Piden extremar las precauciones en un tramo de ‘La Sonrisa de Rafa’ que coincide con una montería

La Sociedad de Cazadores Peñas Berroqueñas ha hecho un llamamiento a la responsabilidad

La ???????? ?? ????????? Peñas Berroqueñas de Berrocal, ha hecho un llamamiento a extremar las precauciones el próximo sábado 22 de enero por si para los entrenamientos previos a la carrera que se llevará a cabo de ‘La Sonrisa de Rafa’ ya que se celebrará una ??????í? en la mancha del Cabezo del Águila.

Esta zona coincide con un tramo del recorrido de la prueba por lo que desde el Ayuntamiento se ha pedido que seamos responsables y «extrememos las precauciones, evitemos desplazamientos a zonas que puedan suponer un riesgo para la integridad física».

No obstante desde el Ayuntamiento de Berrocal han aclarado que el día de la carrera, el 29 de enero, no habrá coincidencia con la montería.

Rescatan a un perro que cayó a un pozo de mina en Zalamea

Cazadores de Valverde consiguieron extraer al podenco que estaba a nueve metros de profundidad

Tres cazadores de Valverde del Camino han rescatado recientemente a un perro de caza que cayó por accidente en un antiguo pozo de mina abandonado de nueve metros de profundidad mientras participaba en una batida de gestión de jabalíes y ciervos que se celebraba en la Sociedad de Cazadores «El Pozuelo» del municipio de Zalamea la Real.

Según ha informado la Federación Andaluza de Caza, Luis Cejudo, propietario del podenco paternino Tobi de dos años de edad, se percató durante la batida que su perro se había perdido. Gracias al sistema GPS que portaba el perro, su dueño pudo geolocalizarlo y comprobar que había caído a un antiguo pozo de mina vertical, de nueve metros de profundidad y de una anchura aproximada de 1,5 metros que se encontraba apenas señalizado por una una malla de obra en mal estado.

Desde ese momento, este cazador de la localidad vecina de Valverde del Camino activó junto a su hermano y su compadre un operativo de rescate para recuperar de inmediato a Tobi: «primero localizamos una escalera de 10 de metros de altura y una cuerda de 20 metros de gran resistencia que sirviese de arnés para la persona que se introduciría en el pozo. Después lo transportamos todo en un coche con baca hasta el lugar del rescate y por último iniciamos el rescate. Para ello, mi hermano bajó por la escalera hasta el fondo del pozo atado con una cuerda que sujetábamos mi compadre y yo desde arriba para asegurarlo» explica Luis Cejudo sobre un rescate que duró aproximadamente dos horas y que terminó con Tobi en los brazos de su dueño al borde del pozo.

No es la primera vez que cazadores protagonizan el rescate de un perro caído en uno de estos pozos, que por la zona son bastante comunes y que se encuentran en completo desuso. «Esos pozos son un peligro no sólo para los perros, sino también para las personas: cualquier senderista o amante de la naturaleza podría caer en ellos por accidente» explica Cejudo quien añade que «la Administración debería emprender algún tipo de acción para obligar a señalizarlos correctamente o incluso sellarlos en caso que no sirvan para nada e imponer sanciones para quien los abandone generando un peligro innecesario en el campo».

Precisamente, tras tener conocimiento de este suceso, la Junta Directiva de la Sociedad de Cazadores «El Pozuelo» ha decidido tapar el pozo donde se produjo este accidente asumiendo íntegramente el esfuerzo ecónomico que se deberá realizar para proceder al tapado.

Este rescate demuestra una vez más que un verdadero cazador nunca abandona o maltrata a su perro, ni siquiera en las peores circunstancias y condiciones. «Lejos de los estereotipos negativos que se vierten interesadamente como clichés contra los cazadores, este caso que hemos conocido en Zalamea La Real refleja la verdadera relación entre un cazador y sus perros» explica José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza, quien ha felicitado a los tres cazadores por su gesto.

Featured Video Play Icon

Investigan a cazadores en Riotinto por capturar aves con artes prohibidas

La Guardia Civil ha liberado a 68 pájaros y ha detectado a once personas que podrían realizar esta práctica en toda la provincia

 La Guardia Civil ha procedido a la investigación de 11 personas por su implicación en diversos delitos contra la “Flora y Fauna”,  por cazar ilegalmente aves fringílidas con medios prohibidos, algunas de estas investigaciones se han llevado a cabo en la localidad de Minas de Riotinto.

Los dispositivos se ha desarrollado, durante el pasado mes, por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), dentro de los operativos que se desarrollan para perseguir las prácticas ilegales de caza de fringílidos en diferentes puntos de la provincia.

