El Juan Ramón Jiménez instala un equipo de cirugía robótica Da Vinci

Permitirá realizar técnicas de vanguardia mínimamente invasivas con la máxima precisión

El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez ha instalado un equipo de cirugía robótica asistida por el sistema Da Vinci en un nuevo quirófano ubicado en la segunda planta. La tecnología Da Vinci es una modalidad quirúrgica que permitirá realizar operaciones complejas con abordaje mínimamente invasivo y proporcionará una excelente calidad asistencial, siendo referente para este tipo de cirugías de toda la provincia de Huelva.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, junto a la delegada territorial, Manuela Caro, y el director gerente del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, José Luis Bonilla, han visitado hoy el quirófano donde se encuentra este nuevo equipo. Un amplio y sofisticado quirófano de flujo laminar, con más de 210 metros cuadrados, que forma parte de la ampliación del edificio de más de 1.100 metros cuadrados en tres alturas realizada el pasado año con una inversión superior a 1,5 millones de euros.

El Robot Da Vinci comenzará a utilizarse en operaciones de Urología, Cirugía General y Ginecología, para extenderse posteriormente a otras especialidades. Para ello, facultativos de estos servicios han comenzado la primera fase de entrenamiento con la finalidad de adquirir la formación necesaria para su manejo, dentro de programa diseñado por el Servicio Andaluz de Salud.

La cirugía asistida por robot permitirá mejorar la asistencia a los pacientes intervenidos con esta técnica, ya que reduce el tiempo de convalecencia, ofrece mayor seguridad, facilita la recuperación y hace posible homogeneizar las maniobras quirúrgicas, de manera que es positivo para el cirujano y para el paciente.

La implantación de este nuevo equipo demuestra la apuesta del Gobierno Andaluz por la innovación y máxima excelencia, con una inversión de más de 3,3 millones de euros. De ellos, 2,9 millones de euros corresponden al equipo y su mantenimiento integral y, el resto, a la construcción del nuevo quirófano que lo alberga, así como las instalaciones y dotación de otro equipamiento electromédico necesario, como son la mesa y lámpara quirúrgica y la torre de anestesia, entre otros.

Una inversión que sitúa a la provincia de Huelva a la cabeza de la cirugía robótica a nivel nacional en lo que respecta a oferta al ciudadano y equidad, siendo Andalucía la segunda comunidad en número de equipos robóticos.

Las principales características del equipamiento tecnológico robótico para cirugía son la visión en 3 dimensiones inmersiva y magnificada, lo que permite al cirujano ver el campo quirúrgico como si estuviera dentro del cuerpo del paciente, aumentando hasta 10 veces el nivel de detalle. Además, posee 4 brazos robóticos que transmiten los movimientos de las 2 manos del cirujano, permitiéndole mayor amplitud de movimientos, más precisión y eliminación el temblor del puso. Todo ello combinado con las tecnologías más avanzadas de instrumentalización robótica y de software, que proporciona a los cirujanos una herramienta de gran valor para los pacientes.

Debido a su versatilidad, precisión y comodidad, ofrece a los pacientes una recuperación postquirúrgica más rápida y reduce el riesgo de complicaciones de la cirugía tradicional como el sangrado o menor daño de los tejidos, reintervenciones, transfusiones de sangre, fármacos para el dolor, o tratamientos por infecciones quirúrgicas, entre otras ventajas. De hecho, la estancia media del paciente en el hospital se reduce, lo que provoca que a medio y largo plazo el sistema sanitario sea más eficiente.

Con ello se avanza un paso más dentro del Plan de Actuación de renovación e incorporación de nuevas infraestructuras sanitarias y equipamientos electromédicos de alta tecnología que la Consejería de Salud y Familias está llevando a cabo en los centros sanitarios de la provincia de Huelva.

