Los puntos limpios móviles vuelven a recorrer la provincia de Huelva

Los usuarios pueden depositar de forma diferenciada residuos domésticos como material textil, calzado, cartuchos o tóners de impresora y pequeños electrodomésticos, entre otros

Después de un primer año de implantación, aceptación y uso generalizado, tanto por parte de los usuarios como de los ayuntamientos, la empresa pública Giahsa ha vuelto a poner en circulación dos puntos limpios móviles que han comenzado a recorrer la provincia a principios de este mes en los municipios de San Silvestre de Guzmán, Villablanca, Sanlúcar de Guadiana y El Granado. Tras el éxito de la iniciativa que arrancó el pasado año en primera instancia en los núcleos costeros (Ayamonte, Isla Cristina, Punta Umbría y Aljaraque) y su posterior desarrollo en el resto, “los dos puntos móviles itinerantes vuelven a recorrer la provincia y se convierten así en un servicio plenamente integrado y reconocido por nuestros usuarios, que durante el pasado ejercicio hicieron un correcto uso de los mismos, lo que ha servido para incrementar las tasas de reciclaje y para evitar desplazamientos en el caso de los municipios que no disponen de puntos limpios fijos”, como ha comentado el director ejecutivo de la empresa Manuel Domínguez Limón.

20.000 kilos de residuos recogidos

De tal forma, la práctica totalidad de la provincia “vuelve a disponer de una infraestructura avanzada y específica que permite a los usuarios depositar aquellos residuos que por sus características especiales no pueden ni deben ser introducidos en los contenedores convencionales”, ha explicado Domínguez Limón. La planificación está siendo prácticamente idéntica a la desarrollada el pasado año, con lo que dado que los puntos móviles permanecerán cada semana en dos municipios terminarán de recorrer la totalidad de la provincia en la primera semana de mayo de 2023. “Nuestros técnicos del departamento de RSU han constatado que se ha reducido la presencia de elementos impropios en los contenedores convencionales, con lo que estamos facilitando el hábito del reciclaje entre los usuarios”, ha precisado el director ejecutivo. Los puntos limpios móviles han posibilitado recuperar casi 20.000 kilos de residuos un año después de su implantación.

Giahsa está difundiendo, tanto de manera directa a los ayuntamientos como a los usuarios a través de sus perfiles en redes sociales, las ubicaciones en las que se están instalando los puntos limpios móviles, que se han vuelto a consensuar con los respectivos consistorios. La relación de los residuos permitidos se puede consultar en los identificadores adheridos a la instalación; así, y de forma diferenciada, se pueden depositar residuos domésticos como material textil, calzado, cartuchos o tóners de impresora, pequeños electrodomésticos, material informático o de telefonía y aceites envasados de cocina o motor, entre otros muchos.

El Gobierno impone una multa de 10.000 euros a la empresa que transportó los residuos de Montenegro a Nerva

La sanción se debe a «infracciones detectadas en el traslado de la carga»

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha impuesto una multa de 10.000 euros a la empresa francesa Valgo, encargada de la limpieza de residuos en Bijela (Montenegro) y su posterior envío al vertedero de Nerva (Huelva), por «infracciones detectadas en el traslado de la carga».

Según ha adelantado este viernes El País y ha confirmado a Europa Press la Subdelegación del Gobierno en Huelva, esta sanción se impone como consecuencia de «las infracciones detectadas en el traslado de la carga», concretamente, «notificación de menos carga de la transportada y en un barco distinto del consignado». Por ello, en un primer momento, el Miteco impuso a la empresa Valgo una multa de 50.000 euros.

No obstante, la empresa presentó alegaciones que el Ministerio «estimó sólo parcialmente», al considerar que «las notificaciones no se habían ajustado a lo previsto en del Reglamento (CE) nº 1013/2006 Parlamento Europeo y del Consejo».

De este modo, el Ministerio ha fijado, finalmente, una sanción de 10.000 euros, decisión que es «susceptible de recurso contencioso-administrativo ante las autoridades judiciales por parte de la empresa Valgo».

En este sentido, el ministerio resolvió en febrero de este año revocar una de las autorizaciones de traslado de residuos procedentes de Montenegro con destino al vertedero de Nerva (Huelva).

