La Cuenca Minera muestra su repulsa por el asesinato de Laura Luelmo

Los municipios de la comarca acogen concentraciones multitudinarias

Centenares de vecinos y vecinas de la Cuenca Minera has mostrado su repulsa contra el asesinato de Laura Luelmo, la joven zamorana de 26 años que desapareció en El Campillo el pasado miércoles y cuyo cuerpo fue hallado este lunes con signos de violencia a unos cuatro kilómetros de la localidad, en la margen izquierda de la carretera nacional 435.

Todos los municipios de la comarca han albergado concentraciones multitudinarias de vecinos y vecinas, que han acudido a la puerta de sus respectivos ayuntamientos para honrar la memoria de la joven, que residía en El Campillo desde el pasado 10 de diciembre tras incorporarse, el día 4 de este mismo mes, como profesora del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Vázquez Días de la vecina localidad de Nerva, donde impartía clases de Plástica.

Minutos de silencio y lecturas de manifiestos se han sucedido durante estos actos, en los que también se ha evidenciado el dolor de los ciudadanos y ciudadanas de la comarca por el terrible crimen acontecido en El Campillo.

Además, los ayuntamientos han acordado llevar a cabo otro tipo de iniciativas en señal de duelo, como la declaración de tres días de luto oficial, la colocación de banderas a media asta o el apagado del encendido del alumbrado navideño.

Este tipo de concentraciones e iniciativas también se han sucedido a lo largo de la provincia de Huelva, tanto a las puertas de los ayuntamientos como en otras instituciones como la Delegación del Gobierno o la Universidad de Huelva, así como en el Congreso de los Diputados, que ha guardado un minuto de silencio, en instituciones de Castilla y León, comunidad a la que pertenecía la joven asesinada, en la Biblioteca Nacional, donde Laura Luelmo fue becaria, y en centros educativos andaluces.

Además, el Consejo Escolar Municipal de Nerva decidió la suspensión de las clases este martes, aunque los centros han permanecido abiertos, así como la suspensión de las actividades complementarias y extraescolares durante toda la semana.

Un detenido

Tal y como ya informó Tinto Noticias -el periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, la Guardia Civil ha detenido este martes a una vecino de Laura Luelmo por su presunta relación con la muerte de la joven. Se trata de Bernardo Montoya Navarro, que llevaba apenas dos meses fuera de la cárcel tras haber cumplido una pena de 17 años por asesinato.

Antes de producirse la detención, efectivos de la Unidad Central Operativa (UCO) han estado inspeccionando al menos una vivienda de la calle Córdoba de la localidad, donde residía Laura, desde donde los numerosos periodistas de diversos medios de comunicación que se encontraban en la zona escucharon varios golpes, lo que les hizo pensar que los agentes estaban echando abajo alguna puerta o tabique.

Mientras tanto, personal especializado del Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) de la Guardia Civil ha continuado en la zona donde fue hallado el cuerpo de Laura para buscar pruebas que ayuden a esclarecer el caso, para lo que han contado con un helicóptero, el mismo que se usó en el caso del accidente del Yak-42, y un laboratorio móvil, pertenecientes al Departamento de Identificación del Servicio de Criminalística.

Tal y como confirmaron fuentes oficiales del Instituto Armado que está al tanto de la investigación, el cuerpo de la joven fue hallado semioculto entre jaras altas y arbustos sobre las 12.00 horas de este lunes, a raíz de que un voluntario que llevaba a cabo las labores de búsqueda avistó ropa de Laura Luelmo, tras lo que éste dio aviso a miembros de una patrulla del Seprona que se encontraba en la zona, uno de los cuales halló el cadáver a unos 200 metros de donde había sido encontrada la ropa.

De otra parte, la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino, encargado del caso, ha decretado el secreto de sumario sobre las actuaciones que se llevan a cabo para investigar las causas de la muerte de Laura Luelmo, cuyo cuerpo llegó este lunes al Instituto Anatómico y Forense de Huelva para serle practicada la autopsia.

La joven, tal y como adelantó este periódico, desapareció el pasado miércoles en El Campillo, donde residía desde hacía unos días tras incorporarse el pasado 4 de diciembre como profesora del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Vázquez Díaz del municipio vecino de Nerva.