Diez detenidos por la producción de marihuana en una operación en el entorno de Huelva

Se han incautado de más de 2.700 plantas en cinco centros de Trigueros, San Juan y la capital

La Guardia Civil ha desarrollado una operación durante el último trimestre de este año en la que se ha desmantelado cinco plantaciones de marihuana en diferentes localidades de Huelva, se ha desactivado un importante punto de venta de droga y se ha detenido a una decena de personas. Además, se ha incautado más de 2.700 plantas de marihuana y 30 kilos de cogollos.

Según informa el Instituto Armado en una nota de prensa, las investigaciones comenzaron el pasado mes de septiembre, cuando los agentes tuvieron conocimiento de una supuesta plantación de marihuana en la localidad de Trigueros, dando inicio a la primera fase de la operación policial sobre la intensificación de la lucha contra el tráfico y el cultivo de marihuana.

Tras las primeras gestiones, en colaboración con Policía Local, se pudo localizar un primer cultivo en una parcela rústica, y se procedió a una inspección y registro de una nave de aperos, en la cual se almacenaban las plantas ya recolectadas para seguir con la fase de secado.

De este modo, los agentes continuaron con la investigación y pudieron localizar otra explotación agrícola y ganadera en San Juan del Puerto, donde se hallaron más de 400 plantas de cannabis sativa en el interior de dos invernaderos ocultos en la parcela.

Estos invernaderos, según detalla la Benemérita, se encontraban totalmente disimulados, siendo de díficil su localización, ya que pasaban totalmente desapercibidos en el entorno y disponían de una instalación de videovigilancia para evitar la presencia policial.

Así, el seguimiento realizado llevó a los investigadores hasta unas instalaciones agronómicas para la producción de plantas, las cuales se encontraban en la misma localidad y que no contaban con ninguna actividad comercial.

En la infraestructura de este vivero se localizó una cámara frigorífica de grandes dimensiones en el interior de una nave, la cual estaba totalmente aislada y acondicionada para la germinación de semillas en su actividad legal, siendo aprovechada estas condiciones para llevar a cabo el cultivo ilícito de marihuana. Durante el registro, los agentes intervinieron 385 plantas en su última etapa de floración y numerosos cogollos preparados en varias cajas de cartón.

Por otro lado, también se pudo localizar una nave industrial ubicada en un polígono de Huelva capital, en la que, además, se desarrollaba una actividad de reparación y desguace de vehículos totalmente ilegal y clandestina.

Así, los agentes descubrieron en esta nave que se había realizado una extensa construcción en el interior dedicaba exclusivamente al cultivo de marihuana, pasando también totalmente inadvertida y siendo enmascarada con multitud de piezas de vehículos.

En el registro llevado a cabo, se pudo observar «la gran organización» que disponía, siendo unas instalaciones autónomas e independientes según las diferentes etapas de floración. En esta ocasión, los agentes intervinieron 1.582 plantas de marihuana, así como 20 kilos de cogollos envasados en bolsas de vacío y dispuestos para su posterior circulación en el mercado ilícito.

Este inmueble contaba con un altísimo consumo de energía derivado de «una doble acometida» ilegal al suministro eléctrico, la cual se encontraba subterránea y conectada a la red de distribución. El fraude del mismo llegaba a superar un consumo de 155.000 vatios en sistema trifásico, siendo 30 veces superior a la capacidad eléctrica promedia instalada en viviendas unifamiliares, teniendo así unas graves consecuencias para el centro de transformación de la zona.

Asimismo, la operación se da por concluida en el mes de diciembre con el desmantelamiento de una plantación de cannabis sativa en el interior de una vivienda adosada de Trigueros, la cual, a su vez, realizaba la venta directa de la droga a pequeña escala, lo que comúnmente se conoce como ‘menudeo’.

En el registro domiciliario, autorizado por el juzgado en funciones de Guardia, se procedió a la detención de sus moradores y la aprehensión de las plantas de marihuana y de tres kilos de cogollos preparados para su venta, por lo que se desactivó este punto de venta de sustancias estupefacientes. Las plantas de marihuana se encontraban en el interior de varios armarios de cultivo interior, los cuales son utilizados para crear un ambiente idóneo para este tipo de plantas.

