El vertedero de Nerva despide a una trabajadora por ser hija de antiverderos

Le comunican que no sigue en el servicio de limpieza nada más terminar su primera jornada de trabajo

Comenzó a trabajar en el vertedero de Nerva el pasado viernes 1 de julio. La seleccionó una subcontrata que se encarga del servicio de limpieza de la instalación para cubrir las vacaciones del personal durante el verano, pero ese mismo día, nada más terminar su primera jornada laboral, le comunican que no puede seguir en el servicio. ¿Por qué? La respuesta que recibe es clara: porque su familia es antivertedero.

Esto es lo que le ha pasado a una vecina de Nerva, Zulema Fariña Pedro, quien está viviendo una pesadilla desde el momento en que su jefe se dirigió a ella por whatsapp para despedirla: «Hola Zulema, no puedes seguir en el servicio, me ha llamado el cliente indicando varios motivos y me ha dicho que no quiere que sigas en el servicio. Lo siento de verdad, de corazón, pero han sido instrucciones directas del cliente”, le indicaron.

La propia Zulema cuenta lo sucedido a continuación. Lo llamó por teléfono y «sus respuestas me dejaron aún mas hundida, pues no se valoraba mi trabajo, sino que, a pesar de que mi compañera había comunicado que hacía sus tareas bien, del departamento de Prevención han comunicado que me quitaran porque mi familia es antivertedero», lamenta.

La trabajadora despedida ha lamentado lo que califica como una «injusticia infinita que condiciona mi vida y que consiente que se tenga en cuenta la lucha que mantuvieron mis padres y gran parte del pueblo de Nerva contra la imposición del vertedero en vez de mi esfuerzo y sacrificio».