La nueva depuradora de la Cuenca Minera entra en servicio

Giahsa y la MAS recepcionan una instalación que prestará servicios a una población superior a los 17.000 habitantes

La Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS) y su empresa pública de gestión, Giahsa, han recepcionado de manera oficial la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de la Cuenca Minera, sita en el término de Minas de Riotinto, en el transcurso de una visita que ha reunido a la presidenta de la MAS, Laura Pichardo, al director ejecutivo de Giahsa, Manuel Domínguez Limón, y a los representantes de los municipios a los que la instalación va a prestar el servicio, que son, como ha recordado Pichardo, los de Minas de Riotinto, El Campillo, Nerva, además de dos aldeas de Zalamea la Real: Montesorromero y Las Delgadas.

En palabras de la presidenta, “es un día señalado para la comarca de la Cuenca Minera, que lleva una década esperando la puesta en marcha de esta instalación. Esto evidencia que la gestión de la depuración en la provincia de Huelva sigue su curso y que los esfuerzos técnicos y económicos que realizamos en Giahsa continúan dando sus frutos”, ha agregado.

Tecnología al servicio del medio ambiente

Manuel Domínguez Limón, por su parte, ha querido subrayar que “la depuradora que nos entrega la Junta de Andalucía es una instalación muy demandada por ayuntamientos y usuarios en los últimos años, no en balde llevamos en Giahsa mucho tiempo trabajando con la administración autonómica y tratando de acelerar su puesta en funcionamiento. Estamos ante unas instalaciones dotadas de la última tecnología en materia de depuración que, sin duda, van a aportar un enorme valor ecológico a la comarca de la Cuenca Minera”.

En el plano técnico, ha explicado el director ejecutivo de Giahsa, esta EDAR “ha sido diseñada a partir de un sistema de tratamiento de aireación prolongada, que va a permitir el tratamiento de las aguas residuales de una población equivalente a 17.313 habitantes”. La capacidad de tratamiento de la nueva planta es de 4.722 metros cúbicos al día, lo que va a posibilitar “que las empresas mineras radicadas en la comarca puedan reutilizar estas aguas en sus procesos de trabajo, de hecho ya han mostrado su interés en hacer realidad esta posibilidad”, ha revelado Domínguez. Las aguas residuales generadas en la comarca se conducen desde 19 puntos de vertidos hasta la EDAR a través de siete estaciones de bombeo conectadas por impulsión a tres colectores, con una extensión total de 21,5 kilómetros.

La EDAR de la Cuenca Minera desarrolla un proceso biológico en cuatro pasos para depurar las aguas residuales, un pretratamiento a entrada de planta y tres tratamientos más, primario, secundario y terciario. Igualmente, los fangos resultantes pasan por tres fases (espesador, estabilización y deshidratación) que permiten su reciclaje, especialmente a través de la aplicación al suelo con fines de fertilización y reciclaje de los nutrientes y la materia orgánica.

El programa de acción social de Giahsa movilizó más de 1,8 millones de euros en 2021

La Comisión de Servicios Sociales de la MAS aprobó bonificaciones sobre 56.000 recibos de 2.700 familias de la provincia en situación de precariedad

La empresa pública Giahsa ha movilizado en 2021 recursos superiores a los 1,8 millones con el fin de atender las necesidades de los los usuarios más desfavorecidos y garantizar el suministro de agua a todas las familias. Además de una valoración muy positiva de los datos que se han analizado en Comisión de Servicios Sociales, integrada por representantes de Giahsa, la MAS y de los distintos ayuntamientos, han destacado el acierto que ha supuesto la aplicación del Fondo Municipal de Vulnerabilidad, «una herramienta versátil, rápida y eficaz, especialmente a la hora de atender situaciones de emergencia», como ha destacado la presidenta Laura Pichardo.

