IU exige la nueva canalización del arroyo que se desbordó en Nerva

Sánchez Rufo lamenta que, un año después de la grave riada, la localidad sigue esperando las obras que eviten nuevas inundaciones

Izquierda Unida Huelva ha exigido a la Junta de Andalucía que acometa “de una vez” las obras para darle una nueva canalización al arroyo Santa María a su paso por Nerva. Tras haberse cumplido más de un año de la inundación que arrasó el casco urbano de esta localidad por el desbordamiento del cauce de dicho arroyo, “en Nerva siguen esperando la ejecución de unas muy necesarias obras de canalización para evitar que se produzca otra riada como la que provocó graves daños y elevadas pérdidas materiales en esta población y puso en peligro la vida de sus habitantes”, según explica el coordinador provincial de Izquierda Unida en Huelva, Rafael Sánchez Rufo.

El arroyo Santa María se desbordó el 19 de diciembre del año pasado al incrementarse repentinamente su caudal debido a un temporal de lluvias, provocando una riada que atravesó Nerva con “gran violencia”, provocada por los obstáculos y los restos de vegetación que se acumularon en la canalización actual por la que discurre este arroyo, en su llegada a Nerva, bajo cuyo casco urbano discurre, recuerdan desde IU

Por ello, Izquierda Unida ha anunciado que va a trasladar al Parlamento andaluz una iniciativa para reclamar la realización de estas obras, con las que “se debe realizar una nueva canalización alternativa y mucho más segura, capaz de soportar un volumen de caudal mucho mayor que el actual y situado de forma que evite posibles nuevas inundaciones”, explica Sánchez Rufo.

Hasta el momento, añaden desde IU, la Junta de Andalucía se limitó a limpiar el curso de la canalización actual. Sin embargo, “tienen el freno de macho echado” a las inversiones necesarias para realizar la nueva canalización que la población nervense está demandando colectivamente desde que sufrieron la inundación del año pasado, mientras el gobierno andaluz sigue sin asumir sus competencias ni cumplir con sus compromisos para ello», sostiene Izquierda Unida, que reclama a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible que aporte explicaciones sobre los trabajos pendientes que tiene en Nerva, relativos al cauce del arroyo desbordado, y se comprometa a fijar fechas de ejecución de los mismos.

Otra demanda que Izquierda Unida añade a esta iniciativa consiste en que la Junta de Andalucía ponga los medios para acelerar los trabajos de reforestación forestal de la zona que fue calcinada en el término municipal de Nerva en el verano de 2018. Según IU, el retraso en la intervención en esta zona provocó que llegaran al cauce del arroyo Santa María restos de este incendio. Por ello, Izquierda Unida exige a la Junta de Andalucía que “mantenga un calendario continuo de trabajos de recuperación forestal en toda la zona para garantizar la limpieza de estos terrenos y evitar la acumulación de materiales tanto en el cauce de este arroyo como en los demás que lo alimentan». “Los trabajos de limpieza deben mantenerse como medida eficaz para proteger al casco urbano nervense y a su población de más situaciones tan dañinas y peligrosas como la ocurrida el año pasado”, concluyen.