Hasta que terminen las restricciones al sector y por ofrecer un servicio más completo

El cierre de los servicios de hostelería causa estragos en muchos negocios, pero también en muchos usuarios que no disponen de recursos y para los que ir a una cafetería o restaurante es una necesidad. Un buen ejemplo de ello serían los acompañantes de los pacientes del hospital que normalmente acuden a la cafetería del hospital o a otros lugares.

Ante este evento inusual desde el Hospital de Riotinto han querido ir un paso más allá y han anunciado por redes sociales que desde el propio servicio del hospital ofrecerán cenas a los acompañantes de los pacientes hasta que duren estas restricciones.

Una forma de solidarizarse también con estos familiares que sufren por sus seres queridos y que no tienen muchas otras opciones de alimentarse en tiempos tan difíciles.