María Benjumea: «Riotinto en un referente internacional de recuperación del patrimonio industrial»

La nueva presidenta de la Fundación Río Tinto cuenta en su currículum con la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo

El Patronato de Fundación Río Tinto para la Historia de la Minería y la Metalurgia ha aprobado el nombramiento de María Benjumea Cabeza de Vaca como nueva presidenta de la institución, un cargo para el que ya desde su incorporación asegura que se siente honrada por representar a un «referente internacional de recuperación del patrimonio industrial».

La composición del Patronato se ha reforzado con la creación de una nueva vicepresidencia en la figura de Alberto Lavandeira Adán, consejero delegado de Atalaya Mining, que se suma a la vicepresidencia primera que ejerce Javier Targhetta, consejero delegado de Atlantic Copper. Igualmente se ha producido la incorporación de José Benjumea Benjumea como nuevo patrono vocal.

María Benjumea (Madrid 1954) es fundadora y presidente de Spain Startup y South Summit. Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid, es Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo en 2016 y Premio del Senado a la Trayectoria Profesional en 2019.  Desde los inicios de su carrera profesional siempre ha estado ligada con el desarrollo de proyectos propios demostrando una capacidad de reinvención permanente. En 1979 abrió Taller de Arte; continuó con la creación de Círculo de Progreso en 1982, empresa que a partir de 1994 se convirtió en Infoempleo, de la que fue CEO hasta su venta en 2009, y presidente hasta 2012 que funda Spain Startup

María Benjumea es la primera mujer que asume la Presidencia de Fundación Río Tinto en sus 34 años de historia. Desde su nacimiento, la entidad ha estado presidida sucesivamente por Ernest Lluch, José Rodríguez de la Borbolla y Rafael Benjumea Cabeza de Vaca, fallecido el pasado mes de abril, que ocupaba el cargo desde 2002.

En sus palabras de aceptación del cargo María Benjumea tuvo emocionadas palabras de recuerdo para su hermano Rafael y calificó de “inmenso honor poder continuar la maravillosa labor que ha convertido a Riotinto en un referente internacional de recuperación y puesta en valor de patrimonio industrial y minero, como se demuestra con la obtención del premio Europa Nostra y otros reconocimientos”.

El Patronato, en su sesión celebrada ayer, aprobó las Cuentas Anuales de 2020, un ejercicio marcado por el fuerte impacto del COVID 19, que derivó en la interrupción de la actividad de la Fundación durante buena parte del año, y motivó el cierre durante 190 días del Parque Minero de Riotinto, su principal fuente de ingresos.

Del mismo modo se analizó la evolución del primer semestre de 2021, se ratificó la vuelta a la actividad del Parque Minero de Riotinto el pasado 19 de junio y las principales novedades que se concretarán hasta final de año, como son la inminente apertura de las visitas a la emblemática Corta Atalaya, a partir del 1 de julio, y el lanzamiento del nuevo circuito denominado “Marte en la Tierra”, previsto para final de año, gracias a un proyecto subvencionado por la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía.