TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

El Ayuntamiento de Zalamea declara la guerra a la prostitución

Comparte nuestras noticias

El Ayuntamiento de Zalamea la Real quiere acabar para siempre con la prostitución que “presuntamente” se ejerce o se ejercía hasta hace muy poco en el municipio, concretamente en el club ‘Don Mendo’, que cuenta con una licencia de apertura para la actividad ‘Bar Categoría Especial’, otorgada el 5 de enero de 1994.

Una vez que el establecimiento lleva unos meses cerrado, el equipo de gobierno municipal de Izquierda Unida presentará una moción en el próximo Pleno del Consistorio, que se celebra este jueves 25 de enero, con la que se compromete a llevar a cabo una serie de medidas encaminadas a erradicar la prostitución.

En concreto, el Ayuntamiento revocará la licencia de apertura cuando se cumpla un año del cese de la actividad y, en caso de que vuelva a abrir con anterioridad, pedirá a la Junta de Andalucía el cierre del local si comprueba que su licencia no se corresponde con la actividad que allí se ejerce.

Este grupo municipal se basa para ello en que, según el convenio suscrito entre la Consejería de Salud y el Consistorio zalameño el 17 de julio de 2000, la Junta de Andalucía es la encargada de la inspección y tramitación de procedimientos sancionadores en materia de Salud Pública, así como en que, según la ordenanza reguladora de la apertura de establecimientos, la licencia caducará en el caso de que se suspenda la actividad por un periodo superior a un año, tras lo que podría revocarse u otorgarse de nuevo.

Así se establece en la moción, a la que ha tenido acceso Tinto Noticias, que se ha puesto en contacto con el alcalde del municipio, Marcos Toti, para conocer su valoración al respecto. En declaraciones a este periódico, el primer edil zalameño ha indicado que el objetivo del Ayuntamiento es que el citado club “no se abra más para ejercer la prostitución”, para lo que “revocaremos la licencia cuando lleve un año cerrado y, en caso de que vuelva a abrir, pediremos a la Junta que vigile la actividad que se desarrolle y cierre el club si no se corresponde con la licencia”.

Para el grupo municipal de IU, “la prostitución es una forma de explotación, de esclavitud, es una forma de violencia de género extrema”, pues “lo que las mujeres prostituidas y hombres tienen que soportar equivale a lo que en otros contextos correspondería a la definición aceptada de abuso sexual y violación reiterada”, añaden desde IU, que considera que “ésta debe ser abolida”.