UGT sostiene que la empresa ha provocado su propia crisis llevándose la producción a Madrid y pide a la Junta que deniegue el cese de la actividad en la fábrica de El Campillo

Los trabajadores y trabajadoras de Río Tinto Plásticos (RTP) tienen claras las causas que han llevado a la empresa a optar por el cierre de la fábrica situada en El Campillo, causas que nada tienen que ver a su juicio con la rentabilidad y viabilidad de esta factoría que lleva 33 años produciendo en esta localidad de la Cuenca Minera de Riotinto.

Lejos de ello, la plantilla atribuye la decisión adoptada por la compañía, que fue adelantada por TINTO NOTICIAS, a la “mala fe” y a la “especulación” ejercida por el Grupo Lantero, propietario de RTP, que “lleva algunos años descapitalizando de carga de trabajo a la propia empresa” hasta llevarla a la “inacción absoluta”, todo ello para llevarse la producción a Madrid y a Francia, ha explicado el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva, Sebastián Donaire.

El responsable del único sindicato con representación en RTP esta por ello convencido de que el Grupo Lantero “ha provocado esta situación de crisis que padece la empresa” y, por lo tanto, “que ahora mismo estén en peligro 32 trabajadores y el centro de trabajo de El Campillo”, ha explicado Donaire, tras lo que ha detallado que “el Grupo Lantero tuvo 14 millones de euros de beneficios en 2022, con lo que la empresa es viable y tiene futuro”, sostiene.

El secretario general de FICA-UGT Huelva ha hecho estas declaraciones durante una concentración llevada a cabo este jueves 27 de junio a las puertas de la fábrica de El Campillo junto a los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca Minera de Riotinto, quienes han reiterado con ello su apoyo a los trabajadores y trabajadoras y su apuesta por la continuidad de la actividad y el empleo en esta factoría.

“Quiero agradecer al conjunto de alcaldes y alcaldesas de la comarca de Riotinto su disposición y predisposición a trabajar por defender la continuidad de RTP”, ha remarcado Donaire, tras lo que ha insistido en que “no vamos a permitir ni el cierre de la empresa ni que se pierda un puesto de trabajo”, por lo que ha pedido a la Junta de Andalucía “que deniegue el cierre de la factoría” una vez que termine el periodo de consulta y negociación, que comienza el próximo lunes 1 de julio.

En la misma línea se ha manifestado el alcalde de El Campillo, Juan Carlos Jiménez, que ha reiterado su desacuerdo con el cierre de la fábrica y ha mostrado su malestar con que la empresa se lleve la producción a Madrid. “Si no se llevan estos trabajos a Madrid esta empresa podría seguir trabajando muchísimos años más”, ha subrayado el regidor y empleado también de Río Tinto Plásticos.

“Aquí estamos todos y cada una de las representaciones políticas de la comarca, que somos un eslabón más en esta batalla y evidentemente no vamos a bajar la guardia en ningún momento”, ha proseguido Jiménez, tras lo que ha transmitido a los trabajadores y a la ciudadanía que “todos y cada uno de los alcaldes y alcaldesas de la comarca e incluso de Valverde del Camino estarán ahí en todo momento para ayudarlos”.