Seis meses de prisión por agredir a un médico del Centro de Salud de La Orden

Lo empujó contra la pared y le dio dos puñetazos

El Juzgado de lo Penal 3 de la Audiencia Provincial de Huelva ha ratificado la condena impuesta en vista oral a seis meses de prisión y una multa de seis euros diarios durante un mes al acusado por un delito contra personal sanitario y de un delito leve de lesiones en octubre de 2020 a un médico del centro de salud de La Orden, aunque en ambos se aprecia la atenuante de reparación del daño, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

De este modo, la magistrada ha ratificado la condena ya que, «previamente a la vista se presentó escrito conjunto entre el Ministerio Fiscal, Acusación Particular y defensa de conformidad», además de que en el propio acto, «se procedió a dictar sentencia oralmente en los mismos términos», toda vez que «las partes aceptaron el fallo y expresaron su decisión de no recurrir, por lo que se decretó la firmeza de la sentencia».

Los hechos se remontan, según el escrito de sentencia, al 9 de octubre de 2020, cuando el acusado acudió al centro de salud de La Orden, de la capital, y accedió a la consulta de su médico sin permiso y «mostrándose agresivo con el facultativo porque este le había colgado una llamada realizada en la misma mañana tras ser insultado por el mismo».

En este sentido, el acusado, según indica la sentencia, «agarró al médico por el pecho, empujándolo contra la pared y dándole dos puñetazos en el rostro, agresión que acabó cuando el perjudicado consiguió salir de la consulta y ser auxiliado por el personal del centro».

Asimismo, como consecuencia, el facultativo sufrió «lesiones consistente en eritema y edema a nivel de frente, pómulo derecho y tabique nasal, importante edema conjuntival y edema parpebral».

Ante estos hechos, la magistrada del juzgado de lo Penal número 3 de Huelva ha ratificado la condena de seis meses de prisión con privación del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena como autor de un delito de atentado contra personal sanitario del art. 550 del Código Penal, en el que se aprecia la atenuante de reparación de dato del artículo 21.5 del Código Penal.

Por otro lado, el acusado ha sido condenado a la pena de un mes de multa con cuota diaria y seis euros y responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas por un delito leve de lesiones, según el artículo 147,2 del Código Penal, en el que se aprecia la atenuante de reparación del daño del artículo 21,5 del Código Penal.

Por otro lado, una vez finalizada la vista, el acusado fue notificado de que la pena de prisión «quedaba en suspenso durante dos años, pero en el caso de cometer un nuevo delito en dicho tiempo, se revocaría y se acodaría su ingreso en prisión».

Asimismo, el medico ha resultado «totalmente indemnizado por el acusado con carácter previo al acto de la vista sin tener que reclamar nada más por los hechos causados».

Comienzan las obras de ampliación del centro de Salud de Palos de la Frontera

Contará con una inversión de 786.223 euros

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha colocado este lunes la primera piedra para la ampliación y reforma del centro de salud de Palos de la Frontera. Se trata de una iniciativa, fruto de la colaboración con el Ayuntamiento de la localidad, en la que va a invertir un total de 786.223 euros para ampliar la superficie del mismo hasta los 740 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas.

Según ha indicado la Junta en una nota de prensa, en el acto Aguirre ha estado acompañado por el alcalde del municipio, Carmelo Romero; la delegada de la Junta en Huelva, Bella Verano; la delegada de Salud y Familias de la Junta en Huelva, Manuela Caro; y el gerente del distrito sanitario Huelva-Costa Condado-Campiña, Antonio Ortega.

En este sentido, Aguirre ha destacado la importancia de esta actuación, que va a permitir «incrementar los recursos» del centro sanitario a nivel general «para mejorar la calidad de la atención a la población y las condiciones en que desempeñan su labor los profesionales».

Por su parte, el alcalde, Carmelo Romero, ha trasladado su alegría ante el inicio de estas obras, ya que para Palos de la Frontera es «de vital importancia» la ampliación del Centro de Salud, «no solo por la mejora que va a suponer en cuanto a las nuevos prestaciones que se van a ofrecer a los ciudadanos», sino por «la mejora generalizada de los servicios sanitarios que se va a conseguir».

El proyecto, que ha sido redactado por los Servicios Técnicos municipales y supervisado por la Junta de Andalucía, contempla 250 metros cuadrados en la primera planta del centro de salud que se van a emplear en dotar a la infraestructura de un nuevo servicio de Rehabiltación, el cual estará compuesto por tres consultas, una sala completamente equipada para realizar los ejercicios, aseos y una sala de espera.

