Se estrena en cines el documental ‘Pico Reja’ sobre la fosa común que alberga los cuerpos de la Columna Minera

El film de la onubense Remedios Malvárez cuenta también con la participación de la cantaora Rocío Márquez

Este viernes se estrena en cines de toda España el documental ‘Pico Reja’ de la directora onubense Remedios Malvárez y cuyo epicentro es la fosa común en la que se encuentran decenas de cadáveres de la Columna Minera según se ha demostrado en recientes investigaciones.

En el cementerio de Sevilla sigue cerrada en 2020 la fosa común de Pico Reja, que se estima que puede albergar a más de 2000 víctimas civiles de la represión franquista. En esta película la apertura de la fosa lleva a través de su propia historia (incluso descubriendo nuevos hechos no documentados) en un relato enraizado en el presente que se entreteje, además, con el encuentro entre la cantaora Rocío Márquez y el poeta Antonio Manuel Rodríguez para crear un cante al respecto.

Un profundo análisis del pasado que sirve también para comprender el presente de un país aún con muchas deudas pendientes con la memoria de los represaliados y con la historia.

Los técnicos de Aranzadi, empresa adjudicataria de los trabajos de exhumación e identificación de los cuerpos de la fosa común de Pico Reja en el Cementerio de San Fernando han informado a los miembros del Consejo Municipal de la Memoria Democrática que existen ya pruebas científicas, además de las históricas y documentales, que certifican que al menos una treintena de las personas de la Columna Minera de Huelva represaliadas durante el golpe de Estado de Franco se encuentran en esta fosa común.

Las investigaciones históricas, especialmente de Pedro Díaz Arriaza, hablaban de varias decenas de personas fusiladas que entraron en el Cementerio de San Fernando en los últimos días de agosto de 1936 como parte integrante de la columna formada por mineros de Huelva, a la que se sumaron otras personas en su recorrido, para intentar recuperar la ciudad de Sevilla en poder de los golpistas. En la población de Camas sufrieron la traición de la Guardia Civil que les acompañaba, y allí mismo comenzaron los asesinatos. Los supervivientes fueron fusilados posteriormente en diversas zonas de la ciudad y el día 31 de agosto se registraron numerosas partidas en blanco que corresponderían a los mineros fusilados, hasta un total de 83 hombres. 

Instituciones y memorialistas se unen para buscar a los familiares de la Columna Minera

El objetivo es cotejar su ADN para identificar los cuerpos aparecidos en la fosa de Pico Reja

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, en la fosa de Pico Reja de Sevilla, la mayor fosa del franquismo abierta de momento en España, se han localizado los restos de los integrantes de la llamada Columna Minera de Huelva, traicionados en una emboscada en La Pañoleta, en Camas, el 19 de julio de 1936. Con el objetivo de identificar a esas víctimas, la Diputación de Huelva, la Coordinadora Andaluza de la Memoria Histórica y Democrática y diversos ayuntamientos de la provincia se han comprometido a localizar a los familiares de las víctimas de la Columna Minera para proceder a la extracción del ADN y su posterior cotejo con los restos aparecidos en la fosa de Pico Reja.

Según los últimos estudios publicados por la empresa Aranzadi, adjudicataria de los trabajos de exhumación e identificación de los cuerpos de la fosa común de Pico Reja impulsados por el ayuntamiento de Sevilla, existen ya pruebas científicas, además de las históricas y documentales, que certifican que al menos una treintena de las personas de la Columna Minera de Huelva represaliadas durante el golpe de Estado de Franco se encuentran en esta fosa común

El diputado de Memoria Democrática, Salvador Gómez, junto con el responsable del Comisionado de Memoria de la Diputación, Antonio Rus, han mantenido un encuentro con el presidente de la Coordinadora Andaluza de la Memoria Histórica y Democrática, José Esteban Garrido, y en el que también han participado el presidente de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva, Fernando Pineda, así como la alcaldesa de Valverde del Camino, Syra Senra; la alcaldesa de Campofrío, Mercedes López, representantes de los ayuntamientos de Nerva, San Juan del Puerto y El Campillo, y el vecino campillero Daniel Vivián, en representación de familiares de las víctimas.

