CCOO Andalucía valora el «esfuerzo» de Atalaya Riotinto en materia de prevención de riesgos

Las dos partes alcanzan un compromiso de colaboración para mejorar los sistemas del futuro

La Federación de Industria de CCOO Andalucía y la Unión Provincial de CCOO Huelva, en el marco de su campaña de seguridad y prevención de la siniestralidad en el sector minero, han mantenido una reunión con la Dirección General de Atalaya Riotinto, en la que el sindicato ha podido conocer las cuestiones principales de la prevención de riesgos de accidentes y enfermedades profesionales en esta mina, al ser el sector minero «una de las actividades económicas en la que el riesgo potencial de siniestralidad es muy alto», aseguran desde la central sindical.

Según ha explicado el secretario general de la Federación de Industria de CCOO Andalucía, José Hurtado, “hemos podido comprobar las medidas preventivas que está realizando la empresa y el compromiso que ha adquirido con la seguridad y la salud de los trabajadores», por lo que «valoramos todos los esfuerzos que está realizando, puesto que para CCOO es fundamental la salud de los trabajadores», ha agregado, tras lo que, además, ha anunciado que «hemos alcanzado un compromiso de colaboración entre ambas partes en materia preventiva y mejora de los sistemas de prevención del futuro”.

Por su parte, el secretario general de Salud Laboral, Medio Ambiente, Afiliación y Servicios de CCOO Huelva, Diego Román, ha señalado que “las cifras de siniestralidad son muy distintas en las dos principales empresas que explotan los recursos mineros en Huelva», pues «Matsa, con la que queremos igualmente mantener una reunión desde las direcciones regional y provincial, ha sufrido cinco accidentes mortales en sus instalaciones desde el comienzo de su actividad, por lo que le hemos pedido actuaciones urgentes».

«Por el contrario, Atalaya Mining no ha sufrido accidentes mortales desde que retomó la actividad de la mina en 2015, aunque sí tenemos que lamentar accidentes graves que hacen que mantengamos nuestra preocupación y realicemos estas reuniones, que pretendemos que sean periódicas para que la colaboración y las distintas propuestas nos hagan avanzar en el objetivo de eliminar riesgos y reducir la siniestralidad laboral, en lo que todos, así nos consta, estamos interesados”, ha proseguido Román.

Desde CCOO se ha trasladado a la dirección su preocupación por «las acciones preventivas eficaces que tienen que llegar igualmente a las empresas subcontratadas, que es donde detectamos el mayor número de accidentes y problemas de seguridad debido a las múltiples y diferentes características que tienen cada una de dichas empresas», han indicado.

Por su parte, la dirección de la empresa ha detallado al sindicato, durante el encuentro, la política actual de coordinación empresarial y las distintas reuniones que mantiene, así como la reducción en lo posible de subcontrataciones sucesivas que dificultan aún más esa coordinación en prevención.

En este sentido, la empresa ha explicado que su sistema se ha basado en la implantación de la revisión preventiva de grupos heterogéneos de trabajadores sobre procedimientos de la actividad en puestos diferentes a sus puestos habituales, en las que, además, se quiere incluir a las personas trabajadoras de las empresas subcontratadas, una actuación «muy importante» de cara a la integración preventiva y efectiva en todas las actividades y la cultura organizativa de las empresas, han destacado desde CCOO.

Asimismo, durante el encuentro se abordó la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la empresa con la zona, donde «es tan necesario el impacto positivo del tirón económico de las distintas inversiones y creación de empleo que supone este sector con el compromiso acordado con los municipios de la Cuenca Minera y sus centros educativos, buscando la creación de nuevas líneas formativas en enseñanzas regladas, siendo una de las empresas más importantes para el empleo de la zona con casi 500 empleos directos y otros tantos en las empresas subcontratadas».

Igualmente, dentro de la RSC, se analizó la política medioambiental de la activad dentro de los límites y normas que la regulan; la situación energética, donde se destacan las inversiones a futuro que permitirán la producción, destinada al autoconsumo, de una central fotovoltaica de electricidad, con la consiguiente reducción del balance de CO2; la gestión avanzada del agua con la reutilización de toda la utilizada en el proceso; y proyectos de investigación que suponen abordar tecnologías más sostenibles en la extracción del cobre puntero en el sector.

Otro aspecto destacado de la reunión ha sido la formación, un aspecto que desde CCOO se entiende que podría ser reconducido tanto por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía como por la Cámara de Comercio de Huelva para las personas que estén interesadas en trabajar en esta actividad y que pasaría por la creación de módulos formativos en los institutos cercanos que permitan formar en las nuevas competencias más solicitadas para la minera como operador de planta química o sondeos, que de momento no están incluidos en las enseñanzas oficiales de la zona.

