La Asociación Alto Alcornocoso de La Zarza se lleva el premio ‘La Minería de las Personas’

El reconocimiento, otorgado por Matsa, premia su contribución al cuidado y protección del medio ambiente en el territorio

MATSA, Minas de Aguas Teñidas, ha celebrado el acto de entrega de sus galardones externos ‘La Minería de las Personas’, correspondientes a la edición de 2021, que, por segundo año consecutivo, ha contado con un aforo limitado en cumplimiento de las medidas sanitarias en prevención del COVID-19. Estos reconocimientos anuales tienen como objetivo reconocer el buen hacer y la ejemplaridad de personas, entidades u organizaciones del territorio próximo a la compañía que hayan favorecido al fomento de una sociedad más justa y responsable.

En este caso, el premio ha sido concedido a la Asociación Alto Alcornocoso, del vecino municipio de La Zarza-Perrunal. La misión de esta agrupación es contribuir al cuidado y protección del medio ambiente de su entorno y ha tenido un papel activo en la repoblación de la zona afectada por el incendio originado a finales del pasado mes de agosto en el término municipal de Almonaster la Real, habiendo sembrado ya más de 12.000 árboles, principalmente de especies autóctonas.

Por otro lado, MATSA ha querido aprovechar este evento para agradecer una vez más la encomiable labor de todas las personas y entidades que colaboraron en la extinción de este incendio forestal y que mantuvo en vilo a la operación durante varias jornadas.

Como novedad en esta edición, MATSA ha dado a conocer también a los propuestos como finalistas, que han estado presentes asimismo en el acto de entrega del galardón. Se trata del deportista Juan Bautista Castilla ‘El Chamba’, natural de Valverde del Camino, uno de los 25 deportistas mundiales seleccionados para las pruebas de resistencia física más duras del mundo y la primera persona que ha finalizado tres pruebas de ultra resistencia consecutivas, subiéndose al pódium en cada una de ellas; la cantaora Sonia León, conocida en el mundo de la historia del arte del cante flamenco, de la localidad de Calañas; la escritora de literatura infantil Paqui Hidalgo, también de Calañas, encargada además de la biblioteca de del municipio y autora de los cuentos ‘Wilfo y el hada del otoño’ y ‘el Volcán de Flamen’; y la Asociación El Burrito Feliz, con sede en Hinojos, representada por Luis Bejarano, su presidente, y Cristina Mariño, que destaca no solo por su trabajo con estos animales, sino también por la puesta en marcha de un proyecto, de difusión internacional, que ha usado burritos y bosques para dar apoyo emocional, totalmente gratuito, a personal sanitario agotado en su esfuerzo contra el COVID-19.

La empresa pone así en valor su compromiso, trabajo, esfuerzo y dedicación en las diferentes áreas por las que fueron seleccionados.

Minas de Aguas Teñidas, S.A. (MATSA) es una empresa minera española “moderna y sostenible” titular de los derechos de explotación de las minas Aguas Teñidas y Magdalena en Almonaster la Real y de la mina Sotiel localizada en el término municipal de Calañas, destacan desde la compañía.

La actividad de MATSA consiste en la investigación y explotación de yacimientos minerales y su tratamiento en la planta de procesamiento, ubicada al norte de la Faja Pirítica Ibérica, también en el municipio de Almonaster la Real.

MATSA es propiedad de una empresa participada al 50% por Mubadala Investment Company, que gestiona una cartera mundial de activos que “respalda la visión de una economía globalmente integrada y diversificada, a través de rendimientos sostenibles para su accionista”, el Gobierno de Abu Dabi, y por Trafigura, que es una de las principales compañías comercializadoras de materias primas del mundo.

El Campillo recibe un reconocimiento por ayudar a los usuarios de la residencia de La Zarza

El centro agradece la colaboración de AFA y Protección Civil durante la evacuación de los mayores por el incendio de Almonaster

La residencia de La Zarza ha mostrado su agradecimiento a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y Otras Demencias de la Cuenca Minera de Riotinto (AFA El Campillo) y a la agrupación de Protección Civil de la localidad campillera por su ayuda durante la evacuación de los mayores de este centro que tuvo lugar con motivo del grave incendio declarado el pasado mes de agosto en Almonaster la Real, que también afectó al término municipal de El Campillo.

