«Siempre llevo a Riotinto por bandera»

El hostelero Carmelo Rufo valora su nombramiento como Hijo Adoptivo en una entrevista concedida a Tinto Noticias

El nervense Carmelo Rufo Fernández será nombrado Hijo Adoptivo de Minas de Riotinto por su labor y desempeño en el municipio, tal y como TINTO NOTICIAS dio a conocer a través de esta publicación, en la que se hacía eco del Pleno conmemorativo del 180 aniversario de la constitución de Riotinto como municipio independiente, un Pleno donde se aprobó el futuro nombramiento como Hijos Adoptivos tanto de Rufo como del médico nervense Antonio Cornejo Castro.

Al igual que este periódico hiciese con Cornejo Castro, que valoró su nombramiento a través de esta entrevista concedida a TINTO NOTICIAS, esta redacción también ha querido contactar con Rufo Fernández para conocer su trayectoria y cómo se siente por ese reconocimiento, que recibe con mucha felicidad y alegría, ya que “he llevado siempre al pueblo por bandera y me siento muy acogido por los vecinos”, afirma.

Carmelo Rufo, cuya trayectoria ya fue abordada por TINTO NOTICIAS a través de esta publicación, ha dedicado casi toda su vida a Minas del Riotinto y es por ello que este nombramiento tiene como objetivo agradecer y reconocer todo lo que ha hecho por el municipio.

Rufo Fernández nació el 26 de noviembre de 1960 en Nerva, donde, con tanto solo 10 años, empieza a trabajar en el mundo de la hostelería. No es hasta los 17 años cuando se traslada a Riotinto para comenzar a trabajar en el Bar ‘El Canito’, donde va creciendo hasta que en 1995 inaugura su propio restaurante, el ‘Época’, junto a su mujer.

Para él, Minas de Riotinto es un pueblo muy especial, ya que desde que llegó se sintió muy acogido por la gente. Nos cuenta que “mi pasión por Riotinto es muy grande, porque es el pueblo que me está dando de comer y quiero luchar por él”, por lo que, cada vez que ha salido y ha recibido premios por su cocina, ha promocionado a Riotinto.

Este hostelero nervense ha sido pionero en muchas iniciativas que se han llevado a cabo en el municipio. La Feria de la Tapa Tradicional de la localidad fue invención suya y, además, ha recuperado tapas antiguas que se hacían en el pueblo para que los vecinos las pudieran disfrutar. También fue el creador de las quedadas moteras conocidas de Minas de Riotinto, así como de varias campañas navideñas, al tiempo que fue el fundador de la Asociación de Consumidores y Usuarios y de la Asociación de Comerciantes Industriales de Riotinto.

No solo eso. Rufo Fernández ha escrito además dos libros. El primero de ellos, publicado en 2018, es ‘Nunca faltaron flores’, del que acaba de salir publicada la séptima edición, de la que TINTO NOTICIAS informó a través de esta publicación. El segundo, por su parte, es una autobiografía que está a punto de salir a la luz y que se titulará ‘El niño sin cazones’.

Carmelo Rufo no ha parado de trabajar e innovar en el pueblo minero. También nos cuenta que introdujo una nueva moda en el municipio que bautizó con el nombre de “épocamanía”, que consiste en colocar fotos antiguas de la Cuenca Minera como decoración de su restaurante. Tras él, muchos sitios públicos han tomado esta idea.

La alcaldesa de Minas de Riotinto, Rocío Díaz Cano, asevera que el nombramiento de Carmelo Rufo Fernández es debido a todos los años de dedicación que ha tenido éste hacia el pueblo de Riotinto. Además, nos dice que “ha sido una persona muy comprometida con todas las personas del pueblo”, por lo que el Ayuntamiento ha decidido que era necesario nombrarlo Hijo Adoptivo.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS, nada más aprobarse su nombramiento, Carmelo Rufo Fernández señaló, durante el Pleno conmemorativo del 180 aniversario de Riotinto, que «siempre he querido a este pueblo y nunca he esperado nada a cambio», declaró visiblemente emocionado, tras lo que dio las «gracias a la Corporación Municipal» por este reconocimiento.

«En Riotinto me siento como en mi casa desde el primer día»

El médico nervense Antonio Cornejo Castro valora su nombramiento como Hijo Adoptivo en una entrevista concedida a Tinto Noticias

El médico nervense Antonio Cornejo Castro será nombrado Hijo Adoptivo de Minas de Riotinto tras 15 años de servicio en el pueblo, una decisión que para el médico ha sido una «gran sorpresa», ya que no se esperaba algo de tal calibre. Cree que se debe a su labor profesional, pues asevera que «siempre he intentado hacer mi trabajo lo mejor posible».

Tras aprobarse la propuesta de nombramiento, que tuvo lugar el pasado 3 de mayo en el Pleno conmemorativo del 180 aniversario del municipio riotinteño, este periódico ha querido contactar con Cornejo para conocer su valoración sobre el nombramiento y la trayectoria profesional y humana de este médico, que nació en Nerva el 2 de febrero de 1958.

Pasó su infancia en esa misma localidad, donde cursó también sus estudios de Primaria y Secundaria. Tras acabar sus estudios obligatorios se formó como médico en la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla, donde finalizó en el año 1981.

