Una familia uruguaya se asienta en Nerva gracias al proyecto ‘Senderos’

La Fundación Cepaim firma un acuerdo con el Ayuntamiento para ayudar a la fijación de la población en la zona

Una familia uruguaya de cuatro miembros se ha asentado en Nerva de la mano del proyecto ‘Senderos’, una iniciativa impulsada por la Fundación Cepaim con el objetivo de fijar la población en el medio rural y que tiene a la Cuenca Minera de Riotinto como zona de acción preferente, tal y como informó TINTO NOTICIAS a través de esta información en la que se daba a conocer el proyecto.

La referida familia uruguaya se asienta en Nerva a través de una oferta de empleo y gracias a la labor de intermediación laboral de la Fundación Cepaim, con la que esta familia se puso en contacto para trasladarse al medio rural, tras lo que se llevó a cabo un itinerario de inserción que incluyó una visita previa al municipio para conocer el entorno.

Así lo han comunicado a este periódico desde la propia organización no gubernamental tras la firma de un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Nerva, a través del cual el Consistorio nervense se compromete a colaborar en los objetivos del proyecto ‘Senderos’, financiado por la Junta de Andalucía y el Gobierno central a través del 0,7 por ciento del IRPF.

El Ayuntamiento ha mostrado «una actitud colaboradora y abierta a la hora de recibir a familias que quieran trasladarse al municipio y ayudar a la fijación de la población en la zona a través de acciones de orientación laboral, formación, etc.», han detallado a esta redacción desde la Fundación Cepaim.

Además, esta organización no gubernamental también ha firmado un convenio con el Consistorio nervense para el desarrollo del proyecto ‘Nuevos Senderos’, que se desarrolla desde principios de año y es financiado por la Obra Social La Caixa.

Tal y como ya informó este periódico, a través de este proyecto, la Fundación Cepaim trata de poner en relación las necesidades de integración sociolaboral de familias y personas con las necesidades sociales y económicas de la zona, todo ello para favorecer la inserción laboral y social, para lo que la entidad contempla la puesta en marcha de itinerarios por cuenta ajena y propia.

Además, a través de Nuevos Senderos, la Fundación Cepaim trata de facilitar a los municipios rurales los recursos humanos y organizativos que permitan fijar población y el impulso de actividades sociales y económicas. Además, la entidad se encarga de informar y sensibilizar a los diversos agentes locales que participan en el proceso: administraciones públicas locales y autonómicas, tejido empresarial, centros educativos, tejido social y otros.

El proyecto cuenta con cuatro fases y comienza con la denominada ‘Trabajo en los territorios rurales’, que consiste en la difusión de los objetivos y actividades del proyecto para propiciar la construcción de redes de colaboración con los agentes locales que permitan identificar posibles oportunidades de inserción sociolaboral y de integración en los municipios

A partir de ahí se lleva a cabo el ‘Trabajo con las personas y las unidades familiares’, «informando, diagnosticando, preseleccionando y capacitando a las familias y personas que cumplan los requisitos para formar parte del proyecto y están en disposición de iniciar un proyecto de vida en el medio rural», explican desde la Fundación.

La tercera fase es el ‘Trabajo con los municipios y personas beneficiarias’. Una vez hecha la valoración de la oferta identificada en el municipio y de las características y perfiles de la familia o persona interesada, y si existen las condiciones necesarias y suficientes para que se pueda producir un traslado, se programa una visita previa que tiene como finalidad que las partes implicadas (municipio, comunidad, empresa y familia o persona candidata) se conozcan y dispongan de la información suficiente, todo ello antes de tomar una decisión definitiva de traslado.

Por último, la cuarta fase es el ‘Acompañamiento y seguimiento al proceso de integración sociolaboral en el medio rural’. En concreto, se contempla el seguimiento a las familias en su proceso de incorporación a su nueva comunidad, teniendo en cuenta las relaciones laborales, el funcionamiento del emprendimiento, el uso de los recursos socioeducativos y sanitarios y las relaciones sociales, todo ello para facilitar su incorporación y convivencia con su nuevo vecindario.

Foto: Onda Minera RTV Nerva