino de abajo, pero luego dijo que sí, y a los anticapitalistas. ¿No cree que son demasiadas formaciones de izquierda? ¿Existen en las capas sociales izquierdistas tantas diferencias de matices ideológicos que justifiquen esto?

– R: La unidad es imprescindible. Debemos buscar espacios compartidos en el que pongamos en común lo que nos une y cuidar dichos espacios actuando y trabajando con generosidad y lealtad en los mismos. La izquierda es diversa pero servir a la clase trabajadora a la que decimos defender significa trabajar incansablemente en la búsqueda de la unidad en la diversidad.