TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Laura López: “Se ha abierto el camino para todas las mujeres que quieran ser costaleras”

Comparte nuestras noticias

La primera y única mujer que porta la Virgen del Rosario de Riotinto relata sus vivencias en esta entrevista concedida a Tinto Noticias

Laura López Caballero es, desde 2016, la primera y única mujer costalera de la Virgen del Rosario de Minas de Riotinto. Cuando acaba de finalizar una nueva edición de las fiestas de la Patrona riotinteña, de la que Tinto Noticias -el periódico digital de la Cuenca Minera de Riotinto- se hizo eco a través de esta información, este periódico ha querido entrevistar a la única mujer que porta la imagen durante esta singular y especial celebración, lo que convierten a Laura López en una de las grandes protagonistas de estas fiestas.

-Acaba de finalizar una nueva edición de las Fiestas del Rosario, unas fiestas sin duda especiales para usted, pues es la primera y de momento única mujer costalera de la Virgen. ¿Cómo ha vivido este año las fiestas?

-Desde que era pequeña, recibo estas fiestas con muchísimas ganas e ilusión, pues creo que no existe fecha más bonita en mi pueblo. Este año he tenido muy presente a un familiar mío que no ha podido disfrutarlas como le hubiera gustado y ojalá la Virgen le permita el año que viene estar muy cerca mía en estas fechas. Ella sabe quién es.

-¿Qué siente al ser la primera mujer costalera de la Virgen del Rosario?

-El poder ser costalera de la Virgen del Rosario para mí ha sido un sueño desde que era pequeña. Como bien sabes, mi padre hace ya 24 años que, primero como costalero y ahora como capataz, acompaña a nuestra Virgen por las calles del pueblo y yo recuerdo que siempre le repetía cuando llegaban estas fechas que, cuando fuera mayor, yo iba a acompañarle. Él sabía de más que no iba a ser nada fácil, pero me animaba a hacerlo. Por lo tanto, para mí es un sueño cumplido y estoy muy orgullosa de ello.

El hecho de ser la primera mujer es una gran satisfacción, pues pienso que todos tenemos el mismo derecho de poder portar a la Virgen, pero siempre se ha considerado por muchas personas un lugar exclusivamente para los hombres. Así que, tras mi incorporación a la cuadrilla, se ha abierto el camino para todas aquellas mujeres que deseen acompañarnos y me encantaría que se animaran muchas más.

Todos tenemos el mismo derecho de poder portar a la Virgen, pero siempre se ha considerado por muchas personas un lugar exclusivamente para los hombres

-¿Qué le llevó a convertirse en costalera hace ahora tres años?

-El amor por estas fiestas y por mi Virgen del Rosario. Es algo difícil de explicar a las personas que no son de este pueblo, pero para los que somos de Riotinto y hemos vivido estas fechas tan especiales, la Virgen del Rosario y su Esquila nos hace transportarnos a nuestra niñez, a aquellas primeras noches de otoño, y recuerdas cómo tu padre empezaba con sus ensayos y se levantaba el primero para ir al Rosario, nervioso porque todo saliera bien; y también recuerdas cómo tu madre se aseguraba de que estabas despierta para escuchar cuando ‘La esquila’ se acercaba a tu casa, sin saber que aquella noche no era capaz de dormir bien hasta que no los escucharas cantar. Te transporta a los momentos más felices de tu infancia, rodeada de todos tus seres queridos, de tal manera que, cuando estás lejos de tu casa en estas fechas, haces lo imposible por volver.

Yo prometí hace años a mi padre y a mi bisabuela Rosa que llegaría el día en que iba a cumplir mi sueño de ser costalera, por eso hoy día ya llevo tres años haciéndolo. Porque amo vivir estas fechas en mi pueblo y porque la Virgen del Rosario siempre será especial para mí.

La Virgen del Rosario y su Esquila nos hace transportarnos a nuestra niñez

-¿Por qué cree que las mujeres en general, con la excepción de usted, no se animan a ser costaleras de la Virgen del Rosario?

-Pienso que nunca se han animado por miedo a que las rechacen, pues siempre se ha visto como una labor exclusivamente de hombres y existen personas que no terminan de aceptar que se incluyan a mujeres.

Las mujeres nunca se han animado por miedo a que las rechacen

-¿Se ha encontrado con algún obstáculo o dificultad a la hora de ser costalera por el hecho de ser mujer? ¿Qué tipo de obstáculos o dificultades?

-Sí. Aunque es un tema que yo ya publiqué en redes sociales hace tres años y no quiero que se cree polémica de nuevo. El primer año no aceptaban que saliera de costalera por ser mujer. De hecho, horas antes de la salida de la Virgen en la madrugada del Rosario, al verme haciendo la ofrenda con mis compañeros y tras haber ensayado con ellos, se me comunicó (a través de otra persona) que no me iban a permitir salir por el hecho de ser mujer. Es más, una persona afirmó que prefería “que la Virgen saliera con las ruedas” antes de que yo la portara. Aunque ellos se excusaron en otros motivos, pues en los estatutos no hay nada que impida salir a una mujer de costalera.

