TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Las Fosas Comunes del cementerio de Zalamea la Real

Comparte nuestras noticias

Estudio de la Memoria Histórica en la Cuenca Minera de Riotinto, por Gilberto Hernández Vallecillo y Alfredo Moreno Bolaños

Por Marzo de 2017, dimos a conocer un adelanto de nuestras investigaciones sobre la Memoria Histórica de la Cuenca Minera de Río Tinto. Desde entonces hemos consultando varios fondos documentales, pues como expresamos en su día, nuestra investigación ha partido de “cero”, a pesar de ser conocedores de algunos buenos trabajos y libros realizados sobre el tema.

Nuestra intención es una nueva investigación que ofrezca resultados principalmente desde los Registros Civiles de los pueblos que componen la Cuenca Minera de Río Tinto (Minas de Riotinto, El Campillo, Nerva, Zalamea la Real, Campofrío, La Granada de Río Tinto y Berrocal), el Archivo Histórico Minero de Fundación Río Tinto, los diferentes Archivos Municipales de la Comarca así como el Archivo Municipal de Valverde del Camino, además de consultas precisas en el Archivo Histórico Provincial de Huelva y el Archivo de Diputación de Huelva.

En la información que se acompaña solo vamos a tratar lo concerniente a las posibles fosas comunes del cementerio de Zalamea la Real; y decimos bien “fosas comunes”, porque la forma de inhumar en los cementerios de la Cuenca Minera de forma general fue enterrar a las víctimas en las fosas convencionales, es decir sepulturas de 0’80 mts de ancho por 2’00 mts de largo y de 1’00 ò 2’00 mts de profundidad.

El Registro Civil nos indica que fueron un total de 123 los fusilados entre 1936 y 1939, de los cuales 78 fueron inhumados en el cementerio de dicha población. Al igual que desde Minas de Riotinto se informa que existe un vecino de esta población, el Registro de Zalamea la Real informa que hay vecinos enterrados en otros cementerios de la Cuenca Minera, tal y como puede observarse en la tabla adjunta.

Hemos realizado de forma minuciosa, y gracias a documentación aportada, la situación posible de albergar aún fosas con los restos de fusilados en Zalamea la Real. El cementerio de esta localidad tiene en tierra una distribución de fosas clasificadas en Manzanas, con 48 fosas cada una, y repartidas en dos filas de 24.

Existe referencia fidedigna en cuanto a la utilización de cuatro manzanas para llevar a cabo 107 inhumaciones de fusilados en 47 fosas comunes; concretamente las denominadas “A” con 27 entierros en 9 fosas, la “B” con 50 en 21 fosas, la “C” con 28 en 16 fosas y la “D” con 2 en 1 fosa. Información muy precisa de las inhumaciones nos indican que las fosas fueron empleadas de forma unitaria para enterrar en algunos casos hasta 8 fusilados, como fue la nº 39 de la Manzana “A”; de forma general eran sepultados 2, 3 y hasta 4 en la misma fosa.

En el plano adjunto se muestran las cuatro manzanas usadas con sus respectivas fosas, dando a conocer las que eran propiedad (P) y las que se usaron para las inhumaciones.

El sepulturero de Zalamea la Real, confeccionó unas notas y a posteriori un vecino del pueblo un documento que ha llegado a nuestras manos, donde escribe con nombres y apellidos casi en su totalidad 107 inhumaciones que se llevaron a cabo en el cementerio de dicha población desde el 25 de Agosto hasta el 20 de Noviembre de 1936.

Comparando con el resultado de inscripciones realizadas “fuera de plazo” en el Registro Civil, observamos que son 48 las defunciones comunes citadas en ambos documentos, por lo que un total de 59 víctimas no aparecen anotadas en el Juzgado de Paz de Zalamea la Real; que sumados a los 79 casos (Se encuentra incluido en este total Miguel García López del Registro Civil de Minas de Riotinto) mostrados en el análisis de los fusilados y enterrados en el cementerio y según el propio Registro Civil, asciende a 138, el número de fusilados que en su momento estuvieron ocupando fosas en el cementerio de esta población.

Sin embargo, podemos asegurar que las 107 inhumaciones anotadas por el sepulturero, y ubicadas en las manzanas “A”, “B”, “C” y “D”, fueron exhumadas entre el 22 de febrero de 1942 y el 5 de Marzo de 1943, según consta en los libros municipales del cementerio. Por tanto, nos pusimos a indagar donde se enterraron el resto de fusilados de 1937, 1938 y 1939. Para ello, primeramente hubo que localizar el paradero de las 64 víctimas de los años mencionados inscritas en el Registro Civil e inhumadas en lugares diversos y extraer aquellas que fueron realizadas en el cementerio de Zalamea la Real, quedando por tanto el número de fusilados en 30, (Víctimas registradas e inhumadas en el cementerio de Zalamea la Real menos las comunes entre el Listado del Sepulturero y el Registro Civil) pero, sin emplazamiento exacto en fosas; seguidamente analizamos el movimiento del resto de sepulturas y no citadas por el sepulturero en las cuatro manzanas elegidas como “fosas comunes”, ya que si se mantienen los mismos espacios de tiempo de inhumación/exhumación (1927 / 1942) en fosas sin propiedad, es decir, en el entorno de 15 años como ha ocurrido en las 107 analizadas, y por tanto con una posibilidad alta de que sean fosas que se utilizaron para el resto de dichos enterramientos.

