Unas 600 personas protestan contra el riesgo en los empleos de Organic Citrus

Es la primera movilización de un calendario que «puede alcanzar la huelga indefinida si es necesario»

Unas 600 personas, entre los que se encontraban los alcaldes de los municipios de la Cuenca Minera y diversos representantes sindicales, han participado este domingo en una protesta en defensa de los empleos de Organic Citrus (antigua Riotinto Fruit) que genera un millar de contratos en la zona y cuya deslocalización llevándose parte de la producción a Valencia, puede generar una gran inestabilidad económica en el entorno.

Organic Citrus continúa derivando parte de su producción de naranja ecológica cultivada en El Campillo a un centro de Valencia, lo que ha terminado con la paciencia de los trabajadores y trabajadoras de esta compañía asentada en esta referida localidad de la Cuenca Minera onubense desde hace más de 20 años.

Unos dos meses y medio después de que el Comité de Empresa denunciara esta situación, la realidad sigue siendo la misma, según han comunicado desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva, por lo que los representantes de la plantilla han acordado emprender un periodo de movilizaciones que ha comenzado este domingo con la manifestación.

El secretario general de UGT FICA en Huelva, Luciano Gómez, en declaraciones a TINTO NOTICIAS, ha señalado que los trabajadores de la empresa llevan ya «dos años sufriendo una empresa incumplidora tanto de salario mínimo, como en materia de prevención y de Responsabilidad Social Corporativa, además de institucional puesto que en este tiempo no ha recibido a los alcaldes de la zona».

Para Gómez «en esta estrategia incumplidora que estamos sufriendo venimos a plantear esta movilización que será el inicio de un calendario que si no se corrige puede ir a más». En este sentido, actualmente los trabajadores se están enfocando en la «deslocalización de la comercialización que tiene un efecto perverso con 100 empleos menos y un valor en salarios de 420.000 euros que se han dejado de percibir».

Para el responsable de UGT, la empresa esta es «una estrategia contrario a los trabajadores y que debe rectificar» de lo contrario se deberán determinar las acciones a seguir sin descartar la huelga indefinida si es necesario» como medio de presión para lograr «la estabilidad en el empleo».

Convocan una manifestación en El Campillo en defensa de los más de mil empleos de Organic Citrus

Los trabajadores denuncian que la antigua Riotinto Fruit continúa derivando a Valencia parte de las naranjas cultivadas en la localidad campillera

La empresa productora de cítricos Organic Citrus, más conocida por su nombre anterior, Riotinto Fruit, continúa derivando parte de su producción de naranja ecológica cultivada en El Campillo a un centro de Valencia, lo que ha terminado con la paciencia de los trabajadores y trabajadoras de esta compañía asentada en esta referida localidad de la Cuenca Minera onubense desde hace más de 20 años.

Unos dos meses y medio después de que el Comité de Empresa denunciara esta situación, la realidad sigue siendo la misma, según han comunicado desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva, por lo que los representantes de la plantilla han acordado emprender un periodo de movilizaciones que comenzará el próximo domingo, 6 de febrero, con una manifestación en El Campillo.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, la dirección de la empresa comunicó, a finales de noviembre de 2021, que esa medida era meramente «transitoria» y solo obedecía a «dar puntualmente clientes a la nave de Valencia», lo que ya entonces fue «cuestionado» por el Comité, que mostró su «disconformidad» con los datos aportados por la empresa.

Ahora, dos meses y medio después, el Comité tiene claro que lo que está sucediendo es «todo lo contrario» de lo que entonces defendió la compañía, lo que ha generado «una pérdida de confianza hacia la dirección de la empresa y nos reafirma en lo acertado de nuestro análisis de la perjudicial estrategia empresarial para las trabajadoras y trabajadores del centro de El Campillo», han comunicado este miércoles desde FICA UGT Huelva.

Los representantes de los trabajadores dan por constatado lo que ya temían en noviembre pasado, que la derivación de naranjas cultivadas en la localidad campillera un centro de Valencia no obedecía a una medida transitoria, sino a una «estrategia de deslocalización de la actividad que repercute muy negativamente en las perspectivas de futuro del empleo comarcal».