CSIF dona juguetes educativos al área de Pediatría del Juan Ramón Jiménez

Los Reyes Magos enviados por el sindicato visitan a los más pequeños que estos días permanecen en el centro hospitalario

El sindicato CSIF ha donado juguetes educativos para la sala de juegos del área de Pediatría del hospital Juan Ramón Jiménez. Se trata de una zona donde los más pequeños pueden acudir a divertirse mientras dure su estancia en el centro. Juguetes educativos, puzles, juegos de mesa y pinturas han sido los presentes que han llevado esta mañana sus Majestades los Reyes Magos de Oriente quienes, además, han visitado a los niños que tienen que pasar estos días en el hospital. Debido a las medidas de seguridad y prevención derivadas de la pandemia, el rey Gaspar, avisado por CSIF, ha saludado a los pequeños y a sus familias desde las ventanas exteriores de las habitaciones repartiendo ilusión y ofreciendo aliento a las familias. “Hemos recibido de los pequeños un cariño enorme y nos vamos con la satisfacción de haber encendido la luz de la ilusión en sus ojos en el día de hoy”.

Desde la central sindical se ha agradecido al hospital “su disposición a colaborar con esta iniciativa”. El presidente provincial, Juan Manuel Quilón, explica que “como agente social, estamos comprometidos con la mejora de la calidad de vida de los onubenses manteniendo nuestra línea solidaria como eje central de nuestra acción social. Tenemos una responsabilidad con la sociedad que incluye, además del plano laboral, el ámbito social en toda nuestra provincia”.

Además, el Rey Gaspar ha cumplido la petición de CSIF para rendirle un pequeño homenaje al personal del centro hospitalario agradeciéndole su labor, su esfuerzo y su entrega.

Por otra parte, sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, han visitado esta mañana la sede del sindicato CSIF en la capital tras dos años de ausencia por la pandemia de la Covid-19. Melchor, Gaspar y Baltasar han recogido las últimas cartas de los niños que todavía no habían podido enviarlas y han escuchado sus peticiones para la noche más mágica del año: el 5 de enero. Los más pequeños han podido fotografiarse con su Rey favorito mientras le entregaban la lista de deseos para este año.

Sus Majestades, además, han repartido regalos -todos ellos juguetes educativos- entre las niñas y los niños de familias afiliadas al sindicato. Más de 280 pequeños han acudido a esta cita, tradicional en CSIF, que tuvo que ser suspendida las dos últimas navidades por motivos relacionados con la crisis sanitaria. En esta ocasión, la central sindical ha realizado un esfuerzo para que los Reyes Magos volvieran a la sede provincial garantizando todas las medidas de seguridad y prevención, con control del aforo y el cumplimiento de todos los protocolos de higiene y distanciamiento social.

Melchor, Gaspar y Baltasar han recibido durante dos horas a las familias que confirmaron su asistencia y que recuperaban, así, “una tradición que cada año llena de ilusión la sede de CSIF y que, tras un paréntesis, vuelve al nuestro sindicato para despertar las sonrisas de los más pequeños”.

Los Reyes Magos han asegurado, además, que mañana cumplirán puntualmente con su cita recorriendo las casas de Huelva para que los niños onubenses reciban sus regalos, muy merecidos por ser tan valientes y responsables desde que comenzó la pandemia.

Primer taller en Huelva para recuperar el gusto y el olfato después del covid

La Junta destaca la «excelente» acogida de la sesión desarrollada en el Hospital Juan Ramón Jiménez

El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva ha impartido el primer taller dirigido a pacientes para el tratamiento rehabilitador del trastorno del olfato y el gusto postcovid.

Según ha indicado la Junta en una nota de prensa, la sesión, que ha contado con una «excelente» acogida, se enmarca en la Escuela de Pacientes Covid-19 que el centro viene promoviendo este año, con contenidos diversos de interés para los pacientes afectados y sus familias.

La médico rehabilitadora Marta Lopera, de la Unidad de Foniatría del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, ha sido la experta que ha desarrollado los contenidos y ha impartido el taller. El servicio de Calidad Asistencial del centro promueve y coordina el desarrollo de estas sesiones de la escuela de pacientes, con temática diversa de interés.

La ageusia o falta de gusto y la anosmia o falta de olfato son dos secuelas frecuentes tras la infección por SARS-COV-2. Estos trastornos afectan a la vida diaria de los pacientes que la sufren, siendo en algunos casos muy limitantes. Según los estudios, se ha contabilizado hasta un diez por ciento de pacientes en los que se mantienen estos síntomas de forma persistente.

