La comisión por el cierre del vertedero arremete contra UGT por su defensa de la actividad en Nerva

Los colectivos que la conforman muestran su «enorme satisfacción» por la «masiva» participación en la manifestación de la semana pasada en Sevilla

La ‘comisión por el cierre del vertedero de Nerva ya’, formada por una veintena de organizaciones sociales y políticas de toda la Cuenca Minera de Riotinto, ha arremetido contra el sindicato UGT por las declaraciones realizadas este miércoles por el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro del sindicato en Andalucía, Manuel Jiménez Gallardo, quien defendía la continuidad del vertedero en la localidad por ser «necesaria para la sociedad y el empleo local», indicó.

El malestar de la referida comisión también se debe a las declaraciones realizadas anteriormente por la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, quien, tal y como también informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, defendió el «equilibrio» entre empleo y sostenibilidad medioambiental y se preguntó que, si en 25 años que la instalación nervense lleva en activo «no ha ocurrido nada», «qué ha ocurrido ahora para que cambie la perspectiva de este vertedero».

Ante ello, los colectivos que forman la ‘comisión por el cierre del vertedero de Nerva ya’ han emitido un comunicado que han trasladado a este periódico y en el que manifiestan las siguientes consideraciones:

Ciertamente se antojan contradictorias, las declaraciones de los líderes sindicales de la UGT, en relación con la problemática que ha generado en toda Andalucía, el deseo de la inmensa mayoría de la población nervense (en torno al 95%, según los últimos estudios) de acabar de una vez por todas con esa pesadilla que pende sobre nuestras cabezas y nuestro futuro, en forma de millones de toneladas de los residuos más tóxicos y peligrosos del mundo que se amontonan, mezclados a 700 metros de nuestras casas.

Quizás, para poner en situación a los lectores de este comunicado, sea preciso explicarles que UGT es el sindicato que representa la voluntad de los trabajadores del Vertedero de Nerva, muy al contrario de lo que sucede en los yacimientos mineros de la provincia, (principales núcleos de empleo privado) donde ocupan un espacio residual en lo que a la voluntad y representatividad de los trabajadores se refiere.

Encuentran por tanto en las instalaciones, un bastión al que agarrarse en la continua pérdida de apoyo que vienen sufriendo en la zona, un clavo ardiendo al que agarrase, pretendiéndose erigir en defensores máximos de los puestos de trabajos que genera el vertedero, cueste lo que cueste y paguen los habitantes que deben sufrirlo, en este caso nosotros, el precio que tengamos que pagar.

Si hace unos días fue Carmen Castilla, Secretaria General, la que hacía unas declaraciones en las que se preguntaba “¿qué ha ocurrido ahora para que cambie la perspectiva del vertedero?” y manifestaba que “la posición de UGT, es el equilibrio entre los puestos de trabajo y la sostenibilidad ambiental”, ayer fue Manuel Jiménez Gallardo, el que hizo honor a toda una vida viviendo a expensas del sindicato, manifestando que el muladar era necesario para “la sociedad y el empleo local”.

Curiosas declaraciones de toda una Secretaria General. Poco conocimiento demuestra sobre lo que acontece en nuestra tierra, si entiende que después de 25 años de despropósitos debe suceder algo más, que cambie la perspectiva de los nervenses. Seguramente le parecerán poca cosa vivir a 700 metros del vertedero más grande de Europa; probablemente entienda como normal la imposición que vivió Nerva, el terrible conflicto social que ha marcado a varias generaciones de hombres y mujeres de esta tierra. Posiblemente su escasa empatía con esta comarca le lleve a asumir, que después de un cuarto de siglo de vejaciones, debemos aceptar sin rechistar, la ampliación que pretende la empresa, esa que nos condenaría a otros 25 años de sufrimiento y que pretendió colar en el momento más duro de la pandemia, cuando los vecinos no podíamos ni salir a la calle a protestar. Seguramente entienda que los vecinos de Nerva debemos organizar comités de bienvenidas a los camiones que nos traen cientos de miles de toneladas de residuos de Montenegro y que les vitoreemos a su paso. Tal vez le gustaría que aplaudiésemos la última ocurrencia de la empresa, esa por la que va a talarnos varias hectáreas de pinos centenarios de nuestro entorno, para seguir sustituyéndolos por mierda y más mierda. Total, ¿qué mas da? Si los nervenses estamos obligados a tragar con todo.