Con esta operación realizada en la provincia de Huelva, dentro de la lucha contra el tráfico de drogas, se ha logrado detener a diez personas y se ha desmantelado cinco centros de producción de marihuana, además de incautar un total de 2.727 plantas de cannabis sativa y 30 kilos de cogollos listos para su venta.

Asimismo, la Guardia Civil ha desactivado un «importante» punto de venta de droga que suministraba directamente a los consumidores, además de diferentes efectos utilizados para el cultivo o elaboración de la droga.

Las actuaciones de la denominada ‘Operación Calmante’ las ha llevado a cabo por el Equipo ROCA 4 de la Guardia Civil, con la colaboración del Puesto de Trigueros y Policía Local de la misma localidad.Copiar al portapapeles

Desmantelan un cultivo de 8.000 plantas de marihuana en Aljaraque

Estaban ubicadas en una nave industrial para su secado y almacenamiento

La Guardia Civil ha detenido a tres personas e investigado a otras dos como presuntos autores de un delito contra la salud pública tras desmantelar un cultivo de 8.000 plantas de marihuana en el municipio onubense de Aljaraque.

La denominada Operación ‘Cabeza Verde’ comenzó a mediados de año cuando los agentes tuvieron conocimiento del arrendamiento de una finca agrícola en la localidad en la que se podría estar llevando a cabo cultivo de cáñamo, supuestamente con un destino de aprovechamiento industrial.

A través de las diferentes gestiones de investigación, los agentes realizaron una inspección en el terreno y, tras el análisis de la documentación de que disponían para la explotación, se averiguó que tal actividad presentaba numerosas irregularidades administrativas, lo que hizo sospechar que podía tratarse de una plantación ilegal, encubierta tras una hipotética actividad legal, que enmascaraba el cultivo ilícito de marihuana a gran escala.

Tras tener conocimiento de la situación irregular de la plantación, los investigadores establecieron varios dispositivos de vigilancias discretas que permitieron localizar una nave industrial, a la cual destinaban las plantas para su secado y almacenamiento, tras lo que identificaron a las demás personas que participaban en este entramado.

Durante la investigación, también se realizó el estudio de una empresa con sede en Suiza en la que los responsables de la plantación habían acordado la venta de las plantas para su exportación, detectando que esta sociedad se dedicaba exclusivamente a la venta de las sumidades floridas (cogollos) y otros productos derivados con alto contenido en CBD (Cannabidiol).

En la fase final de la operación, el pasado 24 de octubre, se procedió al registro de la nave industrial y a la incautación de 8.000 plantas de cannabis sativa, las cuales se encontraban colgadas y en proceso de secado, y fueron detenidas tres personas y otras dos investigadas como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo o elaboración de sustancias estupefacientes.

Con el fin de corroborar los hechos, los agentes realizaron la obtención de muestras que fueron remitidas para su análisis al Área de Sanidad de Sevilla, cuyos resultados confirmaron que se trataba de Cannabis Sativa, arrojando un contenido de THC muy superior al permitido para el cáñamo industrial, siendo este compuesto el principal psicoactivo de la planta.

Esta operación ha sido llevada a cabo por el Equipo ROCA 4, contando los investigadores con el apoyo y colaboración del puesto de Aljaraque, además del CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado), para las labores de destrucción in situ de las plantas y el transporte al centro autorizado.

Esta actuación se encuentra englobada en la Operación ‘Miller’ que a nivel nacional está desarrollando la Guardia Civil contra el cultivo ilegal de marihuana.

La Guardia Civil desmantela una plantación de marihuana en Villablanca

Se han intervenido 122 plantas de marihuana y útiles para el cultivo de droga

La Guardia Civil ha procedido a la detención de dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública en su modalidad de cultivo o elaboración de drogas y a la aprehensión de 122 plantas de cannabis sativa (marihuana) en una finca en la localidad de Villablanca.

Las investigaciones comenzaron tras tenerse conocimiento de la existencia de una plantación de marihuana en una finca ubicada en el término municipal de Villablanca, iniciándose las gestiones para la identificación de los autores de plantaciones de marihuana “outdoor” lista para su recolección y secado.

Los agentes comprobaron que se trataba de una plantación de grandes dimensiones, con material específico y un sistema sofisticado de regadío, incluyendo riego por goteo a cada una de las plantas. El agua era desviada y extraída de una finca de cítricos cercana mediante tuberías soterradas.