Empezó a trabajar en la Cuenca Minera en los años 90, concretamente en Zalamea la Real, donde estuvo hasta el año 2000, y posteriormente en Berrocal. No fue hasta 2006 cuando llegó al centro de salud de Riotinto, aunque desde joven tuvo contacto con ese pueblo, ya que su padre le llevaba al economato de la localidad en el antiguo tren. Además, antes de desempeñar sus funciones como médico, formó parte de una comparsa de Riotinto durante cuatro años.

Antonio, que en agosto de 2012 recibió la Torre de Nerva, nos comenta que entró a trabajar en Riotinto con un poco de incertidumbre, ya que no sabía cómo iba a encajar y cómo lo iban a recibir, pero asegura que «desde el primer día me sentí como en mi casa por la acogida y el trato de la gente». Siente un gran agradecimiento a la gente del pueblo por el recibimiento y el trato durante todos estos años. Para él, su trabajo en la localidad ha sido fantástico, ya que después de tantos años siempre ha sentido el cariño de los vecinos del pueblo.

La alcaldesa de Minas de Riotinto, Rocío Díaz Cano, nos cuenta que «Antonio lleva 15 años prestando servicio a la localidad y es un médico que no tiene horario y siempre está disponible para los vecinos del pueblo”. Es por ello que han considerado «imprescindible» nombrarlo hijo adoptivo.

Díaz Cano también nos cuenta que aún no saben cuándo se formalizará dicho nombramiento, ya que, con la situación del coronavirus, estos actos se encuentran parados, y quiere que este tipo de celebraciones oficiales se realicen con total tranquilidad.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS, nada más aprobarse su nombramiento, del que este periódico se hizo eco a través de esta publicación, Antonio Cornejo Castro señaló que, desde que llegó a Riotinto como médico, hace 15 años, se siente en este pueblo «como en mi casa».

«La sintonía con la población y con mis pacientes ha sido perfecta desde el primer día, lo que me da pie a sacrificar mi tiempo por ellos«, prosiguió el futuro Hijo Adoptivo de Riotinto, tras lo que dejó claro que «no por ser adoptado voy a ser más querido y menos correspondido, pues el roce hace el cariño y espero seguir rozándome con vosotros no solo en lo profesional, sino también en lo personal», concluyó.

Rafael Vargas, nombrado Hijo Adoptivo de Riotinto

El Ayuntamiento entrega también sus distinciones anuales a la Asociación Fantasía Infantil, Hogueras y Candiles, Unidos por el Alto, Conchi Lillo, Antonio Carrasco y todos los que contribuyeron a la extinción del incendio del verano pasado

El Ayuntamiento de Minas de Riotinto ha conmemorado este 3 de mayo el 177 aniversario de su constitución con un Pleno extraordinario en el que ha aprobado, por unanimidad, conceder el título de Hijo Adoptivo a Rafael Vargas González, con lo que el Consistorio ha querido reconocer «su trayectoria en la comunicación y en la cultura nacional e internacional tras la publicación de numerosos títulos de poesía y relatos en los que siempre ha destacado la importancia del sur y los años que vivió en Riotinto, concretamente en La Dehesa», según han informado desde el propio Ayuntamiento.

Asimismo, durante el Pleno, que ha estado cargado de gran emotividad y solemnidad, se hecho entrega un año más de una serie de reconocimientos a «personas e instituciones que han destacado en algunos de los aspectos fundamentales» de la sociedad, tal y como han añadido desde el Consistorio.

Este año, los reconocimientos han sido para los miembros de la Asociación Fantasía Infantil, que han cumplido 30 años en la confección de las carrozas del muicipio; Hogueras y Candiles, por su 40 aniversario cantando a la Navidad y difundiendo el villancico y la cultura local; la Asociación Unidos por el Alto, por los continuos proyectos de integración social; Conchi Lillo, riotinteña de brillante currículum académico y excepcional contribución a la investigación y divulgación científica; Antonio Carrasco, maestro y promotor de iniciativas en pro de la educación y autor de innumerables letras y composiciones infantiles; y todos los que contribuyeron a la extinción del incendio y conatos que sufrió la localidad el verano pasado: las agrupaciones de Protección Civil de Riotinto, El Campillo, Nerva, Gibraleón, Valverde del Camino, Cortegana y Palos de la Frontera, los coordinadores y directores del 112 y Plan Infoca, el delegado provincial de Medio ambiente, José Antonio Cortés, y la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos. 

A lo largo del acto, que comenzó con el discurso institucional de la alcaldesa, Rosa Caballero, y de la representante del Grupo Municipal Socialista, Rocío Díaz Cano, los miembros de la Corporación Municipal y los numerosos asistentes han podido también disfrutar de las piezas musicales interpretadas por Manuel Izquierdo, José Luis Pastor y Juan José Obes, a los que el Ayuntamiento ha aplaudido por su «brillante» actuación.

Desde la institución municipal han destacado que ha sido un «precioso y emotivo acto en el que ha estado presente en todo momento el ejemplo de entrega y constante sacrificio que todos los galardonados han hecho y siguen haciendo para que nuestro pueblo sea cada día más humano y niños y mayores podamos disfrutar del esfuerzo generoso de estos hombres y mujeres. A todos ellos, nuestro reconocimiento y gratitud», han concluido.

Foto: Ayuntamiento de Minas de Riotinto