Desde la residencia han querido agradecer el gesto de ambas entidades con la entrega de una placa de reconocimiento que tuvo lugar este sábado en el Ayuntamiento de El Campillo, donde el director del geriátrico, Juan Jesús Díaz, entregó la placa al director del centro de día de enfermos de alzheimer y otras demencias ‘Teresa Sousa Prieto’, Francisco José Baquero, y al coordinador de Protección Civil de El Campillo, Narciso Martín, quienes estuvieron acompañados por la primera teniente de alcalde de la localidad, María Monterrubio.

El día 29 de agosto de 2020, cuando el corazón de Huelva ardía, la residencia de La Zarza necesitaba ser evacuada de forma urgente, ya que las llamas rodeaban el municipio, momento en el que desde El Campillo «no se dudó ni un segundo en ofrecer los medios disponibles» y se pusieron a disposición de las autoridades para ayudar en la evacuación de este geriátrico, han destacado desde AFA, que puso a disposición de los mayores del centro dos furgonetas que fueron conducidas por el propio Baquero y el chófer de la asociación David Rojas, quienes acudieron a La Zarza acompañados por un miembro del servicio de Protección Civil de El Campillo, Cesar Rivas.

Desde El Campillo hasta la Zarza, por la carretera de Cueva de la Mora y Valdelamusa, coordinados por el 061, atravesaron las zonas más afectadas por este devastador incendio, para lo que fueron coordinados por el 061 e incluso, en un tramo del trayecto, tuvieron que ser acompañados por una patrulla de la Guardia Civil dadas las circunstancias de peligro en que se encontraba la zona.

“A medida que nos íbamos acercando al término de la Zarza, el fuego era cada vez más grande y hubo momentos en los que realmente sentimos miedo. No sabíamos si íbamos a poder volver a casa esa noche”, recuerdan desde AFA El Campillo, tras lo que recuerdan que, cundo llegaron a La Zarza, David Rojas realizó el traslado de las mujeres hasta el municipio de Tharsis y Francisco José Baquero y Cesar Rivas llevaron a los hombres hasta La Palma del Condado.

Tres vecinos de Calañas fueron asesinados en la Cuenca Minera durante la guerra y la posguerra

De los 194 vecinos de Calañas y sus diferentes entidades que fueron asesinados durante la guerra y la posguerra en distintos puntos de la provincia, tres de ellos murieron en la Cuenca Minera de Riotinto, concretamente, dos en Zalamea la Real y uno en Nerva, mientras que 147 fueron asesinados en el término calañés, otros 30 en Huelva capital, 4 en El Cerro, 3 en Trigueros, 2 en Villanueva de las Cruces, 1 en Aracena y otros 2 en los municipios pacenses de Fregenal de la Sierra y Llerena, más otro en la zona del Ebro. Además, en Calañas se les dio muerte a otras 20 personas más procedentes de El Cerro, Alosno, Moguer, Valverde del Camino y Villanueva de las Cruces. Con estos datos encima de la mesa quedaron inauguradas este viernes, en La Zarza-Perrunal, sus I Jornadas de Memoria Histórica, enmarcadas en el ciclo que la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH) desarrolla en desde el pasado otoño en cinco localidades onubenses.

La inauguración corrió a cargo del presidente de la AMHPH, el campillero Fernando Pineda, del alcalde pedáneo de la entidad, Juan Manuel Serrano, y del delegado del Gobierno de la Junta en Huelva, Francisco Romero, que es, además, natural de La Zarza, por lo que ha mostrado «especial interés en compartir con sus vecinos estos momentos que recuerdan episodios muy duros de la historia de nuestra provincia», ha dicho Pineda, quien ha agradecido el gesto, agradecimiento que hace extensible a Juan Manuel Serrano y también al alcalde del municipio de Calañas, Mario Peña. «Todos ellos nos han dado toda clase de facilidades para que pudiéramos desarrollar el trabajo previo que requiere organizar unas jornadas como estas», ha señalado el presidente de la AMHPH.