Las de Manuel Jiménez no se quedan atrás. Que un líder sindical venga ahora, a decirnos que el vertedero es necesario para la sociedad y el empleo, sonaría a chiste, sino estuviésemos tratando una cuestión que condiciona de manera terrible nuestro presente y nuestro futuro. Lo que Nerva necesita es que este basurero desaparezca de nuestra tierra, que deje de condicionar nuestras vidas. ¿Dónde estaba usted cuando se incumplió de forma fragrante el compromiso de asentar en la comarca otras empresas como contraprestación al sacrificio que hacía la población?, ¿dónde estaban ustedes cuando se cerró el camping, cuando las empresas de nuestros polígonos huían de la noche a la mañana?, ¿dónde estaba su preocupación por aquellos empleados, por aquellas familias?

Las contradicciones comienzan cuando unos lideres sindicales, pretenden justificar sus buenos sueldos, posicionándose frontalmente contra un pueblo, contra la firme voluntad de miles de hombres y mujeres que llevan sufriendo esta afrenta durante más de 25 años.

Ante su profundo desconocimiento de la situación que vivimos en Nerva, creemos que es necesario que sepan, que este movimiento que ha iniciado la sociedad nervense, lo conforma más de una veintena de colectivos sociales y ecológicos, además de miles de ciudadanos a titulo personal, y es fundamental que sepan, que en todas las asambleas que se llevan a cabo, que en todas las reuniones que celebramos, en todas sin excepción, la defensa de los derechos de los trabajadores del vertedero es una condición sine qua non para la resolución definitiva y satisfactoria de este conflicto, que todos los colectivos ponemos encima de la mesa.

Para finalizar, nos gustaría decirles que resulta cuanto menos curioso, que siendo el origen del sindicalismo, defender los intereses comunes de los trabajadores ante empleadores y gobiernos, vengan estos lideres sindicales, a posicionarse junto a estos últimos, apoyando más los intereses de una empresa que después de su desastrosa gestión, ve en el mantenimiento de su plantilla el único argumento social que puede defender la continuidad de su actividad y haciéndole el juego a una administración que aun no ha encontrado el momento de sentarse con los colectivos y administraciones implicadas para buscar una solución seria, veraz e inmediata a esta aberración que venimos sufriendo desde tiempos inmemoriales.

Es necesario que sepan que, tras sus desafortunadas manifestaciones, son muchas las voces que se alzan en nuestra comarca. Muchos los ugetistas que se desmarcan de las misma, aclarando que ese no es el sentir que se respira en el sindicato y que ni comparten ni entienden como se puede mostrar tanta inquina contra esta tierra.

Con su manera de proceder, demuestran que les quedan muy lejos aquellos planteamientos de los trabajadores de Inglaterra que, en 1836, iniciaron el movimiento sindical elaborando la Carta del Pueblo, hoy, muy al contrario, con sus declaraciones, pisotean esos principios para enfrentarse a él, al pueblo, a Nerva, a los habitantes de una comarca en la que se respiró y se fomentó el sindicalismo muchísimo antes que en ninguna otra zona de Andalucía.

Estas declaraciones, por inoportunas, injustas e inadecuadas, conllevan una traición a los principios de justicia e igualdad en que se sustenta el sindicalismo y suponen una ofensa a los hombres y mujeres que seguimos apostando por vivir a la orilla del Tinto, a los descendientes de aquellos obreros que, desde estas minas, se dejaron la vida por mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de este país.

Comisión por el cierre del vertedero de Nerva ya

De otra parte, tras una reunión mantenida por los representantes de los colectivos que conforman la comisión para analizar la manifestación y concentración celebradas el pasado jueves 10 de marzo en Sevilla, desde el colectivo han mostrado su «enorme satisfacción por la masiva participación registrada», al tiempo que han destacado que la protesta supone un «punto de inflexión en la larga lucha» contra el vertedero, ya que los habitantes de la comarca «vuelven a caminar unidos, dejando aparcadas diferencias ideológicas», remarcan.

Asimismo, han mostrado su «decepción» por la ausencia de representantes de la Junta de Andalucía, tras lo que anuncian que «continuaremos con nuestras acciones reivindicativas» y muestran su agradecimiento a todos los participantes en la manifestación y, en particular, a los grupos parlamentarios de PSOE, Adelante Andalucía e Izquierda Unida y Podemos, tal y como ponen de manifiesto en otro comunicado en el que la comisión se expresa en los siguientes términos.

Nuestra enorme satisfacción por la masiva participación registrada, así como por el ambiente de cordialidad en la que se desarrolló tanto la manifestación como la posterior concentración, demostrando que es posible la reclamación de nuestros legítimos derechos, desde el respeto y la educación.