Salvador Gómez ha asegurado que “se trata de trazar acciones muy inmediatas en el trabajo marcado, por la dignidad y la memoria” y ha reiterado “el compromiso y deber democrático de la Diputación de Huelva con la Memoria, mientras otros prefieren ignorar la justicia y la reparación para con las víctimas”.

Junto con la localización de los familiares de las víctimas, en el reunión también se ha acordado el compromiso de la Diputación y de los ayuntamientos presentes, además de los de Minas de Riotinto y Zalamea la Real en colaborar junto con la Diputación de Sevilla y los ayuntamientos de Sevilla y Camas en la colocación de un malacate en una rotonda de La Pañoleta, en homenaje a los asesinados de la Columna Minera que acudieron a Sevilla para defenderla de las tropas sublevadas. Igualmente, acordaron llevar a cabo una visita a la fosa de Pico Reja, acompañados por los arqueólogos.

Hallan signos evidentes de violencia en el primero de los cadáveres extraídos de la fosa de Riotinto

Comienza el estudio antropológico de las 50 víctimas encontradas en la primera de las zonas excavadas

A mediados del pasado mes de marzo comenzaba la segunda fase en lo que respecta a los trabajos que se están llevando a cabo en la fosa común del Cementerio de Santa Bárbara de la localidad de Minas de Riotinto. Concretamente, la de exhumación individual y estudio antropológico. Ahora, ese estudio ha continuado con la extracción del primero de los restos en el que se han hallado signos evidentes de violencia y proyectiles.

De las cinco fosas halladas, comenzaron las labores en la primera de ellas, en las que el equipo de profesionales dirigidos por el arqueólogo Andrés Fernández estima encontrar alrededor de cincuenta cuerpos en una dimensión de 10×2 metros.

Tras la diferenciación cronológica de los restos ubicados en esta primera sepultura, ayer miércoles tuvo lugar la exhumación de la primera víctima y hoy se ha comenzado con su estudio antropológico. Este análisis ha confesado lo que ya esperaban los expertos, evidencias de violencia e impacto de proyectiles.

Dichas labores no serían posibles sin el «incansable trabajo del arqueólogo Cristóbal Alcántara y la antropóloga Amada Tirado ni, por supuesto, la colaboración del Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)», han indicado desde el consistorio riotinteño.

Según han señalado desde el Ayuntamiento de Minas de Riotinto «continúa así este sentido afán por honrar y respetar las memorias de aquellos vecinos y vecinas a quienes les arrebataron su vida durante el régimen franquista. Para ellos y ellas, dignificad, memoria, justicia y reparación».

Comienzan las labores de exhumación de unos 50 cadáveres en una de las fosas de Riotinto

El equipo del arqueólogo Andrés Fernández ha comenzado la excavación en un área de 20 metros cuadrados

Después de que allá por el pasado mes de mayo comenzaran los trabajos en la fosa común del Cementerio de Santa Bárbara de la localidad de Minas de Riotinto con la localización y la delimitación de estas sepulturas, ya se ha dado luz verde a la segunda fase, la de exhumación individual y estudio antropológico.

Tras hallar unas cinco fosas comunes, la pasada semana comenzaron con estas nuevas labores en la primera de ellas, que consta de una dimensión de 10×2 metros y en la que, el equipo dirigido por el arqueólogo Andrés Fernández, estima que descansan alrededor de cincuenta víctimas.

Este proyecto para dignificar la Memoria Histórica no sería posible «sin la colaboración del Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)».

Desde el Ayuntamiento de Minas de Riontinto han señalado que quieren que «cuanto antes estén honradas las memorias de nuestros vecinos y vecinas que perdieron sus vidas injustamente en aquellos negros tiempos».

El Campillo inicia los trabajos para localizar fosas comunes del franquismo el próximo lunes

La FEMP concendió al consistorio una ayuda de 14.000 euros para poner en marcha estos trabajos

El pasado mes de noviembre, la Federación Española de Municipios (FEMP) concedió al Ayuntamiento de El Campillo una ayuda de 14.000 euros para el proyecto de localización de fosas comunes en el Cementerio Municipal. Tras la firma del contrato con la empresa encargada de su gestión, Aratispi Gestión Integral del Patrimonio, el ayuntamiento ha anunciado que los trabajos comenzarán el próximo lunes con la redacción del proyecto.

