Dos detenidos por cultivar marihuana en un garaje en Escacena

Se han intervenido 10,375 kilos de droga en cogollos

La Guardia Civil ha procedido a la detención de dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública y un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La denominada Operación Kindvati, comenzó tras tenerse conocimiento del posible cultivo de marihuana en un domicilio de la localidad de Escacena del Campo.

Tras investigaciones llevadas a cabo, se obtuvieron indicios suficientes de la existencia de una Plantación Indoor de Plantas Cannabis Sativa dentro de una vivienda de la localidad. Por todo ello, tras mandamiento del Juzgado de Guardia de la Palma del Condado fue autorizada la entrada y registro del domicilio.

Durante el mismo, los agentes observaron un sistema de cultivo Indoor completo dentro de la cochera formado por con aires acondicionados, aparatos de ventilación, tubos de canalización y filtros de aire, lámparas caloríficas, un deshumidificador y sellado de paredes de pladur para evitar la salida de olores al exterior, siendo aprehendidos 10,375 kg de cogollos de Marihuana, en proceso de secado y listos para dividir y distribuir: También se intervino un arma de fuego sin documentación y dos silenciadores.

Además se comprobó la existencia de un enganche ilegal de electricidad, con una doble acometida hacia la vivienda, dando una de ellas electricidad a la plantación, procediéndose a la detención de dos personas, que se encontraban en la vivienda.

La Operación ha sido llevada a cabo por el Puesto de Escacena del Campo y por el equipo ROCA 3 (Agentes Especialistas en robos en el campo) de la Compañía de Palma del Condado. Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente

Featured Video Play Icon

Dos detenidos por cultivar más de 230 plantas de marihuana en El Rocío

También están acusados de defraudar en el fluido eléctrico

La Guardia Civil ha detenido a dos personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública (cultivo de droga) y defraudación de fluido eléctrico, tras desmantelar una plantación de 232 plantas de marihuana en una vivienda de El Rocío.

Según ha informado en Instituto Armado en una nota de prensa, la denominada operación ‘Uchiha’ comenzó en el mes de noviembre al detectarse un cultivo de marihuana en una vivienda de la aldea de El Rocío, en Almonte. Por ello, procedieron a la exploración de la misma y llevaron a cabo el desmantelamiento de una plantación de marihuana tipo ‘indoor’.

Tras obtener la orden judicial de entrada y registro de la vivienda, se realizó un operativo coordinado que dio como resultado la incautación de 232 plantas de marihuana que arrojaron un peso de 12 kilogramos, así como un kilo de cogollos almacenados en bolsas al parecer para su posterior venta.

Además, los agentes hallaron utensilios y productos químicos destinados a la producción de la sustancia, tales como magneto-térmicos, consolas, compresores de aire acondicionado, bombillas halógenos filtros y extractores teniendo una valoración aproximada de unos 10.000 euros.

Asimismo, los operarios de la compañía suministradora de electricidad certificaron la defraudación del fluido eléctrico, ya que los detenidos habían realizado presuntamente una doble acometida de la línea general del suministro, con una estimación del importe defraudado de 10.553,15 euros.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido entregados en el Juzgado de Instrucción número 2 de La Palma del Condado. La operación continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Featured Video Play Icon

Hallan 280 plantas de marihuana dentro de una vivienda en Gibraleón

La Guardia Civil ha procedido a la detención de dos personas por el cultivo ilegal

La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local, ha detenido a dos personas como presuntas autoras de los delitos de cultivo o elaboración de droga, defraudación de fluido eléctrico y ocupación de inmueble tras desmantelar un cultivo ‘indoor’ de marihuana en Gibraleón.

Según ha informado el Instituto Armado en nota de prensa, la denominada operación ‘Palima’ se inició a principios del mes de diciembre, cuando la benemérita tuvo conocimiento de la ocupación ilegal de un inmueble en Gibraleón en la «que se podría estar cultivando marihuana».

Al respecto, la Guardia Civil ha explicado que recibieron numerosas quejas vecinales que alertaban de un «incremento del consumo y menudeo de marihuana», lo que había generado una gran alarma social entre la población, sobre todo, entre los vecinos de esa zona.

