Cisneros calcula que la Covid habría matado a un cuarto de la población si no hubiera habido vacunas

El doctor imparte una conferencia organizada por la Academia de Ciencias, Letras y Artes de Huelva

El Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen del Rocío en Sevilla, José Miguel Cisneros, ha calculado que, de no haber contado con vacunas contra la COVID-19, este virus habría provocado la muerte de un cuarto de la población mundial.

Esta ha sido una de las muchas y valiosas aportaciones del doctor Cisneros durante la conferencia ‘Las enfermedades infecciosas en 2050’ organizada por la Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva, en la que el también jefe del ‘Grupo de Investigación en Resistencia Bacteriana y Antimicrobianos. CIBERINFEC’ del Instituto de Biomedicina de Sevilla repasó su libro en el que, con la misma denominación y al que se puede acceder de forma gratuita en la red, hace un repaso del presente y el posible futuro de las enfermedades infecciosas más importantes, concluyendo, principalmente, que estas serán “uno de los problemas de salud más importantes en 2050”.

En este sentido, advirtió de que, aunque las previsiones pueden ser erróneas, la situación actual “nos lleva a unas estimaciones de que vamos a ir a peor en todas las infecciones si no cambiamos”, apoyándose en que la Organización Mundial de la Salud establece que el cambio climático y la contaminación es la principal amenaza para la salud mundial “y este problema no tiene visos de mejorar”. Además, entre los 10 principales riesgos para la salud, cinco son infecciones.

El doctor Cisneros explicó que el cambio climático y la globalización “favorecen la propagación de virus y bacterias”, por lo que apostó por “adelantarnos, investigar para identificar los virus con más riesgo de salto entre especies entre los miles de virus animales que hay y que las nuevas pandemias que están por venir no nos coja de nuevo desprevenidos”.

El Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen del Rocío en Sevilla, que fue quien diagnosticó el primer caso de COVID local en España, hizo un repaso a la evolución de la pandemia, sobre la que resaltó la necesidad de “cambiar algunas cosas como el diagnóstico y la confianza en los profesionales”, si bien también destacó las cosas que se hicieron bien, como “la cultura de la investigación generada que propició la puesta en común de resultados de diferentes estudios para conseguir vacunas en un plazo de tiempo impensable”.

En este contexto, también lanzó un mensaje positivo sobre la COVID, afirmando que actualmente “estamos en una situación estable, sin incremento de casos y sin que estos tengan la muerte como repercusión, a pesar de la relajación total de medidas como las mascarillas o aglomeraciones”. A su juicio, esto “se debe a las vacunas, que es el invento del siglo, y también a la inmunidad de grupo conseguida, que dificulta la propagación del virus”.

El doctor Cisneros también repasó la evolución de otras infecciones importantes y que inciden de manera determinante en la vida de las personas, tales como la gripe, las infecciones de transmisión sexual, el VIH, el virus del Nilo Occidental, el virus Crimea-Congo, o los virus por bacterias multirresistentes.

En ese sentido, el ponente hizo hincapié en “la necesidad de hacer un buen uso de los antibióticos, puesto que se ha demostrado que su uso terapéutico excesivo aumenta el riesgo de resistencias bacterianas y que la reducción de su uso a lo estrictamente necesario mejora su eficiencia.” En ese mismo sentido, pidió un cambio en la cultura de los pacientes para que no confundan la restricción terapéutica del uso de antibióticos a lo estrictamente necesario con una prescripción médica insuficiente o inadecuada.

Tanto el presidente de la Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva, Emilio Pascual, como el académico de número el doctor Antonio Pereira Vega, encargado de moderar el debate posterior a la conferencia, agradecieron la presencia del doctor José Miguel Cisneros, del que, además de su contrastada profesionalidad, destacaron su valía humana.

En este sentido, Antonio Pereira destacó que el conferenciante ha sido investigador principal de 18 proyectos de investigación nacionales e internacionales y es autor de más de 230 artículos científicos sobre antimicrobianos, resistencia bacteriana, infecciones asociadas a la atención sanitaria y programas de administración de antimicrobianos. El doctor Cisneros también es socio de honor de diversas sociedades científicas nacionales y ha recibido el premio Salud Investiga 2012, el de Médico Ilustre del real Colegio de Médicos de la provincia de Sevilla en 2017 y el Premio Manuel Moreno López de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) 2021.

Esta conferencia-coloquio se enmarca en el programa de actividades del nuevo curso académico de la Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva inaugurado el pasado 11 de noviembre y que tendrá continuidad en nueva conferencia que se celebrará el próximo lunes 28 de noviembre sobre avances en la investigación de la enfermedad de Alzheimer, cuyos detalles serán anunciados en breve.

Sobre la ACALHU

La Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva es una corporación de derecho público, constituida el 30 de noviembre de 1998, que tiene como principal objetivo promover y difundir la cultura en el entorno local y provincial, en todos sus campos: ciencias, artes y letras. Sus 26 académicos numerarios actuales provienen de muy diversos medios: Universidad, empresas, actividades artísticas, profesiones liberales y otras. Además de una dilatada experiencia en el ámbito de su dedicación profesional, todos ellos tienen como denominador común su interés por la cultura en sus más diversas manifestaciones. Las actividades de la Academia han abarcado hasta hoy muy diversos campos, incluidas conferencias, exposiciones artísticas, conciertos, premios, radiodifusión y otras.

Investigadores de Huelva descubren cambios en la leche materna de mujeres con covid

Un equipo de la Onubense demuestra que el virus altera su composición

Un equipo de investigación de la Universidad de Huelva, en colaboración con la iniciativa Milkcorona, ha demostrado que el virus SARS-CoV-2 altera la composición de la leche materna. El estudio compara el contenido de compuestos de este alimento natural en madres enfermas, tanto con síntomas como sin ellos, con datos anteriores a la pandemia. Además, se ha estudiado cómo afecta la infección por COVID-19 a la composición de elementos químicos con funciones biológicas significativas como el selenio, zinc o cobre, entre otros.

Según ha indicado la Fundación Descubre en una nota de prensa, este equipo ha confirmado que estos cambios «están relacionados con los anticuerpos contra el virus que se transmiten al bebé mediante la lactancia».

De este modo, los estudios metabólicos consisten en el análisis de las reacciones químicas que se desarrollan en el organismo. Es decir, investiga cómo se comportan los distintos compuestos a lo largo de los procesos funcionales y estructurales en órganos, tejidos y células. Además, establecen relaciones entre posibles alteraciones que se puedan producir ante la aparición de otros agentes o sustancias que se incorporen en las distintas fases.

Así, el estudio señala que «cuando un virus actúa, las reacciones químicas en el organismo se alteran para dar respuesta a la amenaza». En relación al SARS-CoV-2, existen investigaciones metabolómicas que determinan las modificaciones que se producen en suero y sangre.

Así, en el artículo ‘Metallomic and Untargeted Metabolomic Signatures of Human Milk from SARS-CoV-2 Positive Mothers’ de la revista Molecular Nutrition & Food Research los expertos presentan los resultados del primer estudio que se realiza en leche materna.

Por tanto, este primer trabajo que describe el perfil metabolómico y los niveles de elementos en muestras de leche materna en enfermas de Covid-19 y su comparación con controles prepandémicos demuestra que SARS-CoV-2 afecta a la composición de nutrientes que llegan al bebé y se relaciona con las defensas contra la enfermedad. Además, analizan el impacto de la sintomatología del virus en diferentes etapas de lactancia.

Algunas de las conclusiones de este estudio confirman los datos obtenidos en los trabajos anteriores en sangre, como los referidos a la bajada en los niveles de selenio o cobalto ante la enfermedad. Sin embargo, en otros elementos, como el zinc o el cobre, las concentraciones halladas son contrarias a los resultados obtenidos en sangre o suero.

«En el caso del zinc, las cantidades en personas con COVID-19 son más bajas en sangre, pero más altas en la leche humana en comparación con las mujeres sanas. Es posible que esto suceda porque requieren más consumo de este elemento en el torrente sanguíneo para hacer frente al virus, pero no lo reducen en la secreción mamaria», ha indicado la investigadora de la Universidad de Huelva Tamara García Barrera, autora del artículo.

En este sentido, la autora ha detallado que la deficiencia de zinc se ha relacionado con complicaciones durante la enfermedad. En algunos casos, la suplementación con zinc «ha sido eficiente en el tratamiento de casos agudos de covid-19», por tanto, el hecho de encontrar niveles más altos de zinc en la leche materna «podría ser beneficioso para el recién nacido».

La respuesta del metabolismo al virus

Las muestras evaluadas en el trabajo provienen de un total de 54 personas. De ellas, 20 son de mujeres sanas anteriores a la pandemia, 18 de enfermas sintomáticas y 16 asintomáticas. Los resultados «no advierten diferencias significativas en estos dos últimos grupos en cuanto a la composición de elementos, pero sí en los metabolitos». Además, se han observado diferencias con respecto a las muestras de control en ambos casos.

Concretamente, el estudio revela que los elementos que se han detectado en concentración más baja en leche humana han sido el selenio, el níquel, el hierro, el cobre, el vanadio y el aluminio, mientras que el zinc, el titanio o el arsénico fue más alta.

En estudios anteriores, el aumento en los niveles de cobre en sangre se ha relacionado con la inflamación que se produce en las vías respiratorias durante la enfermedad. Por su parte, el selenio bajo se ha asociado con una mayor mortalidad en Covid-19.

«Conociendo la importancia de este elemento en el desarrollo neurológico del bebé, saber que la enfermedad reduce su concentración en la leche postula la necesidad de suplementar la dieta de madres enfermas para aumentar las cantidades que transfiere al recién nacido», ha añadido la investigadora.

Por otro lado, el trabajo incluye la relación de determinados elementos con la respuesta de anticuerpos contra Covid-19. Aunque se ha estudiado la posibilidad de contagio con la lactancia y la transmisión de anticuerpos al bebé, ahora los expertos abundan en las relaciones de ciertos compuestos con la presencia de las defensas.

Así, los investigadores han confirmado que «a mayor índice de anticuerpos más baja es la concentración de selenio, níquel y cobalto, mientras que las cantidades de cobre son más altas».

Además, los resultados concluyen que un total de nueve metabolitos, entre los que se encuentran el ácido úrico, un potente antioxidante, o el colesterol, necesario para la formación de hormonas, «estaban bajos en madres enfermas». Por su parte, otros once, como el ácido fosfórico, responsable de la regulación del pH, «se regula al alza en mujeres enfermas».

Los expertos proponen continuar sus estudios teniendo en cuenta la dieta de las madres y la posible acción que las vacunas hayan podido tener sobre la leche.

La iniciativa Milkcorona está compuesta por diferentes grupos de investigación y la participación de hospitales en todo territorio nacional que incluyen la Universidad de Huelva, el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del CSIC, Hospital Clínico Universitario de Valencia, Hospital Universitario Doctor Peset, Universidad de Barcelona, el Hospital Germans Trias i Pujol y el Institut de Recerca Sant Joan de Déu en Barcelona.

Los trabajos se han financiado mediante los proyectos ‘Estudio ómico y metaómico del efecto de los contaminantes a través del eje microbiota intestinal-cerebro. Del modelo animal al celular (Mamomics)’ del Ministerio de Ciencia e Innovación y ‘Especiación química, metabolómica y microbiota para el estudio de la interacción materno-infantil a través de la leche materna y otras muestras biológicas’ del programa operativo Feder de Andalucía y la Universidad de Huelva.

El Hospital de Riotinto mantiene activa su ala para pacientes covid

El plan de contingencia del centro hospitalario sigue vigente y prevé la puesta en marcha de medidas en función del aumento de la incidencia

Los hospitales del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) en la provincia de Huelva mantienen actualmente tres alas destinadas a ingresos de pacientes con covid-19, así como siguen teniendo vigentes sus planes de contingencia, que prevén la puesta en marcha de distintas medidas en función del aumento de la incidencia y del volumen de pacientes hospitalizados.