Es por ello que el Comité ha decidido emprender movilizaciones, con lo que cumple la amenaza que ya lanzó hace dos meses y medio, cuando aseguró que convocarían actos de protesta si no se producía una rectificación por parte de la compañía. Además, la decisión ha sido adoptada tras su «infructuosa» gestión ante la dirección de la empresa, que «se ha negado a recibirlos», ha asegurado el secretario general de UGT FICA Huelva, Luciano Gómez, en un comunicado dirigido a la plantilla de la empresa.

El objetivo de las movilizaciones es «reivindicar que la carga de trabajo no se deslocalice hacia el centro de valencia», ya que ello está provocando una pérdida de empleo y de peonadas que a su vez «se traduce en un daño económico importante para las familias de la zona», al tiempo que «se pone en peligro la propia continuidad del empleo en el centro de Huelva, agravándose aún más el perjuicio para la plantilla y añadiéndose al desastre económico el daño laboral y social», destaca Gómez.

Las movilizaciones comienzan este próximo domingo 6 de febrero con una manifestación que partirá a las 11.00 horas desde el edificio multifuncional Laura Luelmo y finalizará en la explanada de la empresa, tal y como han anunciado desde el Comité, que sale con ello en defensa de los puestos de trabajo y de que «la manipulación de la fruta se realice en nuestra comarca».

«Exigimos a la empresa que cambie su estrategia y apueste por el centro de Huelva, dando lugar al diálogo constructivo para conseguir alcanzar un acuerdo que garantice la producción y el empleo de los cerca de 1.100 trabajadores y trabajadoras directos que componen la plantilla directa de Organic Citrus, tanto del campo como el del almacén», concluye Luciano Gómez.

Los alcaldes se unen en defensa de la plantilla de Organic Citrus

Amenazan con llevar a cabo movilizaciones y acciones legales para defender el empleo

Los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca Minera de Riotinto se han unido este lunes en defensa de la plantilla Organic Citruz, antigua Riotinto Fruit, empresa que desde hace semanas deriva parte de su producción de El Campillo a un centro de Valencia, tal y como TINTO NOTICIAS informó a través de esta publicación.

En concreto, los munícipes de la comarca han mantenido un encuentro de carácter urgente con el responsable del Sector Agroalimentario de UGT-FICA en Andalucía, Emilio Terrón, el secretario general de UGT-FICA en Huelva, Luciano Gómez, el secretario general de UGT-Huelva, Sebastián Donaire, y el presidente del Comité de Empresa de Organic Citrus, Carmelo Conde, para mostrar su «preocupación real» y trasladar el «apoyo» de los máximos responsables de estos municipios a los trabajadores y trabajadoras de esta empresa hortofrutícola.

Tanto los regidores y regidoras como los representantes sindicales referidos han mostrado su «más absoluto» a las últimas y «desafortunadas» decisiones de Organic Citrus de derivar gran parte de la producción de naranja ecológica del centro onubense a otro centro en Valencia, una práctica que, a su juicio, «supone perjuicios tanto laborales como económicos, sumados a una deslocalización y disminución del trabajo en nuestra comarca, ya que el número de peonadas trabajadas se ve bastante reducido», han advertido.

La posición es muy clara: «defender y luchar con todos los medios posibles por los empleos, las condiciones y los derechos de los trabajadores y trabajadoras de nuestra tierra, llevando a cabo movilizaciones o cualquier acción legal que fuera necesaria», han manifestado.

En la reunión, que se ha celebrado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Mina de Riotinto, los máximos mandatarios locales han ratificado que “siempre hemos estado del lado de los que se ganan a diario el pan con sudor y esfuerzos a pesar de sueldos precarios y una inestabilidad laboral.” Además, han anunciado que solicitarán una reunión a los máximos dirigentes de la empresa para “exigir explicaciones y soluciones ante el problema que nos ocupa.”

El PP de Nerva muestra su apoyo a los trabajadores de Organic Citrus en su afrenta laboral

Reclaman a la empresa que abandone las derivaciones de trabajo a Valencia



Ante la derivación de parte de la producción de naranja a un centro de Valencia, con el consiguiente perjuicio que «esto ocasiona a los trabajadores y trabajadoras», el Partido Popular de Nerva ha mostrado su total apoyo a la plantilla de Organic Citrus y a las posibles movilizaciones que estos decidan emprender.