Sin embargo, desde el centro hospitalario han señalado que en la mayoría de los casos suelen tener resolución espontánea en un período de tiempo variable. Mientras tanto, con el fin de alcanzar antes la mejoría o la recuperación de los mismos, se puede realizar tratamiento domiciliario para volver a entrenar estos sentidos.

Por eso, durante este taller se han explicado las técnicas y el procedimiento que se puede seguir en el domicilio. Primero, los asistentes ha recibido información en una conferencia introductoria y, posteriormente, se ha pasado a la sesión práctica en la cual cada paciente ha podido realizar los ejercicios guiados por los especialistas para entrenarse y poderlos después reproducir en casa.

La recuperación del olfato se basa en exponerse a los diferentes olores. En inicio, se han utilizarado aceites esenciales de características frutales, cítricas, florales y mentoladas, que pueden ir ampliándose en la gama de olores, con un apoyo visual que evoca las sensaciones que previamente los pacientes asociaban a esos olores, de forma que se reentrena la captación de los mismos.

En cuanto al gusto, parece ser una afección secundaria a la alteración del olfato, de forma que su recuperación va muy ligada al restablecimiento olfatorio. En este caso, igualmente se han entrenado las diferentes categorías (dulce, salado, ácido, amargo y unami) con alimentos en los que predominan esas sensaciones.

Desde el hospital han apuntado que esta terapia es la única avalada científicamente para la aceleración de la recuperación de estos sentidos, «siendo vital la constancia del paciente en la realización de estos ejercicios para alcanzar la meta propuesta». Por su parte, la sesión teórica y práctica contó finalmente con un espacio dedicado a la resolución de dudas de los pacientes en relación a estas secuelas.

En este punto, han señalado que debido al «gran interés» suscitado por este taller, los profesionales ya trabajan en la preparación de una segunda edición para pacientes y otra más, específica para personal sanitario. Asimismo, en octubre y noviembre están previstos otros talleres en el hospital en el marco de la Escuela de Pacientes Covid, enfocados al afrontamiento de la nueva situación desde el punto de vista psicológico y a la fisioterapia respiratoria para mejorar las secuelas de la enfermedad.

Premian al hospital Juan Ramón Jiménez por un caso clínico en nutrición de gran complejidad

Recibe el premio al mejor caso clínico en Nutrición de la Sociedad Andaluza de Endocrinología, Diabetes y Nutrición

El hospital universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva ha recibido el premio al mejor caso clínico en Nutrición de la Sociedad Andaluza de Endocrinología, Diabetes y Nutrición en la reunión anual «Carlos Santos».

En este foro científico se presentan y discuten los casos clínicos más complejos y de mayor interés en los diferentes ámbitos de la nutrición, la diabetes, la endocrinología y la obesidad, al que han optado este año un total de 70 participantes.

El trabajo galardonado, defendido por la especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez Luna Florencio, muestra el abordaje de un caso clínico singular de gran complejidad, con «un tratamiento del que no se ha encontrado referencia alguna en la literatura científica mundial, que ha conseguido mejorar sustancialmente el estado de salud y la calidad de vida».

Se trata de una persona joven, afectada de síndrome de intestino corto con fallo intestinal, con insuficiencia renal crónica, en hemodiálisis de difícil manejo y que ha supuesto todo un reto para su renutrición.

Se trata de un caso que ha requerido un intenso abordaje multidisciplinar por parte de las especialidades de Endocrinología y Nutrición, Nefrología, Aparato Digestivo, Cirugía General y Farmacia Hospitalaria, tanto a nivel facultativo, como enfermero y técnicos de dietética, cuya colaboración y búsqueda exhaustiva de las mejores opciones terapéuticas han sido fundamentales para mejorar sustancialmente su evolución clínica.

El síndrome de intestino corto es una enfermedad caracterizada por una reducción de la función intestinal por debajo del mínimo necesario para la absorción de nutrientes y/o agua y electrolitos. Además, cuando se asocia a un fallo intestinal, se requiere una suplementación nutricional intravenosa para mantener la salud del paciente.