Así lo han indicado a Europa Press desde la Delegación de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, que ha concretado que tanto el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez como en Hospital Infanta Elena, ambos en la capital, cuentan con un ala destinada a los pacientes covid, así como que el Hospital Comarcal de Riotinto mantiene abierta una desde el inicio de la pandemia, independientemente de que el número de ingresos sea bajo, con la posibilidad de realizar una ampliación a más alas en caso de que fuera necesario.

Esto supone un descenso de un ala con respecto a finales del mes de abril, cuando los centros hospitalarios de Huelva contaban con cuatro alas para los pacientes covid, de las cuales dos se encontraban habilitadas en el Hospital Infanta Elena.

Por otra parte, desde la Delegación han subrayado que aunque, sobre todo en los hospitales grandes, el protocolo permite ya que los pacientes covid puedan ser ingresados en cualquier planta en las habitaciones de aislamiento existentes, en Huelva se mantienen todos juntos en un mismo espacio de hospitalización, entre otros motivos, para «facilitar la labor de los profesionales».

Con respecto a las visitas, han explicado que se mantiene la norma de un solo acompañante por persona hospitalizada, pero se han «flexibilizado» las medidas en base a la situación epidemiológica actual.

La provincia de Huelva tiene actualmente 23 personas ingresadas por covid en sus tres hospitales –con datos a fecha del martes 23–, de los cuales ninguno se encuentra en las Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Este dato está muy lejos del máximo alcanzado a principios de febrero de 2021, con 316 personas ingresadas y 36 en UCI.

De otro lado, el parte hecho público el pasado martes por la Consejería señalaba que desde el pasado viernes y hasta su fecha de emisión se registraban en la provincia 73 nuevos contagios y cinco personas habían sido hospitalizadas en esos días. De la misma manera, un total de 545 personas han fallecido en Huelva a causa de este virus, el menor dato de las provincias andaluzas.

En cuanto a la vacunación, 471.670 personas en Huelva ya disponen de la pauta completa de dos vacunas, de manera que ya se han administrado 1.148.735 dosis en la provincia y un total de 278.079 ciudadanos cuentan ya con la tercera de refuerzo.

La tercera ola, la peor en Huelva

El peor momento vivido en Huelva con respecto a ingresos hospitalarios desde el inicio de la pandemia se dio durante la tercera ola, sobre todo hasta mitad del mes de febrero del pasado año, cuando los hospitales de la provincia llegaron a contar con 15 alas destinadas a enfermos covid: siete el Infanta Elena, seis el Juan Ramón Jiménez y dos el Hospital de Riotinto, que a partir del mes de marzo se redujeron a cinco.

En esas fechas, el Hospital Infanta Elena fue el que sufrió una mayor presión hospitalaria, al aumentar considerablemente la tasa en los municipios de su zona de respuesta asistencial -Costa y Condado de Huelva-, principalmente en la Costa Occidental de Huelva, donde Isla Cristina, Ayamonte, Lepe y Paymogo fueron los municipios más afectados, llegando a superar alguno de ellos las tasas de 3.000 y 2.000 casos por cada 100.000 habitantes.

Esto obligó al centro a la activación de una nueva fase de su Plan de Contingencia, que contemplaba la puesta en marcha de nuevas medidas de reorganización de la asistencia, además de la habilitación de otros espacios asistenciales alternativos para ofrecer una respuesta adecuada a los ciudadanos.

El covid tampoco perdona en agosto

Dos nuevas muertes elevan a 529 los casos de fallecimiento en Huelva por esta enfermedad

Llegó agosto y trae con el a dos personas más fallecidas por Covid. Las víctimas mortales desde el inicio de la pandemia se elevan a 529, según los datos aportados por la consejería de Salud, por lo que tendencia de fallecimientos se mantiene respecto a los últimos días.