Fruto de las labores de vigilancia e investigación, se pudo identificar a los responsables de la plantación “jardineros”, los cuales acudían de manera continua a realizar las labores de cuidado, poda y tratamiento de las plantas.

Una vez reunidos los suficientes indicios contra los autores del hecho, se procedió al desmantelamiento de la plantación, aprendiéndose 122 plantas de cannabis de grandes dimensiones, así como de los útiles utilizados para su cultivo.

Posteriormente, se procedió a la detención de los dos autores. Las diligencias instruidas junto con los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Ayamonte. La Operación ha sido llevada a cabo por Efectivos del Equipo ROCA V de la Compañía de la Guardia Civil de Ayamonte (Huelva)

Más de 40 detenidos en una operación internacional con ramificaciones en Lepe

Featured Video Play Icon

Se han incautado 4,2 millones de euros y 26 vehículos

La Guardia Civil, en colaboración con Europol y la policía alemana LKA Hamburgo, ha desmantelado una potente organización criminal que transportaba grandes cantidades de marihuana a Centroeuropa. Han sido detenidas 44 personas tras medio centenar de registros domiciliarios y se han incautado 650 kilogramos de marihuana, 51 kilos de hachís, 4,2 millones de euros en metálico, 26 vehículos y armas. 

La Operación Schuld se inició a finales de 2021 cuando la Guardia Civil detectó en Málaga a una persona que se había hecho con las riendas y la jefatura en España de un importante clan familiar alemán, con sede en Hamburgo. Este individuo era el hermano de los antiguos líderes de este clan, ingresados en prisión en el país germano por hechos relacionados con el crimen organizado y el narcotráfico. Ahora su objetivo era reconstruir la infraestructura delictiva que la organización había tenido en la Costa del Sol.  

Se daba la circunstancia de que los investigados eran ya conocidos por la Guardia Civil, ya que esta red había sido ya desarticulada en 2018 en Málaga en la denominada operación Carambolas. En esa actuación fueron heridos dos agentes de gravedad en Granada tras ser atropellados por los narcotraficantes al intentar huir en el momento en el que se produjo la detención. 

Los investigadores identificaron a una persona, de origen marroquí, delegado de la red delictiva y clave en su actividad. A través de seguimientos se constató cómo esta persona recibía instrucciones bajo supervisión desde Alemania, vertebrando las diferentes células de la organización. También era el encargado de conseguir la financiación y el movimiento del dinero en efectivo para el desarrollo de las operativas de transporte y flujo regular de partidas de marihuana y hachís de España a Alemania. 

La organización se estructuraba en una compleja red dividida en escalones con un rol criminal definido, con una jefatura y liderazgo ejercido desde Hamburgo (Alemania). Mientras, la red de aprovisionamiento de hachís y marihuana se ubicaba en las provincias de Málaga y Granada.

Las grandes cantidades de dinero para pagar las partidas de drogas se transferían desde Alemania a través del sistema “Hawala”, utilizando para ello a negocios de venta al público relacionados a personas de origen asiático ubicados en la provincia de Málaga y otros residentes en Madrid. Una vez el dinero era recogido por “correos”, se transportaba en vehículos con sofisticados dobles fondos de apertura hidráulica hasta realizar el “pago” de partidas de droga directamente a los “proveedores”. Para la recogida y entrega de dinero se utilizaban contraseñas previamente establecidas. 

Posteriormente, las partidas de droga ocultas en guarderías eran trasladadas semanalmente a Alemania, de forma regular y constante, con empresas tapadera de transporte ubicadas en la provincia de Zaragoza. Para ello utilizaban camiones de gran tonelaje de transporte internacional de mercancías o auto caravanas, fingiendo una actividad turística.

Diferentes aprehensiones durante la investigación

A finales del pasado año se interceptaron varios envíos con destino Europa, uno en la provincia de Huesca con 100 kilogramos de marihuana y dos detenidos y otro en Granada con 250 kilos y dos detenidos más.

Ya entre los meses de enero y febrero de 2022, los investigadores se centraron en la averiguación de vías de pago y financiación, actividad de la organización a través del sistema “Hawala”, interceptándose hasta tres “correos” en Lepe (Huelva), Málaga y Loja (Granada), siendo aprehendida una cantidad superior a 1,1 millones de euros.

