La mina salda su deuda histórica con la Seguridad Social

La empresa Atalaya Mining, propietaria de la mina de Riotinto, ha saldado en los últimos meses la deuda con la Seguridad Social que heredó con la adquisición de la mina, que ascendía a 16,9 millones de euros, de modo que la compañía ha conseguido eliminar una de las más importantes cargas que tenía la explotación, tal y como ha informado la empresa en su página web.

Esta deuda, que en pesetas ascendía a los 2.800 millones, estaba asociada a los terrenos mineros en forma de hipoteca y podría haber sido ejecutada en alguno de los momentos de incertidumbre tras el cierre y liquidación de la mina.

El acuerdo que en su momento cerró el nuevo proyecto con la Seguridad Social, que incluía el pago de la deuda en plazos con sus intereses correspondientes, impidió, según la empresa, la ejecución de la misma, lo que hubiera añadido, a su juicio, una dificultad al proceso de reapertura.

Gracias a la capacidad de generar ingresos de la nueva mina en marcha, aseguran desde la empresa, se ha restituido al erario público una importante suma de dinero y, a partir de ahora, el complejo minero-metalúrgico de Riotinto «se puede enfocar a lo que mejor sabe hacer, producir cobre y crear riqueza y empleo en el tejido económico de la región».