Ahora mismo, «la formación no reglada más especifica que se ofrece es a través de la Cámara de Comercio de Sevilla, en la que se imparte el curso de mantenimiento de instalaciones mineras y que podría ser igualmente abordado por instituciones de nuestra provincia, si tenemos en cuenta que la actividad prevista de la minería en la provincia va en aumento y tiene visos de permanecer bastantes años activa», han indicado desde el sindicato.

CCOO Huelva tiene iniciadas distintas iniciativas que persiguen la disminución de la siniestralidad del sector minero, realizando propuestas en la Comisión Provincial de Prevención de Riesgos laborales de la Delegación de Empleo de Huelva, así como reuniones con el propio delegado territorial en Huelva y sus responsables de la Inspección Minera. Igualmente, se han realizado reuniones con el Colegio de Ingenieros de Minas y la Dirección General de Minas de la Junta de Andalucía para analizar las altas tasas de siniestralidad en el sector, concluyen desde el sindicato.

Riotinto produce 14.353 toneladas de cobre el segundo trimestre de 2021

Las nuevas instalaciones y el precio del cobre permiten procesar más mineral de baja ley

Atalaya Riotinto Minera, operadora de la mina de cobre de Riotinto, ha presentado sus resultados operativos del segundo trimestre de 2021, que vuelve a arrojar cifras «positivas» para el Proyecto Riotinto, entre las que destacan las 14.353 toneladas de cobre metal producidas.

Estos datos mejoran los de trimestres anteriores y «siguen superando ligeramente las expectativas», indican desde la compañía, que asegura que, de hecho, apuntan a la parte alta de la máxima capacidad de diseño de las instalaciones, situada en 16 millones de toneladas anuales, todo ello «gracias al ritmo de tratamiento de mineral récord, que incluye mineral de baja ley, y unas buenas magnitudes de recuperación metálica», detallan.

En este sentido, se ha reportado una ley media de 0,42% frente al 0,44% que se marcó en el mismo trimestre de 2020. Asimismo, el dato de recuperación metálica sigue siendo «positivo», registrando una media del 84,83%, similar a la del ejercicio anterior.

«Todo ello a pesar de que la planificación minera a largo plazo para el yacimiento mantiene la estrategia de aprovechar el buen ritmo de tratamiento de las nuevas instalaciones y el alza en el precio del cobre para procesar más mineral de baja ley», añaden desde Atalaya, tras lo que afirma que esta estrategia añade solidez al modelo de negocio, maximizando el valor del yacimiento a largo plazo, y prolonga la vida del yacimiento onubense, todo ello en el marco de una coyuntura positiva continuada en el sector de la minería metálica.

Proyectos de Optimización y Sostenibilidad

A pesar de los buenos resultados, los técnicos de la compañía siguen trabajando en nuevas mejoras que aporten eficiencia al proceso. Entre ellas destaca el nuevo espesador de estériles, que está ya funcionando en pruebas, un nuevo elemento que, junto con el rediseño del circuito de cal, tiene el objetivo de reducir el consumo de reactivos y de energía, lo que supone una disminución de las emisiones, contribuyendo así a minimizar la huella de carbono de la operación, uno de los objetivos clave del Plan de Sostenibilidad de la compañía.

En este sentido, la compañía ha abordado en el periodo otros proyectos de responsabilidad, incluyendo la vacunación de su plantilla contra la COVID-19, la renovación del acuerdo de colaboración con todos los municipios de la comarca, para impulsar iniciativas de desarrollo local, o el curso de Operador Minero para desempleados de la Cuenca Minera.

Para Alberto Lavandeira, CEO en Atalaya Mining, «nuestras operaciones mineras continúan mostrando un desempeño robusto, con mejores datos de producción que los precedentes. Pero seguimos trabajando en implementar medidas de eficiencia, lo que implica añadir valor a nuestra mina. Y tampoco nos olvidamos de buscar más mineral fuera de Cerro Colorado, con diversos proyectos en los que tenemos depositadas muchas esperanzas», ha añadido.

Sobre Atalaya

Atalaya Riotinto Minera, filial de Atalaya Mining, es la operadora de la histórica mina de Riotinto, un nuevo proyecto minero que «incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental propios de la minería del siglo XXI».

Riotinto es hoy una mina de cobre a cielo abierto que ha producido 55.890 toneladas de cobre en concentrado en 2020. Cuenta con 197 millones de toneladas de reservas de mineral de cobre y trabaja constantemente en la identificación de nuevos recursos para seguir alargando la vida de la explotación, que actualmente se sitúa en 12 años.

La puesta en marcha del Proyecto Riotinto ha supuesto una «gran inversión industrial», incluyendo «importantísimas» mejoras ambientales y la creación de alrededor de 1.000 empleos directos, explican desde la empresa.