En el caso premiado, a pesar de optimizar el tratamiento farmacológico y dietético indicado para esta patología, persistía la mala evolución clínica y nutricional, con gran pérdida de peso, de masa muscular y de líquido corporal, lo cual suponía una importante merma de su estado de salud y para la realización de las actividades de la vida diaria.

Finalmente, ante el mantenimiento de la desnutrición, se inicia tratamiento con un fármaco recientemente aprobado en Europa, aplicado aún en muy pocos casos, que representa el primer abordaje terapéutico no sintomático del síndrome de intestino corto.

Esto ha implicado a su vez un reajuste de su pauta de tratamiento de hemodiálisis, requiriendo un aumento de la dosis semanal de diálisis administrada, siendo fundamental la implicación y exhaustivo seguimiento de los facultativos de Endocrinología y Nutrición y de Nefrología.

Después de tres meses de tratamiento, se han conseguido «excelentes resultados», con una mejoría de su estado nutricional, hidratación y de la absorción intestinal, manteniendo los parámetros nutricionales analíticos en rangos de normalidad, con un aumento significativo de su capacidad funcional y su calidad de vida.

Matronas del Juan Ramón Jiménez denuncian recortes de personal de la Junta en plena pandemia

Denuncian que la plantilla tiene un déficit de cinco profesionales porque no se cubren las bajas ni jubilaciones desde marzo

El colectivo de matronas del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva ha denunciado la «falta de cobertura de personal» que a su juicio se produce en el centro hospitalario «al no cubrirse las bajas ni jubilaciones desde el mes de marzo», una falta de cobertura que se ve «agravada» por la covid-19, señalan.

A través de un comunicado, estas profesionales explican que el hospital tiene un déficit de cinco matronas en una plantilla de 30, por lo que solo hay cinco matronas repartidas entre las urgencias obstétricas, planta de preparto y área de partos durante 24 horas y una matrona en turno de mañana en la consulta de alto riesgo, detallan.

En base a ello, denuncian que las matronas «tienen que trabajar en sus días de descanso para cubrir las incidencias que esta situación ocasiona», lamentan, a lo que añaden que «la pandemia que estamos viviendo genera una sobrecarga asistencial a todos los niveles: aumenta la demanda de cuidados y la matrona, además, debe asumir tareas en Urgencias ginecológicas hasta ahora realizadas por enfermeras».

Desde el colectivo indican que, pese a solicitar en reiteradas ocasiones a la dirección del centro que ese puesto fuera ocupado por una matrona, esta reivindicación no fue considerada, por lo que, «a día de hoy, ese puesto queda desprovisto de enfermera durante los turnos de tarde, noche, fines de semanas, festivos y mañanas en que surjan incidencias, teniendo que asumirlo la matrona que esté en Urgencia de obstetricia», agregan.

Asimismo, señalan que, aunque la unificación del área de partos ha mejorado la atención a la mujer, el proceso de desfusión de los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena ha perjudicado a parte de la plantilla que sigue perteneciendo a este último a pesar de desempeñar su labor en el Juan Ramón Jiménez, una situación que ha originado que «las jubilaciones y las bajas no sean cubiertas, ya que ninguna de las dos gerencias las asume», explican.

Por último, el colectivo pone el acento en que «la matrona es el profesional especializado recomendado para garantizar la calidad y continuidad de cuidados en la atención a la mujer, recién nacido y familia durante el proceso de embarazo, parto y puerperio. Como profesionales responsables, consideramos que dicha situación nos obliga a exigir la inmediata solución de esta problemática mediante la incorporación de una matrona 24 horas en urgencias ginecológicas y la cobertura de las cinco matronas de plantilla pendientes», concluyen.

Premian un estudio sobre cáncer de pulmón coordinado por Antonio Pereira Vega

Un estudio de investigación en cáncer de pulmón del Hospital Juan Ramón Jiménez, coordinado por Antonio Pereira Vega, hijo de los campilleros Ernesto Pereira e Isabel Vega, ha sido premiado en el Congreso de la Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur (Neumosur), celebrado en Almería del 15 al 17 de marzo. Se trata de un estudio en el que los investigadores han obtenido, en el suero sanguíneo y la orina de los pacientes, una serie de biomarcadores que pueden resultar potencialmente útiles para el diagnóstico precoz de este tumor.

