El Gobierno construirá un espigón en La Antilla

El alcalde de Lepe mantiene un encuentro para comprobar los avances del proyecto

El alcalde de Lepe Juan Manuel González, ha mantenido un encuentro con el subdirector general de la Costa y el Mar del Gobierno de España, Ángel Muñoz, para abordar la situación en la que se encuentra el proyecto de construcción del espigón de la playa de La Antilla, en la que también han participado los tenientes de alcalde del Ayuntamiento de Lepe, Ana Delgado y Jesús Toronjo.

Según informa el consistorio lepero, en el encuentro, celebrado a petición del Ayuntamiento de Lepe, el subdirector general de la Costa y el Mar ha explicado que el proyecto ha culminado ya la fase de calificación de impacto ambiental, por lo que en breve pasará a fase de licitación y contratación de la obra del espigón, que irá ubicado en la zona de levante de La Antilla con una longitud de 150 metros.

De este modo, el alcalde lepero ha señalado que la construcción de este espigón es una actuación que el Consistorio «había demandado desde hace tiempo», ya que, «conllevará claros beneficios para la playa como la reducción en la pérdida de arena, el crecimiento de la zona de bajamar y la disminución de daños en caso de temporales, como los que se han producido en los últimos años».

Así, el proyecto cuenta con una inversión pública prevista por Costas de 4.300.000 euros y, además de la construcción del espigón, contempla una nueva regeneración de la playa de La Antilla.

Condenado a 3,5 años de prisión por robar en una vivienda de La Antilla

El hombre de 35 años fue detenido tras escalar una vivienda para desvalijarla

La Policía Local de Lepe ha informado de una resolución judicial por la cual un ladrón ha sido condenado a 3,5 años de prisión por desvalijar una casa de veraneo en La Antilla.

Los hechos tuvieron lugar el 31 de agosto de 2021, cuando agentes de la Policía Local de Lepe procedieron a la detención del ahora condenado M.S.P., de 35 años de edad, por un robo con escaló en vivienda habitada. Los agentes pudieron recuperar íntegramente el dinero y objetos sustraídos, que fueron devueltos una hora después a la víctima del robo y donde, el detenido pasó posteriomente a disposición judicial, decretando el juzgado de guardia su ingreso en prisión preventiva hasta la celebración del juicio hoy lunes.

Cabe destacar que gracias a la rápida actuación de los agentes se pudieron esclarecer los hechos, resultando condenado el autor en la mañana de hoy a 3 años y 6 meses de prisión en sentencia firme.

El Gordo deja cuatro millones de euros en Huelva

Una administración de Ayamonte vendió un billete completo del 86.148, mientras que un cuarto premio deja 100.000 euros en La Antilla

El Gordo ha vuelto a caer en Huelva. Por segundo año consecutivo, tras el aluvión de millones que dejó el año pasado, el primer premio de la Lotería de Navidad de 2021 ha dejado cuatro millones de euros en Ayamonte, donde se vendió un billete completo (10 décimos) del número 86148, el agraciado con el Gordo de Navidad.

La Administración de Lotería que ha repartido los cuatro millones de euros es la número 2 de la localidad ayamontina, denominada San Pancracio y situada en el número 1 de la Calle Angustias, donde su responsable no ha podido ocultar su alegría por haber vendido el Gordo.

A ello hay que sumar otros 100.000 euros que han caído en La Antilla (Lepe), en este caso por cinco décimos del número 91179, uno de los cuartos premios del sorteo, que fueron vendidos en la administración Piscis, ubicada en la Avenida Castilla del núcleo costero lepero, donde el año pasado también se vendió un décimo de un quinto premio.

En total, la Lotería de Navidad 2021 ha dejado, por tanto, 4.200.000 euros en la provincia de Huelva, una cantidad muy por debajo, eso sí, de la que dejó en tierras onubenses el sorteo extraordinario de 2020, cuando cayeron 240 millones de euros en Punta Umbría (600 décimos del Gordo), dos décimos de un quinto premio en Cartaya y Ayamonte (12.000 euros) y siete décimos de un quinto premio en Huelva capital, Cortegana y La Antilla (30.000 euros).