La mina de Riotinto renueva su acuerdo con los municipios de la Cuenca Minera

Los ayuntamientos de Zalamea y La Granada se suman a un convenio por el que Atalaya invertirá 367.000 euros anuales durante los próximos tres años

La compañía Atalaya Mining, operadora del Proyecto Riotinto, ha renovado este jueves, 1 de julio, su «gran» acuerdo de colaboración con los municipios vecinos a la explotación minera firmado en 2018, que hasta la fecha ha dado lugar a «numerosas intervenciones y colaboraciones para mejorar la vida de las personas de la Cuenca Minera».

Así lo han comunicado desde la propia empresa, que ha destacado que el objeto del nuevo acuerdo es seguir desarrollando programas de mejora de infraestructuras y otras actividades en los ámbitos social, educativo, ambiental y de desarrollo económico.

Para ello, la Fundación Atalaya se compromete a aportar 367.000 euros anuales durante los próximos tres años, han detallado desde la compañía, tras lo que ha explicado que, como novedad, además de Nerva, El Campillo, Campofrío y Berrocal, al acuerdo se incorporan Zalamea La Real y La Granada de Riotinto.

El convenio marco que da soporte a estas iniciativas lo firman la Fundación Atalaya Riotinto, entidad que ejerce la responsabilidad social de la compañía, y los citados seis ayuntamientos de la Cuenca Minera; y se suma así al que la compañía minera mantiene con el Ayuntamiento de Minas de Riotinto, recientemente renovado.

«Con esto, la empresa minera completa una estrategia integral de impulso a la comarca, trabajando con los siete municipios que la conforman», han subrayado desde Atalaya Mining, a lo que añade que las entidades firmantes «vienen a consolidar la cooperación entre las administraciones locales y el proyecto minero, impulsando las relaciones administrativas y de toda índole entre las partes».

Enrique Delgado, director general de Atalaya y vicepresidente de la Fundación Atalaya, ha resaltado la importancia de la inversión en Responsabilidad, afirmando que va “en línea con nuestro compromiso con el Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Globales a los que nos hemos adherido para ser una empresa cada día más sostenible, no solo en lo ambiental, sino también en lo social”.

Asimismo, ha destacado que “se ha optado por una estrategia comarcal porque tenemos el objetivo común de que la influencia positiva de las operaciones mineras llegue a todos los rincones de la Cuenca Minera”, al tiempo que se ha felicitado “porque seguimos profundizando en las excelentes relaciones que mantenemos con nuestros vecinos. Hemos conseguido dar continuidad y ampliar este marco estable de colaboración, que seguirá desarrollando proyectos que mejoren la vida de los ciudadanos”, ha agregado.

La Fundación Atalaya Riotinto

La Fundación Atalaya Riotinto está auspiciada por Atalaya Mining, empresa que ha puesto en marcha la histórica mina onubense de Riotinto y que mantiene un «compromiso con el desarrollo sostenible de sus operaciones desde su responsabilidad como actor productivo de relevancia en su entorno. Así, apoya iniciativas de carácter social y cultural y colabora activamente en la diversificación económica de la zona», añaden.

Atalaya Riotinto Minera, filial de Atalaya Mining, es la operadora de la histórica mina de Riotinto, un nuevo proyecto minero que «incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental propios de la minería del siglo XXI», concluyen.

La plantilla de Atalaya Riotinto se vacuna contra el covid

La empresa se suma al Plan Sumamos para contribuir a «llegar a la ansiada inmunidad de grupo»

Buena parte de la plantilla de Atalaya Riotinto, la compañía que explota la mina de esta localidad, se vacunó contra la covid-19 en la jornada de este pasado miércoles 30 de junio.

La vacunación ha sido posible gracias al Plan Sumamos, al que se ha sumado la empresa minera con este dispositivo que se ha desarrollado en colaboración con el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva (Agsnh), la Federación Onubense de Empresarios (FOE), la Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas, Auxiliares y de Servicios (Aminer) y Junta de Andalucía.

Así lo han destacado desde la propia Atalaya Riotinto, que con ello contribuye a «llegar a la ansiada inmunidad de grupo», han subrayado desde la compañía minera.

Respecto al seguimiento de la crisis sanitaria del coronavirus en la Cuenca Minera de Riotinto, cabe destacar que la comarca no sumó este miércoles ningún nuevo caso de covid-19, según se desprende de los datos oficiales publicados este jueves, 1 de junio, por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA).

De esta forma, los contagios que se han dado en la zona en los últimos siete días se reducen a uno, registrado el pasado martes en Nerva, mientras que, en los últimos 14 días, el número de positivos baja de cuatro a tres: dos en la localidad nervense y uno en El Campillo.

Según los datos oficiales que cada día actualiza el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, la Cuenca Minera ha registrado un total de 511 contagios desde el comienzo de la crisis sanitaria, de los que 181 se sitúan en Nerva, 130 en Minas de Riotinto, 94 en Zalamea la Real, 74 en El Campillo, 19 en Berrocal, 10 en Campofrío y tres en La Granada de Río Tinto.