El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva subrayó durante su intervención que el Ejecutivo autonómico apoya la celebración de estos actos porque son «una oportunidad para recordar nuestra historia y porque es de justicia recordar y honrar a alrededor de 200 víctimas de La Zarza- Perrunal, Sotiel, La Torerera y de Calañas que se esforzaron por conseguir un régimen democrático».

Entre estas víctimas se contabiliza una decena de mujeres que fueron ultrajadas, a veces, únicamente por ser mujeres. «Por eso, aprovecho estas jornadas para homenajear aquí a Amparo Ramírez González, ama de casa, de 32 años que fue asesinada en El Perrunal, el 21 de agosto de 1936; a Asunción García, de 32 años, y Ana Pérez, de 49 años de La Torerera, quienes corrieron la misma suerte el 6 de octubre; a Isabel Rodríguez, el 8 de noviembre, así como al menos a otras seis mujeres más. Muchas otras fueron encarceladas, vejadas, paseadas, rapadas,…», afirmó Romero.

«Quiero resaltar -añadió- que la inclusión de la Memoria Democrática en la Consejería de Presidencia y Administración Local demuestra un impulso muy importante por parte del Gobierno andaluz, fortaleciendo la posición de nuestra comunidad autonómica que ya se encuentra en la vanguardia en el desarrollo de políticas públicas de memoria». Junto a ello, la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía ha supuesto un punto de inflexión de un largo camino que se inició hace casi dos décadas, concretamente en 1999, y que ahora se consolida.

Este año, además, hay un importante incremento presupuestario para el desarrollo de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, en capítulos destinados a estudios, jornadas y en actuaciones específicas en fosas y al proceso posterior de identificación genética que supone un incremento del 154% con respecto a 2017.

De acuerdo con esta ley, es la Administración de la Junta de Andalucía la obligada a realizar las actuaciones necesarias para recuperar e identificar los restos de víctimas desaparecidas y de elaborar mapas de localización de restos, así como la responsable de autorizar la localización, exhumación e identificación de restos y de autorizar la construcción o remoción de terrenos en los que se tenga conocimiento de la existencia de restos.

Relativo a la reparación a las víctimas, la legislación encomienda a la Administración de la Junta de Andalucía que promueva medidas de reparación y reconocimiento de las víctimas en el marco del Plan Andaluz de la Memoria Democrática, y declara el 14 de junio como el día de su recuerdo y homenaje. En relación a las fosas comunes en cementerios, la Junta de Andalucía impulsará el protocolo de actuación para dignificar las fosas comunes de las víctimas y asegurar su conservación para ser exhumadas en los cementerios municipales.

En la Ley de Memoria se recoge también la creación del Consejo Andaluz de la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía que promoverá la creación de un Grupo de trabajo o comisión independiente. Ese grupo creará en las distintas provincias Puntos de Atención a las Víctimas. En este sentido, Huelva cuenta ya con la Oficina de Memoria Democrática, que viene desarrollando funciones de información y asesoramiento, asuntos de actuaciones específicas en fosas, de Lugares de Memoria Democrática y fundamentalmente establecer relación con familiares de víctimas, ayuntamientos, colectivos memorialistas, así como informar de ayudas de subvenciones y proyectos vinculados con la memoria.

Por su parte, el alcalde pedáneo agradeció «enormemente» a la AMHPH que haya tenido a bien elegir esta zona de la provincia para celebrar este cuarto encuentro memorialista. Serrano quiso destacar que «la represión allí fue muy cruel y que los episodios vividos marcaron la vida de muchas personas que no han podido olvidar y cuya dignidad no ha sido tenida en cuenta aún, por lo que ha destacado que la Ley andaluza ayudará mucho a que la gente sienta que se les tiene en cuenta y que su sufrimiento pueda ser resarcido».