Desactivada la búsqueda de Lorenzo al aparecer en perfecto estado

La intensa búsqueda de familiares y ciudadanos ha dado sus frutos

La Guardia Civil y la Policía Local de Lepe han desactivado la búsqueda de Lorenzo, un ciudadano que había desaparecido esta mañana de La Antilla y del que durante horas no se supo de su paradero, sin embargo, gracias a la eficiente búsqueda de familiares, Guardia Civil y ciudadanos anónimos que han difundido su fotografía, ha conseguido ser encontrado.

La alerta la dio la Policía Local de Lepe que solicito a través de las redes sociales la colaboración ciudadana para encontrar a un hombre desaparecido en la mañana de este viernes en La Antilla y que responde al nombre de Lorenzo. Según la última información de la que disponen los agentes locales salió esta mañana de viernes a dar un paseo y aún no ha sido localizado.

De igual forma, la Policía ha explicado que lleva puesta una gorra, además de una camisa de rayas finas en azules y blancas, y un pantalón camel.

Sofocan el incendio de una vivienda en La Antilla

Los bomberos del Consorcio Provincial Bomberos Huelva del parque de Ayamonte han intervenido en un incendio de una vivienda en Urbasur, La Antilla, sobre las 11:30 horas de este martes.

Los efectivos desconocen las causas por las que se produjo el incendio. Los cuatro bomberos del turno se desplazaron al lugar con dos vehículos de intervención, una bomba urbana pesada y una bomba rural ligera.

La vivienda quedó muy afectada por la intensidad de las llamas tal y como se aprecia en las imágenes

Una zalameña salva la vida de una mujer en el Paseo Marítimo de La Antilla

Eva María Vélez Pichardo la atendió durante los 50 minutos que tardó en llegar el equipo médico en una playa que carece de servicio de urgencias a partir de las 20.00 horas

Una mujer salvó su vida en la madrugada de este pasado domingo en la playa de La Antilla (Lepe) gracias a la colaboración ciudadana, o mejor dicho, gracias a la colaboración de una ciudadana, concretamente de una mujer de Zalamea la Real, municipio de la comarca objeto principal de TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-.

Su nombre es Eva María Vélez Pichardo y es maestra y directora del colegio público de Berrocal. Eva María, que se encuentra estos días veraneando en La Antilla, salió de casa sobre las 01.40 horas para sacar de paseo a su perra, tras lo que vio que una mujer se encontraba tirada en el suelo del Paseo Marítimo de este núcleo costero en medio de gente que la rodeaba.

Nadie hacía nada. Simplemente la miraban y se preguntaban qué le pasaba, así que esta zalameña llamó al Servicio de Emergencias 112 para informar de lo que estaba sucediendo y, a continuación, la atendió mientras convulsionaba y puso en práctica sus conocimientos de primeros auxilios, una labor con la que evitó que la mujer se durmiera durante la media hora que tardó en llegar la ambulancia.

En ese momento, Eva María, que explicó por teléfono lo que intuía que le estaba ocurriendo a la mujer, se sorprende cuando ve que la ambulancia no estaba provista de equipo médico. «El técnico me dice que no puede hacer nada solo y que necesita un equipo médico. Le digo que eso es lo que yo he pedido hace media hora. Llama él e insiste que es esencial que acuda un médico», tras lo que este aparece y «actúa lo más rápido posible», pero tardó otros 20 minutos en llegar, tal y como narra esta zalameña, a quien los profesionales sanitarios le explicaron que el centro de salud de La Antilla cierra a las 20.00 horas y que, desde ese momento, las urgencias se derivan a Lepe.

El médico le dijo: «Le ha salvado la vida. Esta mujer se lo agradecerá siempre». Y por ello Eva María se fue satisfecha a la cama, aunque no sin lamentar «profundamente que los sanitarios tengan que hacer encajes de bolillos para atender una urgencia» y que «una playa no tenga servicio de atención médica a partir de las ocho de la tarde, con la multitud de personas que se concentran en un núcleo costero», expone esta vecina de Zalamea la Real, que además es la presidenta de la Hermandad de la Santa Cruz de El Romerito.