Riotinto produce más de 225.000 toneladas de cobre en sus primeros seis años

Atalaya celebra este «hito histórico» en el yacimiento coincidiendo con el sexto aniversario de la reapertura de la mina

La mina de Riotinto cumplió este lunes, 19 de abril, seis años desde que se reinició la actividad minera en este emblemático yacimiento, un periodo en el que se han realizado casi 500 voladuras y superado las 225.000 toneladas de cobre producido, «todo un hito en este histórico yacimiento», han destacado desde la compañía que explota la mina, Atalaya Mining, que ha dado por ello la «enhorabuena a todos los componentes de Proyecto Riotinto».

Esto se produce después de que la empresa cerrase el año 2020 con un nuevo récord histórico de producción, al alcanzar durante el año un total de 55.890 toneladas de cobre producido en forma de concentrado. Además, las operaciones mineras realizaron un movimiento de tierras de 37,7 millones de toneladas de roca, procesando 14,8 millones en la planta de mineral, con una ley media de 0,45% de cobre y una recuperación del 84,53%.

En cuanto a los resultados económicos, destaca la cifra de inversión en las instalaciones a lo largo de 2020, que alcanzó los 44,8 millones de euros. Asimismo, los resultados operativos permitieron a la filial española de Atalaya Mining alcanzar una facturación de 236,8 millones de euros en este periodo, arrojando un EBITDA de 58,8 millones.

Para la empresa, estas cifras cumplen con el objetivo marcado por la compañía al principio del periodo y confirman la «plena consolidación» del nuevo modelo productivo, +RIOTINTO, «un proyecto de modernización, en marcha desde enero de 2020, que ha supuesto la incorporación de nuevas reservas de mineral y la instalación de tecnología más eficiente para alcanzar los 15 millones de toneladas anuales procesadas, con una inversión de 80 millones de euros», subrayaron.

Asimismo, en materia de Seguridad, Atalaya aseguró que mejoró sus datos de siniestrabilidad laboral respecto al año anterior, «marcando los mejores desde que inició su operación», con 0,13 en Gravedad y 3,81 en Frecuencia. Esto supone, añadieron, un descenso de un 38% y 13% respectivamente frente al año anterior, todo ello «gracias al trabajo preventivo y de concienciación sobre la importancia de colocar la Seguridad como primera prioridad, en un año marcado por el tremendo esfuerzo para preservar la salud de las personas y la continuidad de las operaciones, desafiadas por la pandemia del coronavirus», remarcaron.

En el apartado ambiental, la empresa afirmó que se destinaron recursos que superaron los 2,3 millones en 2020, obteniendo resultados positivos: «la monitorización continua de la calidad del agua y del aire marca registros muy por debajo de lo establecido por la autorización ambiental, refrendando la idoneidad de las medidas implantadas». Además, «se ha comenzado el cálculo de la Huella Hídrica y la Huella de Carbono, que servirán para fijar nuevos objetivos en concordancia con la Agenda 2030, los Principios del Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, a los que la empresa se ha adherido recientemente y que ponen de manifiesto el compromiso de realizar una explotación minera sostenible y eficiente en el uso de los recursos naturales», agregaron.

2021: consolidación y mejora continua

Una vez alcanzada la producción de diseño, la compañía aseguró que los esfuerzos se centran ahora en mejorar las eficiencias del proceso, mediante la implementación de programas de optimización, que incluyen la reducción del consumo de agua fresca y cal, o el incremento de la recuperación metálica mediante el uso de equipos de flotación actualmente fuera de servicio. Además, se seguirá trabajando en la aplicación de la tecnología E-LIX, nacida en Riotinto para procesar los concentrados y elaborar cobre puro.

La empresa también se marca el consumo eléctrico como un frente de mejora en este 2021. En este sentido, «la planta solar de autoconsumo de 50MW que se construirá, y que está en fase de permisos, será un importante aporte a la eficiencia energética del proyecto, así como una apuesta medioambiental, contribuyendo a la reducción de la huella de carbono», detallaron.

Asimismo, la empresa destacó que, a lo largo del año, siguié apostando por la continuidad a largo plazo de las operaciones y tiene en marcha una completa actualización de Reservas y Recursos, que está siendo elaborada por expertos independientes.

El trabajo de exploración geológica se centró en tres áreas aledañas a Cerro Colorado que confirmaron la presencia de sulfuros no minados: Filón Sur, San Antonio/Planes y San Dionisio. Esta última se encuentra bajo el fondo de Corta Atalaya y está compuesta de stockwork y sulfuros masivos polimetálicos. En 2020 se completó su interpretación geológica y el mapeo de los trabajos históricos presentes en el yacimiento, que fue objeto en su día de explotación subterránea. Además, la empresa adquirió Masa Valverde, uno de los yacimientos sin desarrollar más relevantes de la Faja Pirítica, con 66 millones de toneladas de Recursos Inferidos de Mineral Polimetálico. En su entorno, descubrió ‘Majadales’, una nueva masa de sulfuros con un importante potencial.