La acción social de Giahsa, con la estrecha colaboración de los Ayuntamientos y del Servicio de Gestión Tributaria de Huelva, ha recordado Pichardo, «se centra en tres ejes principales: el fraccionamiento de las deudas para evitar cortes de suministro por motivos económicos, la concesión de bonificaciones sociales para los colectivos más desfavorecidos y de ayudas directas en el pago de recibos con cargo al Fondo Social de la empresa y al Fondo Municipal de Vulnerabilidad». Dicho Fondo, que corresponde al 1% de la facturación de abastecimiento de Giahsa en cada municipio, ha posibilitado a los distintos ayuntamientos disponer de 261.000 euros para emplearlos en sufragar recibos, contratos, reposiciones y otras deudas de los usuarios.

Para el presente año, habida cuenta de que el Fondo de Vulnerabilidad puede ser acumulable de un ejercicio a otro en el supuesto de que no se utilice en su totalidad, los ayuntamientos dispondrán de un montante de 261.000 euros, a los que se sumará un remanente de casi 145.000 euros. Un año después de su implantación la Comisión ha coincidido en valorar el margen de maniobra que se ofrece a los Servicios Sociales municipales para resolver con celeridad casos de vulnerabilidad apremiante, máxime cuando un total de 927 familias de la provincia, 70 más que en 2020, han sido declaradas en situación de Pobreza Energética.

Fraccionamientos, bonificaciones y Fondo Social

Del mismo modo, a través del Servicio de Gestión Tributaria (SGTH), Giahsa ha fraccionado durante el pasado ejercicio las deudas de 2.663 pólizas por un importe superior al millón de euros. El plazo de pago que se ofrece a los usuarios oscila entre uno y 60 meses, en función de las condiciones socioeconómicas acreditadas por los ayuntamientos a través de sus Servicios Sociales. En el apartado de bonificaciones de carácter social, la empresa pública las ha aplicado sobre más de 56.000 recibos correspondientes a 2.700 familias. El importe total empleado, 415.000 euros, ha aumentado un 5,4% con respecto al año anterior.

Por último, el Fondo Social de Giahsa, que se distribuye en distintos tipos de ayudas (Comisión de Arbitraje, Defensor del Usuario, entidades sociales sin ánimo de lucro, o empresarios y autónomos con negocios cerrados por el impacto de la pandemia) brindó casi 100.000 euros en ayudas a 243 pólizas. En el caso concreto de las entidades sociales, la Comisión de Servicios Sociales de la MAS ha aprobado para 2022 ayudas por un valor superior a los 47.000 euros de las que se beneficiarán 15 entidades radicadas en la provincia.

Estreno de la nueva depuradora de aguas residuales Nerva-Riotinto

La Mancomunidad de Aguas y Servicios ha recepcionado las obras

La Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS) ha procedido en la mañana de este martes 8 de febrero a la recepción oficial de la planta de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Nerva-Riotinto, gestionada por Giahsa, con la presencia de máximos responsables y alcaldes de los principales municipios beneficiados de estas instalaciones.

Esta EDAR se ha diseñado para una capacidad de tratamiento de 4.722 m3/día, a 25 años vista, y agrupa los vertidos producidos en los núcleos urbanos de Minas de Riotinto, Alto de Mesa, Nerva, El Campillo, Las Delgadas y Monte Sorromero.

Fue diseñada en base a un sistema de tratamiento de aireación prolongada y tratará las aguas residuales de una población equivalente a 17.313 habitantes.

El tratamiento de las aguas se basa en un proceso biológico de aireación prolongada que permite la obtención de rendimientos elevados, estables y con fangos estabilizados.

La conducción de las aguas residuales, desde los 19 puntos de vertido hasta la depuradora, se realiza a través de siete estaciones de bombeo conectadas, mediante impulsiones, a tres colectores cuya longitud total alcanza los 21,5 kilómetros.

La MAS cerró 2020 con un superávit del 11,8%

La Mancomunidad de Servicios de la Provincia destaca que las cifras responden a su «estabilidad presupuestaria»

La Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS) ha aprobado en tiempo y forma por resolución de su Presidenta, Laura Pichardo, la liquidación de cuentas correspondiente al año 2020, que arroja un resultado “positivo y estable”. La cifra final, 164.668,15 €, implica un “superávit del 11,8%, resultado que evidencia la evolución y la estabilidad de las cuentas, a lo que hay que sumar las líneas de actuación tendentes a la protección social, la proximidad al territorio y la interacción y cooperación con los 67 ayuntamientos que integran la institución “, explica Pichardo.