He de decir que esta decisión vino por parte de algunos miembros de la Junta de Gobierno (no de todos), pues mis compañeros costaleros me aceptaron desde el primer momento y me animaron y apoyaron en todo. Creo que no los hay mejores y tanto a ellos como a todos los que me han apoyado siempre le doy las gracias.

Una persona afirmó que prefería “que la Virgen saliera con las ruedas” antes de que yo la portara

-¿Cree que las mujeres deberíais tener un papel más protagonista en la cuadrilla de costaleros?

-Creo que tanto hombres como mujeres tienen el mismo derecho a pertenecer a ésta y a cualquier cuadrilla de costaleros, en igualdad de condiciones y de protagonismo.

-¿Animaría a las mujeres a seguir sus pasos y convertirse en costaleras?

-Si, por supuesto. Es una experiencia única e inexplicable y toda mujer que lo desee tiene un hueco con nosotros. No se va a arrepentir, te lo aseguro.

-¿Qué balance realiza de las fiestas de este año? ¿Qué es lo que más le ha gustado de las mismas?

-Han sido muy bonitas y especiales como siempre. Lo que más me gusta es poder disfrutarlas al lado de mi padre como cada año y espero que dure mucho más.

-Si tuviese que quedarse con algún momento especial de los muchos que ha vivido en estas fiestas, ¿con cuál se quedaría? ¿por qué?

-En estas fechas hay siempre ciertos momentos que son diferentes y entrañables, al menos para mí. De este año en especial creo que me quedo con la inauguración de la nueva calle llamada Costaleros, pues considero que es una labor preciosa que algunos compañeros llevan ya haciéndola más de 25 años y es un gran homenaje para ellos. Y otro momento especial de este año ha sido poder leer, en la última novena, la ofrenda de todos mis compañeros a la Virgen, gracias a mi compañero Manuel Palomo, pues es el autor de dicho texto y el que me pidió que lo hiciera.

La nueva Calle de los Costaleros es un gran homenaje para todos

-¿Qué le ha parecido el homenaje que habéis recibido con la denominación de la Calle de los Costaleros?

-Es un homenaje más que merecido para todos mis compañeros, después de tantos años y tanto esfuerzo por portar a nuestra Virgen, al igual que el resto de compañeros de Nuestro Señor Jesús Cautivo, Santa Bárbara y San Juan Bautista.

-¿Qué significado tienen las Fiestas de la Virgen del Rosario para usted y para el conjunto del pueblo?

-Pues como he dicho anteriormente, estas fechas son y serán siempre especiales para todo el pueblo, pues tanto creyentes como no creyentes nos emocionamos y la vivimos de una manera única. Te transportan a tu niñez, pues a mí me trae recuerdos de cuándo mi padre se moría de nervios porque se acercaba la hora de sacar a la Virgen, o cuando escuchabas a la Esquila de fondo mientras dormías. Creo que recordaré siempre cuando mi profesora me explicaba en el colegio todo lo relacionado con estas fiestas y yo le decía que mi padre era el que “mandaba” en los costaleros (siempre se me olvidaba la palabra capataz jaja) y que yo siempre quería estar a su lado en las procesiones.

También suponen el reencuentro con aquellos que, por suerte o por desgracia, viven lejos y aprovechan estas fechas para volver al pueblo. Y te recuerdan a tus seres queridos que te inculcaron el amor por la Virgen y que ya no están con nosotros.

Pienso que todos los vecinos del pueblo tienen un recuerdo especial de estas fechas, un recuerdo único, ya sea de una persona o de una promesa que hicieron un día y se cumplió, pero que les hace emocionarse cuando ven a la Virgen entrar en la Iglesia acompañada de la Esquila, pues ese momento para mí es único y aprovecho siempre para pedirle a la Virgen por todas aquellas personas que quiero y están pasando un mal momento. Desde hace dos años tengo el privilegio de poder mecerla y tenerla tan cerca que, tan solo con mirarla y hablarle, consigue emocionarme y que no quiera dejar de mecerla nunca, pues en ese instante no sientes ni su peso en tu hombro. Es indescriptible. Como dijo Rosario Santana, “No hay Otoño sin ti”.

Ver a la Virgen entrar en la Iglesia acompañada de la Esquila es un momento único

-¿Han cambiado en algo estas fiestas en los últimos años? ¿En qué?

-Sí. Desde hace tres años he podido cumplir mi promesa de poder vivir estas fiestas al lado de mi padre. Creo que para los dos han cambiado, es nuestro momento del año especial y al poder portar a la Virgen te invade un sentimiento que no se puede explicar y que hace estas fechas aún más bonitas que antes.

-¿Realizaría alguna recomendación de cara al año que viene? ¿Qué mensaje mandaría al conjunto de los vecinos y vecinas?

-Yo animo a todos mis vecinos, especialmente a los más jóvenes, a participar en todos los actos que se realizan cada año, pues es una tradición muy bonita y es una pena que se acabe perdiendo. Y, como costalera, he de decir que quien quiera unirse a nosotros que se anime y lo haga, pues tiene las puertas abiertas y será bien recibido.