Según testimonios documentales y orales, podrían estar enterradas en la fosa común del cementerio un mínimo de 350 personas asesinadas por los golpistas tras la sublevación militar del 18 de julio de 1936. El trabajo a desarrollar tiene varias vertientes, dejando de manifiesto que la investigación documental ha sido llevada a cabo en años anteriores.

Centrados en la revisión de toda la bibliografía y trabajos de investigación existentes al respecto, habiendo organizado toda la información generada, y estando concedido el permiso de acceso a los terrenos por parte del Ayuntamiento, al ser titularidad pública el recinto del Cementerio de El Campillo la propuesta de este proyecto es iniciar el trabajo de campo consistente en la delimitación y evaluación de las áreas susceptibles de contener las fosas comunes con víctimas de la represión franquista de este primer periodo represivo.

A continuación, localizada físicamente la fosa común y delimitada en extensión, una vez evaluada las características de la misma, se procederá a la exhumación y estudio antropológico.

Los trabajos que se pretenden desarrollar en el Cementerio Municipal de la localidad se fundamentan, principalmente, en la solicitud por parte de familiares, algunos de ellos son hijos que aún viven, y de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH) como representante de los mismos.

La nieta de Martín Moya pide de nuevo al Ayuntamiento de Huelva la exhumación de su abuelo

Concha Martín posa por primera vez sobre los restos del vecino de Aracena asesinado en abril del 37

Una nieta de Miguel Martín Moya, vecino de Aracena asesinado en abril de 1937 en las inmediaciones del cementerio de La Soledad de Huelva, ha solicitado de nuevo al Ayuntamiento de la capital que interceda ante la Junta de Andalucía para que se lleve a cabo la exhumación de los restos de su abuelo, que se encuentran en una fosa común del camposanto onubense.

Concha Martín Pérez, que ya pidió la exhumación de Martín Moya al Gobierno andaluz en septiembre de 2020, se ha dirigido ahora al Ayuntamiento de Huelva, por segunda vez, tras tener conocimiento de que su requerimiento anterior, realizado el pasado 31 de agosto por mediación del Grupo de Trabajo por la Recuperación de la Memoria Histórica y Democrática de Huelva, no ha sido tramitado por el Consistorio, ya que el Equipo de Gobierno comunicó recientemente que no tenía conocimiento de tal solicitud en respuesta a una pregunta plenaria realizada por el concejal no adscrito Jesús Amador.

Ante ello, esta nieta de Martín Moya ha registrado directamente su solicitud en el propio Ayuntamiento, donde ha estado acompañada por miembros de la referida entidad memorialista, tras lo que se ha dirigido a las fosas comunes del cementerio de La Soledad para trasladar la información sobre su abuelo al equipo de arqueólogos y arqueólogas que actualmente está llevando a cabo los trabajos de identificación y delimitación de las fosas.

Guiada por los miembros del equipo, Concha Martín ha podido posar por primera vez justo encima de donde se encuentran los restos de su abuelo, concretamente, tal y como se recoge literalmente en la diligencia del registro, en en el patio San Antonio de Padua, «distando de la placa por el norte veintiocho metros; por el sur, seis metros; por el este, tres metros; y por el oeste, seis metros», justo el lugar que se aprecia en la imagen principal que ilustra esta información, donde se ve a la propia Martín señalando a Miguel Martín Moya.

La nieta de este vecino de Aracena asesinado en el 37 no ha podido ocultar su emoción por ese momento, si bien al mismo tiempo conocía que la exhumación de su abuelo no podrá llevarse a cabo como consecuencia de estos trabajos actuales de delimitación de las fosas. Una de las arqueólogas del equipo le explicó, en presencia de TINTO NOTICIAS, que la zona queda fuera de los sondeos a realizar en base a este proyecto, con lo que la última petición realizada por Concha Martín cobra más importancia aún.

Miguel Martín Moya

Eran las 05.30 horas del 13 de abril de 1937 cuando Miguel Martín Moya, vecino de Aracena, zapatero, campesino y miembro de la Sociedad de Trabajadores de la Tierra de UGT, fue asesinado en las inmediaciones del cementerio municipal de La Soledad de Huelva por seis efectivos de la Guardia Civil, que daban así cumplimiento a una sentencia dictada contra él por el consejo de guerra permanente de la ciudad de Huelva.