Valoración

El consejero delegado de Atalaya Mining, Alberto Lavandeira, quiso felicitar a todos los integrantes de la organización y principales contratistas. “Este terrible 2020 nos ha presentado retos especiales. El gran esfuerzo de nuestra gente, las ganas de sacar esto adelante con un cumplimiento exquisito de los estrictos protocolos de los que nos hemos dotado, han permitido preservar la salud de las personas y la de las operaciones. No solo para cumplir con las expectativas, sino para superarlas. Esto muestra una vez más nuestra capacidad como organización para generar valor para nuestra región y todos nuestros grupos de interés. Muchas gracias a todas las personas que lo han hecho posible, ¡Ahora, a por 2021!”, recalcó.

Diputación muestra su apoyo a Atalaya Mining y tiende la mano a la colaboración público-privada

María Eugenia Limón, en su recorrido pueblo a pueblo, ha visitado hoy Minas de Riotinto y las instalaciones mineras

La presidenta de la Diputación de Huelva, María Eugenia Limón, ha visitado las instalaciones de Atalaya Riotinto Minera, la empresa operadora de la mina de cobre de Riotinto, donde ha puesto de manifiesto el apoyo de la institución provincial a las explotaciones mineras que se llevan a cabo en la provincia y ha conocido los proyectos de futuro que tiene en marcha la empresa.

Acompañada por la alcaldesa de Minas de Riotinto, Rocío Díaz, y por el consejero delegado de Atalaya Mining, Alberto Lavandeira, la presidenta de la Diputación de Huelva ha tendido la mano “a las inversiones privadas en el sector minero para que puedan seguir desarrollando sus proyectos en comarcas de la provincia como la Cuenca Minera”.

María Eugenia Limón ha visitado un nuevo proyecto de innovación tecnológica aplicado a la minería y que podría acogerse a los proyectos recogidos por Oficina ‘Next Generation’ del Plan de Recuperación para canalizar la captación y gestión de los fondos europeos que irán destinados a la provincia de Huelva. Se trata de una planta industrial basada en una nueva tecnología metalúrgica desarrollada en Riotinto por Lain Technologies, con el apoyo de Atalaya, y bautizada como E-LIX. La nueva planta procesaría parte del concentrado que actualmente se elabora en la explotación onubense, que contiene un 23% de metal, para producir un mínimo de 10.000 toneladas de cobre puro.

Alberto Lavandeira se ha mostrado agradecido por la visita de la presidenta de la Diputación y ha explicado que “el destino nos dio la gran oportunidad de poner en nuestro camino a una investigadora brillante, Eva Laín, y poder ayudarla todos estos años en el proceso de desarrollar esta fantástica idea que ha llevado a cabo. Se trata de un sistema novedoso que va a suponer un cambio en las reglas del juego para el futuro de muchos yacimientos de sulfuros complejos en todo el mundo, pero especialmente en el de la Faja Pirítica”.

La Diputación de Huelva viene colaborando con el sector minero onubense apoyando su presencia en diversas ferias, potenciando y promocionando el potencial de la faja pirítica ibérica de Huelva como destino inversor. México, Canadá o el Salón Internacional dedicado en exclusiva a la Minería Metálica que se ha venido celebrando en Sevilla en los últimos años, han sido algunas de las ferias en las que la institución provincial ha acompañado al sector minero onubense en su proyección nacional e internacional.

Este sector es, sin duda, uno de los protagonistas de la provincia de Huelva, ya que se ha convertido en un sector vital para la recuperación económica de la misma, gracias a la capacidad que tiene ésta para generar desarrollo económico, empleo y tejido industrial en las zonas en las que se asientan las distintas explotaciones en activo.

La visita a Minas de Riotinto se enmarca en el recorrido pueblo a pueblo, con el que desde que comenzó su mandato, la presidenta de la Diputación quiere conocer las demandas e inquietudes de los alcaldes y alcaldesas de la provincia de Huelva.

En este sentido, la alcaldesa de Minas de Riotinto, Rocío Díaz, ha mostrado su satisfacción por la presencia y el interés que ha demostrado la presidenta de la Diputación con su visita al municipio y a Atalaya Riotinto, “una empresa que aporta unos 1.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, con lo que eso supone para asentar a la población en el territorio y afrontar el reto demográfico”.

El pasado año, la mina de Riotinto produjo unas 55.000 toneladas de cobre en concentrado. Las operaciones mineras realizaron un movimiento de tierras de 37,7 millones de toneladas de roca, procesando 14.8 millones en la planta de mineral, con una ley media de 0.45% de cobre y una recuperación del 84.53%.