De este modo, los usuarios del centro podrán realizar su rehabilitación en la localidad sin tener que desplazarse hasta Huelva como hacían hasta ahora.

Además, con esta ampliación se sumarán otros 500 metros cuadrados más en la planta baja que se distribuirán según el plan funcional en seis nuevas consultas estándar, una sala polivalente, aseos, zona de comunicación con ascensor, sala de espera y un nuevo acceso cubierto para las Urgencias y la zona de ambulancias, según ha señalado la Junta.

Por otro lado, se va a realizar una completa renovación de toda la iluminación, que pasará a ser LED, y del equipamiento de climatización de todas las salas, con el consecuente ahorro energético que eso conlleva.

Asimismo, otra de las cuestiones que contempla el proyecto es la accesibilidad, ya que, además de los nuevos ascensores, «se va a facilitar la circulación a las personas con movilidad reducida en todo el espacio».

OTRAS INVERSIONES

El nuevo centro de salud de Palos de la Frontera se suma a las inversiones efectuadas durante el año pasado por la Consejería de Salud y Familias en Huelva dentro del plan de mejora de las infraestructuras sanitarias frente al Covid-19, enmarcado en la estrategia de la Junta ‘Andalucía en Marcha’.

De forma específica, en la provincia onubense gracias a este plan se han llevado a cabo un total de 82 actuaciones de mejora tanto en los centros de atención primaria como en los hospitales del sistema sanitario público por un importe de alrededor de 14 millones de euros entre obras ejecutadas y adquisición de equipamiento tecnológico, lo que constituye «una de las inversiones más importantes que se han acometido en Huelva en materia sanitaria en los últimos años», ha indicado la Junta.

De esta cantidad, 1,25 millones de euros se han destinado a los Distritos Sanitarios de Atención Primaria Huelva-Costa y Condado-Campiña, que han realizado 38 actuaciones, entre las que cabe destacar las obras de reforma y ampliación de las instalaciones y dotación de nuevo equipamiento en los centros de salud de Almonte, Matalascañas, Moguer, Cartaya, Tharsis, Alosno, Lepe, Beas y Trigueros, así como en diversos puntos de la capital y en la sede de los distritos.

A la ampliación que comienza este lunes en el centro de salud de Palos de la Frontera hay que sumar otros proyectos de similares características ya finalizados en La Palma de Condado e Isla Cristina, así como actuaciones de adaptación en los nuevos centro de salud de Gibraleón y Niebla y ampliación también de dependencias en los de Tharsis, Adoratrices y Bollullos, junto a mejoras en otros edificios sanitarios de su red de centros de atención primaria.

Cita con la solidaridad de los donantes de sangre este jueves en Riotinto

En el Centro de Salud entre las 17.00 y las 19.00 horas

El próximo jueves, día 17 de marzo, hay una cita con la solidaridad en Minas de Riotinto. Este día todos los riotinteños que quieran donar sangre y cumplan con los requisitos podrán hacerlo de 17 horas a 19 horas en el Centro de Salud.

Las colectas forman parte del calendario de extracciones diarias que se realizan en la provincia de Huelva para incrementar el número de donantes y garantizar el abastecimiento de componentes sanguíneos de los hospitales onubenses.

Desde el Centro de Transfusión, Tejidos y Células de Huelva destacan que la donación de sangre “no supone ningún riesgo para la salud” y es “un bien altamente necesario para la actividad sanitaria”, hasta el punto de que “se estima que los hospitales de la provincia de Huelva necesitan diariamente un mínimo de 80 bolsas de sangre para prestar asistencia a los pacientes”, explican.

Los requisitos para donar son tener entre 18 y 65 años y un peso igual o superior a los 50 kilogramos y no padecer anemia ni otros condicionantes de riesgo que faciliten el contagio de enfermedades, como por ejemplo la hepatitis, la sífilis o el sida. Los grupos sanguíneos más demandados son el A positivo y el O positivo, aunque por las características inmunológicas también tiene gran importancia el O negativo.

“La sangre donada permite mejorar y salvar las vidas de cientos de onubenses que han sufrido un accidente, necesitan un trasplante o luchan contra el cáncer”, remarcan desde el Centro de Transfusión, Tejidos y Células de Huelva, que anima por ello a todas las personas a participar en estas colectas.

El centro de salud de Punta Umbría suspende las citas previas por falta de médicos

La alcaldesa del municipio muestra su preocupación ante este hecho en plena sexta ola de la pandemia

La alcaldesa de Punta Umbría, Aurora  Águedo Borrero, se ha puesto este miércoles en contacto con la delegada territorial de Salud de la Junta de Andalucía en Huelva, Manuela María Caro, para que refuerce la atención sanitaria en el municipio.