El primer día de las jornadas contó con la conferencia del historiador Cristóbal García, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Huelva y experto en la historia de Huelva y su provincia de mitad del siglo XX, tras lo que, el sábado, el evento concluyó con la conferencia del responsable de Investigación de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH), Miguel Ángel Harriero, y con los testimonios de los investigadores locales Juan José García Tornero y Pedro Márquez Fernández, que se esforzaron por buscar datos sobre los sucesos ocurridos en esta zona de la provincia de Huelva después del golpe de Estado que dio lugar a la guerra civil española. La AMHPH concluyó de este modo la cuarta de las cinco jornadas que componen el ciclo que viene desarrollando desde el pasado otoño y que “busca desenterrar una verdad demasiado tiempo silenciada”, ha dicho el presidnete de la asociación, Fernando Pineda.

Mas allá de los cerca de 200 vecinos que fueron asesinados en el término de Calañas, en su mayoría por los bandos de guerra (fusilamientos sin juicio alguno) y los consejos de guerra (sentencias con una «apariencia» de legalidad), «quienes sobrevivieron tuvieron que padecer también los castigos económicos derivados de los decretos y comisiones de incautación de bienes, que bajo el principio de que la guerra la tenían que pagar quienes la habían perdido practicaron la rapiña sobre familias y vecinos que habían apoyado la legalidad republicana», señaló Cristóbal García, quien pronunció una conferencia el viernes por la tarde ante el numeroso público asistente.

A partir de febrero de 1939, «la jurisdicción de Responsabilidades Políticas, artilugio jurídico franquista -adujo el profesor-, ejerció el castigo y control sobre los considerados enemigos del bando sublevado». Este experto en la Historia de la provincia de Huelva de mitad de siglo XX ilustró estas ideas con documentación referida directamente a La Zarza y El Perrunal, «aldeas que dada su condición de núcleos mineros y electoralmente afines a la izquierda durante la República padecieron con encono y minuciosidad la justicia de los sublevados».

Miguel Ángel Harriero, por su parte, mostró el sábado documentos del Archivo Municipal de Calañas, que ha rastreado minuciosamente en las semanas previas a estas jornadas; y ha destacado también que los más de 100 expedientes de prisiones de vecinos de la Zarza-Perrunal se encuentran en el Archivo Histórico Provincial; y los 67 consejos de guerra que se llevaron a cabo contra los calañeses y calañesas se ncuentran digitalizados por la Diputación Provincial.

Harriero, que ha estudiado los otros archivos municiales de los municipios en los que ya se han celebrado las jornadas (Aljaraque, Gibraleón y Beas), ha experimentado en esta ocasión algo especial porque es nieto de Miguel Harriero Márquez, natural de La Zarza, del cual ha mostrado los datos de alistamiento al «Glorioso Ejercito Salvador», tal cual figura en los documentos, «alistamiento forzoso a los 17 años, otra de las múltiples formas de represión y control que los sublevados utilizaron en la provincia y de las menos estudiadas hasta el día de hoy», resaltó.

Por su parte, el investigador local Juan José García Tornero hizo un recorrido por la memoria de La Zarza, «esa que se ha ido contando de padres a hijos», documentada con un listado de asesinados realizado por un vecino de la localidad. Entre los hechos que contó sobresale la exposición en el Pago de los cuerpos de los asesinados en La Zarza, según consta en uno de los expedientes digitalizados por la Diputación Provincial, que incluye fotografía de dicha exposición pública. El abogado Pedro Márquez Fernández expuso la importancia de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía y adujo que «a pesar de la brutalidad de la represión, no hemos sido capaces aún de recuperar la verdad, de hacer justicia y reparar el daño ocasionado por el franquismo». Márquez se preguntaba el motivo por el que la sociedad española «se ha olvidado de quienes cometieron el delito de ser fieles a la legalidad» y lamentó que los españoles «no hayamos sido capaces de realizar una segunda transición».