El Presupuesto de la MAS en 2020, además, ha presentado “un muy alto nivel de ejecución de las obligaciones de pago a proveedores, de más del 90%, y un plazo medio de abono de tan solo 15 días”, precisa la Presidenta. Esta estabilidad presupuestaria sirve como “base y garantía de los servicios que prestamos a nuestros usuarios y nos permite plantear una tendencia a la baja en las tarifas, que ya se redujeron hace dos años en un 9% y volverán a hacerlo en un 5% en el presente ejercicio”.

Del mismo modo, Pichardo entiende que “estos números dejan a las claras la consolidación del estado financiero de la Mancomunidad y su empresa instrumental, Giahsa, una situación que nos permite ofrecer a nuestros usuarios y ayuntamientos un servicio de calidad y, lo que es más importante en la gestión pública, fortalecer la protección y cercanía con los mismos en materia de ayudas sociales, cuyo abanico ampliamos año tras año”.

Por último, la Presidenta de la MAS ha incidido en la “dificultad general que se ha presentado para todos en un año, el 2020, marcado por el impacto del Covid-19. Afortunadamente, tanto en la Mancomunidad como en Giahsa, hemos podido plantar cara a una situación desconocida y por momentos desconcertante y asegurar los servicios a usuarios y ayuntamientos como premisa prioritaria y, al mismo tiempo, garantizar la financiación de unos servicios públicos de calidad a través de la economía de costes que venimos aplicando durante estos últimos años”.

Giahsa entrega a los ayuntamientos un fondo de 260.000 € para evitar cortes de agua  

La Comisión de Servicios Sociales de la MAS aprueba ayudas por valor de 52.000 euros a entidades sin ánimo de lucro, que verán reducidas sus facturas en un 25% durante un año

La Comisión de Servicios Sociales de la Mancomunidad de Servicios (MAS), en la reunión telemática celebrada en la mañana de hoy, ha activado el llamado Fondo Municipal de Vulnerabilidad que, como ha explicado la presidenta de Giahsa y la MAS Laura Pichardo, “viene a sustituir y ampliar el antiguo Fondo Social, incorporando las ayudas de la Comisión de Arbitraje”. Este Fondo de Vulnerabilidad, para el que Giahsa destinará en 2021 una dotación superior a los 260.000 euros, “corresponde al 1% de la facturación de abastecimiento de la empresa pública en cada municipio”, según Pichardo. De tal forma, en los próximos días “se procederá a comunicar a cada uno de nuestros ayuntamientos el procedimiento que ha de seguirse para poner en marcha este mecanismo ágil cuyo objetivo pasa por posibilitar la solución de situaciones de urgencia en la que se puedan ver nuestros usuarios en relación con sus respectivas situaciones de suministro”.

A partir de la puesta en funcionamiento de este nuevo mecanismo, “los Servicios Sociales municipales podrán estudiar cada uno de los casos de vulnerabilidad que se les puedan presentar y comunicar bajo su criterio y decisión a Giahsa qué pagos deben atenderse, a través de un escrito avalado por el trabajador social y el concejal o alcalde”, precisa la presidenta de la MAS. A continuación, la empresa pública podrá “aprobar la correspondiente ayuda para sufragar cualquier tipo de deuda, sea total o parcial, y derivada de impago de recibos, contratos o costes de reposición”.

52.000 euros para entidades sin ánimo de lucro

En la misma reunión de la Comisión de Servicios Sociales de la MAS se han aprobado las ayudas para 2021 destinadas a entidades sociales sin ánimo de lucro de la provincia. “En total -detalla Pichardo-, 22 suministros de 15 entidades se beneficiarán de un descuento directo en sus facturas del 25%, para lo que Giahsa va a destinar un montante superior a los 52.000 euros”. El pasado año, la empresa pública destinó 360.000 euros a bonificaciones sociales aplicadas sobre 50.000 recibos, “de los que 209.000 euros se destinaron a pensionistas y/o jubilados, 83.000 a abonados en desempleo o perceptores de rentas bajas, 66.600 a personas con minusvalías o estados de dependencia y 1.400 al apoyo a situaciones de especial necesidad”.