El propio Centro de Salud de la localidad puntaumbrieña ha colgado un cartel en el que indica que, hasta el 15 de enero de 2022, sólo se dará cita en el mostrador para el día “por falta de médicos”. No hay citas previas disponibles.

“Ante la magnitud del problema” y con una tasa cercana a los 1.000 casos de contagios por 100.000 habitantes en esta sexta ola, Aurora Águedo le ha expresado que “se vuelve más urgente si cabe el refuerzo de la atención primaria en nuestro pueblo”.

En palabras de Águedo, “la delegación no puede abandonar la atención primaria y pública. Menos aún, en el periodo tan delicado que estamos viviendo, debido a la aparición de la variante Ómicrom y su vinculación con el aumento de contagios”.

Por este motivo, ha dicho la alcaldesa que espera que esta petición sea atendida “a la mayor brevedad posible y que le otorgue máxima preferencia, porque el mantenimiento de los servicios públicos sanitarios es vital en estos momentos”.

El Centro de Salud de Isla Cristina incorpora cinco nuevas consultas tras sus obras de ampliación

Supone una mejora en la calidad de la atención a la población y las condiciones en que desempeñan su labor los profesionales

La Junta de Andalucía, a través de los Distritos Sanitarios de Atención Primaria Huelva-Costa y Condado-Campiña, ha finalizado las obras de ampliación y reforma llevadas a cabo durante los últimos meses en el centro de salud de Isla Cristina, que posibilitan una importante mejora en la calidad de la atención a la población y de las condiciones en que desempeñan su labor los profesionales, así como reforzar en las instalaciones las medidas asistenciales y de seguridad que requiere la pandemia.

La delegada del Gobierno andaluz en Huelva, Bella Verano, ha visitado hoy esta actuación acompañada por el alcalde de la localidad, Jenaro Orta; la delegada territorial del ramo, Manuela Caro, y el gerente de los distritos, Antonio Ortega, que ha consistido en la construcción de una estructura unida al edificio principal dotada de cinco nuevas consultas de Medicina de Familia y Enfermería y sala de espera para los pacientes. En total, gracias a los trabajos acometidos, en los que la Junta ha invertido una partida de 297.261 euros, la superficie de las instalaciones sanitarias se ha incrementado en aproximadamente 150 metros cuadrados.

El proyecto de mejora ejecutado en la localidad isleña, cuyos nuevos espacios ya se encuentran en funcionamiento, forma parte del programa de inversiones en infraestructuras sanitarias impulsado por la Consejería de Salud y Familias con la finalidad de modernizar la red pública onubense y abordar las necesidades existentes en este ámbito, a la vez que aumentar los recursos disponibles para hacer frente a las situaciones originadas por la irrupción del Covid-19.

En este sentido, la ampliación del centro de salud de Isla Cristina no solo posibilita el aumento del número de consultas, sino que sirve también para el refuerzo de los dobles circuitos asistenciales Covid y no Covid que deben mantener los centros en la etapa actual, según establecen los protocolos ante al coronavirus del Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud y Familias. El objetivo que se persigue con la existencia de estos dobles circuitos es garantizar la protección de usuarios y profesionales, de forma que la atención tanto a los pacientes infectados o con sospecha como a los que presenten otros problemas de salud se lleve a cabo en recursos asistenciales diferenciados y en condiciones óptimas de seguridad.

En este mismo ámbito de atención al Covid-19, el centro también pasa a disponer de dispositivos específicos para vacunación, lo que favorece la accesibilidad de la población tanto al programa de inmunización Covid como a otras vacunas.

Por último, y en lo referente al personal y al desempeño de su actividad, las obras vienen a dar igualmente respuesta al déficit de espacios que existía en el centro, de manera que los profesionales no tienen que compartir como antes determinadas dependencias con otros compañeros, redundando así en la calidad del servicio que prestan a la ciudadanía.

Más inversiones

Las obras acometidas en Isla Cristina se suman a las inversiones efectuadas durante el año pasado por la Consejería de Salud y Familias en Huelva dentro del plan de mejora de las infraestructuras sanitarias frente al Covid-19, enmarcado a su vez en la estrategia de la Junta ‘Andalucía en Marcha’.

De forma concreta, en la provincia onubense gracias a este plan se han llevado a cabo un total de 82 actuaciones de mejora tanto en los centros de atención primaria como en los hospitales del sistema sanitario público por un importante de alrededor de 14 millones de euros entre obras ejecutadas y adquisición de equipamiento, lo que constituye una de las inversiones más importantes que se han llevado a cabo en Huelva en materia sanitaria en los últimos años.