Según detalló el propio ministerio en su momento, esta decisión se adoptó en el marco de lo previsto en el Reglamento comunitario número 1013/2006, de 14 de junio de 2006, relativo a los traslados de residuos, al haberse detectado «incumplimientos» de la autorización de traslado adoptada en el expediente identificado como MNE1206 respecto a la cantidad de materiales enviados y al barco encargado del flete.

La autorización permitía el traslado de residuos identificados como «tierras y piedras que contienen sustancias peligrosas». Así, según el Miteco, las irregularidades se constataron a raíz de la inspección documental efectuada por el Seprona de la Guardia Civil el pasado día 3 de febrero en el puerto de Sevilla, donde se encontraba depositada la carga y tras una denuncia de Ecologistas en Acción.

En este sentido, han indicado que los agentes, junto a técnicos de la Junta de Andalucía, comprobaron que la cantidad trasladada era de 7.500 toneladas cuando el máximo autorizado por envío era de 7.000. Igualmente, certificaron que el transporte se había efectuado en un buque «que no se correspondía con ninguno de los que Valgo había notificado a efectos de obtener la preceptiva autorización».

En consecuencia, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Miteco procedió a revocar la autorización de traslado y notificó de forma oficial al órgano administrativo homólogo de Montenegro que el envío es «ilegal» en los términos previstos por el Convenio de Basilea, que regula el transporte transfronterizo internacional de residuos peligrosos y su eliminación.

De este modo, el Ministerio abrió un expediente sancionador por infracción grave en el marco de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, cuya sanción, en un principio, se elevó a 50.000 euros, aunque, tras las alegaciones, el Miteco ha rebajado a los 10.000 euros.

Las administraciones apuestan de forma decida por la gestión de residuos

La gestión y reutilización de los residuos ha dejado de ser un escenario ideal o un marco de futuro a largo plazo para convertirse en una apuesta decidida por parte de las administraciones públicas y, por tanto, en un camino de no retorno para la sociedad actual.

La normativa europea, cada vez más exigente en términos medioambientales, y una mayor concienciación por parte de la población sobre la necesidad de avanzar en todo aquello que tiene que ver con la economía circular, contribuyen a este refuerzo por parte de las administraciones que ya no sólo se traduce en palabras o una mera declaración de intenciones, sino también en hechos y, lo que es más importante, en fondos económicos.

Prueba de ello es la reciente decisión del Gobierno de España de repartir 176,5 millones de euros entre las comunidades y ciudades autónomas, de los que 33,2 millones corresponden a Andalucía, con el fin de mejorar la gestión y la reutilización de residuos municipales y cumplir los objetivos europeos aplicables a ellos y a los envases.

Según explicó la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, esta partida servirá para la construcción, mejora de instalaciones de tratamiento, recogida y reciclado de residuos para su reutilización. Son conceptos y medidas que no son ajenas ni a la comunidad andaluza ni a la provincia de Huelva, pero lo cierto es que esta apuesta traducida en inversiones servirá para profundizar en una política que tiene en la correcta gestión de residuos, la valorización y la economía circular sus principales pilares y líneas estratégicas.

Desde el Gobierno central apuntan que se está promoviendo una recogida de residuos en la que más del 47% de esos fondos irán a parar a la separación para su reutilización. Y añaden que esta actuación forma parte del compromiso del Gobierno con la sostenibilidad y con una nueva economía.

La reutilización de residuos y su valorización son, por tanto, los ejes de una manera nueva de entender la economía y la política y suponen un cambio de rumbo al que se suman cada vez más administraciones. Esta inversión servirá para animar a aquellos que aún no hayan iniciado el camino y beneficiará de forma especial a aquellos que ya se encuentran inmersos en esta nueva línea de trabajo.

Todo ello hace más que evidente la necesidad de elaborar planes estratégicos a medio y largo plazo en los que las bases de la economía circular estén presentes. En el caso de la provincia de Huelva existen empresas que ya están trabajando en esta línea. Uno de los ámbitos de actuación más destacados en este sentido se corresponde con la valorización de residuos orgánicos y lodos para su utilización posterior para la restauración de espacios degradados o como abonos para la agricultura intensiva, extensiva y ecológica.

Este tipo de infraestructuras, dotadas con los sistemas más innovadores, se hacen imprescindibles para avanzar hacía este futuro sostenible y verde. Un objetivo desde el que ya se ha comenzado a trabajar desde las esferas públicas y privadas.