José Antonio Lozano, portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Nerva, ha manifestado que la Cuenca Minera de Riotinto «no se merece ningún paso atrás, en ningún sentido, y mucho menos en perjuicios laborales», por lo que, reclaman a la empresa, Organic Citrus (antigua Riotinto Fruit), que abandone las derivaciones de la producción de naranja a Valencia y se traten en su totalidad en la Comarca.

Lozano ha incidido en que esta práctica de la empresa provoca perjuicios económicos a los trabajadores y una deslocalización del trabajo de la comarca al reducirse el número de peonadas trabajadas. 


Desde el Partido Popular de Nerva han incidido en que «siempre estarán del lado de los trabajadores», como ya hicieron en la primavera de 2019, apoyando las reivindicaciones de la plantilla de trabajadores de Organic Citrus. 

Organic Citrus deriva parte de su producción de El Campillo a un centro de Valencia

Los trabajadores alertan de la pérdida de empleo en la Cuenca Minera y emprenderán movilizaciones si la empresa no rectifica

La empresa productora de cítricos Organic Citrus, más conocida en la Cuenca Minera por su nombre anterior, Riotinto Fruit, está derivando parte de su producción de naranja ecológica cultivada en El Campillo, donde se asienta la compañía desde hace más de 20 años, a un centro de Valencia, tal y como un grupo de empleados y empleadas ha comunicado a TINTO NOTICIAS y ha confirmado después la propia compañía.

En una respuesta realizada al Comité de Empresa, la dirección de Organic Citrus ha comunicado que se trata de un asunto «transitorio» y que la decisión está «basada en querer dar puntualmente clientes a la nave de Valencia», si bien los datos aportados por la compañía son cuestionados por los representantes de los trabajadores, que han manifestado su «disconformidad» con los mismos.

«La realidad es que la plantilla en general ha ganado menos y por lo tanto ha trabajado menos peonadas y, en consecuencia, no debería derivarse producción a otra zona perjudicando gravemente los salarios de los trabajadores de Huelva», han manifestado desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva.

El secretario general de la referida federación ugetista onubense, Luciano Gómez, ha mostrado además la «desconfianza» del Comité con el proceder de la empresa, a la que atribuye «una estrategia de deslocalización de la actividad que repercute muy negativamente en las perspectivas de futuro del empleo comarcal», ha apostillado.

Ante ello, los representantes de la plantilla han emplazado a la compañía a rectificar y han anunciado que, «de no corregirse este atentado contra la estabilidad de nuestros empleos, procederemos a iniciar las movilizaciones que sean necesarias para conseguir que la carga de trabajo garantice los puestos de trabajo directos e indirectos de nuestra comarca y provincia».

De momento, la primera medida que ya han puesto en marcha ha sido solicitar una reunión «urgente» con todos los alcaldes y alcaldesa de la comarca «a fin de establecer un frente común en defensa del empleo que ya se está perdiendo y el que se pueda perder próximamente», ha proseguido el propio Gómez.

La información comunicada al Comité por parte de la empresa ha sido trasladada por los representantes de la plantilla en una primera asamblea de trabajadoras y trabajadores que ha tenido lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Minas de Riotinto.

Comienza la peor temporada de caza para la Cuenca Minera

Riotinto Fruit deja tirados a los 600 cazadores de la comarca, que temen que la empresa quiera conceder sus cotos a sociedades foráneas

Los alrededor de 600 cazadores de la Cuenca Minera de Riotinto se enfrentan desde este domingo a la peor temporada de caza que recuerdan. La empresa Organic Citrus (antigua Riotinto Fruit) sigue en sus trece y no ha dado marcha atrás a la decisión que adoptó el pasado mes de julio: suspender la concesión de sus terrenos a las seis sociedades de caza de la comarca, que venían desarrollado su actividad cinegética en estos espacios desde mucho tiempo atrás, cuando los terrenos pertenecían a la compañía minera de Riotinto.

Los cazadores de la zona confiaban en que finalmente podría producirse una rectificación por parte de la empresa, pero la temporada andaluza de caza comenzó este pasado domingo y, al menos de momento, Organic Citrus no han movido ficha, así que ninguno de los aproximadamente 600 cazadores que pertenecen a estas sociedades han podido desarrollar su actividad en estos terrenos durante el inicio de la temporada.