La manifestación del pasado jueves, supone un punto de inflexión en la larga lucha que mantienen los hombres y mujeres de la Cuenca Minera por el fin de esta pesadilla. Desde el pasado jueves, y a pesar del terrible desgaste social que se vivió en estas calles desde la imposición del vertedero, los habitantes de Nerva y la Comarca, vuelven a caminar unidos, dejando aparcadas diferencias e ideologías, para centrarse en la legitima defensa de su tierra.

Nuestra enorme decepción, porque ningún integrante del Gobierno Andaluz, tuviese la consideración de salir a recibir y escuchar las reclamaciones de los vecinos de Nerva y la Comarca, mostrando una falta de empatía absoluta, con miles de andaluces que llevan soportando esta injusticia desde hace más de 25 años. Aún en estas circunstancias y ante semejante desprecio, anunciamos que nuestra mano permanece tendida, esperando su imprescindible contribución, a la resolución de este conflicto.

Al mismo tiempo agradecemos la cercanía y el compromiso mostrado por los parlamentarios de Adelante Andalucía, Izquierda Unida Y Partido Socialista Obrero Español, que salieron a nuestro encuentro, haciendo suyas, nuestras demandas.

Que continuaremos con las acciones reivindicativas previstas en nuestra hoja de ruta, de las cuales iremos informando detalladamente a la población y a la opinión pública.

A los que estuvisteis en Sevilla el pasado jueves, a los que dejándoos el alma no os fue posible acudir, a los que os dejasteis la voz gritando, a los que hicisteis el recorrido en silencio, pero reafirmando que vuestra presencia certifica ese compromiso inquebrantable con Nerva que con orgullo portáis. A los que os desplazasteis desde nuestro entorno, a los que recorristeis muchos kilómetros para estar porque defender a esta tierra es vuestra prioridad, a los nervenses de Sevilla, que hicieron de anfitriones, demostrando que, aunque su vida trascurre por la capital hispalense, sus raíces, sus sueños y sus recuerdos continúan para siempre en la orilla izquierda del Tinto. A los que no dudasteis en cerrar vuestros negocios, a pesar de los tiempos difíciles que corren, porque entendisteis que había que visualizar ese rechazo mayoritario que se siente entre la población nervense. Nadie mejor que vosotros sabe que ese esfuerzo no es contra nadie, sino por esta tierra por la que decidisteis apostar, viviendo y montando en ella vuestra tienda, vuestro bar, vuestro comercio. Ante tanto compromiso, ante tanta entrega, ante tanta implicación desinteresada, gracias, gracias, gracias. No lo dudes, lo conseguiremos

Comisión por el cierre del vertedero de Nerva ya

UGT no sabe «qué ha ocurrido ahora» con el vertedero en Nerva después de 25 años en activo

Carmen Castilla aboga por un equilibrio entre empleo y sostenibilidad

La secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, ha señalado este viernes con respecto a la situación del vertedero de Nerva que el sindicato aboga por el «equilibrio» entre empleo y sostenibilidad medioambiental, toda vez que ha apuntado que, si en 25 años que lleva en activo «no ha ocurrido nada», no sabe «qué ha ocurrido ahora para que cambie la perspectiva de este vertedero».

Así se ha pronunciado Castilla a preguntas de los periodistas en Huelva durante una rueda de prensa para abordar la realidad sociolaboral de Andalucía, en la que ha incidido que «habrá que ver qué impacto negativo ha tenido en el medioambiente» este vertedero en 25 años, toda vez que ha apuntado que «probablemente no habrá tenido tanto impacto negativo».

«Habrá que estudiar exactamente esto, porque hay que darle viabilidad al empleo, no estamos en Andalucía para perder empleo, pero habrá que buscar un equilibrio entre lo que es la sostenibilidad medioambiental que tiene esa situación, porque es cierto que son residuos tóxicos, pero entiendo que tiene que tener todas las medidas de seguridad si en 25 años no habido ningún tipo de evento adverso», ha añadido.

Finalmente, ha insistido en que «si que es verdad es que habrá que darle una solución a todo este tipo de situaciones» porque «no tenemos un plan B con el planeta, es el que tenemos y lo tenemos que conservar en su calidad medioambiental, que está muy dañada», ha dicho antes de señalar que «la sequía que estamos teniendo actualmente probablemente tiene que ver con el cambio climático al que estamos sometidos».

«No tengo mucho conocimiento de esa situación pero, en líneas generales, la posición de UGT siempre es el equilibrio entre los puestos de trabajo y la sostenibilidad medioambiental», ha concluido.

