Los trabajadores se movilizan por el despido de más de 200 profesionales sanitarios en Huelva

CSIF remarca que «en la sanidad pública no sobra nadie»

Trabajadores sanitarios de Huelva se han movilizado este jueves contra el despido de más de 200 profesionales del Servicio Andaluz de Salud que fueron contratados para refuerzo por la Covid-19 en la provincia onubense y que ahora serán despedidos, según los planes de la Administración sanitaria. Bajo el lema “No sobra nadie en la sanidad pública andaluza”, la concentración, convocada por los sindicatos CSIF, CCOO y UGT, ha tenido lugar en el hospital Juan Ramón Jiménez y volverá a realizarse el próximo 4 de noviembre.

Desde el sindicato CSIF han destacado que es “lamentable que no se renueve a 8.000 de los 20.000 profesionales que contrató el SAS como refuerzo Covid y cuya vinculación termina el próximo 31 de octubre, 200 de ellos en el ámbito onubense”, máxime tras el anuncio del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, de que se mantendrían todas las contrataciones, han añadido.

Para CSIF, “se desperdicia una oportunidad única para reforzar y actualizar una plantilla que ya estaba infradotada tras años de abandono, como ha evidenciado la pandemia”. “En vez de estabilizar y consolidar las plazas creadas como refuerzo Covid para que la plantilla experimente un aumento real y efectivo y la calidad del servicio a la ciudadanía mejore, el SAS apuesta por mermar ambas”, ha lamentado el responsable provincial de Sanidad de CSIF, César Cercadillo.

Para el portavoz sindical, “una vez más priman los criterios económicos frente a los de salud pública, precisamente en un momento de repunte de casos positivos de covid-19 y de aumento de ingresos en la provincia de Huelva”. En concreto, CSIF critica que sólo el 66% de los contratos de Enfermería se renueva actualmente en pleno proceso de vacunación de la gripe, neumococo y de tercera dosis de Covid, tanto en los centros como en los domicilios.

Esta no renovación de contratos de efectivos de refuerzo “supone un mazazo para nuestra sanidad pública, cuando nos adentramos en unos meses de gran demanda asistencial”, remarca el portavoz sindical, quien cree que se ha desperdiciado una oportunidad única e ideal para reforzar y actualizar las plantillas.

Finalmente, CSIF reclama que los contratos sean de larga duración en el caso de todos los puestos estructurales que están sin cubrir y los que respondan a necesidades básicas y prolongadas, como refuerzos o ajustes de plantilla. “Si la pandemia ha servido para que se vean las carencias del sistema, hay que arreglarlas. Hay profesionales que siguen siendo imprescindibles, por ejemplo, para paliar todas las consecuencias del covid-19”, ha concluido la central sindical.