Representantes del colectivo se han puesto en contacto con TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- para mostrar su malestar con la decisión de la empresa hortofrutícola, una decisión que atribuyen directamente al director de la compañía, Antonio Martínez Pereña, a quien acusan de incumplir su palabra. «Se comprometió con los alcaldes de la comarca a presentar un borrador y no lo ha presentado. Ni siquiera nos atienden, ni a nosotros ni a los alcaldes», señalan.

Las sociedades de cazadores de la Cuenca Minera temen que el director de la empresa quiera conceder estos cotos de caza a sociedades de fuera de la comarca, ya que la compañía no ha puesto aún encima de la mesa «ningún argumento» para quitarles los terrenos, aseguran. Además, «cuando la empresa necesitaba conceder permisos extraordinarios de caza para evitar daños a sus productos, se los concedía a cazadores de fuera, una situación que se dio hasta hace tres años, cuando la Junta de Andalucía le dijo que los permisos tenían que ser para los titulares de los cotos», añaden.

Representantes del colectivo inciden además en las facilidades que la empresa ha recibido de la comarca desde que se implantó en la zona, cuando, «gracias a los acuerdos de diversificación económica de la Cuenca, la antigua compañía minera, Ercross, le vendió los terrenos a un precio muy por debajo del valor de mercado», señalan. Además, recuerdan que, tras el incendio que calcinó la antigua nave de la empresa, la Administración pública costeó el 100 por 100 de la nueva central hortofrutícula, situada en El Campillo, lo que supuso una inversión de «unos 2.000 millones de las antiguas pesetas», explican.

Ante ello, los cazadores de la Cuenca Minera hacen una llamada a la empresa para «que dé marcha atrás antes de que se inicien otro tipo de acciones. La responsabilidad social de la empresa se tiene que dejar sentir en la comarca y, sin embargo, esta es la compañía que menos deja de todas y, con esta decisión, aun menos», agregan.

Los cotos de Organic Citrus representan más del 50 por ciento de los terrenos de caza de que hasta ahora disponían las seis sociedades de la comarca: una de Nerva (Sociedad de Cazadores de Nerva), una de Zalamea la Real (Sociedad de Cazadores de Zalamea), dos de Minas de Riotinto (Sociedad de Cazadores de Riotinto y Sociedad de Cazadores La Dehesa) y dos de El Campillo (Sociedad de Cazadores Salvochea y Sociedad de Cazadores Traslasierra). Algunas de ellas pierden entre el 80 y el 100 por 100 de sus cotos, mientras que otras pierden un 30 por ciento, explican desde el colectivo.

PSOE, PP e IU apoyan a la plantilla de Riotinto Fruit

El Comité convocará huelga indefinida si la empresa no responde a sus reivindicaciones este mismo viernes

La plantilla de Organic Citrus, antigua Riotinto Fruit, que convocará una huelga indefinida si la compañía afincada en El Campillo no acepta sus peticiones este mismo viernes, cuenta con el apoyo de las tres formaciones políticas que tienen estructura en la Cuenca Minera de Riotinto: el PSOE, el PP e Izquierda Unida.

Las tres organizaciones han mostrado su apoyo a las reivindicaciones de los trabajadores, que reclaman a la empresa que cumpla el real decreto del Gobierno sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), esto es, no sólo que se recupere el salario que los empleados percibieron en enero y febrero, sino que se apliquen además los pluses que se habían eliminado de las nóminas.

De esa forma, la empresa tendría que pagar 45,98 euros por jornada, una cifra superior a los 42,64 euros que estuvo pagando en enero y febrero y mucho más elevada que los 39’78 que ha pagado en marzo, una reducción, esta última, que fue la detonante de la concentración espontánea que se produjo el pasado jueves a las puertas de la empresa y de la posterior asamblea en la que, tal y como adelantó TINTO NOTICIAS -El Periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- se acordó la convocatoria de huelga.

Un día después de la asamblea, tal y como también informó esta redacción, el Comité de Empresa entregó las reivindicaciones de la plantilla a los responsables de la compañía, que se comprometió a valorarlas y a dar una respuesta este mismo viernes, según comunicó a este periódico el presidente del Comité de Empresa y secretario del sector agrario y manipulado hortofrutícola de FICA-UGT Huelva, Carmelo Conde, que también ha recibido el apoyo de PSOE, PP e Izquierda Unida.