Por todo ello, tras tenerse indicios del cultivo de la droga, el Juzgado de Instrucción número 2 de Huelva autorizó la entrada y registro en el citado domicilio, aprehendiéndose 280 plantas de marihuana; seis kilogramos de marihuana cortada, distribuidas en dos de las habitaciones del inmueble; así como varias máquinas potentes de aire acondicionado y productos para el cultivo y elaboración de la droga. Además, se intervinieron dos vehículos y munición blindada del calibre 9 mm corto sin detonar.

Asimismo, la vivienda se encontraba ocupada de forma ilícita y se abastecía de iluminación de manera ilegal con un enganche a la acometida eléctrica, para lo que se usaba un sofisticado sistema de cableado que permitía el cultivo de las plantas.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, según ha indicado la Guardia Civil.

Featured Video Play Icon

Siete detenidos al desmantelar tres clubes de marihuana en Huelva capital

Distribuían droga como falsas ‘Asociaciones Cannábicas’

Desde el pasado mes de noviembre de 2021, agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Huelva pusieron en marcha la “Operación Greenmarket”, centrada en aquellas “asociaciones cannábicas” de la capital onubense que bajo el amparo de la asociación constituida, operaban realmente como puntos de venta y distribución de drogas (hachís y marihuana principalmente).


A través de las distintas gestiones de investigación llevadas a cabo se pudo constatar que en estos lugares se trascendían la esfera del consumo compartido en el ámbito privado dentro de la sede de la asociación.

Las bases estatutarias de este tipo de asociaciones, que constan en el Registro de Asociaciones de la Junta de Andalucía, no permiten que las mismas tengan una finalidad lucrativa, estando dedicadas generalmente al
estudio del cáñamo y sus derivados. Sin embargo, todos los indicios recabados apuntaban a que las tres “asociaciones cannábicas” investigadas se estaban dedicando a la distribución y venta de estupefacientes.


Por ello, los investigadores procedieron a la explotación de la Operación Greenmarket sobre estas tres “asociaciones cannábicas” que operaban como puntos de venta de drogas, solicitando la entrada y registro en las
respectivas sedes sociales a la Autoridad Judicial.


El cómputo de la Operación se saldó con la detención de siete personas como responsables de estas asociaciones así como la aprehensión de unos 16 kilos de marihuana, tres kilos de hachís y 1.681 euros en efectivo.

Además, los investigadores intervinieron distinta documentación y todos los instrumentos empleados para la preparación y distribución de la sustancia estupefaciente, como básculas de precisión, prensas de calor y dos paneles
tamizadores.

Investigan a dos personas tras la operación antidroga de El Campillo

La Guardia Civil intervino 5,6 kilogramos de marihuana, cinco cartuchos de fogueo, una balanza de precisión, diverso material de cultivo ‘indoor de marihuna’ y un vehículo

La Guardia Civil ha aportado los datos de la operación antidroga llevada a cabo a finales del pasado mes de octubre en El Campillo y que fue adelantada por TINTO NOTICIAS a través de esta publicación, en la que ya se informaba de que al menos una persona había sido detenida.

Desde la Benemérita han explicado ahora que además de proceder a la detención de una persona también investiga a una segunda por su presunta implicación en el mismo caso, por el que se les atribuye a ambas un delito contra la salud pública (tráfico de drogas) y otro contra el patrimonio y el orden socioeconómico (defraudación de fluido eléctrico).

Las mismas fuentes explican que la denominada ‘Operación Castima’ comenzó a raíz de las numerosas quejas vecinales por el fuerte olor a marihuana que se desprendía de una vivienda de la localidad de El Campillo, por lo que los agentes de la Guardia Civil llevaron a cabo una serie de vigilancias en el citado lugar.

La labor fue «complicada» debido a la estrechez de la calle y a que la presencia policial era fácilmente detectable, ya que la vivienda en cuestión disponía de cámaras de video vigilancia, lo que hacía suponer que el morador podía detectar la presencia de cualquier persona en la calle, según han explicado desde el propio instituto armado.

Tras las investigaciones llevadas a cabo, se pudo comprobar que el domicilio estaba ocupado por dos personas, así como que, además del fuerte olor a marihuana, la vivienda obtenía la luz de manera fraudulenta, por lo que al existir indicios del posible cultivo de droga, fue obtenida de la autoridad judicial competente y mandamiento de entrada y registro.