Laura Pichardo ha concluido manifestando que esta línea de trabajo en favor de los usuarios “no es más que es un modo de reforzar la política de compromiso social que llevamos poniendo en práctica en Giahsa y la MAS en los últimos años. Del mismo modo, deja constancia clara de la política de cooperación, coordinación y apoyo solidario que en materia social mantenemos con los ayuntamientos a los que prestamos los servicios del ciclo integral del agua y la recogida de residuos”.

Las tarifas de Giahsa se reducirán un 5% en 2021

El Pleno de la MAS aprueba también un presupuesto de 82,66 millones con el objetivo de «paliar los efectos adversos de la pandemia y culminar importantes proyectos en ejecución»

La sesión del Pleno de la Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS), celebrada esta mañana en el Foro Iberoamericano de La Rábida, ha aprobado las nuevas Ordenanzas Fiscales y, con ellas, una nueva reducción lineal de las tarifas del ciclo integral del agua y la recogida de residuos sólidos urbanos en un 5%, que se suma así a la implantada en 2019, del 9% en aquella ocasión.

El Pleno ha aprobado también un presupuesto para Giahsa de 82,66 millones, lo que supone una disminución del 5,6% en relación al del pasado ejercicio. La presidenta de la MAS, Laura Pichardo, ha declarado a la conclusión del Pleno que “el año termina con la mejor noticia que podíamos ofrecer a nuestros usuarios, una bajada del 5% en el recibo del agua y los residuos que es la consecuencia del esfuerzo de reestructuración económica al que nos hemos comprometido para paliar los efectos de la pandemia y ayudar a las familias de nuestra provincia en estos momentos de dificultad”.

El director ejecutivo de Giahsa, Manuel Domínguez Limón, ha recordado por su parte que “a principios de 2019 ya aplicamos una rebaja del 9%, con lo que en poco más de un año las tarifas de Giahsa han bajado un 14%” y ha querido especificar que la reducción tarifaria “es lineal, y el mismo porcentaje se aplicará a todos los conceptos de suministro en baja en abastecimiento, saneamiento, depuración y recogida de residuos”.

Al mismo tiempo, el descuento afecta “a todo tipo de clientes, ayuntamientos incluidos, en las cuotas de servicio, las variables y los conceptos de contratación, esto es, acometidas, suministros o reposiciones”. Para Domínguez, “estamos ante el producto del trabajo y el esfuerzo de todos, usuarios, ayuntamientos y Giahsa. En estos seis últimos años hemos logrado restaurar la solvencia y la estabilidad de la empresa sin olvidarnos nunca de nuestros usuarios”.

En cuanto al presupuesto de Giahsa para 2021, que alcanza los 82,66 millones (casi 5 millones menos que los del presente ejercicio), el director ejecutivo considera que “es el fruto de la responsabilidad de la gestión pública mantenida durante los ejercicios anteriores, y está orientado esencialmente a paliar los efectos provocados por la pandemia”. Al mismo tiempo, va a posibilitar “la culminación de importantes proyectos que tenemos en ejecución, como la renovación y ampliación de la flota de camiones de RSU, la integración de servidores y programas en los sistemas de información, la telelectura y gestión centralizada de contadores, o el incremento del número de actuaciones en las redes municipales para mejorarlas y actualizarlas”.

A partir de esta aprobación inicial del Pleno las nuevas Ordenanzas Fiscales inician su tramitación, vinculada también al proceso de reestructuración financiera, que deberá someterse ahora a la aprobación de la propia Mancomunidad y de los Plenos de los 67 ayuntamientos que la componen.

En definitiva, los objetivos que se plantean desde la Mancomunidad de Servicios y Giahsa con este presupuesto para 2021 se dirigen a avanzar en la consolidación del marco institucional de la MAS, que garantice la estabilidad institucional y permita a su empresa de gestión obtener la financiación adecuada para la mejora, mantenimiento y gestión de sus infraestructuras. Del mismo modo, se va a prestar una especial atención hacia aquellos municipios con escasez de recursos hídricos, dentro de la vocación integradora y vertebradora del territorio provincial. Por último, se va a realizar una apuesta estratégica por el liderazgo en la innovación (I+D+i) en todas las actuaciones del ciclo integral del agua y, muy especialmente, en la de los residuos sólidos urbanos.