Convocan una concentración en el Hospital de Riotinto contra los «incumplimientos» del SAS

Los sindicatos reclaman la carrera profesional para todas las categorías de la sanidad pública

Los sindicatos CSIF, UGT y CCOO han convocado una concentración este jueves 3 de marzo en el Hospital de Minas de Riotinto contra lo que califican de «incumplimientos» del Servicio Andaluz de Salud (SAS) con sus profesionales y para «reivindicar la carrera profesional para todas las categorías de la sanidad pública».

La cita es a las 11.30 horas a las puertas del centro hospitalario, al que están llamados todos los profesionales del SAS, tal y como han comunicado desde el CSIF, que reclama el cumplimiento por parte de la Administración del acuerdo suscrito el pasado 29 de julio para que la carrera profesional sea una realidad para todas las categorías del SAS, de forma accesible y equiparándola al resto de comunidades autónomas.

Con esta tipo de concentraciones, que se están llevando a cabo en todos los distritos sanitarios onubenses, los convocantes pretenden “que la Junta cumpla con su palabra y el personal del SAS tenga lo que le corresponde por derecho, ya que todos y todas las profesionales, de todas las categorías, son los que hacen posible la sanidad pública”, manifestaron desde el CSIF. «Se trata de facilitar la promoción profesional a todos los colectivos de trabajadores sin distinciones para que de esta forma puedan mejorar sus condiciones laborales y acabar con ese techo de cristal para muchos profesionales», agregaron.

“Nos movilizamos para reclamar lo que es de justicia, de manera que más de 4.000 profesionales de la provincia de Huelva dejen de estar discriminados y tengan acceso a la carrera profesional en el SAS”, prosiguieron desde el CSIF, tras lo que lamentaron “la falta de interés” que a su juicio tiene la Administración para atender sus reclamaciones.

Desde el acuerdo del pasado verano “ha habido muchas promesas” para iniciar el procedimiento para la carrera profesional, si bien al final nunca se ha materializado, según explica la central sindical. “En Andalucía los profesionales del SAS tienen la carrera profesional más complicada de desarrollar de todo el país”, apuntó el CSIF, que aboga por “un modelo más accesible que les permita poder promocionar en todas las categorías y acabe con las diferencias entre colectivos”.

Unas 600 personas protestan contra el riesgo en los empleos de Organic Citrus

Es la primera movilización de un calendario que «puede alcanzar la huelga indefinida si es necesario»

Unas 600 personas, entre los que se encontraban los alcaldes de los municipios de la Cuenca Minera y diversos representantes sindicales, han participado este domingo en una protesta en defensa de los empleos de Organic Citrus (antigua Riotinto Fruit) que genera un millar de contratos en la zona y cuya deslocalización llevándose parte de la producción a Valencia, puede generar una gran inestabilidad económica en el entorno.

Organic Citrus continúa derivando parte de su producción de naranja ecológica cultivada en El Campillo a un centro de Valencia, lo que ha terminado con la paciencia de los trabajadores y trabajadoras de esta compañía asentada en esta referida localidad de la Cuenca Minera onubense desde hace más de 20 años.

Unos dos meses y medio después de que el Comité de Empresa denunciara esta situación, la realidad sigue siendo la misma, según han comunicado desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva, por lo que los representantes de la plantilla han acordado emprender un periodo de movilizaciones que ha comenzado este domingo con la manifestación.

El secretario general de UGT FICA en Huelva, Luciano Gómez, en declaraciones a TINTO NOTICIAS, ha señalado que los trabajadores de la empresa llevan ya «dos años sufriendo una empresa incumplidora tanto de salario mínimo, como en materia de prevención y de Responsabilidad Social Corporativa, además de institucional puesto que en este tiempo no ha recibido a los alcaldes de la zona».

Para Gómez «en esta estrategia incumplidora que estamos sufriendo venimos a plantear esta movilización que será el inicio de un calendario que si no se corrige puede ir a más». En este sentido, actualmente los trabajadores se están enfocando en la «deslocalización de la comercialización que tiene un efecto perverso con 100 empleos menos y un valor en salarios de 420.000 euros que se han dejado de percibir».

Para el responsable de UGT, la empresa esta es «una estrategia contrario a los trabajadores y que debe rectificar» de lo contrario se deberán determinar las acciones a seguir sin descartar la huelga indefinida si es necesario» como medio de presión para lograr «la estabilidad en el empleo».

Convocan una «gran movilización social» en defensa de la sanidad pública en Huelva

La manifestación, promovida por UGT y CCOO, tendrá lugar el 19 de febrero a las 11.30 horas con salida en la Plaza Doce de Octubre y finalización en la Plaza de las Monjas

Los líderes sindicales de UGT y CCOO en Huelva, Sebastián Donaire y Julia Perea respectivamente, han planteado este miércoles los retos que ambas organizaciones tienen en común ambas y han fijado líneas de acción conjunta, entre ellas la convocatoria de una gran movilización social para este 19 de febrero en Huelva en defensa de la sanidad pública de calidad en Andalucía.