 

 

 

 

 

Casi 300 murciélagos conviven en las galerías mineras de Riotinto

Los ejemplares de esta especie no han dejado de crecer desde que se puso en marcha el proyecto

 
Un total de 285 murciélagos orejudos grises (Plecotus Austriacus) conviven actualmente en las galerías mineras del Proyecto Atalaya en Riotinto según han certificado los técnicos mediambientales que trabajan para la compañía minera.
 
El número de quirópteros, se contabiliza cada año para comprobar como evoluciona su población y hasta el momento, no ha pasado un solo ejercicio en el que no haya aumentado en número de estos pequeños mamíferos alados.
 
Desde la Compañía Atalaya Riotinto consideran que se trata de un ejercicio de «minería responsable» una idea a la que contribuyen las cifras ya que en el año 2015 había solo 106 ejemplares de estos animales y ahora son más de doble. Con respecto al año pasado la colonia ha crecido con cuatro nuevos ejemplares.
 

La mina de Riotinto cerró 2020 con nuevo récord histórico de producción

Atalaya produce 10.000 toneladas de cobre más que en 2019 y supera las 55.000 de metal expedido

Atalaya Riotinto Minera, operadora de la mina de cobre de Riotinto, ha informado de la marcha de las operaciones a lo largo del año 2020, confirmando que la mina de Riotinto y su complejo mineralúrgico han vuelto a alcanzar un récord de producción histórico en esta explotación: durante el año, se han producido 55.890 toneladas de cobre en forma de concentrado. Además, las operaciones mineras han realizado un movimiento de tierras de 37,7 millones de toneladas de roca, procesando 14,8 millones en la planta de mineral, con una ley media de 0,45% de cobre y una recuperación del 84,53%.

En cuanto a los resultados económicos, destaca la cifra de inversión en las instalaciones a lo largo de 2020, que ha alcanzado los 44,8 millones de euros. Asimismo, los resultados operativos han permitido a la filial española de Atalaya Mining alcanzar una facturación de 236,8 millones de euros en este periodo, arrojando un EBITDA de 58,8 millones.

Para la empresa, estas cifras cumplen con el objetivo marcado por la compañía al principio del periodo y confirman la «plena consolidación» del nuevo modelo productivo, +RIOTINTO, «un proyecto de modernización, en marcha desde enero de 2020, que ha supuesto la incorporación de nuevas reservas de mineral y la instalación de tecnología más eficiente para alcanzar los 15 millones de toneladas anuales procesadas, con una inversión de 80 millones de euros», subrayan.

Asimismo, en materia de Seguridad, Atalaya asegura que ha mejorado sus datos de siniestrabilidad laboral respecto al año anterior, «marcando los mejores desde que inició su operación», con 0,13 en Gravedad y 3,81 en Frecuencia. Esto supone, añade, un descenso de un 38% y 13% respectivamente frente al año anterior, todo ello «gracias al trabajo preventivo y de concienciación sobre la importancia de colocar la Seguridad como primera prioridad, en un año marcado por el tremendo esfuerzo para preservar la salud de las personas y la continuidad de las operaciones, desafiadas por la pandemia del coronavirus», remarcan.

En el apartado ambiental, la empresa afirma que se han destinado recursos que superan los 2,3 millones en 2020, obteniendo resultados positivos: «la monitorización continua de la calidad del agua y del aire marca registros muy por debajo de lo establecido por la autorización ambiental, refrendando la idoneidad de las medidas implantadas». Además, «se ha comenzado el cálculo de la Huella Hídrica y la Huella de Carbono, que servirán para fijar nuevos objetivos en concordancia con la Agenda 2030, los Principios del Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, a los que la empresa se ha adherido recientemente y que ponen de manifiesto el compromiso de realizar una explotación minera sostenible y eficiente en el uso de los recursos naturales», agregan.

2021: consolidación y mejora continua

Una vez alcanzada la producción de diseño, la compañía asegura que los esfuerzos se centran ahora en mejorar las eficiencias del proceso, mediante la implementación de programas de optimización, que incluyen la reducción del consumo de agua fresca y cal, o el incremento de la recuperación metálica mediante el uso de equipos de flotación actualmente fuera de servicio. Además, se seguirá trabajando en la aplicación de la tecnología E-LIX, nacida en Riotinto para procesar los concentrados y elaborar cobre puro.

La empresa también se marca el consumo eléctrico como un frente de mejora en este 2021. En este sentido, «la planta solar de autoconsumo de 50MW que se construirá, y que está en fase de permisos, será un importante aporte a la eficiencia energética del proyecto, así como una apuesta medioambiental, contribuyendo a la reducción de la huella de carbono», detallan.

Asimismo, la empresa destaca que, a lo largo del año, ha seguido apostando por la continuidad a largo plazo de las operaciones y tiene en marcha una completa actualización de Reservas y Recursos, que está siendo elaborada por expertos independientes.