En este escenario, solo aquellos territorios que entiendan la necesidad de apostar por la economía circular y la gestión y reutilización de residuos estarán en condiciones de competir económica y socialmente con el resto.

Para ello es necesario la concienciación de la propia sociedad, algo en lo que lo se ha avanzado bastante en las últimas décadas, así como la implicación de las administraciones. Cuestión esta última que parece ser ya una realidad que ha llegado para quedarse.

Parralo comparte el «rechazo» de los vecinos de Nerva a «la llegada de residuos del extranjero»

La subdelegada del Gobierno central en Huelva sostiene que «no es de recibo acoger desperdicios que ningún país quiere para sí»

La subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo, ha destacado que «comparte la indignación y el rechazo» de los vecinos de Nerva ante la llegada de residuos «procedentes del extranjero» al vertedero del municipio, toda vez que ha apuntado que «no es de recibo acoger desperdicios que ningún país quiere para sí».

Así lo ha manifestado Parralo en una entrevista concedida a Europa Press, donde ha reiterado que el cierre del vertedero de Nerva «depende directamente de la Junta de Andalucía». «Si en su momento la Junta de Andalucía fue la responsable de la apertura de esta infraestructura, también ahora es la competente directa para decidir su clausura», ha apuntado.

En este sentido, ha reseñado que al Gobierno central «corresponde emitir» la autorización internacional de traslado de residuos «una vez que las comunidades autónomas, en este caso Andalucía, emitan informe previo favorable», ya que «en caso contrario no se autoriza».

Espadas dice que hay que acelerar el cierre del vertedero y dejar de traer residuos de fuera de Andalucía

Apuesta por nuevas inversiones productivas en la zona y por generar un plan de formación y empleo

El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, ha señalado este viernes que hay que «acelerar» el cierre del vertedero de Nerva, así como que considera que el proceso debería empezar por «una negociación» y «acuerdo» con la empresa donde «lo primero sería fijar un cronograma en el menor plazo posible» para «no generar impactos negativos que pudieran ser más adversos el para el pueblo», partiendo «de la base de cerrar la posibilidad de llegada de residuos procedentes del exterior de Andalucía como primer paso».

Así se ha pronunciado Espadas en declaraciones a los periodistas en Nerva, tras su reunión con la plataforma a favor del cierre del vertedero, en la que ha tratado el futuro del depósito y «el planteamiento de las reivindicaciones justas del pueblo».

En este punto, el secretario general del PSOE-A ha reiterado que la posición de la formación es la del cierre «responsable» y «progresivo», al tiempo que ha destacado «el compromiso» del pueblo con la instalación de este depósito que «en su momento respondió a una realidad y un momento concreto y específico completamente distinto al que hoy tiene la Cuenca Minera y diferente también a las expectativas de futuro que puede tener desde ahora en adelante».

«Ha cambiado mucho la sociedad, pero también han cambiado incluso las actividades económicas y el futuro de esta tierra y hay que mirar al futuro sabiendo que debemos acelerar el cierre de esta instalación y para ello creo que estamos en condiciones ahora mismo, porque hay recursos económicos, hay posibilidades de diversificación de la actividad en este territorio y por tanto hay posibilidades de plantear desde el Gobierno de Andalucía, que es la administración competente para dialogar y para llegar a un acuerdo con la empresa plantearse este cierre», ha manifestado.

Este cierre, ha puntualizado, «pasa por planificar, en primer lugar los puestos de trabajo y la actividad de las personas, que tanto directa como indirectamente trabajan para esa instalación», toda vez que ha señalado que «las cosas hay que hacerlas bien y esto significa en primer lugar negociar y acordar con la empresa, como no puede ser otra manera en un estado de derecho, cómo se va a hacer, con unos plazos y un cronograma».

Asimismo, ha reseñado que hay que «aplicar nuevas inversiones productivas a la zona» y «generar un plan de formación y de empleo», al tiempo que ha insistido en que «hay una realidad completamente diferente a la de hace 25 años», ya que «cuando se hablaba de esa reindustrialización verde no nos equivocamos en pensar que el sector medioambiental iba a seguir creciendo y no solo en la gestión de residuos, sino en muchas otras actividades ligadas a la energía y a otras actividades productivas».

Espadas ha aseverado que ver producción en las minas de Riotinto le ha producido «una subida de estímulo» porque sabe «lo que significa la mina en esta tierra y en esta cuenca» y porque «cuando se ve una empresa competitiva, potente, como las que ya hay en todo el entorno» hacer ver que «hay muchas posibilidades de desarrollo, de mejora y de generación de empleo, qué es lo que se trata finalmente».