Más de 83 años después, el pasado 28 de septiembre de 2020, su nieta Concha Martín Pérez, ayudada por el presidente de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva, Fernando Pineda, solicitó a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y Democrática, que proceda a desarrollar las actuaciones necesarias para recuperar los restos de su familiar y que «se me realicen las pruebas genéticas oportunas para una futura identificación» de los mismos, tal y como expone Concepción en su solicitud, a la que ha tenido acceso este periódico.

Más de un año después de aquella solicitud, Concha Martín Pérez aún no ha tenido respuesta de la Junta de Andalucía, por lo que, el pasado 31 de agosto de este mismo 2021, pidió la colaboración del Ayuntamiento de Huelva, para lo que contó con la ayuda del Grupo de Trabajo por la Recuperación de la Memoria Histórica y Democrática de Huelva, entidad memorialista que fue la encargada de realizar la primera solicitud al Consistorio onubense para que inste a la Consejería a proceder a la exhumación y recuperación de los restos de su familiar represaliado.

En un escrito dirigido al alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, desde esta entidad se explicó que «Concepción Martín Pérez, nieta de Miguel Martín, actualmente vecina de Sevilla, ha solicitado la ayuda y colaboración de este grupo de trabajo memorialista para interceder ante este Excmo. Ayuntamiento que usted preside y recuperar, a la mayor brevedad posible, los restos de su abuelo represaliado y poder otorgarle así la debida dignidad a su memoria».

«Por todo ello, tenemos a bien contactar con usted con objeto de poder iniciar dicho procedimiento administrativo que pueda dar respuesta a la solicitud de Dª Concepción Martín y en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía (Ley 2/2017 de 28 de marzo), la cual, en su artículo 9, delega en las entidades locales la obligación de instar a la consejería competente en materia de memoria democrática a realizar las acciones pertinentes que den como resultado la exhumación y recuperación de los restos de los familiares represaliados durante el genocidio franquista», prosiguieron en el escrito.

En base a ello, desde este grupo de trabajo solicitaron al Ayuntamiento que inicie, «a la mayor brevedad posible, los procedimientos y actuaciones necesarias para la exhumación y entrega a los familiares de los restos de Miguel Martín Moya, que se encuentran depositados el cementerio municipal de La Soledad de esta capital», tal y como se expone textualmente en el escrito, al que se adjuntó, como documento adicional, copia de la inscripción de la defunción de Miguel Martín Moya en el Registro Civil de Huelva.

Hallan el primer resto óseo en la fosa común de Riotinto

El Ayuntamiento destaca que los trabajos de búsqueda de víctimas del franquismo están dando sus frutos

El equipo de profesionales que se encuentra trabajando desde el pasado martes en la fosa común del Cementerio Municipal de Minas de Riotinto ha encontrado este viernes el primer cadáver, tal y como han informado desde el Ayuntamiento de la localidad, que ha destacado, no obstante, que ahora «toca ser cautelosos hasta que los estudios constaten si la muerte fue producida de manera violenta».

En cualquier caso, desde el Consistorio califican este «primer descendimiento» como una «buena noticia», pues es una «señal de que las primeras tareas de intervención para la posterior exhumación de los cuerpos está dando sus frutos», han argumentado desde el propio Ayuntamiento.

«Ha sido un momento emocionante e impactante, en el que hemos tenido presente tanto a los familiares de las víctimas como los investigadores Alfredo Moreno y Gilberto Hernández y al equipo de arqueología encargado de velar por el futuro de este proyecto», han proseguido desde la institución municipal.

La alcaldesa, Rocío Díaz Cano, ha estado supervisando estas labores y se ha mostrado «orgullosa de la marcha que está tomando lo que tanto para ella como para sus concejales fue una fuerte apuesta», han concluido desde el Consistorio riotinteño.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, el Ayuntamiento inició este martes los trabajos de indagación, localización y delimitación de la fosa común de su cementerio para la posterior exhumación de las víctimas del franquismo que yacen en esta zona y, si procediera, el estudio antropológico e identificación genética de los cuerpos, tal y como se contempla en el proyecto realizado por el Consistorio riotinteño, que cuenta para ello con una subvención concedida por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

La encargada de levantar el primer trozo de tierra ha sido la propia alcaldesa, que calificó esta jornada como «un día importante para muchas personas», pues espera «que esto sirva para honrar la memoria de quienes injustamente fueron asesinados aquí», prosiguió la regidora riotinteña, que tiene claro que «por dignidad y justicia había que hacer esto», de ahí que esta fuese «una de las metas que nos pusimos» cuando su equipo tomó el mando del Ayuntamiento de Riotinto, continuó.