El trabajo de exploración geológica se ha centrado en tres áreas aledañas a Cerro Colorado que han confirmado la presencia de sulfuros no minados: Filón Sur, San Antonio/Planes y San Dionisio. Esta última se encuentra bajo el fondo de Corta Atalaya y está compuesta de stockwork y sulfuros masivos polimetálicos. En 2020 se ha completado su interpretación geológica y el mapeo de los trabajos históricos presentes en el yacimiento, que fue objeto en su día de explotación subterránea. Además, la empresa ha adquirido Masa Valverde, uno de los yacimientos sin desarrollar más relevantes de la Faja Pirítica, con 66 millones de toneladas de Recursos Inferidos de Mineral Polimetálico. En su entorno, ha descubierto ‘Majadales’, una nueva masa de sulfuros con un importante potencial.

Valoración

El consejero delegado de Atalaya Mining, Alberto Lavandeira, ha querido felicitar a todos los integrantes de la organización y principales contratistas. “Este terrible 2020 nos ha presentado retos especiales. El gran esfuerzo de nuestra gente, las ganas de sacar esto adelante con un cumplimiento exquisito de los estrictos protocolos de los que nos hemos dotado, han permitido preservar la salud de las personas y la de las operaciones. No solo para cumplir con las expectativas, sino para superarlas. Esto muestra una vez más nuestra capacidad como organización para generar valor para nuestra región y todos nuestros grupos de interés. Muchas gracias a todas las personas que lo han hecho posible, ¡Ahora, a por 2021!”, ha recalcado.

Sobre Atalaya

Atalaya Riotinto Minera, filial de Atalaya Mining, es la operadora de la histórica mina de Riotinto, un nuevo proyecto minero que «incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental propios de la minería del siglo XXI», destacan desde la empresa.

Riotinto es hoy una mina de cobre a cielo abierto que ha producido 55.000 toneladas de cobre en concentrado en 2020, cuenta con 197 millones de toneladas de reservas de mineral de cobre y trabaja constantemente en la identificación de nuevos recursos para seguir alargando la vida de la explotación, que actualmente se sitúa en 12 años. La puesta en marcha del Proyecto Riotinto ha supuesto una «gran inversión industrial, incluyendo importantísimas mejoras ambientales y la creación de más de 450 empleos directos», concluyen.

La mina de Riotinto se adhiere al Pacto Mundial de Naciones Unidas

Atalaya Mining se compromete a trabajar por un futuro sostenible para el planeta

Atalaya Mining, propietaria de la mina de cobre de Riotinto, se ha adherido a la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, una adhesión con la que se compromete con los Diez Principios del Pacto Mundial y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por la Asamblea General de Naciones Unidas en la Agenda 2030: un plan de acción en favor de las personas, el planeta, la prosperidad y la paz.

«Se trata de una apuesta de Atalaya Mining por la responsabilidad que alinea los objetivos de negocio con una gestión sostenible de sus operaciones desde el aspecto social, ambiental y de gobernanza», han destacado desde la propia compañía.

El Pacto Mundial de la ONU, creado en el año 2000, es la mayor iniciativa en materia de sostenibilidad corporativa del mundo, con más de 13.500 entidades firmantes y presencia en más de 165 países. Con su incorporación, Atalaya, como operadora minera productora de metales, adscribe sus operaciones a los principios universalmente aceptados en las áreas de derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción, comprometiéndose con ello a participar activamente en el progreso de un mundo más responsable y sostenible.

«Este compromiso es parte sustancial de la política de responsabilidad de la compañía, que da relevancia a esta cuestión con la creación de un departamento de Sostenibilidad dentro de la organización», subrayan desde la empresa, que asegura que su responsabilidad será la efectiva implementación de estas políticas, elaborando los informes de progreso preceptivos y la publicación de memorias de sostenibilidad, dando cuenta de sus actividades en función de los Objetivos de Desarrollo, así como la realización de acciones empresariales y corporativas responsables para contribuir a un mundo mejor.

El CEO de Atalaya Mining, Alberto Lavandeira, ha declarado que,  «para quienes formamos parte de Atalaya, la sostenibilidad y la responsabilidad son la base de los valores, que aplicamos a todos nuestros proyectos. La industria minera moderna ha demostrado su resiliencia y su contribución al bienestar en los momentos más difíciles, como la crisis sanitaria que estamos viviendo», ha agregado, tras lo que ha subrayado que «esa capacidad acarrea una gran responsabilidad que no vamos a eludir. Los Diez Principios del Pacto Mundial y los ODS de Naciones Unidas son un espejo donde nos miramos, que nos devuelve la imagen de un futuro mejor. Hay que trabajar para que esta visión se convierta en una realidad», ha concluido.

Sobre Atalaya Mining y el Proyecto Riotinto

Atalaya Mining es una compañía minera internacional cotizada en las bolsas de Londres y Toronto que produce 45.000 toneladas de cobre en la mina de Riotinto, en Huelva, a través de su filial española Atalaya Riotinto Minera. Asimismo, mantiene un porfolio de proyectos en diversas etapas de desarrollo para promover la extracción de metales incluyendo Masa Valverde y Touro.