De esta cantidad, 1,25 millones de euros se han destinado a los Distritos Sanitarios de Atención Primaria Huelva-Costa y Condado-Campiña, que han realizado 38 actuaciones, entre las que cabe destacar las obras de reforma y ampliación de las instalaciones y dotación de nuevo equipamiento en los centros de salud de Almonte, Matalascañas, Moguer, Cartaya, Tharsis, Alosno, Lepe, Beas y Trigueros, así como en diversos puntos de la capital y en la sede de los distritos.

En lo referente al presente ejercicio 2021, las inversiones en los distritos onubenses ascienden a 752.000 euros. A esta última ampliación ya completada en el centro de salud de Isla Cristina hay que añadir otro proyecto de similares características en su recta final en La Palma del Condado, así como otras actuaciones de adaptación en los nuevos centros de salud de Gibraleón y Niebla y ampliación también de dependencias en los de Tharsis, Adoratrices y Bollullos, junto a mejoras en otros edificios sanitarios de su red de centros de atención primaria.

Salud reanuda la cita previa presencial en centros de salud de la Costa y el Condado

Esta medida se irá implantando de forma progresiva durante este mes y se compaginará con la asistencia por vía telefónica

Los centros de salud dependientes de los Distritos Sanitarios de Atención Primaria Huelva-Costa y Condado-Campiña reanudarán progresivamente durante este mes de septiembre la petición de cita previa directa de carácter presencial con el personal sanitario, una medida encaminada a potenciar la accesibilidad de la población a los servicios de atención primaria, una vez que la situación epidemiológica por la pandemia de Covid-19 y el avance de la campaña de vacunación así lo permiten.

Se trata una actuación que se irá reactivando de manera gradual en todos los centros de salud y consultorios de los distritos y que se compaginará con las consultas telefónicas y presenciales a demanda del profesional que han venido funcionando como principal vía de asistencia a la ciudadanía desde la declaración del estado de alarma el año pasado a raíz de la irrupción del coronavirus.

De esta forma, un porcentaje de las citas diarias que ofertan los centros sanitarios serán directamente presenciales para aquellos usuarios que opten por solicitar este tipo de asistencia. Los canales para la obtención de estas citas serán los habituales: en la página web del Servicio Andaluz de Salud (SAS) a través de ClicSalud+ (http://lajunta.es/2a5ny), mediante la aplicación móvil y el teléfono de Salud Responde (955 54 50 60) o contactando con el centro de salud.

Desde los distritos sanitarios se quiere trasladar a la ciudadanía una serie de recomendaciones antes de elegir una cita presencial directa: si tiene síntomas sugestivos de Covid-19 o se encuentra en aislamiento domiciliario, debe coger cita telefónica y, si requiere atención no demorable, acudir al circuito Covid del centro. Si se trata de un trámite burocrático o un problema asistencial leve que cree puede resolverse de forma no presencial, pida cita telefónica. Si es un problema administrativo, acuda al mostrador de atención al usuario del centro. Y si presenta una demanda de asistencia no demorable, acuda al centro sin cita y será valorado en la consulta de acogida.

El SAS quiere remarcar que la atención presencial a la ciudadanía se ha mantenido durante toda la pandemia. Como medida de seguridad para usuarios y profesionales a fin de minimizar el riesgo y evitar contagios, en el marco del Plan de Contingencia frente al Covid-19 en Atención Primaria, los centros de salud reforzaron la atención telefónica como método principal de asistencia a la población. Este sistema de consulta se aplica siempre y cuando el profesional sanitario considera que no es necesaria la presencia del paciente. Si el profesional estima oportuno que el paciente acuda al centro, se le facilita de forma inmediata una cita presencial.

Del mismo modo, si un usuario tiene una urgencia o demanda cualquier otra cita o trámite que no sea demorable, puede acudir personalmente al centro de salud, donde tiene garantizada la asistencia.

La consulta telefónica se incrementó notablemente al comienzo de la pandemia y durante este año se ha ido reduciendo a la par que ha ido aumentando la consulta presencial. Así, en la actualidad el porcentaje de consulta presencial ya representa más del 30% de la actividad de los centros de salud de los Distritos Huelva-Costa y Condado-Campiña, mientras que el porcentaje de consulta telefónica ha descendido al 55% en el caso específico de los médicos de familia.

Con la reactivación y la apertura de las agendas a estas nuevas citas, se da un paso más al posibilitar que el usuario pueda solicitar que sea atendido directamente por el profesional sanitario sin necesidad de un filtro previo telefónico.

