TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Carmen Iglesias, una campillera en la Ertzaintza

Comparte nuestras noticias

Tras marcharse de El Campillo con su familia con s√≥lo 14 a√Īos, esta ‘minera por el mundo’ lleva 46 a√Īos en el Pa√≠s Vasco y no olvida su tierra natal

Con 60 a√Īos, Carmen Iglesias G√≥mez es una campillera que acaba de jubilarse, dejando con ello su empleo en la Ertzaintza, la Polic√≠a Auton√≥mica del Pa√≠s Vasco. Y es que esta onubense se fue de la Cuenca Minera con tan s√≥lo 14 a√Īos, debido a que su padre se tuvo que marchar al Pa√≠s Vasco por motivos laborales. Por este motivo, Carmen lleva ya 46 a√Īos fuera de su tierra.

Una vez en el Pa√≠s Vasco, hizo all√≠ el Bachillerato y, tras la realizaci√≥n de varios cursos, con 24 a√Īos, en 1984, ingres√≥ en la Academia de la Ertzaintza, donde ha ejercido hasta el pasado 30 de mayo, fecha en la que se ha jubilado.

Su lugar de residencia es Usansolo, un barrio de Gald√°cano (Vizcaya), un lugar que reconoce que es muy diferente a Andaluc√≠a, pero, despu√©s de tantos a√Īos all√≠, asegura que “vivo bien. Mi balance de la experiencia es bueno”. A nivel personal, Carmen tuvo pareja y tiene un hijo de 27 a√Īos. Se llama Ekai Trebolazabala, es dj y productor musical y vive en Barcelona.

Ahora que est√° jubilada, sus planes se centran en viajar mucho. Y, de hecho, aunque no suele venir mucho a la Cuenca Minera, reconoce que en los √ļltimos tiempos cada vez lo hace m√°s.

Y es que Carmen contin√ļa manteniendo una relaci√≥n constante con su tierra natal, donde tiene familia y a muchos amigos de su ni√Īez, como Marina Pazos P√©rez. “Mi cuadrilla de El Campillo estaba formada por muchas ni√Īas, por lo que no me gustar√≠a dejar ninguna atr√°s. Lo que s√≠, algunas de ellas tambi√©n se vinieron a Gald√°cano, con su familia. Mi madrina vive en El Campillo, Dolores G√≥mez, es prima hermana m√≠a. Adem√°s, tambi√©n tengo m√°s primos y primas”, nos comenta.

De hecho, tal y como nos cuenta, lo que m√°s echa de menos de El Campillo es “la familia, los amigos y el tiempo”. Por este motivo, Carmen lamenta no tener vivienda en la zona. “Ojal√° mi padre no hubiera vendido la casa del pueblo. Todo hubiera sido diferente”, afirma.

Para despedirse, Carmen Iglesias nos deja estas palabras desde el Pa√≠s Vasco: “Quiero a Andaluc√≠a, as√≠ que no hablen mal de nuestra tierra. Adem√°s, les recomiendo que viajen al Pa√≠s Vasco, que es precioso. Un abrazo a todos”.