No obstante, si que hay una buena noticia en cuanto al número de contagios, son 162 los que se han registrado en los últimos cuatro días, cuando hace una semana fueron 176, más de la mitad de ellos se registraron en personas mayores de 60 años pese a todo, la tasa de contagios en este grupo de edad se sigue reduciendo y se sitúa ya en los 364 casos por 100.000 habitantes durante 14 días.

En cuanto a las hospitalizaciones, en los centros hospitalarios de Huelva hay ingresadas 54 personas con Covid, dos de las cuales deben ser atendidas en la UCI.

En cuanto a los casos activos de viruela del mono, hay que sumar uno más con respecto al viernes pasado y ya son 11 los que tenemos aquí.

Julio se cobra 13 víctimas por covid y los infectados por viruela del mono se elevan a diez

Las últimas estadísticas arrojan tres muertes más y ya son 527 desde el inicio de la pandemia

Tres muertes en los tres últimos días. Este es el panorama que nos deja el cierre de estadísticas de julio (el próximo parte de la Consejería de Salud será el 2 de agosto), en el que han fallecido por esta enfermedad un total de 13 personas. También se incrementan los casos de viruela del mono y actualmente hay ya diez casos activos de la viruela del mono cuando el pasado martes la estadística apuntaba a ocho.

La provincia ha tenido en estos días 201 nuevos positivos confirmados, lo que eleva a 95.721 el número de onubenses contagiados por Covid oficialmente desde que se iniciara la pandemia en 2020, 54 ingresados en los hospitales de la provincia, de los que dos se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Un nuevo fallecido por covid y los hospitalizados llegan ya a 87

Se frena el número de contagios y durante los últimos cuatro días solo se han registrado 247 casos

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha tenido que añadir un nuevo fallecimiento por covid durante los últimos cuatro días, que supone la quinta víctima en lo que va de mes por esta causa. Desde el inicio de la pandemia, el recuento de víctimas mortales se eleva ya a 519 desde el principio. También se incrementa el número de hospitalizados aunque de manera muy leve. Son 20 los nuevos casos registrados en hospitales, pero 18 las altas que se han dado, por lo que solo crece en dos camas de hospital esta cifra llegando a los 87. Dos de estos ingresos se encuentran en una situación grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Sí se ha notado, en estos días, una importante desaceleración en el número de contagios que desde el viernes pasado, se ha quedado en una cifra de 247. El pasado viernes, por poner un ejemplo, la cifra era de 423 continuando con la tendencia alcista de las últimas semanas que ahora se desinfla.

En cuanto a los curados, Salud comunica que son 340, lo que supone una cifra superior al número de nuevos contagios. También hay una notable mejoría en los datos en cuanto a la tasa de contagio en personas vulnerables. Este martes la cifra se sitúa en 543 casos por 100.000 habitantes en 14 días. La cifra está por encima de los 500 que establece el riesgo extremo de expansión, pero mejora sustancialmente la tasa de 638 que había hace cuatro días.

Julio vuelve a traer la muerte por covid mientras las hospitalizaciones se disparan

La tasa de contagio entre los mayores de 60 años supera ya el riesgo extremo

El mes de julio vuelve a traer los fallecidos por covid después de tres semanas sin lamentar muertes por esta causa. Y es que una persona más se ha dejado la vida según los datos hechos públicos este martes por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Se convierte en la víctima mortal 515 desde el inicio de la pandemia. No es el único mal dato de un crecimiento que algunos comienzan a vislumbrar como la séptima ola en España. En los últimos cuatro días el número de hospitalizados ha pasado de 50 a 70 y es prácticamente el doble de los que había el martes pasado (38). Afortunadamente solo uno se mantiene en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El aumento de los contagios conlleva también el incremento de la tasa en la población de riesgo. Y es que entre los mayores de 60 esta tasa ya se situa en los 533 casos por 100.000 habitantes en 14 días superando por primera vez desde hace varias semanas el ‘riesgo extremo’ situado por la administración en la cifra de 500. La tasa ha subido 132 puntos en apenas una semana.

Los nuevos contagios controlados por Salud desde el viernes son 351, una cifra inferior a los 438 de hace cuatro días, pero superior a los 305 del martes de la pasada semana.