Junto al impulso de los cuidados presenciales y el mantenimiento de la atención telefónica para aquellos casos que se puedan resolver por esta vía, los centros de salud van a seguir aplicando otras medidas de seguridad recogidas en el Plan de Contingencia frente al Covid-19, como son los dobles circuitos asistenciales diferenciados para pacientes con sospecha de infección y para aquellos que presentan otro tipo de patologías o necesidades, así como el triaje de acceso en los centros.

Nueva Estrategia de Atención Primaria

La puesta en marcha de esta última actuación forma parte de la nueva Estrategia de Atención Primaria en la que está trabajando la Consejería de Salud y Familias, de la mano de las sociedades científicas, para definir e implementar las medidas estructurales sobre las que debe fundamentarse este nivel asistencial en los próximos años.

Los objetivos primordiales que se persiguen a través de esta nueva estrategia pasan por mejorar la accesibilidad de los ciudadanos a la atención primaria, potenciar el uso de medios telemáticos para agilizar la respuesta asistencial, desarrollar proyectos para reforzar la capacidad de resolución, garantizar la continuidad asistencial, promover la relación médico-paciente y disminuir los tiempos de espera.

Las líneas de acción en las que se sustenta este plan son: la mejora de la accesibilidad, la gestión eficiente de la demanda asistencial, la promoción de la atención a la cronicidad y un modelo sociosanitario, el refuerzo de Salud Mental y apoyo a los cuidados paliativos, potenciar la atención a la comunidad, implementar nuevos perfiles profesionales (como el administrativo de la salud o las enfermeras escolares), conseguir la desburocratización de la atención primaria, revisar la cartera de servicios y avanzar en la capacidad diagnóstica y comunicación.

En el ámbito de la accesibilidad, entre las principales medidas contempladas destaca la revisión de los cupos en base a la demanda y a la actividad profesional de los equipos, con objeto de establecer 30 pacientes programados en la agenda diaria de los médicos de familia y garantizar una asistencia media estimada de 10 minutos.

Otro de los avances previstos es la ordenación de la respuesta asistencial de forma que se puedan implicar los diferentes profesionales de los equipos de atención primaria, estableciendo la protocolización de los motivos de consultas más frecuentes, con el fin de dar respuesta a consultas de baja complejidad y orientar el resto al profesional que mejor pueda dar cobertura al motivo de la consulta.

CSIF denuncia la falta de dotaciones en el nuevo centro de salud de Isla Chica

El sindicato asegura que existen carencias en el equipamiento que impiden que las consultas puedan funcionar con las mínimas garantías asistenciales.


Como ya ocurriera en la localidad de Gibraleón, nuevamente se ha inaugurado un centro de Atención Primaria en la provincia, en esta ocasión en Huelva capital, sin la dotación necesaria para atender a una población de más de 20.000 usuarios. Ésta es la situación del nuevo centro de salud de Isla Chica según ha denunciado el sindicato CSIF, que ha podido contrastar la falta de dotaciones y de material clínico y de mobiliario en los equipamientos de las consultas.

La central sindical asegura que estas carencias impiden, a día de hoy, que se pueda funcionar con las mínimas garantías asistenciales por lo que los profesionales “se ven asaltados continuamente por la falta de medios para poder desarrollar la labor a la que están entregados con un nivel de compromiso que no se ve reconocido por la dirección Gerencia de este distrito, despreocupada por dotar adecuadamente el centro de salud desde su apertura”, ha lamentado el responsable provincial de Sanidad de CSIF, César Cercadillo. Estas deficiencias ya han sido denunciadas por el personal y han sido los representantes del sindicato los que han comprobado in situ los problemas de escasez de medios en este nuevo centro de salud de la capital.

Entre el material que falta para atender a los pacientes en las consultas se encuentran los carros de curas, lámparas de exploración, carros para consultas, medidores de INR (coagulómetros), tensiómetros de pared, otoscopios portátiles, bancos de acceso a las camillas, cortinas de intimidad para los usuarios o papeleras en los baños (actualmente se utilizan cajas de cartón).

Otras deficiencias
A esta lista de material necesario para que se pueda funcionar con normalidad como centro asistencial de salud también hay que sumar otras deficiencias que se presentan como centro para la vacunación masiva sin cita contra la Covid-19. En este sentido, CSIF ha corroborado que no se contemplan las medidas colectivas de seguridad en prevención de riesgos laborales para los profesionales del Servicio de Atención al Usuario (SAU); “se ha dejado el mostrador desprovisto de mamparas protectoras, y tampoco se ha realizado la correspondiente señalización en el suelo para que los usuarios cumplan con las distancias de seguridad establecidas por los protocolos”, indica César Cercadillo. 