En marzo 2022, el considerado líder de la organización se trasladó desde Alemania a Málaga para dar instrucciones y supervisar directamente uno de los envíos, en el que se utilizaría un camión frigorífico alquilado de gran tonelaje. Su plan resultaría frustrado al ser interceptado el camión y detenido su conductor, de origen polaco, en el paso fronterizo La Jonquera (Gerona) aprehendiéndose 167 kilogramos de marihuana oculta entre una carga legal de naranjas.  

Poco después se interceptó en Francia otra auto-caravana fletada por la organización criminal, que transportaba 123 kilogramos de marihuana, resultando detenidas dos personas más.

Medio centenar de registros para cerrar la operación

Una vez identificados la totalidad de integrantes que componían el entramado criminal se solicitó al Juzgado competente la realización simultánea de 50 entradas y registros, 2 de ellas en Hamburgo, y el resto en provincias de Málaga, Granada, Huelva, Cádiz, Zaragoza y Madrid.  

En los registros simultáneos se intervinieron 3.170.066 euros en metálico, más de 20 vehículos de alta gama, notorias cantidades de marihuana y hachís, un arma corta de fuego 9mm y dos pistolas táser, 12 máquinas de contar dinero, dispositivo GPS de seguimiento, así como documentación de interés para la investigación. 

Finalmente, en la operación se han detenido a 44 personas, dos de ellas por la policía francesa, además de cursarse 19 órdenes internacionales de detención sobre miembros organización huidos de la justicia. Se ha conseguido incautar más de 650 kilogramos de marihuana, 51 kilos de hachís, 4.290.600 euros, 26 vehículos y armas. Paralelamente, se ha desarticulado el sistema opaco de financiación de operativas de narcotráfico a través del sistema “Hawala” que utilizaba negocios mayoristas de venta al público en Málaga, desmantelando la vía de aprovisionamiento de droga en Granada.   

El peso de la operación ha sido llevado a cabo por agentes pertenecientes a OCON SUR, coordinados con EUROPOL y LKA Hamburgo; apoyados por agentes de UCO, CRAIN, UPJZ Cataluña, Comandancias Guardia Civil de Málaga, Zaragoza, Huesca,  Granada, Huelva y Cádiz; con la participación de la Unidad Especial de Intervención (UEI), Grupo de Acción Rápida (GAR) y Grupos de Reserva y Seguridad (GRS), además de agentes del Servicio Cinológico.

Detienen a una persona tras hallar 220 plantas de marihuana en una finca entre Almonte y Bollullos

La plantación estaba oculta en un garaje anexo a una vivienda

La Guardia Civil ha procedido a la detención de una persona por su supuesta participación en delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico tras hallar una plantación de marihuana en una finca situada entre Almonte y Bollullos Par del Condado.

La operación DOPU se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de una posible plantación indoor de marihuana oculta en un garaje anexo a una vivienda en el interior de una finca, ubicada entre los términos municipales de las referidas localidades.

Por ello, tras el correspondiente auto judicial, la Guardia Civil realizó la pasada semana una entrada y registro en el domicilio, donde halló un total de 209 plantas de cannabis sativa en un estado avanzado de floración, así como otras 10 plantas de cultivo exterior.

Además, se incautaron equipo eléctricos, útiles y productos químicos destinados a la producción de la sustancia, entre ellos magneto-térmicos, compresores de aire acondicionado, bombillas, filtros y extractores de gases, teniendo todo ello una valoración aproximada de 8.000 euros.

Los agentes verificaron que el suministro de electricidad destinado al cultivo de la plantación estaba siendo fraudulento, tras lo que, después de contactar con operarios de la empresa suministradora de electricidad, ratificaron la defraudación eléctrica, calculando el total del consumo en 13.553,19 euros.

Las diligencias instruidas junto con el detenido y material incautado fueron remitidas al juzgado de Instrucción competente tras las investigaciones realizadas por el Área de Investigación del Puesto Principal de Almonte.

Dos detenidos por cultivar marihuana en un garaje en Escacena

Se han intervenido 10,375 kilos de droga en cogollos

La Guardia Civil ha procedido a la detención de dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública y un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La denominada Operación Kindvati, comenzó tras tenerse conocimiento del posible cultivo de marihuana en un domicilio de la localidad de Escacena del Campo.

