Atalaya suma cuatro kilómetros de cortafuegos ante la llegada de las altas temperaturas

La empresa afronta la temporada de incendios con los deberes hechos

Atalaya Mining afronta la llegada de la temporada de incendios, que se dará por activada oficialmente a partir del 1 de junio, con los deberes hechos después de haber acometido diferentes métodologías para la prevención de incendios en la zona,

Ahora que se comienzan a vivir las primeras subidas de temperaturas, Atalaya ya tiene realizadas todas las labores para la prevención de incendios en el entorno de la mina de Riotinto. Para ello, se han construido 4.000 metros lineales de líneas cortafuego y 3.500 de áreas cortafuego, a los que se suman 16.000 metros lineales de fajas auxiliares.

Además, hay que incluir 4,5 hectáreas de clareo y otras 25 de desbroce en las proximidades de La Dehesa. Todas ellas son actuaciones encaminadas a impedir la propagación del fuego en días de viento y calor.