Otro aspecto que CSIF ha querido denunciar son las numerosas deficiencias estructurales de este centro en el acceso de las personas con movilidad reducida. “Lejos de eliminar las barreras arquitectónicas, se tiene cerrado el acceso para usuarios con sillas de ruedas o carritos motorizados, por lo que se ven obligados a transitar por la carretera del aparcamiento para poder entrar al centro”, explica el responsable de Sanidad de la central sindical. Además, la escalera de acceso a la parte alta del centro también se encuentra cerrada dificultando la entrada de los pacientes.

Estas condiciones son las que tiene que soportar los usuarios y los profesionales de Atención Primaria en este nuevo centro de salud de la capital y que son extensibles a la mayoría de centros de la provincia. La escasez de medios unida a la falta de cobertura de algunas categorías profesionales y la presión asistencial por la Covid-19, “hacen imposible poder atender la demanda sanitaria en los centros de salud, lo que está provocando un aumento de las bajas por estrés laboral de profesionales, quienes no soportan más esta situación”, insiste Cercadillo.

Homenajes públicos
En este sentido, la dirección Gerencia del Distrito Huelva Costa y Condado Campiña “no se ocupa de solucionar estos problemas que afectan directamente a la calidad asistencial, pero sí tiene tiempo para homenajear en actos públicos -como el de inauguración del centro de Isla Chica- a cargos intermedios que han pasado la mayor parte de su trayectoria laboral en puestos directivos”.

Por todo ello, desde CSIF se ha querido poner de relieve “las necesidades de los profesionales de la sanidad pública quienes tienen que desempeñar su trabajo con escasos medios y dotaciones para que los altos cargos del SAS y los políticos puedan ejecutar sus lavados de cara en público. Todo ello supone que la atención al paciente se vea degradada a cualquier precio”.

El nuevo centro de salud de Gibraleón abre sus puertas

La alcaldesa califica este 5 de abril como un día «histórico» para los vecinos y vecinas del municipio

El nuevo centro de salud de Gibraleón, perteneciente al Distrito Sanitario de Atención Primaria Condado-Campiña, ha abierto hoy sus puertas e iniciado su actividad de asistencia programada y urgente a la ciudadanía tras completarse en los últimos días la dotación del mobiliario de oficina y equipamiento electromédico, así como ejecutarse las obras de repaso y adecuación y otras actuaciones en materia de conexiones e informática necesarias para su puesta en funcionamiento.

La alcaldesa de Gibraleón, Lourdes Martín, ha destacado que «es un motivo de orgullo enorme poder contar que hoy 5 de abril se abren las puertas de nuestro nuevo centro de salud», algo «realmente emocionante», sostiene Martín, para quien este es un día «histórico» para los vecinos y vecinas de Gibraleón, quienes «estamos de enhorabuena», ha subrayado.

La regidora olontense ha explicado que «el edificio no disponía de Sala Covid» y que «para crearla se han hecho unas obras estos días para acondicionar un almacén y construir una rampa de acceso por un patio». Además, «se ha eliminado el césped de la entrada y se ha sustituido por chinos blancos», ha indicado la alcaldesa, a quien, eso sí, le hubiera gustado que «para estas obras la Junta hubiera contado con empresas de Gibraleón, que las tenemos y muy buenas», ha agregado.

Por su parte, la delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, ha mostrado su “satisfacción” y resaltado que “la Junta de Andalucía ha cumplido con su compromiso de abrir estas instalaciones en los primeros meses del año según lo planificado, propiciando una importantísima mejora no solo de la calidad de la atención y los servicios sanitarios que recibe la población de Gibraleón, sino del municipio vecino de San Bartolomé de la Torre, para la que también es centro de referencia como cabecera de zona básica de salud”. “Se trata de unas instalaciones con las que, en definitiva, se moderniza y potencia el conjunto la red de atención primaria en la provincia onubense”, ha añadido.

La construcción de esta infraestructura ha sido posible gracias a una inversión de un total de 2.640.665,81 euros. El 78% de esta cantidad ha sido aportado por la Consejería de Salud y Familias y el 22% restante por el Ayuntamiento en virtud del convenio de colaboración suscrito entre ambas instituciones para el desarrollo del proyecto. A esta cuantía hay que sumar 361.715 euros más destinados por la administración autonómica a la adquisición del material electromédico, mobiliario clínico y de oficina y a trabajos de adecuación.