Durante el mismo se intervinieron 5,6 kilogramos de marihuana, cinco cartuchos de fogueo, una balanza de precisión, diverso material de cultivo ‘indoor de marihuna’ y un vehículo, al tiempo que se procedió a la detención de una persona y a la investigación de otra.

El detenido y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción en Funciones de Guardia de Valverde del Camino, tras lo que la persona investigada fue citada ante la misma autoridad judicial.

20 detenidos al desarticular una red de narcotransportistas en Huelva

Se han efectuado registros en Huelva, Aljaraque, Punta Umbría y Gibraleón

La Policía Nacional, en el marco del Plan Meridional, ha desarticulado en Huelva una organización de narcotransportistas con la detención de 20 personas por los presuntos delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales, una operación en la que se han incautado de más de dos toneladas de hachís.

Según relata el Cuerpo Nacional de Policía en un comunicado, se han intervenido dos cultivos de marihuana de grandes dimensiones que utilizaban para financiar la principal actividad ilícita, más de 80.000 euros en efectivo, dos embarcaciones de recreo preparadas para el tráfico de drogas y numerosos vehículos.

La investigación se inició en agosto de 2020, cuando los agentes detectaron una embarcación de recreo que estaba siendo trasladada por carretera, en cuyo interior hallaron un doble fondo que contenía hachís. Este hecho motivó la detención de los dos individuos que transportaban la sustancia y la intervención de más de una tonelada de hachís.

Tras varias gestiones policiales, a principios del presente año los investigadores localizaron otras embarcaciones de recreo que la organización tenía presuntamente preparadas para el transporte de sustancias estupefacientes. Por otra parte, consiguieron identificar a todos los miembros de los diferentes escalones jerárquicos del entramado y su ‘modus operandi’.

Asimismo, localizaron vehículos, embarcaciones e inmuebles que estaban siendo empleados para llevar a cabo su actividad delictiva. Gracias a estas pesquisas, los agentes detectaron dos de las embarcaciones de recreo que la organización había trasladado hasta el puerto deportivo de Mazagón (Huelva), preparadas para iniciar la travesía con la que introducirían la droga.

PRIMER ALIJO FRUSTRADO EN ALTAMAR

A finales de agosto de este año, los investigadores observaron cómo una de las embarcaciones detectadas zarpó desde Mazagón para llevar a cabo el transporte de droga hasta las costas de Huelva, cargando el hachís procedente de otra embarcación nodriza en altamar. Por este motivo, la Policía Nacional, junto al Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, estableció un dispositivo para interceptarla cuando ésta se aproximara a las costas españolas.

Al llegar a la costa y con la finalidad de eludir la acción de los agentes, la embarcación se dio a la fuga, arrojando la sustancia estupefaciente al mar y varando el navío en una playa de Isla Cristina, si bien la droga fue recuperada, interviniéndose un total de 750 kilos de hachís.

NUEVA VÍA DE FINANCIACIÓN A TRAVÉS DE LA MARIHUANA

Con el avance de la investigación, los agentes detectaron que la organización criminal buscaba establecer una nueva vía de financiación al concluir la temporada de embarcaciones de recreo. En este sentido, comprobaron cómo el entramado había preparado varios cultivos interiores de marihuana en fincas situadas en una urbanización a las afueras del municipio onubense de Bonares.

Tras varias pesquisas policiales, los investigadores tuvieron conocimiento de que, a mediados de octubre, el entramado habría logrado introducir una nueva partida de hachís y que, además, habrían guardado la droga en algunas de las fincas donde se estaba llevando a cabo el cultivo de marihuana. Por este motivo, realizaron tres registros y localizaron 300 kilos de hachís, una escopeta de caza y las plantaciones de marihuana que tenían instaladas, desmantelándolas e incautando un total de 1.100 plantas.

Finalmente, los agentes llevaron a cabo la explotación de la operación que ha concluido con el arresto de 20 personas –si bien no se descartan nuevas detenciones– y la realización de 12 registros en las localidades de Huelva, Aljaraque, Corrales, Punta Umbría y Gibraleón. Fruto de los registros, se han intervenido más de 80.000 euros en efectivo, dos embarcaciones de recreo preparadas para el tráfico de drogas, dos motos de agua, un motor fueraborda recién adquirido y varios vehículos.

