El nervense Samu Delgado busca medalla en los Juegos Europeos para Trasplantados

El deportista quiere repetir en Italia el éxito logrado en los nacionales en la modalidad de Triatlón

El nervense Samuel Delgado, conocido por todos como ‘Samu’, participa desde este lunes en los juegos europeos para trasplantados en la modalidad de Triatlón, donde este verdadero héroe, que desde los 20 años tiene unos pulmones trasplantados que no le impiden, tiene ante sí el reto de conseguir otra nueva gesta deportiva, como la que ya consiguió en mayo del pasado año en los juegos nacionales para trasplantados, desde donde se trajo cinco medallas a Nerva (dos platas y tres bronces).

Ahora quiere dar un paso más y ya se encuentra en Cagliari (Italia), donde se celebra el campeonato, para seguir haciendo historia en el deporte y vivir un nuevo capítulo de su admirable historia de superación personal, que sin duda es una historia de esas que representan el verdadero espíritu deportivo, de las que emocionan y lo convierten en un pequeño superheroe local. Durante estos días, Nerva y la Cuenca Minera de Riotinto estarán pendientes de este nervense, a quien tener dos pulmones trasplantados no le impide hacer deporte a un muy alto nivel.

Samu Delgado nació con una enfermedad genética, fibrosis quística, que le acompañará toda la vida y que le ha hecho vivir momentos «muy complicados», asegura el propio deportista, que recuerda cómo «de niño tuve muchas infecciones y muchas horas de hospital». Sin embargo, «siempre estuve muy vinculado al deporte y de pequeño me gustaba jugar al fútbol con mis compañeros de clase y mis amigos, hasta que a los 14 años cogí una neumonía y a partir de ahí tuve que vivir durante cinco años con oxígeno», asegura.

Durante ese tiempo estuvo preparándose para el trasplante, al que era importante llegar en buena forma física, por lo que «hacía pesas, algunos kilómetros en bicicleta, subía y bajaba escaleras…». Así que llegó al trasplante con una buena nutrición y un buen tono de musculatura, lo que le vino «muy bien» para recuperarse después de la operación.

Ahí da comienzo esta exitosa trayectoria deportiva. Después del trasplante empezó a hacer deporte de mantenimiento y, sólo un mes después, «empecé a correr y ya nunca lo he dejado», afirma. Al principio lo hacía por su cuenta, sin entrenador, pero hace tres años participó en el Trail de Nerva y le «picó el gusanillo» de la competición, hasta el punto de que, tras conocer por internet la existencia de los juegos nacionales para trasplantados, se lo preparó por su cuenta y dio una auténtica sorpresa, pues, sin esperarse nada, consiguió cinco medallas.

Con este antecedente, Samu Delgado, que pertenece ya a la Selección Nacional, tenía que participar también en los Europeos, para los que esta vez ha entrenando «muy fuerte» y se ha buscado a un entrenador, Diego González, con el que está «muy contento», pues «he mejorado mucho y en cada carrera que voy haciendo voy bajando marcas», asegura.

El reto, en cualquier caso, no es fácil. Algunos de sus rivales se dedican a esto y son deportistas de élite en sus países, cuentan con becas y van muy preparados, de ahí este deportista nervense vea «complicado» conseguir una medalla. Sin embargo, es por lo que va a luchar, por conseguir una medalla, «aunque terminar entre los cinco o diez primeros ya sería para mi un lujo», destaca.

Lo que está claro es que Nerva y la Cuenca Minera van a estar apoyándolo en la competición, este lunes, cuando participa en la carrera a pie, el martes, en la de natación, y el miércoles, en la de bicicleta. Y, si se encuentra con fuerzas, participará también en las pruebas por equipo de relevo de natación estilo libre y en atletismo. «La gente está ilusionada como lo estoy yo y tiene muchas ganas, está volcada conmigo. Me ven por la calle y me dan ánimos para que consiga algún logro», asegura Samu, que está «muy contento» con ello.