Sin tener en cuenta las fosas en Propiedad, aún teniendo algunas el intervalo de tiempo expuesto y ¿por qué no pensar que se utilizaran algunas?, existen fosas libres de posesión y que sí tienen el espacio de tiempo indicado, y son: B24, B37, C33 y C45, que muy probablemente fueran usadas también como fosas comunes, llevándose a cabo las exhumaciones de los restos el 22 de Mayo de 1942, 5 de Julio de 1942, 20 de Octubre de 1942 y 13 de Febrero de 1943 respectivamente.

Otro dato irrefutable sobre la inexistencia de algunas “fosas comunes” es la desaparición de todas las fosas pares de la manzana “A”, ya que en las postrimerías de la década de 70’s e inicio de la de 80’s se proyectaron y construyeron nichos en el área que ocupaba dicha fila de sepulturas, donde cuatro de ellas se utilizaron para la inhumación de fusilados en 1936.

Como nota interesante del uso de fosas para fusilados en el cementerio de Zalamea la Real, destaca la nº 40 de la Manzana “B”, la cual fue utilizada para inhumar a Miguel García López y Julián Muñiz Marra en Septiembre de 1936 y exhumarlos el 10 de Julio de 1942 para dar sepultura a “Dos fugitivos en la Sierra” (Referencia literal que aparece en el Registro Civil de Zalamea la Real, Libro nº 1, página 44V de la sepultura nº 40 de la manzana “B”) ; estos dos fugitivos eran Mario Marchello Palomo (Libro nº 55, defunción nº 116. Registro Civil de Zalamea la Real) de Minas de Riotinto y Manuel Ramos Acuña (a) El Cano (Libro nº 55, defunción nº 117. Registro Civil de Zalamea la Real) de Valverde del Camino; ambos se fugaron de la Colonia Penitenciaria de Montijo (Badajoz) el día 9 de Mayo de 1942. Más tarde se encuentran en la finca de El Robladito (Zalamea la Real) en la tarde del día 6 de Julio de 1942, por el camino que va desde las fincas de “El Legito” a “El Robladito”, donde fallecen en un enfrentamiento con la Guardia Civil. Los restos de Mario y Manuel fueron exhumados el día 22 de Noviembre de 1956.

El análisis expuesto es el que nos lleva a la conclusión: “que el cementerio de Zalamea la Real, no tiene ninguna fosa común de los fusilados correspondientes al período de la guerra civil (1936-1939)”, al menos este es nuestro criterio tras la analítica minuciosa y respetuosa que hemos intentado siempre y en todo momento dar al estudio e investigación de las Fosas Comunes de la Cuenca Minera de Río Tinto.

Para la culminación de los resultados expuestos, no podemos dejar de mostrar una vez más nuestra gratitud a las personas que forman parte de la salvaguarda documental consultada en el Ayuntamiento de Zalamea la Real:

• Domingo Castillo Serrano, Juez de Paz.
• Purificación Mora Contioso, Secretaria del Juzgado de Paz.
• Rafael Pichardo Pulido, Secretario del Ayuntamiento.
• José Manuel Vázquez Lazo, Archivero

A fecha de hoy seguimos elaborando nuestro proyecto de libro: «Memoria Vindicada. 1936-1939. Estudio de la “Memoria Histórica” en la Cuenca Minera de Río Tinto. A la luz de las fuentes documentales».

Centrados en la información que aportan los Registros Civiles de la Cuenca Minera de Río Tinto, tenemos cerrado un cuadro estadístico que muestra todas aquellas inscripciones registrales de fusilados en cada uno de los pueblos y por tanto en cada una de las posibles fosas comunes que se encuentran en sus respectivos cementerios.

En esta tabla se informa de los 548 fusilados e inhumados en los cementerios de cada pueblo, según la documentación aportada por las diferentes “inscripciones fuera de plazo” de un total de 695 notificaciones en los Registros Civiles.

De todos es conocido la intervención llevada a cabo en el Cementerio de Nerva, donde los trabajos de la fase de investigación se iniciaron el día 23 de Octubre del año 2017 y finalizaron el día 15 de Diciembre 2017; intervención que se llevó a cabo tras la publicación de la “Orden de 2 de agosto de 2017, por la que se acuerdan actuaciones específicas en memoria democrática en determinados municipios andaluces” (BOJA Número 150 – Lunes, 7 de agosto de 2017).

Un paso más se ha dado desde la Junta de Andalucía en la Indagaciónlocalización de fosas comunes en la Cuenca Minera, primeramente con el “Anuncio de 16 de marzo de 2018, de la Dirección General de Memoria Democrática, por el que se publican actuaciones específicas en materia de recuperación de la Memoria Histórica en diferentes municipios andaluces”, donde se incluye Minas de Riotinto, (BOJA Número 61 – Miércoles, 28 de marzo de 2018) y seguido de El Campillo que está incluido en el “Anuncio de 9 de agosto de 2018” (BOJA Número 158 – Jueves, 16 de agosto de 2018).