UGT defenderá la viabilidad de la empresa en el proceso de negociación que comienza el próximo 1 de julio

El cierre y despido inminente de toda la plantilla de Río Tinto Plásticos que planea la dirección de la empresa cuenta por el momento con una férrea oposición por parte de los trabajadores y trabajadoras de esta fábrica ubicada en El Campillo, quienes el pasado sábado iniciaron acciones de protesta con la instalación de pancartas a las puertas de la factoría.

A falta de una semana para que la empresa aporte la documentación y se inicie el periodo de consulta y negociación, lo que tendrá lugar el próximo lunes 1 de julio, la plantilla tiene claro que “en principio no vamos a permitir ningún despido”, ha subrayado el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva, Sebastián Donaire.

Desde este sindicato, el único con representación en la fábrica, “entendemos que la empresa es viable y que tenemos que buscar una solución entre todos para que esta actividad continúe en una comarca que siempre ha estado tan castigada por el desempleo”, ha proseguido Donaire en declaraciones a TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-.

El máximo responsable de FICA-UGT en Huelva, que este lunes ha mantenido un encuentro con los tres delegados sindicales de Río Tinto Plásticos para abordar la estrategia a seguir durante este proceso, ha recalcado que esta es “una empresa emblemática de la comarca” y que “tenemos que intentar mantener esa actividad y el empleo”.

Esa es en principio la postura del sindicato UGT ante el anuncio de cierre de la empresa, tras lo que el próximo 1 de julio comenzará el periodo de negociación entre las dos partes, en el que “intentaremos mantener los máximos puestos de trabajo posibles”, ha continuado Donaire tras la reunión con los tres delegados sindicales, que ha tenido lugar en el Ayuntamiento de El Campillo.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS, la dirección de la empresa comunicó la semana pasada a los representantes de la plantilla, formada actualmente por 32 trabajadores y trabajadoras, el inicio de un procedimiento de cierre y despido colectivo que tendrá lugar a mediados del próximo mes de julio.

Asimismo, los empleados y empleadas cuentan ya con el apoyo de los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca Minera, como manifestó el primer edil campillero, Juan Carlos Jiménez, que se puso en contacto “con todos y cada uno de los alcaldes porque evidentemente tenemos que estar ahí para apoyarlos y ayudarlos en todo lo que podamos”, manifestó.

A estos alcaldes también se ha sumado la regidora de Valverde del Camino, Syra Senra, que también estará presente en la reunión que mantendrán este martes los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca Minera con los delegados sindicales de la empresa y el secretario general de FICA-UGT Huelva.