Superando los 300 millones de euros, la histórica mina de Riotinto ha implementado un proyecto que incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental de la minería del siglo XXI, destacan desde la empresa, que además ha realizado «importantes» mejoras ambientales generando alrededor de 1.000 empleos directos, concluyen.

La mina de Riotinto recibe el Premio ‘Antonio Baró’ a la Prevención de Riesgos Laborales

El prestigioso galardón que concede MC Mutual reconoce a Atalaya por su «compromiso» con la seguridad y la salud en el trabajo

Atalaya Riotinto Minera, empresa que opera la histórica mina de cobre onubense, ha recibido el Premio MC Mutual ‘Antonio Baró’ a la Prevención de Riesgos Laborales en reconocimiento a su «excelente» labor y «compromiso» con la seguridad y la salud de las personas que componen la organización. El jurado ha valorado la «gran progresión» de la operación minera y metalúrgica en 2019, atendiendo, entre otras cuestiones, a los indicadores de referencia en Seguridad, los índices de gravedad y de frecuencia, que arrojan datos cuatro veces inferiores que los en 2018.

MC Mutual es una empresa líder en salud laboral con más de 100 años de experiencia en el sector. Los Premios ‘Antonio Baró’ nacieron en 2001 en memoria del que fuera 14 años presidente. Debido a la situación actual, no ha podido celebrar su tradicional ceremonia de entrega de premios y ha felicitado a los ganadores a través de una comunicación a los medios y redes sociales.

El director general de Atalaya, Enrique Delgado, ha agradecido a la empresa MC Mutual este prestigioso reconocimiento. «Hoy cumplimos 160 días sin accidentes con baja y luchamos para que sean muchos más. Para Atalaya, las personas son su principal activo. Por eso la seguridad del equipo es prioritaria. Implementamos los máximos estándares de seguridad y todos recibimos formación continua en prevención. Además, fomentamos un clima laboral igualitario, promoviendo la formación, la participación y el desarrollo personal. Así que este premio es para todos”.

Atalaya ha establecido el objetivo de «cero daños» en sus operaciones, un reto en el que, asegura la compañía, participan todos los integrantes de la organización: «formación, mejora continua y compromiso son las claves», añaden, tras lo que subrayan que «el fin último es un entorno de trabajo seguro y sin riesgos». En este sentido, explican que la compañía cuenta con un Servicio de Prevención Propio compuesto por 11 profesionales, incluyendo un servicio de Enfermería y la asistencia de un médico externo para consultas sanitarias.

Entre las acciones que la empresa ha impulsado recientemente destaca la constitución de una Brigada de Primera Intervención formada por empleados voluntarios, «capacitados con los mejores profesionales de rescate», destacan. También ha puesto en marcha un estudio de iluminación de cada uno de los puestos de trabajo, la habilitación de zonas de descanso para embarazadas, una campaña de mediciones higiénicas para la determinación de riesgo pulvígeno y de ruido o de exposición a agentes químicos, entre otros.

Sobre MC Mutual y los Premios ‘Antonio Baró’

MC Mutual es la mutua colaboradora con la Seguridad Social número 1. Con más de 100 años de experiencia al cuidado de la salud laboral, fue la primera mutua que operó en el sector. Cuenta con un equipo de más de 1.900 profesionales que trabajan para proteger a más de 1,4 millones de trabajadores y ofrecer servicio a más de 168.000 empresas asociadas y más de 236.000 autónomos adheridos.

Los Premios ‘Antonio Baró’ a la Prevención de Riesgos Laborales nacieron en 2001 en memoria del que fue presidente de Mutual Cyclops durante 14 años, un dirigente que mostró un interés especial por la promoción de las actitudes seguras y la mejora de las condiciones de trabajo. A lo largo de las 19 ediciones celebradas, MC Mutual ha concedido 100 premios, cuatro menciones de honor y 35 accésits especiales, y ha distinguido la gestión preventiva de más de 600 organizaciones.

Sobre Atalaya

Atalaya Riotinto Minera, filial de Atalaya Mining, es la operadora de la histórica mina de Riotinto, un nuevo proyecto minero que «incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental propios de la minería del siglo XXI», destacan desde la empresa.

Riotinto es hoy una mina de cobre a cielo abierto que ha producido 45.000 toneladas de cobre en concentrado en 2019. Cuenta con 197 millones de toneladas de reservas de mineral de cobre y trabaja «constantemente» en la identificación de nuevos recursos para seguir alargando la vida de la explotación, que actualmente se sitúa en 13 años.

La puesta en marcha del Proyecto Riotinto ha supuesto una «gran inversión industrial», incluyendo «importantísimas» mejoras ambientales y la creación de más de 400 empleos directos e indirectos, concluyen.