Los supuestos autores fueron sorprendidos en las localidades de Bollullos Par del Condado, Punta del Moral-Ayamonte, Lucena del Puerto, Minas de Riointo y Huelva capital capturando aves como jilgueros, verdecillos, luganos, con artes prohibidas (redes abatibles, perchas, pegamento entre otras) para su posterior venta a terceros, encontrándose alguna de las mismas catalogada como especie protegida.

Durante las actuaciones se incautaron 68 aves, siendo liberadas aquellas que se encontraban en buen estado, procediéndose a la intervención y retirada de múltiples medios prohibidos utilizados.

Una directiva de la Unión Europea relativa a la protección de las aves obliga a España a establecer medidas para conservar las especies que viven en estado salvaje, por lo que las diferentes Comunidades Autónomas han tenido que dejar de autorizar la caza y captura de aves cantoras en sus territorios. En Andalucía desde el año 2018 no se encuentra autorizada esta práctica.

Comienza la peor temporada de caza para la Cuenca Minera

Riotinto Fruit deja tirados a los 600 cazadores de la comarca, que temen que la empresa quiera conceder sus cotos a sociedades foráneas

Los alrededor de 600 cazadores de la Cuenca Minera de Riotinto se enfrentan desde este domingo a la peor temporada de caza que recuerdan. La empresa Organic Citrus (antigua Riotinto Fruit) sigue en sus trece y no ha dado marcha atrás a la decisión que adoptó el pasado mes de julio: suspender la concesión de sus terrenos a las seis sociedades de caza de la comarca, que venían desarrollado su actividad cinegética en estos espacios desde mucho tiempo atrás, cuando los terrenos pertenecían a la compañía minera de Riotinto.

Los cazadores de la zona confiaban en que finalmente podría producirse una rectificación por parte de la empresa, pero la temporada andaluza de caza comenzó este pasado domingo y, al menos de momento, Organic Citrus no han movido ficha, así que ninguno de los aproximadamente 600 cazadores que pertenecen a estas sociedades han podido desarrollar su actividad en estos terrenos durante el inicio de la temporada.

Representantes del colectivo se han puesto en contacto con TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- para mostrar su malestar con la decisión de la empresa hortofrutícola, una decisión que atribuyen directamente al director de la compañía, Antonio Martínez Pereña, a quien acusan de incumplir su palabra. «Se comprometió con los alcaldes de la comarca a presentar un borrador y no lo ha presentado. Ni siquiera nos atienden, ni a nosotros ni a los alcaldes», señalan.

Las sociedades de cazadores de la Cuenca Minera temen que el director de la empresa quiera conceder estos cotos de caza a sociedades de fuera de la comarca, ya que la compañía no ha puesto aún encima de la mesa «ningún argumento» para quitarles los terrenos, aseguran. Además, «cuando la empresa necesitaba conceder permisos extraordinarios de caza para evitar daños a sus productos, se los concedía a cazadores de fuera, una situación que se dio hasta hace tres años, cuando la Junta de Andalucía le dijo que los permisos tenían que ser para los titulares de los cotos», añaden.

Representantes del colectivo inciden además en las facilidades que la empresa ha recibido de la comarca desde que se implantó en la zona, cuando, «gracias a los acuerdos de diversificación económica de la Cuenca, la antigua compañía minera, Ercross, le vendió los terrenos a un precio muy por debajo del valor de mercado», señalan. Además, recuerdan que, tras el incendio que calcinó la antigua nave de la empresa, la Administración pública costeó el 100 por 100 de la nueva central hortofrutícula, situada en El Campillo, lo que supuso una inversión de «unos 2.000 millones de las antiguas pesetas», explican.

Ante ello, los cazadores de la Cuenca Minera hacen una llamada a la empresa para «que dé marcha atrás antes de que se inicien otro tipo de acciones. La responsabilidad social de la empresa se tiene que dejar sentir en la comarca y, sin embargo, esta es la compañía que menos deja de todas y, con esta decisión, aun menos», agregan.

Los cotos de Organic Citrus representan más del 50 por ciento de los terrenos de caza de que hasta ahora disponían las seis sociedades de la comarca: una de Nerva (Sociedad de Cazadores de Nerva), una de Zalamea la Real (Sociedad de Cazadores de Zalamea), dos de Minas de Riotinto (Sociedad de Cazadores de Riotinto y Sociedad de Cazadores La Dehesa) y dos de El Campillo (Sociedad de Cazadores Salvochea y Sociedad de Cazadores Traslasierra). Algunas de ellas pierden entre el 80 y el 100 por 100 de sus cotos, mientras que otras pierden un 30 por ciento, explican desde el colectivo.