Palmar tratará de revalidar el título de campeón de España de Enduro este fin de semana en Almería

El motociclista de Zalamea disputa la última prueba del campeonato

El motociclista zalameño Rubén Palmar tratará de revalidar el título de campeón de España de Enduro en la categoría de Veteranos este fin de semana en Antas (Almería), donde se disputa la última prueba del campeonato de 2021.

Palmar, que se proclamó campeón en la edición de 2020, lleva a la cita almeriense en el cuarto puesto de la clasificación general y a 35 puntos del primero, con lo que el título se presenta complicado, si bien aún tiene opciones de acabar en primera posición, ya que hay 50 puntos en juego, el segundo clasificado no participa en la prueba y el tercero lo tiene a solo cinco puntos.

El corredor de Zalamea la Real acude a Antas tras regresar con muy buen pie a la competición a principios de este mes de noviembre tras un mes de descanso, ya que Palmar logró el primer puesto en la máxima categoría del Campeonato de Extremadura disputado Miajadas (Cáceres).

Además, el motociclista zalameño ya se proclamó este mismo año campeón de España de Cross Country y campeón de Andalucía de Enduro Indoor, a lo que hay que sumar que también encabeza actualmente la clasificación del Campeonato de Andalucía de Cross Country, cuya última prueba se celebrará en diciembre.

La buena temporada de Rubén Palmar también se puso de manifiesto el pasado mes de septiembre en la 95 edición del Mundial de los Six Days de Motociclismo, también conocido como las Olimpiadas del Enduro, que se celebraron en Rivanazzano Terme (Italia), donde el de Zalamea la Real finalizó este reto internacional entre los primeros clasificados.

El corredor zalameño inició la presente temporada con nuevo equipo, el Nieto Huelva Motor, y nueva moto, una Beta rr350 Racing, así como con el apoyo de varios patrocinadores, entre ellos Snell Cuenca Minera, que también apostó por Palmar en la pasada temporada, cuando aún no había sido campeón de España, esto es, antes de que, a sus 39 años, lograse «la mayor de las recompensas» e hiciese realidad «un sueño que tenía desde pequeño», como confesó Palmar en una entrevista concedida a este periódico.

El reto no fue nada fácil y su triunfo tuvo doble mérito. Por un lado, porque el corredor zalameño llevaba 10 años sin montar en moto por una lesión en el brazo derecho. Y por otro, porque, debido a motivos económicos y de trabajo, en un principio solo podía realizar dos de las seis carreras que el año pasado formaron parte del Campeonato.