El secretario general de los socialistas andaluces ha manifestado que, a su juicio, la negociación con la empresa del vertedero «podría ser un inicio, partiendo de la base de cerrar la posibilidad de llegada de residuos procedentes del exterior en este caso de Andalucía como primero paso».

«La instalación tiene ahora mismo legalmente posibilidad de recibirlos, pero creo que es posible acordar con ellos que la vida útil que quede de instalación, priorice los recursos de la industria onubense, que es la más cercana, porque en este tipo de instalaciones hay un principio que debería ser el principio de proximidad, que en este caso y con los residuos que estamos viendo que llegan no se cumple evidentemente», ha remarcado.

Por ello, Espadas considera el Gobierno andaluz debería aplicar «un criterio mucho más exigente respecto al principio de proximidad» para «no tener que recibir residuos procedentes de otros territorios, aunque legalmente se pueda hacer», pero que esto «permitiría también que la vida útil del depósito se centrara ahora mismo en dar respuesta la industria más cercana, la onubense, y cumplir así uno de los objetivos iniciales, que fueron en este caso también los que plantearon el hecho de que se pusiera en este caso está instalaciones».

«Es una posibilidad, insisto, hay que sentarse y hablarlo con tranquilidad y habría que poner plazos, recursos económicos y, sobre todo, plan de empleo como tiene que ser porque lo lógico es que estas personas tengan futuro más allá de esta instalación, aquellos que trabajan y tienen el pelo directo, y lógicamente también la industria y el empleo indirecto que genera esta instalación».

Ecologistas en Acción reclama que se mantengan las inspecciones de todos los residuos peligrosos

La organización conservacionista muestra su «satisfacción» por la revocación de una autorización de traslado a Nerva desde Montenegro

Ecologistas en Acción ha acogido «con satisfacción» la noticia de que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Mitma) ha revocado el permiso de importación y ha paralizado la admisión «de residuos contaminados de Montenegro» para enterrarlos en el vertedero de Nerva, al tiempo que ha pedido la «continuidad» de las inspecciones.

Se trata, según ha apuntado, «de un primer paso necesario para evitar que Andalucía se convierta en el basurero y supermercado de residuos tóxicos de Europa y de fuera de Europa», toda vez que consideran «necesario» mantener las actuaciones de inspección y control del traslado «de todos los residuos peligrosos importados que llegan por barco y por carretera con destino a los vertederos, en el marco del Plan Estatal de inspección en materia de traslados transfronterizos de residuos aprobado en 2021 vigente hasta 2026».

Asimismo, han recordado que Ecologistas en Acción denunció la semana pasada la actividad de carga y descarga «de miles de toneladas de sustancias tóxicas» en el Puerto de la ciudad de Sevilla, «con la posible doble afección a la ciudadanía sevillana por contaminación atmosférica, y a las aguas del río Guadalquivir».

Del mismo modo, la entidad solicitó hace dos semanas a las ministras para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y de Hacienda, María Jesús Montero, «que se pusieran en marcha inspecciones no programadas» y «todos los mecanismos necesarios para el control de estas mercancías, como prevé el Plan, contando con las Comunidades Autónomas, el Seprona de la Guardia Civil y otros cuerpos de seguridad del Estado y autonómicos».

«Los residuos peligrosos y no peligrosos constituyen un grave problema para los países productores, que muchos pretenden resolver con el traslado a otros países que se ocupan, bien de incorporarlos a la economía circular mediante su valorización, o bien de quemarlos o enterrarlos en depósitos permanentes», han destacado desde la organización.

De este modo, han manifestado que este último caso es «el habitual en Nerva, que tiene a 700 metros y desde hace 25 años el vertedero tóxico», que «está gestionado por DSM Soluciones Medioambientales y ha recibido desde 2019 casi 70.000 toneladas de estos residuos de Montenegro y, por ejemplo, desde 2018, más de 100.000 toneladas tóxicas de Italia».

En este punto, desde el colectivohan aseverado que «el Gobierno andaluz quiere prolongar la vida útil de este vertedero alargando el proceso de clausura sin decretar su cierre definitivo», pero que «la población de Nerva, numerosos colectivos onubenses y Ecologistas en Acción exigen el cierre inmediato de estas instalaciones cuya gestión es riesgosa y accidentada, perjudica su salud y su convivencia, y están colmatadas desde hace años».

