El Hospital de Riotinto registró 1.450 sesiones de quimioterapia en 2017

El Servicio de Oncología del Hospital Juan Ramón Jiménez atendió en 2017 cerca de 2.500 consultas de oncología médica y radioterápica en el Hospital de Riotinto, casi un 10 por ciento de las 25.149 que este servicio registró en los dos centros hospitalarios, lo que supone cerca de un 3 por ciento más respecto al año pasado. Para llevar a cabo las consultas en Riotinto, un médico oncólogo del servicio se desplaza al hospital comarcal para facilitar la accesibilidad de la población de referencia del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, lo que evita la necesidad de acudir a la capital para una buena parte de las consultas, una prestación que ha sido ampliada en el último año.

Así lo han comunicado desde el propio Hospital Juan Ramón Jiménez, que asegura que el 18 por ciento de las 8.065 sesiones de quimioterapia que se administraron a la población onubense en 2017, esto es, unas 1.450, se llevaron a cabo en el Hospital de Riotinto, al que «cada vez es mayor el número de pacientes del Área Sanitaria Norte que acuden para recibir su tratamiento».

El centro hospitalario ha realizado este balance asistencial con motivo de la reciente celebración del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer y ha querido hacer especial énfasis en la importancia de la prevención y la detección precoz. Las mismas fuentes destacan que «el cáncer es una enfermedad evitable en casi la mitad de los casos cambiando los estilos de vida no saludables», al tiempo que indican que «es posible reducir la mortalidad con un diagnóstico precoz y unos tratamientos eficaces», si bien «la incidencia de los tumores, al igual que ocurre en España y el resto de Europa, parece seguir una tendencia al alza, asociada al envejecimiento de la población», añaden.

Para incidir en este diagnóstico precoz, la Consejería de Salud cuenta desde 1995 con un programa de detección precoz de cáncer de mama gracias al cual, en sus 22 años de funcionamiento, se han detectado en Huelva 783 tumores entre las mujeres citadas para realizarse una mamografía y han sido exploradas más de 74.000 mujeres de entre 50 y 69 años. La tasa de captación en la provincia en este periodo ha sido del 86,65 por ciento y la tasa de participación del 85,40 por ciento.

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por patología tumoral en la mujer en todos los países occidentales y la tasa de supervivencia mejora cuando se diagnostica a tiempo. De hecho, se estima que la detección precoz, cuando el tumor no está extendido ni evolucionado, eleva el porcentaje de curación a más del 90 por ciento.

En este sentido, el Hospital Juan Ramón Jiménez ha incorporado el año pasado una nueva técnica de biología molecular capaz de aportar un diagnóstico definitivo del estado de los ganglios axilares de las pacientes mientras están siendo intervenidas, habiéndose analizado un total de 173 ganglios en 2017.

Esta nueva prueba supone, según el propio hospital, «un indudable beneficio para las pacientes, que salen del quirófano con la tranquilidad de tener un resultado intraoperatorio definitivo, con una fiabilidad del 100 por ciento», añaden, al tiempo que subrayan que «elimina reintervenciones y permite una mejor planificación del tratamiento oncológico».

También se encuentra plenamente consolidada en el centro la técnica de ganglio centinela, que evita, en el 70 por ciento de los casos, el vaciado de la axila y sus problemas secundarios como el linfedema. En el pasado año se beneficiaron un total de 190 pacientes en el Hospital Juan Ramón Jiménez.