El incremento de casos de covid no afecta a los hospitales de Huelva

Disminuye el número de hospitalizaciones que se queda en 27 y no hay que lamentar nuevas muertes

Las hospitalizaciones por Covid han bajado hasta las 27 en los últimos tres días por lo que, pese a que se ha registrado un incremente en los casos controlados por la Consejería de Salud estos días (+311), esto no se ha visto reflejado en la presión hospitalaria que se ha reducido en 11 casos en los últimos tres días.

No obstante la cifra de hospitalizados es superior a la del pasado viernes cuando se registraron 21. Ninguno de los hospitalizados ha tenido que utilizar la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por lo que estas siguen vacías en Huelva.

Tampoco ha habido que lamentar nuevos fallecimientos durante los últimos días, por lo que la cifra de muertes sigue estancada en cuatro durante el mes de junio y en 513 desde que se inició la pandemia.

Del mismo modo ha crecido también el número de contagios en Huelva con 311 casos en estos tres días, un aumento considerable teniendo en cuenta que el pasado martes la cifra de nuevos contagios era de 256 nuevos casos y el viernes anterior de 227. El repunte tiene mayor importancia si tenemos en cuenta que el número de curados ha sido inferior en esta ocasión y son 205 los que han superado satisfactoriamente la enfermedad en los últimos días.

Las hospitalizaciones por covid en Huelva se disparan pero ninguno de gravedad

No ha habido que lamentar tampoco nuevos fallecimientos en los últimos cuatro días

Las hospitalizaciones por Covid han subido hasta alcanzar los 38 en los últimos cuatro días. Se duplica así el numero de ingresos hospitalarios por esta causa respecto al martes pasado (cuando había 19). En los datos que aportó la consejería de Salud el pasado viernes la cifra de hospitalizados era de tan solo 21. No obstante, la buena noticia es que ninguno de los hospitalizados ha tenido que utilizar la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por lo que estas siguen vacías en Huelva.

Tampoco ha habido que lamentar nuevos fallecimientos durante los últimos días, por lo que la cifra de muertes sigue estancada en cuatro durante el mes de junio y en 513 desde que se inició la pandemia.

Del mismo modo ha crecido también el número de contagios en Huelva con 256 nuevos casos, el martes anterior la cifra era apenas de 177, aunque desde el viernes ya se veía venir un repunte con los 227 que se contabilizaron ese día. El repunte tiene menor importancia si tenemos en cuenta que el número de curados ha sido superior y son 314 los que han superado satisfactoriamente la enfermedad en los últimos días.

La tasa de expansión de la enfermedad entre personas vulnerables crece también y se coloca en 312 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Son cuatro puntos más que el viernes pasado.

Las UCI de Huelva se vacían de Covid

El número de de nuevos contagios es de 227 y no se ha producido ninguna muerte

Por primera vez en muchos meses no hay ningún onubense ingresado las unidades de cuidados intensivos (UCI) a casusa del covid, después de que la última persona que quedaba ingresada por este motivo haya conseguido superar la gravedad.

Se trata de un día muy positivo en cuanto a cifras ya que además en las cifras ofrecidas por la Consejería de Salud este viernes no ha habido que lamentar ninguna muerte, por lo que la cifra del mes de junio se mantiene en cuatro fallecidos y son 513 los que han perecido por la incidencia del virus desde el comienzo de la pandemia.

Las personas hospitalizadas por Covid en la provincia de Huelva han bajado a solo 21. En los últimos cuatro días se han producido 17 nuevas hospitalizaciones, pero ha habido 27 altas médicas, con lo que los 31 ingresos del martes pasado han pasado a ser 21.

Desde la Junta de Andalucía han informado también de que en los últimos cuatro días se han controlado un total de 227 nuevos contagios, 12 menos que el viernes de la pasada semana.

Además se han dado por curados 90 contagiados y la tasa entre los mayores de 60 años continúa bajando y este viernes se ha situado en 308 casos por 100.000 habitantes en 14 días.