Colectivos antivertedero celebran el «primer paso» para el cierre de la instalación

Desde las plataformas ‘Antivertederos Nerva’ y Nerva, Salud y Dignidad muestran su satisfacción por la revocación de una autorización de traslado de residuos de Montenegro

La decisión del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) de revocar una de las autorizaciones de traslado de residuos desde Montenegro al vertedero de Nerva ha llenado de satisfacción a los colectivos antivertedo de la localidad, que esperan que esta decisión suponga un «primer paso» o «punto de inflexión» para el cierre definitivo de la instalación.

Por un lado, desde Antivertederos Nerva se han congratulado de la noticia recibida, de la que TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- se hizo eco a través de esta publicación, tras lo que han manifestado que este es «un primer paso que nos debe animar a continuar exigiendo el cierre definitivo y a la mayor brevedad de esas instalaciones que no han beneficiado a nuestro pueblo en nada», indican.

Asimismo, desde el colectivo animan a los vecinos y vecinas del municipio a «recuperar la esperanza de que haya justicia para Nerva y se cierre el vertedero, abriendo un futuro de oportunidades socioeconómicas para nuestros hijos y nietos no relacionadas con la basura, sino con el arte y la cultura, el turismo y el patrimonio y otras riquezas innegables de nuestro pueblo», defienden.

También la plataforma ‘Alternativa Ciudadana: Nerva, Salud y Dignidad’ ha trasladado su valoración sobre lo que califica como una decisión «sin precedentes en la larga historia de traslados a Nerva de residuos tóxicos procedentes de diferentes puntos de la geografía europea», por lo que la revocación de la autorización «supone una enorme satisfacción para una población humillada y vejada que hasta ahora no había sentido el calor de unas administraciones que no podían seguir ni un segundo más aparentando que aquí no sucedía nada», han indicado.

Asimismo, desde el colectivo han mostrado su agradecimiento por el «esfuerzo y compromiso» de todos los colectivos y partidos políticos implicados en «la reparación de esta injusticia histórica», al tiempo que han reivindicado el «papel fundamental» ejercido a su juicio por la ciudadanía de Nerva, «esos hombres y mujeres que, unidos, codo con codo, han decidido alzar su voz denunciando la terrible situación que venimos soportando en esta tierra desde hace más de 25 años».

El colectivo es consciente de que la revocación de la referida autorización no conlleva el cese definitivo de la acogida de residuos tóxicos en estas instalaciones, ubicadas a 700 metros de la población, si bien «anhelamos que suponga ese punto de inflexión tan necesario para su final, ese escenario al que han de unirse el resto de partidos y administraciones, ese espacio en el que a la fuerza debemos caber todos y todas y en el que nuestros gobernantes, aquellos hombres y mujeres que elegimos democráticamente para que nos representasen, demuestren de una vez por todas que están en política para defender nuestros intereses», concluyen

El Gobierno revoca una autorización de traslado de residuos desde Montenegro a Nerva

El Miteco detecta «incumplimientos» en envíos anteriores y pide a los responsables de la instalación que no admitan más residuos amparados en la misma

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha resuelto revocar una de las autorizaciones de traslado de residuos desde Montenegro al vertedero de Nerva al haberse detectado incumplimientos respecto a la cantidad de materiales enviados anteriormente y al barco encargado del flete.

Así lo han comunicado desde el propio Ministerio, que asegura que la decisión ha sido adoptada en el marco de lo previsto en el Reglamento comunitario Nº 1013/2006, de 14 de junio de 2006, relativo a los traslados de residuos, así como que la autorización incumplida fue la adoptada en el expediente MNE1206, que permitía el traslado de residuos identificados como “tierras y piedras que contienen sustancias peligrosas” (código LER 17.05.03*).

Las irregularidades se han constatado a raíz de la inspección documental efectuada por el Seprona de la Guardia Civil el pasado día 3 de febrero en el puerto de Sevilla, donde se encontraba depositada la carga, según han explicado desde el Ministerio, que asegura que los agentes, junto a técnicos de la Junta de Andalucía, comprobaron que la cantidad trasladada era de 7.500 toneladas, cuando el máximo autorizado por envío era de 7.000. Igualmente, certificaron que el transporte se había efectuado en un buque que no se correspondía con ninguno de los que Valgo había notificado a efectos de obtener la preceptiva autorización, añaden.