Tras investigaciones llevadas a cabo, se obtuvieron indicios suficientes de la existencia de una Plantación Indoor de Plantas Cannabis Sativa dentro de una vivienda de la localidad. Por todo ello, tras mandamiento del Juzgado de Guardia de la Palma del Condado fue autorizada la entrada y registro del domicilio.

Durante el mismo, los agentes observaron un sistema de cultivo Indoor completo dentro de la cochera formado por con aires acondicionados, aparatos de ventilación, tubos de canalización y filtros de aire, lámparas caloríficas, un deshumidificador y sellado de paredes de pladur para evitar la salida de olores al exterior, siendo aprehendidos 10,375 kg de cogollos de Marihuana, en proceso de secado y listos para dividir y distribuir: También se intervino un arma de fuego sin documentación y dos silenciadores.

Además se comprobó la existencia de un enganche ilegal de electricidad, con una doble acometida hacia la vivienda, dando una de ellas electricidad a la plantación, procediéndose a la detención de dos personas, que se encontraban en la vivienda.

La Operación ha sido llevada a cabo por el Puesto de Escacena del Campo y por el equipo ROCA 3 (Agentes Especialistas en robos en el campo) de la Compañía de Palma del Condado. Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente

Dos detenidos por cultivar más de 230 plantas de marihuana en El Rocío

Featured Video Play Icon

También están acusados de defraudar en el fluido eléctrico

La Guardia Civil ha detenido a dos personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública (cultivo de droga) y defraudación de fluido eléctrico, tras desmantelar una plantación de 232 plantas de marihuana en una vivienda de El Rocío.

Según ha informado en Instituto Armado en una nota de prensa, la denominada operación ‘Uchiha’ comenzó en el mes de noviembre al detectarse un cultivo de marihuana en una vivienda de la aldea de El Rocío, en Almonte. Por ello, procedieron a la exploración de la misma y llevaron a cabo el desmantelamiento de una plantación de marihuana tipo ‘indoor’.

Tras obtener la orden judicial de entrada y registro de la vivienda, se realizó un operativo coordinado que dio como resultado la incautación de 232 plantas de marihuana que arrojaron un peso de 12 kilogramos, así como un kilo de cogollos almacenados en bolsas al parecer para su posterior venta.

Además, los agentes hallaron utensilios y productos químicos destinados a la producción de la sustancia, tales como magneto-térmicos, consolas, compresores de aire acondicionado, bombillas halógenos filtros y extractores teniendo una valoración aproximada de unos 10.000 euros.

Asimismo, los operarios de la compañía suministradora de electricidad certificaron la defraudación del fluido eléctrico, ya que los detenidos habían realizado presuntamente una doble acometida de la línea general del suministro, con una estimación del importe defraudado de 10.553,15 euros.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido entregados en el Juzgado de Instrucción número 2 de La Palma del Condado. La operación continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Hallan 280 plantas de marihuana dentro de una vivienda en Gibraleón

Featured Video Play Icon

La Guardia Civil ha procedido a la detención de dos personas por el cultivo ilegal

La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local, ha detenido a dos personas como presuntas autoras de los delitos de cultivo o elaboración de droga, defraudación de fluido eléctrico y ocupación de inmueble tras desmantelar un cultivo ‘indoor’ de marihuana en Gibraleón.

Según ha informado el Instituto Armado en nota de prensa, la denominada operación ‘Palima’ se inició a principios del mes de diciembre, cuando la benemérita tuvo conocimiento de la ocupación ilegal de un inmueble en Gibraleón en la «que se podría estar cultivando marihuana».

Al respecto, la Guardia Civil ha explicado que recibieron numerosas quejas vecinales que alertaban de un «incremento del consumo y menudeo de marihuana», lo que había generado una gran alarma social entre la población, sobre todo, entre los vecinos de esa zona.

Por todo ello, tras tenerse indicios del cultivo de la droga, el Juzgado de Instrucción número 2 de Huelva autorizó la entrada y registro en el citado domicilio, aprehendiéndose 280 plantas de marihuana; seis kilogramos de marihuana cortada, distribuidas en dos de las habitaciones del inmueble; así como varias máquinas potentes de aire acondicionado y productos para el cultivo y elaboración de la droga. Además, se intervinieron dos vehículos y munición blindada del calibre 9 mm corto sin detonar.