UGT y CCOO han animado a la participación a toda la población onubense (partidos políticos, asociaciones de vecinos, asociaciones de consumidores y, en definitiva, al más amplio espectro de la sociedad onubense) a participar “masivamente” en la manifestación, que saldrá a las 11.30 horas desde la plaza Doce de Octubre, «para recuperar los niveles de calidad de nuestro sistema sanitario».

El secretario general de UGT Huelva, Sebastián Donaire, ha manifestado que, “ante el absoluto abandono por parte del gobierno de la Junta de Andalucía a los profesionales sanitarios y la sanidad, hemos visto la necesidad urgente de convocar esta manifestación».

Según Donaire, “no es menos cierto que ya veníamos de la anterior crisis de una situación de escasas inversiones por parte de los gobiernos anteriores y que se ha agravado ante la crisis sanitaria de la Covid-19, haciendo insostenible la situación actual de la sanidad pública por la saturación de los profesionales y la falta de recursos y medios”. Además, afirma que “la pandemia ha puesto al descubierto muchos años de recortes y de políticas de austeridad».

Por otro lado, apunta el sindicalista que todo esto ha supuesto cierres de unidades de urgencias en muchos pueblos de la provincia, listas de espera eternas, falta de atención primaria, retrasos e infradiagnósticos de algunas patologías, imposibilidad de obtener citas médicas en el teléfono ‘salud responde’ y, lo que es peor, la externalización a la sanidad privada, que «aumento en más del 43%, puro negocio”, ha apostillado, tras lo que ha incidido que, ante esta situación, «no se le ocurre al Gobierno de Moreno Bonilla otra cosa que el despido a 8.000 profesionales sanitarios, más de 200 en Huelva».

Por ello, Donaire ha exigido al Gobierno de la Junta de Andalucia las siguientes medidas: incrementar la plantilla de sanitarios, aumentar las inversiones en sanidad, recuperar los servicios de urgencias cerrados, reabrir todos los hospitales en su totalidad, reforzar los equipos de salud pública, aumento de las unidades de salud mental y aumentar la financiación del sistema progresivamente hasta llegar al menos el 20% en 2024.

En el mismo tono, la secretaria general de CCOO en Huelva, Julia Perea, ha acusado directamente al gobierno andaluz de la situación que a su juicio está viviendo la sanidad pública en la comunidad y, por ende, en la provincia onubense. Perea ha resaltado «la mala gestión económica de la Junta de Andalucía en materia sanitaria, lo que está provocando el desmantelamiento del sistema público de Salud», ha añadido.

Asimismo, la secretaria general de CCOO ha subrayado que «la demostrada apuesta del Gobierno por la sanidad privada y los conciertos sanitarios, como se ha visto reflejado en los presupuesto de 2021, está impidiendo el acceso de los trabadores y trabajadoras a la sanidad pública, un derecho recogido en nuestra Constitución».

Julia Perea ha recalcado su preocupación ante la situación de la atención primaria, «un servicio que está totalmente colapsado, generando ya no solo el malestar entre los usuarios, sino que puede acarrear graves problemas de salud en las personas derivados de la desatención, la falta de diagnósticos y pruebas», ha indicado.

En esta línea, Perea ha argumentado que “los retrasos en la provincia de Huelva tienen cifras más que preocupantes. No en vano, los datos hablan por sí solos, ya que a fecha 30 de junio de 2021 eran 6.503 las personas pendientes para intervenciones quirúrgicas y 52.077 para consultas externas”, ha concretado, tras lo que ha señalado que “a estos datos hay que añadirle que si en 2003 en los hospitales de Huelva había 1.080 camas para una población de 472.446, en 2021 se traduce a 1.050 camas para 524.278 personas”.

La secretaria general de CCOO Huelva también ha resaltado que «las largas esperas en la atención primaria están provocando un problema añadido a los trabajadores y trabajadoras, que al no poder acceder al médico tampoco pueden justificar su enfermedad en el centro de trabajo, lo que podría acarrear un tinte bastante perverso a la hora de estar tantos días sin acudir a su puesto de trabajo», ha agregado.

