TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Gilberto Hernández Vallecillo y su ardua labor para recuperar la memoria de la Cuenca

Comparte nuestras noticias

El investigador campillero, que se muestra agradecido a su pueblo por el reconocimiento recibido en el Día de la Villa, tiene entre sus nuevos proyectos la publicación de la historia de Minas de Riotinto junto a Alfredo Moreno Bolaños

Amante de la investigación y la historia, a sus 62 años Gilberto Hernández Vallecillo ha recibido todo un homenaje de su pueblo natal, El Campillo, después de recibir una de las Menciones Honoríficas durante la conmemoración del Día de la Villa, en un acto celebrado el pasado mes de agosto, por su inestimable labor a la hora de recuperar la historia de su pueblo y de sus habitantes.

Un reconocimiento que ha sido muy bien acogido por este campillero, puesto que, según recuerda, “siempre me ha gustado la investigación y la historia -mi madre fue quien me ilusionó, recuerdo de pequeño junto a mi hermana cómo nos contaba todo sobre su pueblo-, pero por falta de tiempo nunca pude hacerlo”.

Una pasión que retomó a raíz de su prejubilación, cuando empezó solicitando permisos en los Ayuntamientos de El Campillo y Zalamea la Real, –a los que agradece enormemente las facilidades que le brindaron-, para poder investigar en sus archivos y así nació su primer proyecto: la Historia de El Campillo.

De este modo, comenzaba una nutrida actividad investigadora, que mantiene muy activa, tal y como nos cuenta en esta entrevista.

-Gilberto, eres un gran amante de la historia de la Cuenca Minera. ¿Qué temas has investigado hasta ahora?

-He investigado la historia de mi pueblo, plasmada en el libro El Campillo ‘El Gran Desconocido’, publicado y presentado en el Teatro Atalaya el 9 de mayo 2007. También tengo tres libros sin publicar: Historia de la Plaza de Toros de Zalamea la Real, Carteles Taurinos de Zalamea la Real y Carteles Taurinos de Valverde del Camino.

-En este camino investigador mantienes una estrecha colaboración con Alfredo Moreno Bolaños.

-Alfredo es un gran investigador e incansable en su trabajo, además, como persona, es excelente. Hace muchos años que lo conozco. Todo empezó una mañana que coincidimos en el Archivo Histórico de Fundación Río Tinto cuando él estaba investigando sobre el golf en Riotinto. Investigamos conjuntamente desde hace seis años.

-¿Qué estás haciendo en la actualidad?

-Ahora, junto con Alfredo, estoy investigando sobre las fosas comunes de la Cuenca Minera. Para esta investigación hemos tenido que ir a todos los Registros Civiles de la Cuenca Minera y digitalizar todas las partidas de defunción inscritas fuera de plazo. Terminados los trabajos de digitalización y preparación, los hemos dejado en cada Registro Civil para futuras investigaciones. También hemos digitalizado todos los expedientes del Juzgado de 1ª Instancia de la comarca, que se llevaron a cabo para las inscripciones de los fallecidos por bando de guerra o desaparecidos durante el periodo de la Guerra Civil en la Cuenca Minera. Estos expedientes están depositados en el Archivo Municipal de Valverde del Camino y constan de 501 expedientes y 8.205 documentos, que también hemos entregados en el Archivo. Todos nuestros trabajos los hemos dado a conocer en tres artículos de prensa.

-¿Algún proyecto en el que estés trabajando a destacar?

-Ya casi terminado el trabajo de las fosas comunes, ahora estamos digitalizando los primeros libros de nacimientos, matrimonios y defunciones del Registro Civil de Riotinto, debido al mal estado en el que se encuentran y, próximamente, tenemos en proyecto hacer la historia municipal de Minas de Riotinto como pueblo desde el siglo XVIII. Para ello, hemos digitalizado todas las Actas Capitulares desde el año 1902 hasta la fecha.

-También te gusta la fotografía…

-La fotografía junto con la tauromaquia son mis dos pasiones. La fotografía siempre me ha llamado mucho la atención. Como sabemos, el tiempo no se puede parar, pero la fotografía se asemeja a la parada del tiempo. Cuando vemos una fotografía de nuestros antepasados o nuestros pueblos, vemos como eran en ese mismo momento. El tiempo se paró en ese instante.

-¿Qué supone para ti la Cuenca Minera?

-Para mí lo es todo. Es donde nací, donde he trabajado y donde vivo con mi familia.

-¿Cómo has recibido el homenaje que te ha brindado el Ayuntamiento de El Campillo?

-Con mucho orgullo. Que tu pueblo y tu gente te den un homenaje y reconozcan tu labor es una satisfacción muy grande.

-¿Algún mensaje a los paisanos?

-Que seguiré investigando y trabajando por mi pueblo. Y como he dicho muchas veces: ser campillero es un orgullo.