TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El peri贸dico de la Cuenca Minera

El economista campillero Juan Carlos Dom铆nguez, un coleccionista de libros con cerca de 900 ejemplares

Comparte nuestras noticias

Miembro de la Junta Directiva de Cistus Jara de Zalamea la Real, este apasionado de la historia acaba de adquirir la edici贸n original de 1899 del libro Memorias de Hugh Matheson, una figura desconocida en la Cuenca Minera a pesar de su importancia en la explotaci贸n de las minas de Riotinto por parte de los brit谩nicos

El economista y asesor fiscal y contable Juan Carlos Dom铆nguez V谩zquez (Minas de Riotinto, 1967) es un campillero que vivi贸 en El Campillo hasta que se cas贸 con su mujer, Inma. Siendo as铆, estudi贸 en los colegios de El Campillo y Minas de Riotinto, mientras que el Bachillerato lo curs贸 en el IES V谩zquez D铆az de Nerva. Una etapa tras la que se licenci贸 en Ciencias Empresariales por la Universidad de Huelva.

Tras casarse, Juan Carlos residi贸 con su mujer y sus dos hijas, Mar铆a y Celia, en Zalamea la Real, por lo que se considera campillero y zalame帽o. Eso s铆, en la actualidad, por cuestiones laborales, viven en Huelva capital, aunque suelen venir mucho a la Cuenca Minera: 鈥淣ormalmente, venimos a Zalamea todos los fines de semana. La poblaci贸n de la comarca est谩 bajando y esta es una manera de mantener y valorar nuestros pueblos. Desde hace m谩s de 10 a帽os, pertenezco a la Junta Directiva de Cistus Jara, una asociaci贸n cultural de Zalamea cuya finalidad es la preservaci贸n del patrimonio y la naturaleza. Por ello, puede decirse que soy un enamorado de mi tierra y sus tradiciones. Y un apasionado por su historia, una historia muy rica鈥.

Un enamorado de su tierra que ha desarrollado una amplia trayectoria profesional. Primero, comenz贸 a trabajar en El Monte, Caja de Ahorros de Huelva y Sevilla (actual Caixabank), en los pueblos de El Campillo, Riotinto y Nerva, donde rotaba seg煤n las necesidades y requerimientos del puesto. Tras un a帽o en esta entidad, Juan Carlos pudo acceder a una beca como economista en Minas de Riotinto, S.A.L., donde estuvo trabajando durante siete a帽os, hasta 2003, llegando a ser Responsable de Contabilidad.

De aquella 茅poca, nuestro entrevistado recuerda c贸mo, 鈥渆n el verano de 2001, junto con un compa帽ero de trabajo, Rafael Sousa, bajamos al mismo coraz贸n de la tierra, al coraz贸n de la mina, a la sala de bombas del piso 45 de Corta Atalaya, a 435 metros de profundidad. Un poco m谩s arriba, en el piso 33 del Pozo Alfredo, pudimos ver, entre otras, las maravillosas salas de colores de los vitriolos, unas formaciones de sulfatos creados en minas de interior鈥.

Tras esta etapa, la vida de este campillero cambi贸 debido a que la miner铆a entr贸 en crisis. Seg煤n 茅l mismo nos explica, 鈥渓a miner铆a entr贸 en crisis debido, principalmente, a los bajos precios de cotizaci贸n del cobre, llegando a cotizar en 2002 por debajo de los 1.300 $/tm. Actualmente, el cobre cotiza en el entorno de los 6.000 $/tm鈥.

Atr谩s quedaban unos a帽os en Minas de Riotinto que para Dom铆nguez, 鈥渃omo experiencia profesional y personal fue espectacular. Tengo que destacar que soy la cuarta generaci贸n de mineros en mi familia: mi padre Maxi, trabaj贸 en la mina durante 35 a帽os; mis dos abuelos, Maximiliano y Jos茅, tambi茅n trabajaron en distintos departamentos de la mina; y mi bisabuelo, Sabas Dom铆nguez, trabaj贸 como contratista a principios del siglo XX. Como curiosidad, mi bisabuelo Sabas particip贸 en el rescate de los mineros atrapados en el incendio del pozo Alicia el 3 de noviembre de 1913, recibiendo como reconocimiento por parte de la Rio Tinto Company Limited una medalla de oro grabada con su nombre鈥.

Su siguiente destino laboral fue Astilleros de Huelva, S. A., donde comenz贸 a trabajar en 2003, llegando a ser director financiero de la empresa. 鈥淒urante mi etapa en los Astilleros se llegaron a construir cerca de 20 barcos pesqueros, 4 Ro-Ro para transporte de carga rodada y 2 barcos quimiqueros de 煤ltima generaci贸n鈥, nos comenta.

En la actualidad, Juan Carlos Dom铆nguez trabaja como economista en Gabitel Ingenieros, S.L., una joven empresa onubense con una importante proyecci贸n internacional en el mundo de las telecomunicaciones, la ingenier铆a industrial y la consultor铆a software.

Un puesto de trabajo que compagina con su afici贸n a la investigaci贸n y a la historia, dos pasiones que le han permitido hallar algunos documentos de gran inter茅s para la Cuenca Minera. Descubrimientos a los que ha podido llegar, principalmente, por su pasi贸n por los libros. Es m谩s, seg煤n nos comenta, 鈥渘uestra comarca es una de las zonas donde m谩s libros se han escrito y de la que m谩s ha sido estudiada, bien por el tema minero o bien por temas hist贸ricos-culturales鈥.

Una afici贸n que inici贸 hace m谩s de 20 a帽os, cuando comenz贸 a coleccionar libros, porque, seg煤n dice, 鈥渃reemos que los libros son la fuente del conocimiento y de la sabidur铆a鈥.