Estas jornadas que se vienen celebrando pretenden, entre otras cuestiones, incentivar el trabajo de los investigadores locales, ya que, «al encontrarse en el territorio, tienen a su alcance la posibilidad de rastrear los datos cotejándolos con testimonios de las propias víctimas que aún viven o que han dejado en sus familiares el recuerdo de aquellos días horribles que nunca debieron existir», ha señalado Pineda, quien ha reiterado su agradecimeinto a la Junta de Andalucía por su aportación económica para poder celebrar este ciclo. El presidente de la AMHPH ha puesto el acento en la importancia que va a tener para el futuro el contenido de estos actos, conferencias, exposiciones y charlas porque, «aunque no sea suficiente, estos pueblos saben más ahora que antes de lo que realmente pasó y nuestro deber es exponerlo con absoluta libertad y darle toda la difusión posible», concluyó.

La represión franquista en la Cuenca Minera se analiza este fin de semana en La Zarza

La Zarza-Perrunal, dependiente de Calañas, acoge este fin de semana su primer encuentro de memoria histórica, enmarcado en el ciclo que la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH) desarrolla en la provincia desde el pasado otoño. En este cuarto encuentro de los cinco previstos, los memorialistas sacarán a la luz datos y sucesos ocurridos en esta zona de la provincia durante la guerra civil y la posguerra.

Las jornadas, que comienzan a las 18.00 horas de este viernes 19 de enero, serán inauguradas por el presidente de la AMHPH, Fernando Pineda, y por el alcalde pedáneo de La Zarza, Juan Manuel Serrano, a quien la asociación le agradece «profundamente», al igual que al alcalde de Calañas, Mario Peña, la colaboración que han prestado ambos «para que los investigadores pudieran rastrear los archivos municipales en busca de información que nunca antes había salido a la luz».

La jornada de este viernes contará con la conferencia del historiador Cristóbal García, profesor de la Universidad de Huelva y experto en la historia de Huelva y su provincia de mitad del siglo XX. Su exposición, titulada ‘La represión franquista en La Zarza-Perrunal’, arrojará luz sobre esta etapa negra de la historia de España. Según ha adelantado el profesor García, la represión en esta zona fue «brutal porque toda la Cuenca Minera y zonas colindantes ofrecieron una gran resistencia a los que dieron el golpe de Estado y fueron sembrando la muerte por toda la provincia, donde se contabilizan miles de asesinados».

Estas jornadas se hacen para «acabar con la indiferencia que aún persiste y de la que no hemos logrado librarnos a lo largo de estos 40 años de democracia; pero también con la indolencia, porque no podemos permitirnos permanecer ajenos a lo que ocurrió. Las injusticias tienen que conocerse para resarcir a las víctimas de sus sufrimiento y también para que aprendamos lecciones que nos ayudarán a evitar que vuelva a ocurrir algo semejante», ha dicho Fernando Pineda.

La jornada del sábado contará con los testimonios de vida y también se podrán conocer detalles más precisos gracias a la exposición que ofrecerá el investigador de la asociación Miguel Ángel Harriero, quien ha rastreado los archivos municipales en las semanas previas a estas jornadas y ha contabilizado más de 200 personas asesinadas.

La Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH) tiene el objetivo de «fomentar la investigación municipal para conseguir la elaboración de censos reales de asesinados y represaliados en estos municipios», trabajo que se está desarrollando gracias a la ayuda económica de la Junta de Andalucía, «muy sensibilizada con este tema de gran calado social y que la sociedad española no ha superado aún, 80 años después de que los hechos ocurrieran, 40 años después de la llegada de la democracia», ha argumentado Pineda.

En esta primera fase, que comprende un «ambicioso» proyecto con el que la asociación pretende ser la referencia de la memoria histórica en la provincia, se han realizado investigaciones en los archivos municipales de Aljaraque, Beas, Gibraleón y Calañas. Solo queda San Juan del Puerto, cuyo encuentro se celebrarerá el próximo mes de febrero, con el que concluirá este ciclo.