Asimismo, los agentes han localizado numerosos teléfonos móviles y medios técnicos para facilitar la introducción de droga por vía marítima; entre ellos se encuentran varios teléfonos satélite para las comunicaciones a larga distancia con las embarcaciones nodriza, inhibidores de frecuencia, detectores de señales GPS y dispositivos electrónicos de seguimiento.Imprimir

Una operación antidroga en El Campillo se salda con al menos un detenido

La Guardia Civil procede a la detención de una persona y a la incautación de una plantación de marihuana

Nueva operación contra la droga en la Cuenca Minera de Riotinto, en este caso en el municipio de El Campillo, donde la Guardia Civil ha procedido a la detención de al menos una persona y a la incautación de una plantación de marihuana en una vivienda de la localidad, tal y como han confirmado a TINTO NOTICIAS desde el propio instituto armado.

Los hechos ocurrieron en la madrugada de este martes en la zona norte del municipio, cuando agentes de la Benemérita entraron en la vivienda a través del tejado y descubrieron las plantas en el patio, según ha podido saber este periódico, si bien desde la Benemérita no han podido de momento facilitar más datos sobre la operación.

Esta es una de las varias actuaciones antidroga que ha llevado a cabo la Guardia Civil en la Cuenca Minera de Riotinto en los últimos tiempos. La anterior tuvo lugar el pasado 16 de septiembre, cuando al menos ocho agentes de la Benemérita protagonizaron una redada en Nerva, donde se produjeron varias detenciones.

Antes, en octubre de 2020, otra operación, denominada ‘Valkiria’, se saldó con la detención de 22 personas por los delitos de tráfico de drogas y movilizó a un total de 120 agentes de diferentes especialidades. Los agentes realizaron diez entradas simultáneas en domicilios de las localidades de Nerva y Minas de Riotinto y hallaron en su interior 15.763 gramos de cogollos de marihuana, 78 gramos de cocaína, 17 gramos de heroína, 16 comprimidos de éxtasis, 133,5 gramos de hachís y 81 comprimidos de metadona.

Además, la Benemérita intervino siete turismos, tres carabinas, un arma eléctrica (electrochoque), armas blancas, 3.531 euros en billetes de diverso valor y 1.120 euros falsificados en billetes de 20. Los detenidos fueron desplazados en autobús hasta la prisión de Huelva, utilizada en este caso como centro de detención a tal efecto.

Desarticulado un importante punto de venta de drogas en Trigueros

Se han detenido a dos personas e incautado de un arma de fuego manipulada

La Guardia Civil ha detenido a dos personas por la presunta comisión de los delitos de tráfico de drogas, cultivo o elaboración de droga, tenencia ilícita de armas, usurpación de vivienda y defraudación de fluido eléctrico, tras desarticula un punto de venta de droga en una vivienda en Trigueros.

Según ha indicado el Instituto Armado, La denominada Operación ‘Virgo Columnae’ comenzó hace unos meses, cuando a través de numerosas quejas vecinales, los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una vivienda en la localidad de Trigueros, donde se podía estar realizando ventas de sustancias estupefacientes por parte de sus dos residentes, lo que causaba «mucha inquietud» entre el vecindario y generó «una gran alarma social a toda la población».

De este modo, al iniciar la operación los agentes pudieron comprobar que al domicilio investigado llegaban personas «de todas las edades» con la «intención de adquirir la droga», de forma que algunas de ellas se acercaban a la puerta del domicilio y en otras ocasiones las ventas eran realizadas en un garaje próximo, el cual también utilizaban para almacenar objetos que intercambiaban con los compradores de la sustancia, cuya procedencia se desconoce, por lo que no descartan que pudieran ser objetos robados.

Así, tras varios meses de vigilancias sobre los inmuebles y de seguimientos de estas personas, los agentes solicitaron auto de entrada y registro al Juzgado competente, al considerar que existían suficientes indicios de la venta de la droga.

Una vez autorizada la entrada y registro, los efectivos hallaron una gran cantidad de dosis de cocaína de diferentes pesajes, cogollos de marihuana en fase de secado y una tableta de polen de hachís, todo preparado para su posterior venta. Asimismo, encontraron una plantación exterior de marihuana de gran tamaño en los anexos de la vivienda y dinero en efectivo fraccionado en monedas y billetes.