Eva María Vélez Pichardo da «las gracias a la labor del técnico, de los médicos y de la Policía Local, que en todo momento han hecho lo que estaba a su alcance», sostiene, tras lo que lanza un llamamiento a los partidos políticos y administraciones públicas: «Sin ánimo de entrar en cuestiones políticas y en dimes y diretes os digo y recuerdo que la salud está por encima de todo y que no se puede recortar en un servicio esencial para la vida», remarca.

Unos 50 bañistas ayudan a sofocar un incendio junto al Paseo Marítimo de Islantilla

La Policía Local de Lepe agradece la colaboración ciudadana, que ha hecho posible que el fuego se quede en un conato

Unos 50 bañistas y transeúntes que se encontraban a mediodía de este lunes en la playa de Islantilla han ayudado a sofocar un incendio que se ha declarado en una zona de matorrales situada junto al paseo marítimo de este núcleo costero, perteneciente a los municipios de Lepe e Isla Cristina.

Así lo han comunicado desde la Policía Local de Lepe, que ha destacado que «la pronta respuesta» de este cuerpo, Protección Civil, Guardia Civil y bomberos, «a la que se han sumado una cincuentena de bañistas y transeúntes», ha hecho posible que el incendio haya quedado en conato.

En total, han ardido unos 1.000 metros cuadrados de superficie matorral, «todo ello gracias a la colaboración ciudadana», han explicado desde la Policía Local, que ha mostrado su agradecimiento a la ciudadanía que, «tras dar aviso de fuego a los Servicios de Emergencias, ha colaborado luego en la extinción de forma activa», han agregado.

Salvan la vida de un bañista que sufrió un infarto en La Antilla

Voluntarios de Protección Civil le practicaron la reanimación durante 45 minutos

Un bañista de 75 años de edad pudo ser rescatado del agua en La Antilla, este viernes, después de que sufriese un desvanecimiento.

Voluntarios de Protección Civil han salvado la vida de un bañista de 75 años de edad que sufrió un infarto mientras estaba en el agua lo que puso su vida en peligro de forma grave. Los miembros de protección civil llevaron a cabo labores de reanimación y después de 45 minutos de reanimación pudo ser trasladado a un hospital donde lo estabilizaron.

En concreto, los efectivos que cubren el dispositivo de seguridad en la playa de La Antilla acudieron a la línea de playa tras desvanecerse un hombre, vecino de Coria del Río, que acababa de entrar en el mar, y había sufrido una parada cardiorrespiratoria, según ha adelantado el diario digital Aion Sur.

De este modo, comenzaron con la reanimación, una labor a la que se sumaron más miembros del cuerpo y agentes de la Policía Local y Guardia Civil, hasta llegar un equipo del centro de salud de la playa onubense.

Las labores de soporte vital avanzado realizadas a pie de orilla por Protección Civil fueron vitales para que el hombre no falleciese, según las mismas fuentes.

Hasta 3.000 euros de multa por entrar en la playa de La Antilla con un remolque repleto de botellines

Accedió a la orilla a través de la pasarela de madera para los peatones

La Policía Local de Lepe ha propuesto para multa con hasta 3.000 euros de sanción a un conductor que cargó la parte trasera de su todoterreno con botellines de cerveza y se adentró en la playa de La Antilla para pasar el día. El hecho de llegar casi a la orilla con el vehículo y transitar por la pasarela de madera para llegar allí le puede costar muy caro.

A través de Facebook la Policía Local de Lepe ha aclarado que «no se puede acceder a la playa con vehículos no autorizados, la Ley de Costas lo prohíbe. Aunque pueda parecer muy guay, acceder a la zona de baño con un todoterreno cargado de botellines en plan ‘colegueo’ puede derivar en sanciones que rondan los 3.000 euros, y más aún, si lo hace por una pasarela habilitada para el público y a la que se le han causado algunos desperfectos”.

 
 

Condenado a seis años de internamiento por matar a su madre en La Antilla

La Audiencia Provincial confirma la sentencia contra el menor

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva ha desestimado los recursos interpuestos por la Fiscalía y la defensa del menor condenado por homicidio doloso con agravante de parentesco por matar a su madre en julio de 2020 en el núcleo lepero de La Antilla (Huelva) y confirma la sentencia dictada en abril por el Juzgado de Menores, que le imponía al joven seis años de internamiento en régimen cerrado con tratamiento ambulatorio de salud mental, complementada con tres años de libertad vigilada con asistencia educativa.

