Detectan el virus del Nilo en un caballo de Gibraleón

La Diputación ha pedido calma ya que la situación en la provincia está muy controlada

Por segundo año consecutivo el peligroso virus del Nilo ha vuelto a hacer aparición en Huelva y concretamente en Gibraleón donde también se detectó algún caso el pasado año.

Según consta en la relación oficial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta, el pasado día 18 de agosto se registró un foco que afecta a un caballo en la localidad olontense. Llama la atención que pese a que está colgado en el web y en los registros de sanidad animal, la administración autonómico no ha hecho pública aún la presencia del virus en la provincia que ya se ha cobrado la muerte de una vecina de Coria (Sevilla) además de otros dos vecinos hospitalizados.

En 2020, el virus que se transmite a través de la picadura de un mosquito, se cobró la vida de siete personas, todas ellas de municipios aledaños a marismas en la provincia de Sevilla.

La Diputación de Huelva y su Servicio de Control de Plagas hayan realizado ha realizado a través de las redes sociaales un llamamiento a la calma ante la reaparición del virus del Nilo. Pide «serenidad» y aseguran que en la provincia de Huelva se encuentra «controlada», siendo tratada por personal experto en la materia.

Desde la Diputación afirman que “los tratamientos biocidas están siendo efectivos y en la mayoría de casos las plagas de mosquitos han sido por vertidos accidentales o aguas residuales”.

Encuentran seis caballos al borde de la muerte por desnutrición en Almonte

La Guardia Civil emprende acciones contra el propietario de un total de 15 equinos por maltrato animal

La Guardia Civil investiga al propietario de 15 equinos que se encontraban en estado de desnutrición severa en la localidad de Almonte (Huelva) por su presunta implicación en un delito de maltrato animal, al «no facilitar a los caballos las condiciones adecuadas higiénicas, alimenticias y veterinarias».

Según ha indicado el Instituto Armado en una nota de prensa, el dispositivo lo han llevado a cabo agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Doñana, tras tener conocimiento de la existencia de unos caballos en mal estado en una finca de la localidad onubense, por lo que el pasado día 17 de junio procedieron a la inspección de dicha finca junto con un veterinario de la Oficina Comarcal Agraria de Almonte.

Durante la inspección, acompañados por el dueño de la finca, tanto los agentes como el veterinario, observaron «la falta de higiene en el suelo, con acumulación de heces de los equinos, falta de agua y de suficiente comida para los animales».

Del total de los 15 caballos encontrados, entre machos y hembras, seis de ellos no tenía suficiente acumulación de grasa corporal y necesitaban urgentes cuidados veterinarios, por lo que fue necesario chequear a los animales, para comprobaciones hepáticas y renales.

Además cuatro equinos, necesitaban una fuente de hidratación y aporte de forraje (comida) de calidad para restablecer la flora intestinal. El resto de equinos presentaban «un estado aceptable», pero «estaban faltos de agua y de suficiente comida».

Por ello, al carecer los animales de las condiciones adecuadas higiénicas, alimenticias y veterinarias, así como no estar bajo revisión veterinaria, los mismo daban «síntomas de claro abandono del propietario», por lo que se ha procedido a su investigación por ser supuesto autor de un delito de maltrato animal, penada en el artículo 337 del código penal español.

Desde la Guardia Civil han recordado la campaña llevada a cabo contra el maltrato y abandono de animales domésticos ‘Yo sí puedo contarlo’, cuyo objetivo es concienciar a los ciudadanos para que promuevan medidas necesarias en la protección, ordenación y bienestar para los animales de compañía y solicitan que se denuncien las conductas contrarias al bienestar de los animales domésticos de las que se tenga conocimiento.

Prohíben los caballos en la Romería de El Campillo a partir de las doce de la noche

No podrá haber caballos en las calles a partir de las doce de la noche durante la Romería de El Campillo, que se celebra del 4 al 6 de mayo. Así se establece en un Bando Municipal de la alcaldesa del municipio, Susana Rivas, en el que se dispone que el horario oficial para el paseo de estos animales y de enganches será de 8.00 a 24.00 horas, por lo que queda «prohibida la permanencia de caballos en las calles de la localidad fuera de ese horario», añade.

A través de este Bando, que tiene como objetivo garantizar «la seguridad para todos los participantes» y conseguir «la vistosidad que nuestra romería merece», también se especifica que «los caballistas y cocheros deberán portar en todo momento la tarjeta equina y el recibo o copia autentificada del seguro de responsabilidad civil» al que obliga la Consejería de Agricultura para las concentraciones de equinos.

Asimismo, el Bando dispone que «queda prohibido el amarre de cualquier tipo de animal a casetas, farolas, protectores, señales de tráfico o cualquier otro elemento fijo o movible susceptible de utilización para este uso», así como que deben «permanecer siempre a la mano de una persona mayor de edad».

Además, también quedan prohibidos los movimientos al galope, al tiempo que se indica que «los caballistas menores de edad deberán ir acompañados de un mayor y contar con autorización expresa de sus padres o tutores, quienes asumirán «las responsabilidades que de tal hecho pudieran derivarse», añade.

Por último, el Bando señala que «los animales de tiro o montura deberán de estar correctamente herrados», para lo que se recomienda que se use «material antideslizante homologado».