Giahsa negociará una bajada de las tarifas

El Pleno de la MAS encarga a su empresa pública una reestructuración financiera que permita también invertir en las redes y aportar fondos a los municipios ante las consecuencias de la crisis de la covid

El Pleno de la Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS), órgano que reúne a los 67 ayuntamientos que forman esta entidad, entre ellos los siete de la Cuenca Minera de Riotinto, ha aprobado este miércoles por unanimidad autorizar a su empresa pública Giahsa, que gestiona el ciclo integral del agua y la recogida de residuos sólidos urbanos en tales municipios, que inicie la negociación de una reestructuración financiera con las entidades bancarias que permita alcanzar «el objetivo de una nueva bajada de tarifas, además de invertir en las redes de abastecimiento y saneamiento propiedad de los municipios y poner a disposición de los ayuntamientos recursos económicos ante las graves consecuencias económicas que la crisis sanitaria está ya provocando en su ciudadanía y su tejido empresarial», han destacado desde la propia empresa pública.

Según ha explicado la presidenta de la MAS, Laura Pichardo, “la situación en nuestros pueblos es complicada desde el punto de vista económico, y las previsiones no son mejores”. “Son muchos los alcaldes y alcaldesas que nos están pidiendo que, como servicio público que somos, demos un paso al frente en estos momentos tan difíciles”, ha indicado Pichardo. Así, tras sondear las distintas opciones, la presidenta ha planteado al Pleno «una propuesta inicial para que Giahsa negocie una nueva reestructuración financiera».

El máximo órgano de la Mancomunidad ha aprobado la propuesta, que responde a «tres únicos objetivos». «El más importante, conseguir una nueva bajada de tarifas, continuando la política de contención de precios iniciada en 2018, cuando Giahsa redujo sus precios un 9% tras haber alcanzado la refinanciación de la deuda», destacan desde la empresa. «En paralelo, la nueva propuesta pasa por obtener fondos para invertir en la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento, que son propiedad de los ayuntamientos, y, en tercer lugar, por poder a disposición de los ayuntamientos que lo necesiten recursos económicos con cargo al canon anual de concesión demanial, es decir, al alquiler de las redes que Giahsa tiene comprometido con ellos durante 30 años», añaden.

La empresa pública de gestión de la Mancomunidad de Servicios atraviesa, en palabras de la presidenta, “una de las etapas más estables en sus más de 25 años de vida, estabilidad desde los puntos de vista económico -con una gestión equilibrada y cumpliendo todos sus compromisos financieros-, concesional, institucional y laboral». En esta situación, “no podemos conformarnos, sino que precisamente debemos poner esta estabilidad al servicio de nuestros ayuntamientos y de sus ciudadanos”, ha agregado.

La reestructuración financiera que ahora deberá acordar Giahsa con las entidades bancarias pasa por renegociar el préstamo actual. Según los datos aportados por la empresa, «si en 2014, al alcanzar la primera fincianciación que puso a disposición de los ayuntamientos 85 millones de euros, la deuda total se situaba en 118 millones, la gestión en estos años ha permitido reducir esa deuda hasta menos de la mitad, concretamente 58 millones de euros, cuya amortización total está pactada para 2025».

Según la compañía pública, «esta buena salud económica permite ahora plantearse extender los préstamos en el tiempo, con lo que la cantidad que Giahsa debe devolver anualmente se verá considerablemente reducida, de manera que se generarán recursos tanto para poder bajar el precio de los servicios en beneficio de los ciudadanos como ejecutar un plan plurianual de renovación y sustitución de las redes. Del mismo tiempo, con la garantía de esta reestructuración financiera, cada ayuntamiento podrá optar entre recibir anualmente de Giahsa el importe correspondiente al alquiler de sus redes o adelantarlo mediante su capitalización, de manera que puedan disponer en las arcas municipales de recursos económicos para poder afrontar en sus municipios la crisis derivada del coronavirus», concluyen.