En consecuencia, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Miteco ha procedido a revocar la autorización de traslado y ha notificado de forma oficial al órgano administrativo homólogo de Montenegro que el envío es «ilegal» en los términos previstos por el Convenio de Basilea, que regula el transporte transfronterizo internacional de residuos peligrosos y su eliminación.

Asimismo, el Ministerio asegura que ha incoado un expediente sancionador por infracción grave en el marco de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados que, en caso de confirmarse las infracciones, podría acarrear una multa de entre 9.000 y 300.000 euros, al tratarse de residuos caracterizados como peligrosos.

El Miteco ha puesto estas resoluciones en conocimiento de la Junta de Andalucía e, igualmente, ha requerido por un lado a los responsables de la instalación de Nerva que no admitan aquellos residuos amparados bajo la autorización de traslado inicial que no hayan llegado todavía y, por otro, ha solicitado al Departamento de Aduanas (Agencia Estatal de Administración Tributaria) que retenga en frontera nuevos envíos que puedan arribar como parte del mismo expediente.

Ley de Residuos

Desde el Ministerio han explicado que, en la actualidad, los residuos peligrosos procedentes de Montenegro y otros países extracomunitarios pueden ser trasladados a la UE para su eliminación de conformidad con el Convenio de Basilea y el reglamento europeo de traslado de residuos, así como que, en el marco de las competencias establecidas en el artículo 12.3 de la vigente Ley 22/2011, del 28 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados, es el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, la autoridad competente para la autorización de los traslados de residuos desde o hacia terceros países no pertenecientes a la UE.

No obstante, las mismas fuentes detallan que dicha autorización se concede tras contar con el consentimiento previo de las comunidades autónomas afectadas por el traslado, en tanto que son la administración competente para la autorización, inspección y sanción de las instalaciones de tratamiento de residuos de acuerdo al artículo 12.4 de la citada ley.

Por último, desde el Ministerio explican que el nuevo proyecto de ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, que se encuentra en la última fase de tramitación parlamentaria, ha incorporado una previsión para que el Miteco pueda prohibir, de forma motivada, importaciones y exportaciones de residuos desde o hacia países terceros si hay indicios de que no se gestionarán correctamente.

Featured Video Play Icon

Otras 6.000 toneladas de arena tóxica llegan a España con destino al vertedero de Nerva

Aún quedarían por llegar otros ocho barcos con 40.000 toneladas procedentes de Montenegro


En la mañana de esta sábado ha atracado en el Puerto de Sevilla el barco de transporte a granel Shannon River, de
bandera panameña, donde va a desembarcar 6.000 nuevas toneladas de arenas tóxicas que se suman a las 12.800 llegadas la semana pasada a ese puerto desde Montenegro en dos graneleros, el Muzaffer Bey que trajo el día 31 de enero 5.300 toneladas y el Dakota que desembarcó el 3 de febrero 7.500 toneladas.


Estos residuos contaminados vienen del astillero de un pueblo del país balcánico, donde se han ido acumulando durante su funcionamiento desde 1927. En total, la empresa francesa Valgo, contratada para descontaminar el astillero ha extraído 110.000 toneladas de residuos tóxicos de diversos tipos. De ellos, casi 70.000 toneladas han sido ya traídas al Puerto de Sevilla, para ser enterradas en el vertedero de Nerva. A partir de ahora, se espera que comiencen a enviar otras 40.000 toneladas, es decir, otros ocho barcos más, de otros materiales más bastos también muy contaminados, como tierra y piedras, también por barco a Sevilla, para ser enterradas en el mismo vertedero.

Ante este hecho, Ecologistas en Acción ha denunciado las condiciones de carga y descarga de sustancias tóxicas en el Puerto de Sevilla, debido a la peligrosidad de las emanaciones y polvos derivados de estas operaciones, exigiendo que se realicen las mediciones de contaminación atmosférica que puedan repercutir en la salud de la ciudadanía; y, por otra parte, a solicitar a las dos ministras competentes en inspección de residuos peligrosos y aduanas, la puesta en marcha de los mecanismos necesarios para el control y seguimiento de todo lo que se relaciona con estos traslados de materiales tóxicos y peligrosos.