Julia Perea hace un llamamiento a la ciudadanía para que «se recupere el espíritu de la pandemia, espíritu de agradecimiento y reconocimiento hacía el personal sanitario, porque la culpa de las colas en los centros de salud, las listas de espera, la no atención de Salud Responde… no es del personal. La responsabilidad es de la empresa y en este caso la empresa se llama Junta de Andalucía. La responsabilidad es del Gobierno de Andalucía, que en vez de invertir para reforzar nuestro sistema público de sanidad está mirando para otro lado», ha proseguido.

Los líderes sindicales de CCOO y UGT han concluido haciendo un llamamiento para que «el 19 de febrero la indignación que se denota en la ciudadanía se vea reflejada en la calle, para decirle al gobierno andaluz que nos merecemos una sanidad pública fuerte con inversión y con los mejores profesionales”. Además, han animado a la población a inundar las calles este próximo 19 de febrero, “porque con la sanidad no se juega, la sanidad no se vende, la sanidad se defiende», han concluido.

Convocan una manifestación en El Campillo en defensa de los más de mil empleos de Organic Citrus

Los trabajadores denuncian que la antigua Riotinto Fruit continúa derivando a Valencia parte de las naranjas cultivadas en la localidad campillera

La empresa productora de cítricos Organic Citrus, más conocida por su nombre anterior, Riotinto Fruit, continúa derivando parte de su producción de naranja ecológica cultivada en El Campillo a un centro de Valencia, lo que ha terminado con la paciencia de los trabajadores y trabajadoras de esta compañía asentada en esta referida localidad de la Cuenca Minera onubense desde hace más de 20 años.

Unos dos meses y medio después de que el Comité de Empresa denunciara esta situación, la realidad sigue siendo la misma, según han comunicado desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva, por lo que los representantes de la plantilla han acordado emprender un periodo de movilizaciones que comenzará el próximo domingo, 6 de febrero, con una manifestación en El Campillo.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, la dirección de la empresa comunicó, a finales de noviembre de 2021, que esa medida era meramente «transitoria» y solo obedecía a «dar puntualmente clientes a la nave de Valencia», lo que ya entonces fue «cuestionado» por el Comité, que mostró su «disconformidad» con los datos aportados por la empresa.

Ahora, dos meses y medio después, el Comité tiene claro que lo que está sucediendo es «todo lo contrario» de lo que entonces defendió la compañía, lo que ha generado «una pérdida de confianza hacia la dirección de la empresa y nos reafirma en lo acertado de nuestro análisis de la perjudicial estrategia empresarial para las trabajadoras y trabajadores del centro de El Campillo», han comunicado este miércoles desde FICA UGT Huelva.

Los representantes de los trabajadores dan por constatado lo que ya temían en noviembre pasado, que la derivación de naranjas cultivadas en la localidad campillera un centro de Valencia no obedecía a una medida transitoria, sino a una «estrategia de deslocalización de la actividad que repercute muy negativamente en las perspectivas de futuro del empleo comarcal».

Es por ello que el Comité ha decidido emprender movilizaciones, con lo que cumple la amenaza que ya lanzó hace dos meses y medio, cuando aseguró que convocarían actos de protesta si no se producía una rectificación por parte de la compañía. Además, la decisión ha sido adoptada tras su «infructuosa» gestión ante la dirección de la empresa, que «se ha negado a recibirlos», ha asegurado el secretario general de UGT FICA Huelva, Luciano Gómez, en un comunicado dirigido a la plantilla de la empresa.

El objetivo de las movilizaciones es «reivindicar que la carga de trabajo no se deslocalice hacia el centro de valencia», ya que ello está provocando una pérdida de empleo y de peonadas que a su vez «se traduce en un daño económico importante para las familias de la zona», al tiempo que «se pone en peligro la propia continuidad del empleo en el centro de Huelva, agravándose aún más el perjuicio para la plantilla y añadiéndose al desastre económico el daño laboral y social», destaca Gómez.

Las movilizaciones comienzan este próximo domingo 6 de febrero con una manifestación que partirá a las 11.00 horas desde el edificio multifuncional Laura Luelmo y finalizará en la explanada de la empresa, tal y como han anunciado desde el Comité, que sale con ello en defensa de los puestos de trabajo y de que «la manipulación de la fruta se realice en nuestra comarca».

«Exigimos a la empresa que cambie su estrategia y apueste por el centro de Huelva, dando lugar al diálogo constructivo para conseguir alcanzar un acuerdo que garantice la producción y el empleo de los cerca de 1.100 trabajadores y trabajadoras directos que componen la plantilla directa de Organic Citrus, tanto del campo como el del almacén», concluye Luciano Gómez.