Este inter茅s le ha permitido coleccionar cerca de 900 ejemplares de todas las tem谩ticas, autores y ediciones, entre los cuales se encuentran m谩s de 80 vol煤menes dedicados a las Minas de Rio Tinto o a la comarca minera, como ocurre con estudios mineros actuales, facs铆miles de viejos libros de los siglos XV al XIX, libros publicados por tesis doctorales y una amplia variedad de obras que ponen de manifiesto la riqueza de la comarca a nivel cultural.

El 煤ltimo ejemplar adquirido por Juan Carlos ha sido la edici贸n original de 1899 del libro Memorias de Hugh Matheson, escrito por su esposa tras fallecer su marido un a帽o antes. Tal y como nos explica este apasionado de la historia, 鈥淗ugh Matheson es poco conocido en nuestros pueblos mineros, pero 茅l fue el art铆fice que cre贸 la sociedad para comprar al estado espa帽ol las Minas Nacionales de Riotinto. De origen escoc茅s, fue uno de los hombres de negocios m谩s conocidos de Londres. En 1873 cre贸 un consorcio de financieros internacionales llamado Casa Matheson y C铆a. y, el 14 de febrero, adquiri贸 las minas por 92.800.000 pesetas. Adem谩s, fue presidente de la Rio Tinto Company Ltd. durante 25 a帽os, desde 1873 hasta su muerte en 1898. Huhg Matheson tuvo muchas amistades espa帽olas y se code贸 con las m谩s altas autoridades de la esfera pol铆tica y social de la 茅poca, como el rey Alfonso XII, del que recibi贸 La Gran Cruz de la Orden de Isabel la Cat贸lica, o el presidente del Gobierno C谩novas del Castillo鈥.

 

Una joya para los amantes de la historia y coleccionistas a nivel general, que se une a otros ejemplares de su colecci贸n realmente interesantes, como ocurre con la primera edici贸n de 1920 de El Metal de los Muertos de Concha Espina y la edici贸n de 1875 del libro de Lucas de Aldana Las Minas de Rio Tinto en el transcurso de siglo y medio, desde su restauraci贸n por Wolters en 1725鈥, libro difundido a trav茅s de impresi贸n bajo demanda por Consulcom.es.

Del mismo modo, en su biblioteca particular hay una gran variedad en formato de libros-facs铆mil como sucede con la Memoria antigua de romanos nuevamente descubierta en las Minas de Rio-Tinto, escrito por Francisco Thomas Sanz en 1762, cuando se descubri贸 en la galer铆a de San Carlos la placa romana dedicada al emperador Nerva; Ensayo sobre las Minas de Riotinto, de R煤a Figueroa del a帽o 1852; Descripci贸n F铆sica, Geol贸gica y Minera de Huelva, de 1898 por Joaqu铆n Gonzalo Tar铆n; Diccionario geogr谩fico estad铆stico de Huelva, del a帽o 1845 de Pascual Madoz; Memorias sobre las minas Nacionales de Rio Tinto, de Anciola y Cosio de 1856; o Memorias de Rio Tinto de Joaqu铆n Ezquerra del Bayo de 1852.

Del mismo modo, cuenta con tres facs铆miles que han sido publicados por la asociaci贸n Cistus Jara, que pueden ser considerados como aut茅nticas joyas patrimoniales: Las Reglas de la Hermandad de San Vicente de 1425; Las Ordenanzas de la villa de Zalamea de 1535; y El Libro de los Privilegios de Zalamea la Real, otorgado por Felipe II en 1592.

En este punto, Dom铆nguez aclara que, 鈥渉asta 1845, los pueblos y aldeas que configuran la actual comarca minera de Riotinto pertenec铆an al t茅rmino municipal de Zalamea la Real. Por tanto, puede decirse que la historia de Zalamea es la historia de la Cuenca, la historia de nuestros cuatro pueblos y de las m谩s de diez aldeas que conforman nuestra comarca鈥.

En cuanto a los libros escritos en el siglo XX, este campillero nos resalta obras como Piritas de Huelva, de Pinedo Vara; Nunca en el cumplea帽os de la reina Victoria de David Avery; El Desastre en el Pozo Alicia de Pedro Real Vald茅s; Cuatro vol煤menes publicados por la tesis doctoral de Flores Caballero, Las Minas de R铆o Tinto hasta su venta a los ingleses; Historia de la arquitectura inglesa en Huelva, escrito por Miguel V铆lchez; El Gibraltar econ贸mico: Franco y Riotinto 1936-1954, de Antonio G贸mez; A cielo abierto de F茅lix Lunar; Miner铆a y poder: Antropolog铆a pol铆tica en Riotinto de Esteban Ruiz Ballesteros; G茅nesis del anarquismo en Minas de R铆o Tinto de Alfredo Moreno Bola帽os; El Campillo. El gran desconocido de Gilberto Hern谩ndez Vallecillo; El Campillo, de la independencia a la democracia de Josema V谩zquez Lazo; y Zalamea La Real: Aproximaci贸n hist贸rica, de Antonio Dom铆nguez y Manuel Dom铆nguez.

Y, junto a todo ello, un largo etc茅tera de vol煤menes, as铆 como art铆culos de peri贸dicos de la 茅poca, de revistas mineras, documentos extra铆dos de libros, de la gaceta, cr贸nicas, reportajes, noticias, ensayos, escritos, folletos, textos sueltos鈥

En definitiva, una biblioteca personal de incalculable valor, que, como nos cuenta Juan Carlos, 鈥渁l ser, principalmente, en formato papel podr谩 transmitirse de mano en mano, por lo que perdurar谩 para las futuras generaciones, para que puedan disfrutar de estas joyas literarias鈥.