Asimismo, la vivienda se encontraba ocupada de forma ilícita y se abastecía de iluminación de manera ilegal con un enganche a la acometida eléctrica, para lo que se usaba un sofisticado sistema de cableado que permitía el cultivo de las plantas.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, según ha indicado la Guardia Civil.

Siete detenidos al desmantelar tres clubes de marihuana en Huelva capital

Featured Video Play Icon

Distribuían droga como falsas ‘Asociaciones Cannábicas’

Desde el pasado mes de noviembre de 2021, agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Huelva pusieron en marcha la “Operación Greenmarket”, centrada en aquellas “asociaciones cannábicas” de la capital onubense que bajo el amparo de la asociación constituida, operaban realmente como puntos de venta y distribución de drogas (hachís y marihuana principalmente).


A través de las distintas gestiones de investigación llevadas a cabo se pudo constatar que en estos lugares se trascendían la esfera del consumo compartido en el ámbito privado dentro de la sede de la asociación.

Las bases estatutarias de este tipo de asociaciones, que constan en el Registro de Asociaciones de la Junta de Andalucía, no permiten que las mismas tengan una finalidad lucrativa, estando dedicadas generalmente al
estudio del cáñamo y sus derivados. Sin embargo, todos los indicios recabados apuntaban a que las tres “asociaciones cannábicas” investigadas se estaban dedicando a la distribución y venta de estupefacientes.


Por ello, los investigadores procedieron a la explotación de la Operación Greenmarket sobre estas tres “asociaciones cannábicas” que operaban como puntos de venta de drogas, solicitando la entrada y registro en las
respectivas sedes sociales a la Autoridad Judicial.


El cómputo de la Operación se saldó con la detención de siete personas como responsables de estas asociaciones así como la aprehensión de unos 16 kilos de marihuana, tres kilos de hachís y 1.681 euros en efectivo.

Además, los investigadores intervinieron distinta documentación y todos los instrumentos empleados para la preparación y distribución de la sustancia estupefaciente, como básculas de precisión, prensas de calor y dos paneles
tamizadores.

Investigan a dos personas tras la operación antidroga de El Campillo

La Guardia Civil intervino 5,6 kilogramos de marihuana, cinco cartuchos de fogueo, una balanza de precisión, diverso material de cultivo ‘indoor de marihuna’ y un vehículo

La Guardia Civil ha aportado los datos de la operación antidroga llevada a cabo a finales del pasado mes de octubre en El Campillo y que fue adelantada por TINTO NOTICIAS a través de esta publicación, en la que ya se informaba de que al menos una persona había sido detenida.

Desde la Benemérita han explicado ahora que además de proceder a la detención de una persona también investiga a una segunda por su presunta implicación en el mismo caso, por el que se les atribuye a ambas un delito contra la salud pública (tráfico de drogas) y otro contra el patrimonio y el orden socioeconómico (defraudación de fluido eléctrico).

Las mismas fuentes explican que la denominada ‘Operación Castima’ comenzó a raíz de las numerosas quejas vecinales por el fuerte olor a marihuana que se desprendía de una vivienda de la localidad de El Campillo, por lo que los agentes de la Guardia Civil llevaron a cabo una serie de vigilancias en el citado lugar.

La labor fue «complicada» debido a la estrechez de la calle y a que la presencia policial era fácilmente detectable, ya que la vivienda en cuestión disponía de cámaras de video vigilancia, lo que hacía suponer que el morador podía detectar la presencia de cualquier persona en la calle, según han explicado desde el propio instituto armado.

Tras las investigaciones llevadas a cabo, se pudo comprobar que el domicilio estaba ocupado por dos personas, así como que, además del fuerte olor a marihuana, la vivienda obtenía la luz de manera fraudulenta, por lo que al existir indicios del posible cultivo de droga, fue obtenida de la autoridad judicial competente y mandamiento de entrada y registro.

Durante el mismo se intervinieron 5,6 kilogramos de marihuana, cinco cartuchos de fogueo, una balanza de precisión, diverso material de cultivo ‘indoor de marihuna’ y un vehículo, al tiempo que se procedió a la detención de una persona y a la investigación de otra.

El detenido y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción en Funciones de Guardia de Valverde del Camino, tras lo que la persona investigada fue citada ante la misma autoridad judicial.