Los alcaldes se unen en defensa de la plantilla de Organic Citrus

Amenazan con llevar a cabo movilizaciones y acciones legales para defender el empleo

Los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca Minera de Riotinto se han unido este lunes en defensa de la plantilla Organic Citruz, antigua Riotinto Fruit, empresa que desde hace semanas deriva parte de su producción de El Campillo a un centro de Valencia, tal y como TINTO NOTICIAS informó a través de esta publicación.

En concreto, los munícipes de la comarca han mantenido un encuentro de carácter urgente con el responsable del Sector Agroalimentario de UGT-FICA en Andalucía, Emilio Terrón, el secretario general de UGT-FICA en Huelva, Luciano Gómez, el secretario general de UGT-Huelva, Sebastián Donaire, y el presidente del Comité de Empresa de Organic Citrus, Carmelo Conde, para mostrar su «preocupación real» y trasladar el «apoyo» de los máximos responsables de estos municipios a los trabajadores y trabajadoras de esta empresa hortofrutícola.

Tanto los regidores y regidoras como los representantes sindicales referidos han mostrado su «más absoluto» a las últimas y «desafortunadas» decisiones de Organic Citrus de derivar gran parte de la producción de naranja ecológica del centro onubense a otro centro en Valencia, una práctica que, a su juicio, «supone perjuicios tanto laborales como económicos, sumados a una deslocalización y disminución del trabajo en nuestra comarca, ya que el número de peonadas trabajadas se ve bastante reducido», han advertido.

La posición es muy clara: «defender y luchar con todos los medios posibles por los empleos, las condiciones y los derechos de los trabajadores y trabajadoras de nuestra tierra, llevando a cabo movilizaciones o cualquier acción legal que fuera necesaria», han manifestado.

En la reunión, que se ha celebrado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Mina de Riotinto, los máximos mandatarios locales han ratificado que “siempre hemos estado del lado de los que se ganan a diario el pan con sudor y esfuerzos a pesar de sueldos precarios y una inestabilidad laboral.” Además, han anunciado que solicitarán una reunión a los máximos dirigentes de la empresa para “exigir explicaciones y soluciones ante el problema que nos ocupa.”

Organic Citrus deriva parte de su producción de El Campillo a un centro de Valencia

Los trabajadores alertan de la pérdida de empleo en la Cuenca Minera y emprenderán movilizaciones si la empresa no rectifica

La empresa productora de cítricos Organic Citrus, más conocida en la Cuenca Minera por su nombre anterior, Riotinto Fruit, está derivando parte de su producción de naranja ecológica cultivada en El Campillo, donde se asienta la compañía desde hace más de 20 años, a un centro de Valencia, tal y como un grupo de empleados y empleadas ha comunicado a TINTO NOTICIAS y ha confirmado después la propia compañía.

En una respuesta realizada al Comité de Empresa, la dirección de Organic Citrus ha comunicado que se trata de un asunto «transitorio» y que la decisión está «basada en querer dar puntualmente clientes a la nave de Valencia», si bien los datos aportados por la compañía son cuestionados por los representantes de los trabajadores, que han manifestado su «disconformidad» con los mismos.

«La realidad es que la plantilla en general ha ganado menos y por lo tanto ha trabajado menos peonadas y, en consecuencia, no debería derivarse producción a otra zona perjudicando gravemente los salarios de los trabajadores de Huelva», han manifestado desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva.

El secretario general de la referida federación ugetista onubense, Luciano Gómez, ha mostrado además la «desconfianza» del Comité con el proceder de la empresa, a la que atribuye «una estrategia de deslocalización de la actividad que repercute muy negativamente en las perspectivas de futuro del empleo comarcal», ha apostillado.

Ante ello, los representantes de la plantilla han emplazado a la compañía a rectificar y han anunciado que, «de no corregirse este atentado contra la estabilidad de nuestros empleos, procederemos a iniciar las movilizaciones que sean necesarias para conseguir que la carga de trabajo garantice los puestos de trabajo directos e indirectos de nuestra comarca y provincia».

De momento, la primera medida que ya han puesto en marcha ha sido solicitar una reunión «urgente» con todos los alcaldes y alcaldesa de la comarca «a fin de establecer un frente común en defensa del empleo que ya se está perdiendo y el que se pueda perder próximamente», ha proseguido el propio Gómez.

La información comunicada al Comité por parte de la empresa ha sido trasladada por los representantes de la plantilla en una primera asamblea de trabajadoras y trabajadores que ha tenido lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Minas de Riotinto.