Díaz Cano dio las gracias, en primer lugar, a los investigadores locales Gilberto Hernández Vallecillo y Alfredo Moreno Bolaños, que «hicieron una investigación de esta fosa, de los que yacen aquí, y han estado codo con codo con el Ayuntamiento de Riotinto», por lo que «en parte este logro es de ellos», remarcó la alcaldesa, tras lo que también mostró su agradecimiento a la Federación Española de Municipios y Provincias. «El Ayuntamiento no estaba muy boyante para hacer esta inversión y gracias a la FEMP hoy es una una realidad», subrayó.

Riotinto inicia la búsqueda de sus víctimas del franquismo

El Ayuntamiento comienza los trabajos en la fosa común para la posterior exhumación de los cuerpos

El Ayuntamiento de Minas de Riotinto ha iniciado este martes, 11 de mayo, los trabajos de indagación, localización y delimitación de la fosa común de su cementerio para la posterior exhumación de las víctimas del franquismo que yacen en esta zona y, si procediera, el estudio antropológico e identificación genética de los cuerpos, tal y como se contempla en el proyecto realizado por el Consistorio riotinteño, que cuenta para ello con una subvención concedida por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

La encargada de levantar el primer trozo de tierra ha sido la alcaldesa del municipio, Rocío Díaz Cano, que ha calificado esta jornada como «un día importante para muchas personas», pues espera «que esto sirva para honrar la memoria de quienes injustamente fueron asesinados aquí», ha proseguido la regidora riotinteña, que tiene claro que «por dignidad y justicia había que hacer esto», de ahí que esta fuese «una de las metas que nos pusimos» cuando su equipo tomó el mando del Ayuntamiento de Riotinto, ha continuado.

Díaz Cano ha dado las gracias, en primer lugar, a los investigadores locales Gilberto Hernández Vallecillo y Alfredo Moreno Bolaños, que «hicieron una investigación de esta fosa, de los que yacen aquí, y han estado codo con codo con el Ayuntamiento de Riotinto», por lo que «en parte este logro es de ellos», ha remarcado la alcaldesa, tras lo que también ha mostrado su agradecimiento a la Federación Española de Municipios y Provincias. «El Ayuntamiento no estaba muy boyante para hacer esta inversión y gracias a la FEMP hoy es una una realidad», ha subrayado.

El inicio de los trabajos también ha contado con la presencia del presidente de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (Amhph), Fernando Pineda, de un representante de la Coordinadora de Memoria Histórica de la Cuenca Minera, Daniel Vivián Cano, y de la parlamentaria andaluza del PSOE María Márquez, a quienes la alcaldesa también ha agradecido su presencia y ha contado que este día también es importante para ella a nivel personal, pues «yo sabía que un tatarabuelo mío había sido asesinado, pero hace poco descubrí, gracias a la investigación de ellos, que un tatarabuelo mío yace aquí», ha indicado.

Estas actuaciones fueron aprobadas recientemente por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, tal y como se recoge en una orden de 24 de abril de 2021, en la que se indica que los trabajos están regulados por la Orden de 9 de julio 2013, que a su vez recoge que, «de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 8.3 de la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, las actividades dirigidas a la localización, exhumación y, en su caso, la identificación de los restos de personas desaparecidas, víctimas de la represión, deberán ser autorizadas por la Consejería competente en materia de memoria democrática de acuerdo con los protocolos previstos en la ley y con las garantías y procedimientos que se establezcan reglamentariamente».

Riotinto celebra el inminente inicio de los trabajos en la fosa común del municipio

El Ayuntamiento recibe como un «gran logro» la aprobación del proyecto, que se llevará a cabo con fondos de la FEMP y el Gobierno de España

El Ayuntamiento de Minas de Riotinto ha celebrado el inminente inicio de los trabajos para la exhumación de la fosa común del cementerio de la localidad, para lo que el Consistorio riotinteño presentó varias solicitudes de subvenciones a diferentes organismos, de las que finalmente han tenido el visto bueno las presentadas a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y al Gobierno de España, «de las que hemos recibido la cuantía económica para comenzar los trabajos de exhumación», han destacado desde el Ayuntamiento.

