La «extraordinaria» procesión del Corpus arranca este jueves a las 20.00 horas desde La Merced

Previamente el Obispo Santiago Gómez ofrecerá una misa en la catedral cantada por la Coral catedralicia

La ciudad de Huelva acoge a partir de este jueves la celebración de la Solemnidad del Corpus Christi que, como daba a conocer el obispo, Santiago Gómez, el pasado 19 de mayo, cuenta con la novedad de que la tradicional procesión por las calles céntricas de la capital se ha trasladado al primer día del Solemne Triduo en honor del Santísimo Sacramento, es decir, cuando con anterioridad se realizaba en domingo.

De este modo, este jueves se iniciará el triduo que dará comienzo a las 19,00 horas, en la Santa Iglesia Catedral oficiada por el obispo de Huelva, Santiago Gómez, y cantada por la Coral catedralicia, dirigida por Sergio Lazo Tenorio.

Seguidamente, tendrá lugar la procesión Solemne con el Santísimo Sacramento, cuyo itinerario será plaza de la Merced, Doctor Vázquez Limón, Ginés Martín, Ciudad de Aracena, Rafael López, Méndez Núñez, Mora Claros, Puerto, San José, Paseo de la Independencia, plaza de la Merced y Catedral.

Así, una vez llegada la procesión a la Catedral, todos entrarán al templo donde, desde el presbiterio, el obispo impartirá la Bendición con el Santísimo Sacramento.

Durante la procesión estarán presentes los representantes del Ayuntamiento de Huelva, bajo mazas; autoridades civiles y militares de la ciudad; las hermandades de gloria, penitencia y sacramentales, todas ellas por orden de antigüedad; los niños que haya realizado la primera comunión este año que quieren participar; así como representantes de las distintas áreas y secciones de la Diócesis de Huelva. Además, la coral de la Santa Iglesia Catedral y la Banda Municipal de Música añadirán el tono musical durante el trayecto.

Para garantizar la seguridad y el discurrir tranquilo del cortejo, desde la Policía Local se ha cursado la prohibición de estacionar vehículos en todos los espacios del recorrido desde las 13,00 horas del jueves, 16 de junio, hasta las 02,00 horas del 17 de junio. Asimismo, el acceso a garajes se restringirá de 18,00 a 02,00 horas.

Asimismo, este viernes y sábado continuará el triduo eucarístico en la Catedral, también a las 19,00 horas, con la exposición del Santísimo Sacramento y adoración eucarística y a las 20,00 horas, la Santa Misa
presidida y predicada por Longinos Abengózar Muñoz, Canónigo de la Santa Iglesia Catedral.

Por otro lado, en la jornada del domingo se llevará a cabo la Solemnidad del Corpus Christi con la Santa Misa Estacional en Catedral, a las 11,00 horas, que concluirá con la procesión claustral con el Santísimo Sacramento bajo palio por las naves de la misma.

«DE LA ADORACIÓN AL COMPROMISO»

Con motivo de la celebración del Corpus Christi, el obispo de Huelva, Santiago Gómez, ha emitido una carta en la que ha subrayado que en la fiesta del Corpus «se celebra la Jornada de la Caridad, cuyo lema es ‘De la adoración al compromiso'», porque «la Eucaristía y la caridad van unidas, también en esta solemnidad del Corpus Christi, porque se puede celebrar esta fiesta sin vivir y experimentar la profunda e inseparable unidad entre la fe y la vida».

Asimismo, se ha referido a que «la experiencia de la Iglesia durante el tiempo de la Pascua, ya que «nuestra particular ‘pasión’ con motivo de los duros tiempos que hemos vivido últimamente, nos hacen fijarnos en el misterio eucarístico, en el cual nos adentramos en el Corazón de aquel que nos ha amado hasta el extremo».

Así, Gómez ha recordado que la «naturaleza íntima de la Iglesia se expresa en una triple tarea: anuncio de la Palabra de Dios (kerygma-martyria), celebración de los Sacramentos (leiturgia) y servicio de la caridad (diakonia). Son tareas que se implican mutuamente y no pueden separarse una de otra».

«Cáritas no es una ONG adosada a la Iglesia, sino que es la expresión de una dimensión esencial de la vida de la comunidad cristiana, junto al anuncio de la Palabra de Dios y la celebración de los Sacramentos. Para la Iglesia, la caridad no es una especie de actividad de asistencia social que también se podría dejar a otros, sino que pertenece a su naturaleza y es manifestación irrenunciable de su propia esencia», ha manifestado el obispo en su misiva.

Además, Gómez ha señalado que la Iglesia en «la opción por los pobres da también testimonio de la dignidad de cada persona» y «esa dignidad no puede ser destruida cualquiera que sea la situación de miseria, de desprecio, de rechazo, o de impotencia a la que un ser humano se vea reducido».

Por ello, ha animado que «con la debida prudencia pastoral, los niños y jóvenes participen en las actividades caritativas de las parroquias», ya que «el descubrimiento del dolor y la asistencia a los que sufren de tantos modos será para ellos un camino de crecimiento humano y cristiano».

«En una sociedad que se caracteriza por el materialismo y el consumismo, el hecho de que los jóvenes entren por la vía del servicio desinteresado, que vivan la pedagogía de la gratuidad y la experiencia de la generosidad y el descubrimiento del prójimo, es un camino adecuado para el encuentro con Cristo a través de los pobres, de los necesitados y de los que sufren», ha abundado.