Dirigentes comarcales de las dos primeras formaciones se lo han trasladado personalmente al máximo representante de los trabajadores, según ha informado el propio Conde a este periódico, mientras que IU ha enviado además un comunicado a los medios de comunicación en el que el coordinador provincial de la organización, Rafael Sánchez Rufo, ha hecho público «el apoyo total» del IU a las reivindicaciones de la plantilla.

Desde Izquierda Unida defienden «que la compañía cumpla con la subida del Salario Mínimo Interprofesional en los términos que nuestras compañeras y compañeros en el grupo Parlamentario de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados negociaron con la Presidencia del Gobierno», al tiempo que informan de que la Coordinadora Provincial de IU en Huelva ha aprobado por unanimidad una resolución en la que se recoge el apoyo a la plantilla de Organic Fruit.

La coalición de izquierdas defiende que «las trabajadoras y trabajadores de esta empresa para puedan recuperar los pluses que venían cobrando meses atrás, de modo que puedan percibir el salario que legalmente les corresponde y no sufran más recortes en sus nóminas», pues, añade Sánchez Rufo, «los beneficios empresariales no pueden salir de abaratar el salario de la plantilla, ya que su fuerza de trabajo es la que consigue que la empresa obtenga beneficios».

Por último, Izquierda Unida se ha puesto «a disposición» del Comité de Empresa y de la plantilla para mantener así «las reuniones que sean necesarias y poder aunar esfuerzos para la consecución de sus objetivos».

La plantilla de Riotinto Fruit dedide hoy si convoca huelga

Los trabajadores de Organic Citrus decidirán las medidas a llevar a cabo contra la bajada salarial durante una asamblea que contará con la presencia del secretario del sector agrario y manipulado hortofrutícola de UGT FICA a nivel estatal, Emilio Terrón

Los alrededor de 750 trabajadores de Organic Citrus, la antigua Riotinto Fruit, podrían ser llamados a la huelga contra la bajada salarial que les ha sido aplicada en el mes de marzo. Esa es la decisión que tendrá que tomar esta tarde la propia plantilla de la empresa hortofrutícola afincada en El Campillo, que está llamada a una asamblea para decidir las medidas a llevar a cabo contra el recorte de sus nóminas, entre las que podría estar la convocatoria de huelga.

Así lo ha comunicado el presidente del comité de empresa, Carmelo Conde, después de que, tal y como ya informó TINTO NOTICIAS -El Periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, los trabajadores se encontrasen con la sorpresa de que la nómina de marzo ha sido de 39,78 euros por jornada, un 6,7 por ciento menos de los 42,64 euros que venían percibiendo desde enero, cuando empezó a aplicarse el decreto del Gobierno de subida del salario mínimo interprofesional (SMI).

«No descartamos la huelga», ha subrayado el presidente del órgano convocante de la asamblea, que dará comienzo a las 18.30 horas y contará con la presencia del secretario del sector agrario y manipulado hortofrutícola de UGT FICA a nivel estatal, Emilio Terrón, además del secretario general de UGT FICA Huelva, Luciano Gómez, y de su vicesecretario general, Diego Vega.

La asamblea tendrá lugar después de que, el pasado jueves, tal y como también informó ya este periódico, más de un centenar de empleados de Organic Citrus, la empresa productora de cítricos más grande de la provincia de Huelva, protagonizaran una concentración espontánea a las puertas de la empresa para protestar contra la bajada salarial. 

El presidente del comité aseguró que la compañía atribuye esa bajada a una nueva tabla salarial fijada por Asaja y CCOO a nivel provincial, una medida con la que no está de acuerdo el máximo representante de los trabajadores de esta compañía agrícola.

En declaraciones a TINTO NOTICIAS, el también responsable del sector agrario y manipulado hortofrutícola de FICA UGT Huelva mostró su desacuerdo incluso con el salario que la empresa venía pagando desde enero, pues, tal y como defiende UGT, «no se aplicaba la parte proporcional de las vacaciones y los festivos», indicó Conde, quien recordó que ese asunto está ahora mismo en trámite de megociación.

Asimismo, el presidente del comité lamentó además que los trabajadores fijos de la empresa, que cuenta actualmente con unas 750 personas en plantilla, «no han notado la subida», pues “les han quitado los complementos» y el salario se les ha quedado en 30 euros por día, añadió el propio Carmelo Conde.