TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Halladas 221 víctimas del franquismo en las fosas comunes de Nerva

Comparte nuestras noticias

Los trabajos desarrollados en el cementerio de la localidad concluyen que la exhumación de los restos es posible

Las fosas comunes de Nerva cuentan con al menos 221 víctimas del franquismo. Esta es la principal conclusión que puede extraerse de los trabajos de indagación, localización y delimitación llevados a cabo en el cementerio de la localidad, cuyos resultados han sido presentados este miércoles por los responsables de la intervención en un acto que ha contado con la presencia del vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, del consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, del presidente de la Diputación Provincial de Huelva, Ignacio Caraballo, del alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, y del presidente de la Coordinadora de la Cuenca Memoria de Riotinto para la Memoria Histórica, Juan Barba, entre otros representantes institucionales.

Ante el numeroso público que se ha dado cita en el Museo Vázquez Díaz de la localidad, el director del proyecto, Andrés Fernández, ha destacado además que, si bien se ha confirmado la presencia de 221 víctimas documentadas como represaliados de la Guerra Civil, la cantidad real de cuerpos puede verse aumentada debido a las ejecuciones que no fueron registradas en documentos, al tiempo que ha anunciado que, una vez evaluados los restos óseos detectados, es posible llevar a cabo una exhumación individual y ordenada de los cuerpos, si bien, ha añadido, el PH del terreno no es el más adecuado para la conservación de los restos.

Las actuaciones se han desarrollado en una superficie de 100 metros cuadrados, donde se han localizado cuatro fosas de 70 metros de superficie, todas con dos metros de anchura y con longitudes diversas que van desde los cuatro a los 20 metros, según ha explicado el propio Fernández, para quien el resultado de los trabajos, que se han llevado a cabo durante varios meses, ha sido positivo, pues se ha confirmado la presencia de fosas de víctimas de la Guerra Civil, ya que se han detectado restos de cuerpos arrojados en enterramientos colectivos y fracturas por impacto de proyectiles propios de la época, al tiempo que se confirma la tesis de que el conjunto de la Cuenca Minera pudo contar con unas 1.500 víctimas de la represión franquista.

Una vez finalizada la presentación, el consejero de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía ha destacado que estos trabajos “nos dan más fuerza” para continuar en esta senda de la “búsqueda de la verdad, la reparación y la justicia”, para lo que ha abogado por seguir dando “pasos firmes”. Por su parte, el presidente de la Coordinadora de la Cuenca Minera para la Memoria Histórica ha destacado que, 15 años después de que naciera esta entidad, se ha cumplido uno de los grandes objetivos con los que se creó, que era este trabajo de indagación, localización y delimitación de las fosas, una actuación por la que Barba ha mostrado su agradecimiento a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Nerva, pues “sin ellos hubiese sido imposible”, ha dicho.

Los trabajos han sido realizados por un equipo multidisciplinar de dilatada y acreditada experiencia profesional, coordinados por Andrés Fernández -con intervenciones, por ejemplo, tan destacadas como la del cementerio de San Rafael, en Málaga, y donde fueron recuperados los restos de 2.840 víctimas- y se han desarrollado entre octubre de 2017 y febrero de 2018 con una estrecha coordinación entre administraciones y la Coordinadora Cuenca Minera de Riotinto para la Recuperación de la Memoria.

Antes de la presentación de los resultados de esta intervención, el propio Manuel Jiménez Barrios y el presidente de la Diputación han firmado, en el Ayuntamiento de Nerva, un convenio marco entre ambas administraciones para el desarrollo de acciones encaminadas a la recuperación de la memoria histórica en la provincia y especialmente las orientadas a la localización y exhumación de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista. La elección de Nerva para la firma de este convenio supone, en palabras del vicepresidente, un gesto “simbólico” por cuanto este municipio fue uno de los lugares donde se produjo mayor represión, ha indicado, pues “los estudios y prospecciones que se han llevado a cabo en la zona demuestran que aquí se encuentra, desgraciadamente, uno de los lugares más importantes de la represión”, ha explicado.

Jiménez Barrios ha destacado la implicación de las diputaciones provinciales y de los ayuntamientos en el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica de Andalucía, “una Ley de vanguardia en España con la que estamos dando pasos muy firmes”, ha subrayado, a lo que ha añadido que la Junta está actuando en esta materia “siempre con rigor”. Además, el vicepresidente ha destacado la publicación ayer mismo en el BOJA del anuncio de nuevas intervenciones en fosas de 27 municipios de Andalucía.

Entre 2003 y 2018 se han desarrollado en la provincia de Huelva 10 intervenciones en fosas, que han permitido la recuperación de 53 cuerpos. Estas actuaciones se han desarrollado en los municipios de Valverde del Camino, Niebla, Zalamea la Real, Calañas, Encinasola, Puebla de Guzmán, Huelva y Nerva. Además, la provincia de Huelva ha experimentado un incremento muy importante a lo largo de esta legislatura en la recuperación de la Memoria a partir de las intervenciones en fosas, aumentando considerablemente las solicitudes para la localización y delimitación, exhumación y estudio antropológico e identificación genética hasta en 13 municipios de la provincia, y a partir de la estrecha colaboración con familiares, entidades memorialistas y administraciones implicadas.

Asimismo, han sido declarados siete espacios como Lugar de la Memoria Histórica de Andalucía de la provincia de Huelva, entre los que se encuentra la fosa del Cementerio de Nerva, considerada la mayor fosa en zona rural documentada en Andalucía, pues se estima que en torno a 1.500 víctimas de la represión fueron asesinadas cerca de las colinas de la mina de Riotinto. También ha sido reconocidos como lugares de la Memoria el cementerio de Almonte, el Muro del Parque Moret, la antigua Cárcel Provincial De Huelva, la aldea del Membrillo Bajo en Zalamea La Real, la Isla Saltés y la fosa de La Palma del Condado.