Según recoge la sentencia de apelación, a la que ha tenido acceso Europa Press, la defensa del menor solicitaba la revocación de la sentencia del Juzgado de Menores y pedía su absolución del delito de homicidio doloso y que «subsidiariamente se establezca la medida de internamiento» en el mismo centro en el que había cumplido la medida cautelar como interno «por plazo de un año» como «autor de un delito de homicidio imprudente».

Igualmente, la defensa considera que «no ha quedado suficientemente acreditada cuál fue la causa exacta del fallecimiento de la madre del menor», por lo que añade que «subsidiariamente, al no existir dolo específico del homicidio imputado al expedientado, su responsabilidad lo sería como autor de un delito de homicidio imprudente».

Ante esto, la Audiencia Provincial señala que comparte la conclusión de la sentencia de Instancia de que «examinadas las manifestaciones» y «valorando la prueba en su conjunto, los hechos ocurrieron tal y como han sido declarados probados».

«La realidad de los hechos probados ha quedado debidamente justificada con la prueba practicada. La juzgadora ha valorado los testimonios prestados a su presencia con todas las garantías procesales y las ventajas que para su apreciación presenta el respeto a los principios de oralidad, inmediación y contradicción, siendo estas declaraciones apreciadas según las reglas del criterio racional, poniendo esos testimonios en relación con otros datos objetivos como el informe de autopsia», señala el escrito.

Asimismo, mantiene que, en relación con la casa del fallecimiento, «ha de concluirse, tal y como hace la magistrada a quo, que la causa de la muerte fue por una asfixia mecánica por estrangulamiento». Así lo considera acreditado a la vista del informe de autopsia en el que se determina «que nos encontramos ante una muerte de naturaleza violenta».

En este sentido, añade que «a la vista de la mecánica del homicidio» y tras la exposición de los forenses que realizaron el informe psicológico, se concluye que «inicialmente efectuada la presión durante 15 o 20 segundos comienza a convulsionar y si persiste la presión ya no recupera, lo que es incompatible con cualquier resultado no querido por el autor».

Por tanto, añade, «el menor se tuvo necesariamente que representar el resultado mortal que con su conducta se podría provocar, al menos a título de dolo eventual».

Además, considera la Audiencia Provincial que en el caso de la aplicación de agravante por parentesco «el presente caso no ofrece duda a su aplicación» ya que «el delito se produce dentro de una convivencia entre ambos».

Con respecto a la situación psicológica del menor, la sentencia recoge que «la reacción del joven fue absolutamente desproporcionada con el hecho motivador que él mismo ha descrito» y que «el modo en el que le produjo la muerte, medio que requiere una acción mantenida en el tiempo, resulta incompatible tanto con la circunstancia de trastorno mental transitorio como con la de arrebato u obcecación».

En este sentido, subraya que «el estado de frialdad y tranquilidad que mostró con posterioridad a los hechos, se comparte la conclusión alcanzada con la juzgadora de Instancia en el sentido de que no queda acreditada la concurrencia ni de la eximente completa, ni de la incompleta, ni de la atenuante».

En cuanto al motivo de recurso referido a la inaplicación de la circunstancia atenuante de confesión completa «en vez de la aplicación analógica que se realiza en la sentencia», la Audiencia la ha analizado junto con el expuesto por el Ministerio Fiscal, que considera que «no procede su aplicación ni siquiera como analógica», y señala en sus conclusiones que desestima ambos motivos «entendiendo que se ha aplicado correctamente la atenuante analógica de confesión».

Finalmente, y con respecto a la discrepancia tanto del Ministerio Fiscal como de la defensa del menor sobre la medida impuesta –la Fiscalía solicitaba ocho años de internamiento cerrado con tratamiento ambulatorio y cinco de libertad vigilada y la defensa una medida menor–, el Tribunal de la Audiencia considera que «la medida impuesta es perfectamente ajustada a derecho, imponiéndose la de acuerdo con la gravedad de los hechos enjuiciados y las circunstancias del menor».

Por todo ello, ha desestimado ambos recursos contra la sentencia del Juzgado de Menores, confirmando la resolución y ha declarado de oficio las costas de la alzada.