Riotinto inicia la búsqueda de sus víctimas del franquismo

El Ayuntamiento comienza los trabajos en la fosa común para la posterior exhumación de los cuerpos

El Ayuntamiento de Minas de Riotinto ha iniciado este martes, 11 de mayo, los trabajos de indagación, localización y delimitación de la fosa común de su cementerio para la posterior exhumación de las víctimas del franquismo que yacen en esta zona y, si procediera, el estudio antropológico e identificación genética de los cuerpos, tal y como se contempla en el proyecto realizado por el Consistorio riotinteño, que cuenta para ello con una subvención concedida por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

La encargada de levantar el primer trozo de tierra ha sido la alcaldesa del municipio, Rocío Díaz Cano, que ha calificado esta jornada como «un día importante para muchas personas», pues espera «que esto sirva para honrar la memoria de quienes injustamente fueron asesinados aquí», ha proseguido la regidora riotinteña, que tiene claro que «por dignidad y justicia había que hacer esto», de ahí que esta fuese «una de las metas que nos pusimos» cuando su equipo tomó el mando del Ayuntamiento de Riotinto, ha continuado.

Díaz Cano ha dado las gracias, en primer lugar, a los investigadores locales Gilberto Hernández Vallecillo y Alfredo Moreno Bolaños, que «hicieron una investigación de esta fosa, de los que yacen aquí, y han estado codo con codo con el Ayuntamiento de Riotinto», por lo que «en parte este logro es de ellos», ha remarcado la alcaldesa, tras lo que también ha mostrado su agradecimiento a la Federación Española de Municipios y Provincias. «El Ayuntamiento no estaba muy boyante para hacer esta inversión y gracias a la FEMP hoy es una una realidad», ha subrayado.

El inicio de los trabajos también ha contado con la presencia del presidente de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (Amhph), Fernando Pineda, de un representante de la Coordinadora de Memoria Histórica de la Cuenca Minera, Daniel Vivián Cano, y de la parlamentaria andaluza del PSOE María Márquez, a quienes la alcaldesa también ha agradecido su presencia y ha contado que este día también es importante para ella a nivel personal, pues «yo sabía que un tatarabuelo mío había sido asesinado, pero hace poco descubrí, gracias a la investigación de ellos, que un tatarabuelo mío yace aquí», ha indicado.

Estas actuaciones fueron aprobadas recientemente por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, tal y como se recoge en una orden de 24 de abril de 2021, en la que se indica que los trabajos están regulados por la Orden de 9 de julio 2013, que a su vez recoge que, «de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 8.3 de la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, las actividades dirigidas a la localización, exhumación y, en su caso, la identificación de los restos de personas desaparecidas, víctimas de la represión, deberán ser autorizadas por la Consejería competente en materia de memoria democrática de acuerdo con los protocolos previstos en la ley y con las garantías y procedimientos que se establezcan reglamentariamente».