TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

La exjefa de bloque del Hospital de Riotinto niega que renunciara al cargo

Comparte nuestras noticias

Esperanza Ramos responde a la Delegación de Salud y agradece “el apoyo recibido desde el día de mi cese”

La exjefa de bloque del Hospital de Riotinto, Esperanza Ramos, ha salido al paso de la respuesta de la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía a la información adelantada por TINTO NOTICIAS de que la casi totalidad de los profesionales sanitarios de pediatría, maternidad y paritorios habían mostrado su “absoluto desacuerdo” con el “cese” de Ramos y habían pedido una “explicación coherente” a la dirección del centro, de lo que este periódico se hizo eco a través de esta información.

Salud aseguró que no se trataba de un cese, sino de una “renuncia” por parte de los dos profesionales que ocupaban las dos jefaturas de bloque del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva (AGSNH), lo que ahora ha sido desmentido por la propia Esperanza Ramos, que ha asegurado que esas manifestaciones de la Delegación, recogidas también por TINTO NOTICIAS a través de esta publicación, son una “verdad a medias”.

A través de un comunicado remitido a este periódico, Ramos explica lo sucedido en estos términos: “El pasado día 10 de abril, desde la dirección, tras alabar mi profesionalidad desempeñada en la gestión en estos años, se me comunicó la necesidad de que firmara mi cese en la jefatura para dar paso a la creación de un nuevo equipo de trabajo. Ante tal situación y con enorme tristeza y resignación, accedí a lo solicitado, ya que negarme a ello no aportaría ningún beneficio ni a mí ni al hospital, sino todo lo contrario”, asegura la ya exjefa de bloque del AGSNH.

“Desde ese día hasta que se hizo efectivo mi cese el pasado día 22 continúe trabajando como he hecho siempre, enfocando todos mis esfuerzos para lograr la meta final de prestar la mejor atención sanitaria a nuestros pacientes”, continúa Ramos, quien, tras “pasar página” y comenzar “otro capítulo en mi vida como una anónima enfermera asistencial”, ha querido manifestarse en este medio “a raíz de comentarios poco acertados expresados en las redes por personas ajenas que desconocen la realidad de los hechos y por la comunicación realizada por la Delegación de Salud de Huelva intentando aclarar lo sucedido informando de una verdad a medias”, señala.

Asimismo, la exjefa de bloque agradece “de todo corazón los gestos, llamadas y mensajes de apoyo recibidos desde el día de mi cese, no solo de los compañeros de la UGC de Ginecología, Obstetricia y Pediatría, sino también del resto de servicios del Hospital y de las Unidades de AP que conforman nuestra Área”, al tiempo que resalta que, con su comunicado, quiere “dejar zanjado este asunto, ya que mi familia y yo deseamos olvidar este incidente, recuperando la normalidad en nuestras vidas lo antes posible”.

El comunicado íntegro de Esperanza Ramos sobre este asunto es el siguiente:

En primer lugar quiero agradecer de todo corazón los gestos, llamadas y mensajes de apoyo recibidos desde el día de mi cese, no solo de los compañeros de la UGC de Ginecología, Obstetricia y Pediatría, sino también del resto de servicios del Hospital y de las Unidades de AP que conforman nuestra Área.
Como ya es sabido, mi nombre saltó a la luz pública a raíz de mi cese en mi puesto como Jefa de Bloque del AGS Norte de Huelva.

Hace más de cinco años decidí dar el salto a la gestión, presentándome a la convocatoria pública de la supervisión de la UGC Materno-Infantil del Hospital. Me acompañaba para este cambio en mi vida profesional el que yo consideraba un curriculum adecuado para lanzarme a este nuevo reto: años de experiencia laboral en el ámbito asistencial, amplia formación como discente, docencia, publicaciones, premio en congreso nacional por un estudio sobre prescripción enfermera, acreditada en dos ocasiones por la ACSA (Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía) y mis titulaciones de Experto y Master en Gestión de Servicios de Enfermería. Fueron cinco años de mi vida muy intensos, logrando en mi unidad un equipo de profesionales muy motivados, capaces de dar respuesta a las necesidades demandadas por nuestros pacientes. Sacrifiqué muchos momentos de mi tiempo de ocio en pro del trabajo, pero me reportaron una enorme satisfacción personal y profesional.

Hace seis meses, a petición de otros compañeros, tomé una decisión difícil para mí, la de abandonar mi puesto de supervisora para presentarme a la convocatoria de Jefa de Bloque; puesto que comencé a desempeñar en noviembre.

El pasado día 10 de abril, desde la Dirección, tras alabar mi profesionalidad desempeñada en la gestión en estos años, se me comunicó la necesidad de que firmara mi cese en la jefatura para dar paso a la creación de un nuevo equipo de trabajo. Ante tal situación y con enorme tristeza y resignación, accedí a lo solicitado, ya que negarme a ello no aportaría ningún beneficio ni a mí ni al Hospital, sino todo lo contrario. Desde ese día hasta que se hizo efectivo mi cese el pasado día 22, continúe trabajando como he hecho siempre, enfocando todos mis esfuerzos para lograr la meta final de prestar la mejor atención sanitaria a nuestros pacientes.

Pasé página y comencé otro capítulo en mi vida como una anónima enfermera asistencial, de nuevo. Desde el primer minuto he comenzado a disfrutar con ilusión de mi trabajo en la nueva unidad a la que me he incorporado, ya que las enfermeras a pie de cama también realizamos una labor crucial en la atención sanitaria, siendo nuestra responsabilidad la prestación de unos cuidados seguros y de calidad.

He decidido manifestarme en estos medios a raíz de comentarios poco acertados, expresados en las redes por personas ajenas que desconocen la realidad de los hechos y por la comunicación realizada ayer por la Delegación de Salud de Huelva intentando aclarar lo sucedido informando de una verdad a medias.

Con esto quiero dejar zanjado este asunto, ya que mi familia y yo deseamos olvidar este incidente, recuperando la normalidad en nuestras vidas lo antes posible.