Además, tal y como informó TINTO NOTICIAS, la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía aprobó ayer la solicitud para la «realización de actuaciones específicas de memoria democrática de indagación-localización, delimitación, exhumación, estudio antropológico e identificación genética, si procediera, de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Posguerra en nuestro municipio», han proseguido desde el Consistorio, tras lo que ha anunciado que los trabajos comenzarán la próxima semana.

El objetivo del Equipo de Gobierno Municipal ha sido «honrar la memoria de tantos vecinos y vecinas que murieron injustamente en tiempos duros y convulsos de nuestra tierra», pues ello supone «dignidad, memoria y justicia», subrayan desde el Ayuntamiento que recibe por ello este paso como «un gran logro».

Por último, desde el Consistorio dan las gracias a los investigadores de Riotinto y El Campillo Alfredo Moreno Bolaños y Gilberto Hernández Valdecillo, respectivamente, por su «acompañamiento en este trabajo que queda por delante y por ser indispensable su investigación para acompañar los movimientos arqueológicos que se efectuarán», han explicado.

La Junta aprueba actuaciones para localizar y exhumar desaparecidos en Riotinto

Así se recoge en la orden de 24 de abril de 2021, de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico que dirige Patricia del Pozo (PP-A), por la que se acuerdan actuaciones específicas en memoria democrática

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía ha aprobado la realización de actuaciones específicas de memoria democrática de «indagación-localización, delimitación, exhumación, estudio antropológico e identificación genética, si procediera«, en Minas de Riotinto.

Así se recoge en la orden de 24 de abril de 2021, de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico que dirige Patricia del Pozo (PP-A), por la que se acuerdan actuaciones específicas en memoria democrática en varios municipios andaluces, publicada este viernes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) .

Estas actuaciones aprobadas por la Consejería de Cultura se realizan «a propuesta del Comité Técnico de Coordinación de actuaciones en torno a la recuperación de la Memoria Histórica y el reconocimiento institucional y social de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Posguerra, regulado por Orden de 9 de julio 2013», en sesiones celebradas los días 3 de julio de 2017, 18 de enero, 20 de junio y 20 de noviembre de 2018 y 26 de noviembre de 2020, según especifica la orden publicada este viernes.

En concreto, la mayor parte de las actuaciones aprobadas –«en municipios que, de acuerdo con lo documentación que acompaña a las memorias justificativa y económica de esta propuesta, cuentan con financiación para poder ser desarrolladas durante este año»– se concentra en la provincia de Cádiz, donde se ubican 25 de los 43 municipios seleccionados.

Se trata de Alcalá de los Gazules, Alcalá del Valle, Arcos de la Frontera, Benalup-Casas Viejas, Benaocaz, Bornos, Castellar de la Frontera, El Bosque, El Gastor, Espera, Grazalema, Jimena de la Frontera, Los Barrios, Medina Sidonia, Olvera, San José del Valle, San Pablo de Buceite, San Roque, Sanlúcar de Barrameda, Tarifa, Trebujena, Torre Alháquime, Ubrique, Villaluenga del Rosario y Villamartín.

La siguiente provincia con más municipios donde se realizarán estas actuaciones es Sevilla, con ocho que son Alcalá de Guadaíra, Cañada Rosal, Cazalla de la Sierra, Fuentes de Andalucía, Gines, Lebrija, Marchena y Osuna.

Las restantes actuaciones aprobadas en esta orden se reparten entre cinco municipios de la provincia de Córdoba –Cabra, Hinojosa del Duque, La Carlota, Montilla y Peñarroya-Pueblonuevo–, tres de Granada –Cúllar, Padul y Víznar–, y dos de Huelva; en concreto, Minas de Riotinto y San Juan del Puerto.

La orden recoge que, «de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 8.3 de la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, las actividades dirigidas a la localización, exhumación y, en su caso, la identificación de los restos de personas desaparecidas, víctimas de la represión, deberán ser autorizadas por la Consejería competente en materia de memoria democrática de acuerdo con los protocolos previstos en la ley y con las garantías y procedimientos que se establezcan reglamentariamente».

Contra esta orden puede interponerse «recurso de reposición ante la persona titular de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico en el plazo de un mes a contar desde su publicación», así como «recurso contencioso-administrativo ante la Sala correspondiente de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente a la publicación» de la misma.