Pereira Vega, responsable del Servicio de Neumología y Alergia del Hospital Juan Ramón Jiménez, ha coordinado el trabajo en colaboración con José Luis Gómez-Ariza, catedrático del Departamento de Química Analítica de la Universidad de Huelva, mientras que el estudio ha sido expuesto por Byron Urizar, residente del Servicio. Los resultados ahora presentados son fruto de una intensa línea de trabajo que vienen desarrollando en los últimos años con el respaldo de la Sociedad Española de Patología Respiratoria (SEPAR) y de Neumosur mediante la dotación de diversas Becas de Investigación competitivas.

El cáncer de pulmón es el tumor que provoca mayor mortalidad, tanto en hombres como en mujeres. Esta mortalidad se relaciona, entre otros aspectos, con su frecuente diagnóstico tardío, en fases avanzadas, en las cuales las opciones terapéuticas son escasas. El tratamiento habitual en estos casos es la quimioterapia, la radioterapia o, recientemente, la inmunoterapia, siendo la supervivencia a los cinco años del 5-10%.

Sin embargo, cuando se diagnostica en fases precoces de la enfermedad, en las que habitualmente se puede realizar una cirugía con intención curativa, la supervivencia a los cinco años puede rondar el 65%. Por tanto, para intentar disminuir la mortalidad de este temido cáncer, resulta fundamental incidir en su prevención, fundamentalmente mediante la disminución del tabaquismo, su diagnóstico precoz y en los nuevos tratamientos oncológicos.

Este estudio se centra en su diagnóstico precoz utilizando técnicas avanzadas de análisis metabolómico en muestras de suero sanguíneo y orina, las cuales son obtenidas de forma muy poco invasiva, lo que podría permitir en un futuro próximo realizar screening de cáncer de pulmón en la población con mayor riesgo de padecerlo, como pueden ser fumadores mayores de 40 años y con patologías concomitantes o pacientes con enfisema pulmonar, entre otros.

Este hecho tiene gran relevancia clínica, ya que podría modificar las técnicas de screening seleccionando a personas que podrían ser candidatos posteriores a la realización de un TAC de baja dosis, incrementando la eficacia y eficiencia de dicha técnica.

Los resultados presentados por este grupo de investigadores pueden suponer un avance en la comunidad científica, al obtener una serie de metabolitos que se pueden utilizar como biomarcadores precoces del cáncer de pulmón. Además, estos metabolitos se relacionan claramente con vías metabólicas implicadas en el cáncer de pulmón, lo que valida claramente los resultados obtenidos.

Este grupo de investigación lleva trabajando en el diagnóstico precoz de esta enfermedad desde 2012, habiendo identificado mediante técnicas avanzadas de análisis químico (espectrometría de masas y cromatografía de gases) una serie de biomarcadores con gran potencial para su diagnóstico precoz. Estos prometedores resultados han sido publicados previamente en Proteomic, una de las publicaciones internacionales con mayor impacto a nivel de química analítica, y en la Revista Española de Patología Torácica, estando en vías de publicación en otras revistas internacionales de impacto.

El cáncer de pulmón ha sido uno de los temas estrella en el Congreso Neumosur, habiéndose presentado diversas comunicaciones relacionadas con su prevalencia, incidencia y mortalidad. En general, resulta destacable que a pesar de las intervenciones realizadas en los centros sanitarios, desafortunadamente se mantiene en la mayoría de los casos su diagnóstico en fases avanzadas de la enfermedad, con escasas posibilidades terapéuticas. Otros grupos de investigación también han presentado interesantes investigaciones sobre la genómica, con la intención de avanzar en su patogenia, la terapia génica o en el diagnóstico precoz.

Según destacan desde el Hospital Juan Ramón Jiménez, a pesar de que se mantienen las cifras elevadas de mortalidad en cáncer de pulmón en las últimas décadas, se abren nuevos horizontes en la lucha contra esta mortífera enfermedad. No obstante, añaden, «es fundamental seguir insistiendo en la prevención del tabaquismo, los nuevos tratamientos y en su diagnóstico precoz».