El nuevo centro de salud olontense dispone de unas instalaciones que se caracterizan por su amplitud, modernidad y confortabilidad y estar adaptadas a los dobles circuitos asistenciales Covid y no Covid que requiere la actual situación de pandemia, así como por incorporar tres nuevos servicios que van a evitar los desplazamientos de la población a la capital para beneficiarse de los mismos, como son odontología, fisioterapia y rehabilitación y radiología.

En concreto, esta infraestructura tiene una superficie construida de 1.916 metros cuadrados, que supone triplicar el espacio del antiguo centro. Además del reseñable incremento en sus dimensiones y, por lo tanto, de sus diferentes instalaciones –duplica sus espacios funcionales, pasando de 21 a 43-, lo que favorece la accesibilidad y comodidad de usuarios y profesionales, entre las principales novedades del programa funcional destaca su refuerzo con los tres nuevos servicios mencionados: odontología, fisioterapia y rehabilitación y radiología, prestaciones que se van a incorporar progresivamente al centro y podrán ofrecerse de esta forma en el propio municipio.

Por su parte, en lo referente a la atención al Covid-19 se encuentra ya preparado con doble equipo asistencial, circuito específico y punto Auto-Covid para la realización de pruebas de diagnóstico, han explicado desde la Junta de Andalucía

Recursos estructurales

En el apartado de recursos estructurales, el nuevo centro cuenta con una amplia área de atención al público, dotada de zona de administración, recepción, módulo de espera, gestoría de usuarios, comunicaciones y archivo. En esta área se localizan también los despachos del trabajador social y salud pública.

En cuanto a la clínica de adultos, está integrada por 7 consultas de medicina de familia y 5 de enfermería, a lo que hay que añadir el área de urgencias, que está conformada por 5 consultas. En comparación con el antiguo centro, aumentan en 2 y 4 las consultas de enfermería y urgencias, respectivamente. Por su parte, la clínica pediátrica tiene dos consultas.

Otra de las novedades es la inclusión de una consulta específica para las intervenciones de cirugía menor ambulatoria, así como para matrona, enfermera gestora de casos y otra de uso polivalente. Igualmente, se han añadido espacios exclusivos para los talleres de educación sanitaria.

En el caso de los servicios de nueva incorporación, agrega un gabinete odontológico, el área de fisioterapia -integrada por consulta, sala de rehabilitación y electroterapia, vestuarios y módulo de espera- y el área de radiología -con consulta, sala de rayos, cabina-vestidor, zona de revelado, control-informes y módulo de espera-.

Las nuevas instalaciones incluyen además espacios destinados al uso de los profesionales -despacho de dirección, biblioteca, sala de juntas, sala de estar, dormitorios y vestuarios-, así como aseos adaptados a las personas con movilidad reducida, sala de residuos y almacén.

CSIF denuncia “insalubridad” y ratas en el centro de Salud de Rosal de la Frontera

El sindicato lleva pidiendo desde el año 2017 la apertura del nuevo centro por las continuas deficiencias

El sindicato CSIF ha exigido al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que agilice la licencia y el suministro de luz en las instalaciones del nuevo centro de salud de Rosal de la Frontera para que se pueda hacer un traslado que está pendiente desde el año 2017. En ese año, la central sindical ya denunció la “lamentable” situación en la que se encontraba el centro y ya por entonces se contaba con un nuevo edificio para albergar las dependencias. Desde entonces, la situación no ha mejorado y se ha puesto en evidencia durante las últimas semanas tras las recientes lluvias.

Gran parte de las instalaciones se inundaron y proliferaron ratas en el interior. Humedades, mobiliario destrozado y cristales y tuberías rotas se suman a la lista de deficiencias que viene arrastrando el centro de salud de Rosal desde hace años. CSIF habla de insalubridad y de peligrosidad para pacientes y profesionales. “Tal es la situación que se ha cerrado de forma parcial el centro, donde sólo se atienden urgencias a día de hoy”, explica César Cercadillo, responsable provincial de Sanidad de CSIF. El portavoz sindical asegura no entender cómo “desde hace cuatro años hay un edificio a disposición de la Junta para albergar el nuevo centro de salud y aun a día de hoy no se ha hecho el traslado, más aun considerando la cantidad de deficiencias que se vienen registrando”.

Desde hace unos días, la central sindical ha constatado el “penoso” estado del centro de salud, con charcos en el interior de las instalaciones, cables mojados y humedades. Todo ello ha provocado que “las ratas campen a sus anchas por el centro de salud y que los propios trabajadores hayan tenido que sacarlas hasta del interior de algunos equipos de refrigeración”, cuenta Cercadillo.

