Incluyen al campillero Fermín López en el once ideal de toda la cantera del Barça

El joven futbolista campillero de 14 años Fermín López, que  desde la temporada pasada milita en el Fútbol Club Barcelona, sigue recibiendo elogios y reconocimientos por sus actuaciones en la Categoría Cadete B. Esta semana ha sido el diario Sport, que lo ha incluido en el once ideal de toda la cantera del Barça por su actuación ante el Cornellá, al que goleó por 7-1. 

Recientemente, como ya informó Tinto Noticias -el periódico digital de la Cuenca Minera de Riotinto-, fue el diario Marca el que se hizo eco de la calidad futbolística de Fermín. En una información sobre los talentos béticos en los que se ha fijado el Barcelona en los últimos años, el periódico deportivo nacional hizo mención al pequeño Fermín, a quien calificó como «un mediapunta con unas condiciones técnicas espectaculares».

Anteriormente, el diario Sport dedicó otro artículo al joven campillero. En concreto, aseguraba que los entrenadores que le habían seguido antes de su llegada al Barça ya lo veían como «un chico con una calidad que sólo poseen los elegidos».

Tal y como ya informó este periódico, el Messi de El Campillo, como ya le han bautizado algunos, sigue igual de humilde que siempre y con los pies en el suelo. «Aún tengo mucho que aprender y que demostrar», aseguró en una entrevista concedida a este periódico. Su sueño es «debutar en Primera División, y si puede ser con el Barça, mucho mejor», pero tiene claro que, si ese sueño no llegara a hacerse realidad, lo que está viviendo ahora ya es «una experiencia espectacular e inolvidable, dure lo que dure», añadió, aunque espera, eso sí, «que dure mucho».

Fermín López se siente «muy contento y muy cómodo» en el Barça, al que considera como su «segunda familia». Admite que es «un poco duro» estar lejos de su casa, «pero mi familia viene mucho a verme y yo vuelvo muchas veces de vacaciones», subraya, por lo que todo se le hace mucho más llevadero. Además, las instalaciones le «encantan» y está «muy a gusto» con sus compañeros, educadores y todo el personal del club y de la Masía.

Y si contento está Fermín López más lo están, si cabe, sus padres, Fermín López y Dolores Marín. Les resultó «duro» estar más lejos, físicamente, de su hijo mayor, pero «nos sacrificamos porque entendemos que para él es una gran oportunidad y además es lo que le hace feliz», destacó Fermín padre, quien también está «muy orgulloso» de la «bonita» experiencia que está viviendo su hijo.

Fermín López inició su trayectoria como futbolista con sólo siete años en el club de su pueblo, en El Campillo C.F., donde ya prometía, pues jugaba en categoría Benjamín B con un año menos que sus compañeros. Sólo un año después, a los ocho años, pasa al Recreativo de Huelva, tras lo que, en la temporada siguiente, da el salto al Real Betis Balompié, donde estuvo cuatro temporadas y fue el máximo goleador de su categoría en tres de ellas.