Además, la organización ecologista solicitó hace unos meses a la Junta de Andalucía la información relativa a las importaciones de residuos tóxicos con destino a estas infraestructuras de depósito definitivo, que se encuentran a 700 metros del pueblo de Nerva.


El Puerto de Sevilla, al ser un puerto fluvial de interior, debería seguir unos controles rigurosos para la protección de la sociedad sevillana, en este caso especialmente a las personas que viven en los barrios muy cercanos de Heliópolis y Los Bermejales , y para la protección del río Guadalquivir y Doñana.


El trasiego de barcos que trasladan residuos peligrosos y contaminantes por el río Guadalquivir es muy elevado. Según la información facilitada por la Junta de Andalucía las toneladas de residuos tóxicos importadas para enterrar en Nerva a través del Puerto de Sevilla en 2018 fueron 43.088 toneladas procedentes de Italia, más 1.001 toneladas recibidas de Grecia y 20 toneladas de Malta.

En 2019, los residuos tóxicos importados por el mismo puerto, para enterrar en Nerva, fueron de 34.106 toneladas procedentes de Italia y 38.420 t procedentes de Montenegro. Finalmente, en 2020 se importaron 34,659 toneladas tóxicas con el mismo destino, a través del Puerto de Sevilla.


Estos residuos fueron autorizados por la autoridad competente, la Junta de Andalucía, al tratarse de residuos de la Unión Europea, excepto los de Montenegro que requerían el consentimiento de dicha Administración para ser autorizados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al tratarse de un país extracomunitario.


A todo ello, habría que sumar las importaciones realizadas desde cualquier país con destino al enterramiento en Nerva, en barcos a través de otro Puerto de Andalucía, como el de Huelva, o transportados desde su origen por carretera. consecuencia de la participación del Estado español en el Convenio de Basilea, contando con unas
instalaciones que la Junta de Andalucía está haciendo lo que está en su mano para reactivarlas pese a las faltas de garantías y el conflicto social y de salud que crea en Nerva y en toda la Cuenca minera, donde, hasta ahora, se ha evitado hacer un estudio epidemiológico serio e independiente.


Ecologistas en Acción lleva muchos años haciendo un seguimiento del funcionamiento de estas instalaciones, especialmente los incumplimientos, accidentes y mala gestión de este vertedero, por lo cual quieren transmitir a las Administraciones y a la sociedad que es urgente que el Gobierno andaluz decrete el cierre definitivo e inicie el plan de seguimiento y control que establece la Autorización Ambiental Integrada vigente, durante 20 años, previo a la ejecución del plan de restauración de la zona, y no piensan ceder ante esta vergüenza de Andalucía, que es un vertedero tóxico pegado a un pueblo, que está considerado la CLOACA DE EUROPA.

Lepe investiga un vertido de productos fitosanitarios y plásticos en el arroyo Valsequillo

Se trata de un delito medioambiental que podía generar graves consecuencias

El Ayuntamiento de Lepe ha iniciado una investigación tras la aparición en las inmediaciones del cauce del arroyo de Valsequillo de numerosos residuos fitosanitarios, plásticos y tuberías generados por consumo agrícola, que pueden ocasionar graves perjuicios para el entorno y la salud.

En este sentido, los servicios municipales han iniciado las pesquisas oportunas y la puesta en conocimiento de las autoridades, a través de facturas y códigos de los productos abandonados, a fin de encontrar a la persona o personas responsables, para que se hagan cargo de dichos residuos y restablezcan la normalidad en la zona.

Ante la cada vez mayor presencia de residuos incontrolados en los campos, desde el Ayuntamiento de Lepe se informa que existe un cauce legal para la gestión de estos restos, que no pueden quedar abandonados en los campos sin más, sino que han de ser depositados en lugares establecidos para ello (en la mayoría de los casos con carácter gratuito).

Este tipo de actos, constitutivos de delitos medioambientales, repercuten negativamente en el medio ambiente y la imagen del sector agrícola de la localidad, por lo que se apela a la responsabilidad de toda la ciudadanía en el cumplimiento de las normas básicas de convivencia, para evitar situaciones tan lamentables, que pueden acarrear daños irreversibles.

El Área de Agricultura, Pesca, Medio Ambiente Sostenible y Bienestar Animal ofrece asesoramiento a todas las personas que lo precisen, en lo relativo a los trámites y ubicaciones para la gestión de estos residuos agrícolas (teléfono 959645030).