Por todo ello, la semana pasada CSIF trasladó por escrito a la delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, la “insostenibles condiciones” en las que tienen que trabajar los profesionales y en las que los pacientes son atendidos, poniendo en riesgo su propia salud por la falta de higiene y la peligrosidad añadida por el deterioro de las instalaciones. La central sindical describe cómo hay puertas arregladas con cartones y cinta adhesiva; cables sin protección; paredes con azulejos caídos; o mobiliario y material partido. “Evidentemente no se cumple la normativa sobre prevención de riesgos laborales ni las condiciones mínimas de higiene y seguridad”, ha advertido CSIF.

En palabras de César Cercadillo, “está en juego la salud de las personas y es fundamental que sean atendidas lo mejor posible, en unas condiciones dignas”. El representante sindical ha tachado de “incomprensible” cómo disponiendo de unas instalaciones nuevas, el SAS ha permitido alargar la situación durante cuatro años. “Los pacientes se merecen un servicio de salud digno y de calidad, y si el SAS no agiliza los trámites para que se pueda hacer el traslado al nuevo centro de salud, CSIF tomará las medidas que sean necesarias antes de que suceda algún incidente que no tenga solución”, concluye Cercadillo.

Dos meses más de espera para el centro de salud de Isla Chica

La Junta realiza las obras de conexión con la red de saneamiento con una inversión de 141.000 euros

La Consejería de Salud y Familias, a través del Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha iniciado esta semana las obras para la conexión del nuevo centro de salud de Isla Chica, en Huelva capital, con la red de saneamiento, una actuación que no estaba incluida en el proyecto original de construcción de las instalaciones y que supone una inversión añadida de 141.327,87 euros.

Se estima que estos trabajos tendrán una duración aproximada de unos dos meses y se producen después de que el pasado 8 de enero se llevara a cabo la recepción de las obras de construcción del nuevo centro de salud, tras completarse la finalización de las mismas.

En paralelo con la acometida de saneamiento y conexión con el alcantarillado, el SAS continúa el proceso de dotación del nuevo centro de salud para su puesta en marcha. En este sentido, el Distrito de Atención Primaria Huelva-Costa, al que pertenece el centro, ha recepcionado una nueva partida de mobiliario y equipamiento clínico, que se suma a las adquisiciones de material ya efectuadas y a otras que seguirán llegando a continuación. Una vez resueltos los procedimientos de contratación, en las próximas semanas se recepcionará el equipamiento completo del nuevo centro.

Toda esta serie de acciones ratifican el compromiso de la Junta de Andalucía con la apertura de las instalaciones cuando se completen los trabajos en curso, que han obligado a retrasar el cronograma previsto inicialmente, y poder dar respuesta así a una reivindicación histórica de los usuarios y profesionales sanitarios de esta zona de la capital onubense.

El Gobierno andaluz ha invertido un total de 3.491.499,54 euros en las obras de edificación de este nuevo centro sanitario, cofinanciados en un 80% a través de fondos FEDER.

Descripción de las instalaciones

Según el programa funcional diseñado por el SAS, las nuevas instalaciones disponen de una superficie construida de 2.566 metros cuadrados, en la que se distribuyen un área de atención a la ciudadanía, un área asistencial y otra de dispositivos de apoyo, entre sus principales espacios. Todo ello caracterizado por sus amplias dimensiones, lo que favorecerá la asistencia a la población y la labor del personal.

El departamento de atención a la ciudadanía cuenta con dependencias para recepción, administración y despacho. Por su parte, el área asistencial está integrada por zona de atención inmediata (urgencias), que incorpora dos salas de emergencias y una sala para procedimientos diagnósticos y terapéuticos; clínica de adultos con 20 consultas estándar y 2 polivalentes, y clínica de pediatría con 5 consultas y sala de lactancia.

En cuanto al área de dispositivos de apoyo, la principal novedad se encuentra en la incorporación de un gabinete de odontología equipado con consulta, sala y almacén, que se sumará a la cartera de servicios del centro. Este dispositivo será de nueva creación, por lo que va a permitir cuando entre en funcionamiento tras la apertura del centro ampliar la cartera de servicios que desde el centro se ofrecerá a la ciudadanía. A ello hay que añadir consulta y sala para cirugía menor, así como otro espacio para educación sanitaria.

Todos los recursos asistenciales incluyen sus correspondientes módulos de espera para la estancia de los pacientes.

Otras dependencias recogidas en el programa funcional son los despachos para el trabajador social, enfermera gestora de casos y salud pública, así como una zona específica para los profesionales con sala de estar, vestuarios, biblioteca/sala de reuniones, aula de docencia y despacho de dirección.