Además, fue intervenida un arma corta detonadora presuntamente manipulada, la cual, ocultaban en uno de los inmuebles registrados, por lo que procedieron a la detención de las dos personas. Los detenidos junto con las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado competente.

Las investigaciones de esta operación han sido llevadas a cabo por el Equipo Roca 4, junto con el Área de investigación del Puesto de Moguer y otras Unidades de la Cía.

Desmantelan una plantación de marihuana en Rosal de la Frontera al investigar dos robos en fincas

El material robado ha sido devuelto a sus legítimos propietarios

La Guardia Civil investiga a una persona por un supuesto delito contra la salud pública tras desmantelar una plantación de marihuana en la que se han intervenido 17 plantas y que ha sido hallada durante las investigaciones realizadas por dos robos con fuerza en fincas de Rosal de la Frontera por la que, además, han sido detenidas dos personas como presuntas autoras de los mismos.

Según ha indicado el Instituto Armado en una nota de prensa, las investigaciones comenzaron en el mes de septiembre cuando los agentes tuvieron conocimiento de dos robos donde se sustrajo diverso material ganadero en fincas de Rosal de la Frontera.

Así, tras las investigaciones y gestiones llevadas a cabo por los agentes encargados del operativo, se realizaron diversas inspecciones en fincas de la localidad, en las que se recuperaron varios de los objetos sustraídos.

Además, fue en una de estas inspecciones en las que los efectivos hallaron una plantación ilegal de marihuana, de diecisiete plantas, las cuales fueron intervenidas.

De este modo, los objetos recuperados durante los registros han sido una manga de ganado vacuno y diecisiete cancillas, que fueron entregadas a sus legítimos propietarios.

Desde la Guardia Civil han destacado que «el éxito» de la operación, «ha sido posible gracias a la actuación de los agentes especializados en el seguimiento y prevención de robos en el campo (Equipo Roca 1) y de agentes del Seprona de Cortegana». Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Asimismo, desde la Benemérita han recomendado que cuando se observe a personas con actitud «sospechosa» merodeando por fincas agrícolas o ganaderas, lo pongan en conocimiento de la Central Operativa de Servicios 062 «desde donde se enviará una patrulla a la zona para hacer las comprobaciones oportunas».

Tres detenidos en Nerva por su implicación en varios robos y una plantación de marihuana

La operación que adelantó hace una semana Tinto Noticias se ha saldado con la incautación de 32 kilos de cannabis

La Guardia Civil ha procedido a la detención de tres personas como presuntos autores de varios delitos contra el Patrimonio, entre ellos robos con fuerza, hurtos y receptación así como por tráfico de drogas.

La denominada Operación Pressure ha sido desarrollada por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valverde del Camino, junto a efectivos del Puesto de Minas de Riotinto,  con el fin de recuperar diversos objetos sustraídos en robos cometidos en las localidades de la Cuenca Minera, así como para la lucha contra el tráfico de drogas en la zona. La operación ya fue adelantada por Tinto Noticias el pasado 16 de septiembre en esta noticia y la Guardia Civil ha aportado hoy los datos tras dar permiso el juzgado para hacer públicos los detalles de la operación.

Ese 16 de septiembre se practicó una entrada y registro en un domicilio de la localidad de Nerva, siendo esclarecidos cuatro robos con fuerza cometidos en establecimientos públicos de las poblaciones de Nerva, El Campillo y El Buitron, así como los robos de una motocicleta y otros objetos que fueron devueltos a sus legítimos propietarios.

Además, durante el desarrollo de las investigaciones, los agentes hallaron un cultivo de cannabis, siendo aprehendidos unos 32 kilos de marihuana, varios objetos supuestamente sustraídos y una cantidad de dinero en billetes y monedas de diverso valor enterrados en el suelo, tres carabinas una de las cuales al parecer modificada, así como diecisiete cartuchos de caza.

Las investigaciones continúan abiertas, hallándose parte de los efectos sustraídos en el acuartelamiento de Valverde del Camino a la espera de la identificación por sus legítimos propietarios.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

Han participado en el desarrollo y ejecución de la investigación, efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Huelva (USECIC) , medios cinológicos de drogas y armas, y componentes de la 2ª Compañía de Huelva.