TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Trasladan a Bernardo Montoya a la cárcel de Morón para reforzar su seguridad

Comparte nuestras noticias

Trabajadores de la prisión onubense consideran que el módulo de Enfermería de este centro, donde se encontraba el asesino confeso de Laura Luelmo, es actualmente “un polvorín de consecuencias imprevisibles”

El asesino confeso de Laura Luelmo, Bernardo Montoya, que ingresó en la cárcel de Huelva en la madrugada del pasado sábado 22 de diciembre por el crimen de la joven zamorana asesinada en El Campillo, es trasladado este viernes, día 28, a la prisión del municipio sevillano de Morón de la Frontera (Sevilla II).

El objetivo del traslado es reforzar la seguridad de Montoya, que se encontraba en situación de aislamiento en el módulo de Enfermería de la Cárcel de Huelva, donde un preso de confianza lo vigilaba para evitar que se provocara lesiones.

Según fuentes fidedignas consultadas por Tinto Noticias -el periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, el módulo de Enfermería de la prisión onubense, el más seguro para los presos de este centro penitenciario, carece actualmente de las mismas garantías de seguridad que tenía anteriormente, ya que más de la mitad de la plantilla sanitaria de la prisión está de baja como consecuencia del reciente envenenamiento que sufrió este colectivo.

Por ese motivo, según las mismas fuentes, al producirse menos traslados de médicos a las celdas, se llevan más desplazamientos de presos al módulo de Enfermería, hasta el punto de que ahora, según el sindicato Acaip Huelva, “alrededor de 120 internos, por diferentes motivos, se desplazan a diario hasta dicho módulo”.

Ese es uno de los motivos por el que este sindicato denunció este mismo viernes que Enfermería es en este momento “un verdadero polvorín de consecuencias imprevisibles”, una situación que desde Acaip también atribuyen al ingreso en ese módulo de Bernardo Montoya y de un preso que recientemente agredió a un funcionario de la prisión, medidas con las que, para el sindicato, se empeora la seguridad del centro y de los trabajadores.