Sindicatos rechazan la visita del secretario de Instituciones Penitenciarias a la cárcel de Huelva

Con motivo del 25 aniversario de este centro

Los miembros de las secciones sindicales onubenses de ACAIP-UGT y CSIF rechazan la visita del Secretario General de Instituciones Penitenciarias Ángel Ortiz en el Centro Penitenciario de Huelva, hoy  día 28 de Octubre con motivo  del 25º aniversario de la puesta en marcha de este centro. «No tenemos nada que celebrar con quién ignora y menosprecia nuestra labor diaria» han indicado.

Los trabajadores penitenciarios estamos hastiados de las inconsistentes y degradantes directrices marcadas desde Madrid, que ponen en cuestión tanto nuestro trabajo y que ponen en riesgo nuestra seguridad jurídica y física.

Además iniciado el conflicto laboral en 2017, que fructificó en masivas Huelgas Generales en los meses de octubre y diciembre de 2018, ya en 2019 comenzaron «unas largas negociaciones infructuosas con una administración penitenciaria anquilosada y obstruccionista que ha ido incumpliendo sistemáticamente los compromisos asumidos frente a los representantes sindicales de modernización de la Institución y, en consecuencia, múltiples mejoras reivindicadas por los trabajadores que debería ser recogida en una Ley de Función Pública Penitenciaria, que a día de hoy está durmiendo el sueño de los justos en el Congreso y que la administración ha dejado de negociar con las organizaciones sindicales».

Por este motivo los representantes de prisiones de ACAIP UGT Y CSIF se han concentrado en las puertas del centro penitenciario para protestar por la visita del Secretario General de Instituciones Penitenciarias.

Ante la falta de negociación ACAIP-UGT y CSIF han declarado ante el Ministro del Interior el conflicto laboral el pasado 23 de septiembre.

Los trabajadores de los dos centros penitenciarios onubenses «no son ajenos a los principales problemas del resto de centros dependientes de la Secretaría General», con un déficit de personal del 5 %, de forma alarmante en el área sanitaria, con 5 plazas vacantes de facultativos viéndose mermada la atención sanitaria a la población reclusa. Junto con la persecución que sufren los funcionarios en las actividades de su día a día, la desprotección legal contra las agresiones, la realización de obras que no han tenido en cuenta la seguridad de la prisión onubense, y así como un retroceso en los medidas de conciliación laboral y familiar con la anuencia de la Subdelegada del Gobierno.

Los trabajadores penitenciarios «han demostrado durante los momentos más duros de la pandemia su compromiso y su profesionalidad como servicios esenciales para la comunidad. Y hemos de señalar la gran labor llevada a cabo por los trabajadores que han formado parte de la plantilla, durante este período y que han convertido al CP Huelva en un referente nacional. Sin embargo, la administración penitenciaria sigue menospreciando a un colectivo imprescindible en la ejecución de las sentencias. Y es de justicia que se reconozca las reivindicaciones históricas del colectivo, como la condición de agentes de la autoridad, la formación universal, la cobertura de todas las plazas vacantes y la adecuación retributiva a las funciones que se realizan con la adscripción al grupo B del TREBP y la reclasificación de los centros penitenciarios, que suponga el fin de las diferencias salariales de los trabajadores en función del centro donde se preste servicio».

Agreden a un vigilante de seguridad de la Oficina de Empleo de Nerva

Un usuario del SAE golpeó con un paraguas en reiteradas ocasiones a la víctima que requirió atención sanitaria

Un vigilante de seguridad del Servicio Andaluz de Empleo ha resultado lesionado con diversas contusiones tras unos hechos que ocurrieron en la mañana de ayer día 14 de septiembre de 2021, cuando un usuario del centro, utilizando un paraguas,le golpeó en varias ocasiones en cabeza y cuello.

Desde FeSMC UGT Huelva, han querido denunciar, que este tipo de hechos, «los cuales no son un caso aislado», ya que se vienen repitiendo «demasiado a menudo»,  vienen motivados «no solo por la falta de medios humanos y técnicos que sufren la mayoría de los servicios de seguridad tanto en las administraciones públicas como en entes privados, sino también por la situación en la que se encuentran los servicios públicos desde que se declaró la pandemia, ya que muchos ciudadanos se ven desatendidos por las administraciones, y terminan pagando su malestar con el personal de seguridad privada, por ser estos el primer filtro que encuentran en estos organismos».

Desde FeSMC UGT, han vuelto a insistir una vez mas, «en la necesidad de que, en los Pliegos de Prescripciones Técnicas y Administrativos para la contratación de servicios de seguridad de todas las administraciones públicas y privadas, se establezcan el aumento de personal, así como de los medios técnicos y de autoprotección necesarios que garanticen la integridad física y la seguridad de los profesionales de la Seguridad privada».